Jornadas sobre las clásulas suelo

 

El Tribunal supremo ha seguido en esta materia la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea diciendo que las cláusulas suelo son nulas. Pero hay que destacar que esto no es así, no todas las cláusulas son nulas.

Hay que destacar las SSTS de 9/5/2013 y de 25/03/2015. En cuanto a la jurisprudencia del TJUE, hay que destacar el Caso Gutiérrez Naranjo, y también la sentencia del Tribunal supremo de 24/02/2017 y 9/3/2017.

Se vino a considerar que se tiene que establecer un plazo mínimo para acudir al juzgado para reclamar las cláusulas por parte de los bancos, desde el momento en que se dictaba por el tribunal resolución sobre las cláusulas suelo.

Hay sentencias de otros tribunales que siguen la doctrina del Tribunal Supremo sobre esta materia.

2ª conferencia. Procedimiento que se reconocen para los clientes para contratos con cláusulas suelo.

El marco legal de esta cuestión las encontramos en las siguientes resoluciones dictadas ya referidas:

  1. Sentencia de Sala primera TS número 241/2013, de 9 de mayo.
  2. Sentencia del TJUE de 21 de diciembre de 2016.
  3. Sentencia Pleno sala primera TS 24 de febrero de 2017.
  4. Sentencia pleno sala primera TS de 7 de marzo de 2017.

Como ya se ha dicho que hay casos en que las cláusulas suelo no son abusivas, y se considera sí en aquellos casos en que quien haya firmado esas cláusulas las haya negociado individualmente con anterioridad a la firma del contrato.

Existe un procedimiento extrajudicial establecido en el Real Decreto Ley 1/2017, de 20 de enero, titulado como de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo. Establece un cauce sencillo y ordenado. En él también se exige voluntariedad para el cliente. Por otro lado, se establece una obligatoriedad para las entidades financieras y de crédito, así como la gratuidad (establecida en la Disposición Adicional Tercera del Real Decreto).

En cuanto al ámbito objetivo, éste exige hacer una serie de aclaraciones. En primer lugar, que se ha de tratar de cláusulas suelo, excluyendo, por tanto, otras cláusulas abusivas. En segundo lugar, ha de tratarse de contratos de préstamo o crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria. En tercer lugar, se ha de dar la restitución de las cantidades indebidamente abonadas y de los intereses devengados por ésta. En cuarto lugar, se ha de tratar de créditos ya cancelados por pago o por vencimiento anticipado. Y, por último, se han de tener en cuenta las situaciones resueltas en resoluciones anteriores.

El ámbito subjetivo hace referencia a que se debe realizar por el consumidor persona física que, en relación contractual con un depósito ajeno con un propósito ajeno a su actividad empresarial, personal, etc. En ciertos casos, también se reconoce a determinadas personas jurídicas.

En cuanto a la tramitación, la forma se refiere a la necesidad de realizarse online para que lo reciba el banco. Por lo que se refiere a los efectos, la nulidad de la cláusula suelo y la paralización de la misma. En cuanto al plazo máximo, hay que acudir al artículo 3.4 del real decreto ya mencionado. En cuanto a la aceptación, ha de ser de forma expresa. También se establece es que la regla general es que se devuelve el dinero, pero se abre una vía compensatoria, por la que, en vez de devolver el dinero, se devuelvan otros productos financieros.

En cuanto al acuerdo entre las partes, la formalización se produce de manera pública, es decir, en escritura pública, según el conferenciante, porque, de otra forma, no tiene forma ejecutiva. Y así se obliga al banco a cumplir manera.

En cuanto a la conclusión, la propuesta es de tres meses. Las particularidades de las costas, hay un sistema especial. En cuanto a la reclamación de gastos para la constitución y formalización de los préstamos hipotecarios, hay que ver la Sentencia del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo número 705/2015, de 23 de diciembre.

Como conclusiones, no se puede realizar mediante carta u otros documentos. También hay que destacar que no se puede dejar todo en manos del banco, sino que hay que aportar los datos necesarios para demostrar lo que se pretende. Y, por último, los clientes tienen que ser conscientes de la situación e informarse sobre lo que firman.

3ª conferencia.

Aquí se van a ver las consecuencias fiscales de estas cláusulas suelo. Se ha de dar una diferencia entre los intereses pactados y los abonados en virtud de las cláusulas abusivas declaradas nulas. En cuanto a los gastos de constitución de hipoteca, hay que remontarse al año en que se ha firmado la hipoteca, y se incluyen aquí los gastos notariales y registrales, los gastos del Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. También hay que incluir los gastos pre-procesales, procesales o de otra naturaleza, derivados del incumplimiento por la parte prestataria. Hay que tener en cuenta el artículo 66 del Reglamento de la Ley sobre el impuesto sobre transmisiones patrimoniales.

La cantidad a devolver: ¿100%? + intereses correspondientes. Quizás algunos de estos gastos se pudieron negociar y no se puede devolver el total. En cuanto a los efectos fiscales, el real decreto tiene una disposición final que establece que este real decreto puede tener efectos a otros conceptos. Lo positivo de la devolución, es que las devoluciones de los intereses más los intereses no se declara, porque ya se declaró en su momento.

Los efectos negativos encontramos la mala influencia de lo que declaramos en su momento se vuelvan contra nosotros, porque salían a devolver muchas veces.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s