La enorme oleada de terrorismo en Europa, y, especialmente, en la Unión Europea.

La enorme ola de atentados islamistas que el continente europeo, y, en concreto, las Instituciones Europeas están sufriendo es algo que está cambiando la convivencia que hasta ahora teníamos los europeos. Y no sólo es eso, no sólo es una falta de respeto a los derechos humanos, a la declaración universal en que estos están recogidos, sino que, además, está poniendo en duda los valores que hasta ahora regían la sociedad del viejo continente.

También se ponen en duda los valores de los derechos humanos, los cuales fueron firmados por varios países para garantizar la convivencia del planeta, sino que se cuestiona la convivencia entre diferentes culturas, religiones, que hasta ahora desde hacía tiempo habían conseguido cierta estabilidad en sus relaciones, y que, en cierto sentido, tienen en común valores y sentimientos por haber tomado valores, conocimientos, entre ellas.

Pero todo esto no ha de acabar tras atender a las víctimas de los atentados, a sus familiares, ni con la identificación de los autores materiales de los hechos, y la imposición de las penas que los códigos penales europeos imponen a los autores de delitos de terrorismo, tras haberles perseguido hasta los países en que se han refugiado.

Los países de Europa, y, en concreto, de la Unión Europea, han de tomar en consideración los valores que fundamentan la unión que existe entre ellos, debatir si han de cambiar esos valores, porque está claro que los tradicionales valores que se venían defendiendo han entrado en una profunda crisis, y no vale defenderse de los ataques sufridos recientemente mediante los medios tradicionales como acudir a los tribunales, sino que es necesario tomar otras vías de respuesta a los ataques sufridos.

Un servidor no es defensor de la violencia para resolver los problemas, pero en casos como los ataques que han llegado a Europa está claro que se han de tomar todas las vías necesarias para erradicar estos ataques, y no todo está en insistir a los países de donde vienen estos países que mejoren sus sistemas de educación, sino que han de mejorar las vías de acceso a la educación, pues está reservada a unos pocos, y estos la utilizan para engañar a aquellos a los que no han permitido acceder a la educación para que cometan estos actos contra los que ellos consideran que no son aptos para vivir según lo que ellos consideran que es su religión.

También es importante tener en cuenta la cantidad de recursos de los que disponen estos grupos que quieren imponer su ideología, su religión, etcétera. Pero aquí hay que destacar que, aunque los que cometen estos actos no son representantes o mandamases de los países que se identifican con el actual Estado islámico, están bastante bien pagados por ello, y ponen en peligro la vida de niños, mujeres y hombres en cualquier parte del mundo, no sólo para llamar la atención y que estemos pendientes de ellos, sino para atemorizar sobre todo a occidente (Europa y Estados Unidos, sobre todo).

Aquí los países europeos, que son los más afectados en los últimos meses, en vez de darles más publicidad y enviar dinero a estos países para que acabe en manos del Estado islámico, lo que tienen que hacer es combatirlo mediante la imposición de la razón, enviando a sus ejércitos y empleando todos sus medios de defensa para poder restaurar la paz y la razón en estos países en guerra y que provocan la radicalización de todos estos jóvenes para cometer en nombre del Islam estos crímenes, hay que explicarles que el Islam, al igual que las religiones en que se basa (cristianismo y el judaísmo), aunque en el pasado utilizaran las guerras para evangelizar, han comprendido que ese no es el camino a seguir para convencer a la gente de que se convierta. Lo que verdaderamente hay que hacer es entender bien la conciencia de todas las personas y entender sus opiniones. Todo esto es lo que conseguirá un mundo en paz en el futuro.

Lo que está claro es que, a pesar de las muchas estrategias europeas de lucha contra el terrorismo, no se ha conseguido acabar contra estos ataques para acabar con los fundamentos de lo que conocemos como mundo occidental, por lo que habrá que buscar nuevos caminos para exterminar con esas amenazas terroristas y restaurar un nuevo sistema de paz y armonía con el que se vuelva a un sistema de paz.

En este caso, como se ha señalado ya en líneas anteriores, se ha de tratar de restaurar el orden en todos aquellos países (principalmente Siria y sus países limítrofes), para poder establecer un sistema de valores, que, respetando las bases del islamismo, enseñe a sus ciudadanos a convivir con el resto de civilizaciones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s