Gasto público en Sanidad

  1. Definición de Gasto Público.
  2. Concepto de educación. Jurídico-constitucional y económico-social.
  3. Características de los sistemas educativos según la OCDE.
  4. Gasto Público en educación.
  5. Concepto de Educación fiscal.
  6. Fracaso escolar en España. Informe PISA.

 

Antes de comenzar a analizar el gasto público en educación es necesario definir qué es y qué consiste el gasto público y qué entendemos por educación. El gasto público lo podemos definir como el conjunto de todos los gastos realizados por todas las administraciones públicas de un Estado en un determinado periodo de tiempo. Dentro de éste están todos los gastos realizados por las administraciones a cualquier nivel. En el caso de España a nivel central, autonómico y local. También se incluyen en él toda salida de dinero originada en una empresa o entidad estatal. La mayor parte del gasto público está recogido en los PGE, que son la expresión cifrada conjunta y sistemática de todos los gastos e ingresos que el Estado prevé tener en un año, pero no debe confundirse el primero con el término gasto presupuestario pues pueden existir gastos públicos que no constituyen gasto presupuestario pues no están recogidos en los PGE que son los denominados gastos extra presupuestarios.

La educación, (del latín educere “guiar, conducir” o educare “formar, instruir”) puede definirse como:

  1. El proceso multidireccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbresy formas de actuar. La educación no sólo se produce a través de la palabra: está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes.
  2. El proceso de vinculación y concienciacióncultural, moral y conductual. Así, a través de la educación, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando además otros nuevos.
  3. Proceso de socializaciónformal de los individuos de una sociedad.

La educación se comparte entre las personas por medio de nuestras ideas, cultura, conocimientos, etc. respetando siempre a los demás. Ésta no siempre se da en el aula. Existen tres tipos de educación: la formal, la no formal y la informal. La educación formal hace referencia a los ámbitos de las escuelas, institutos, universidades, módulos. Mientras que la no formal se refiere a los cursos, academias, etc. y la educación informal es aquella que abarca la formal y no formal, pues es la educación que se adquiere a lo largo de la vida. La importancia del sistema educativo de una sociedad es esencial pues de la ecuación que demos a los niños de hoy, obtendremos el esquema de ciudadano de mañana. Este artículo comienza diciendo que se reconoce la libertad de enseñanza. Todos tienen derecho a la educación. Hay que distinguir estos 2 conceptos:

  1. Enseñanza: transmisión de conocimientos
  2. Educación: transmisión del sistema de valores. Conlleva una visión de la vida.

A partir de esta distinción o que separar los dos enunciados del art 27.1 CE que hacen referencia a cuestione diferentes a pesar de estar unidos por formar parte de una misma realidad: la educativa. Todos tienen derecho a la educación: se trata de un derecho que como afirmó el TC frente al ciudadano actúa como derecho de libertas, mientras frente al Estado, obliga como derecho prestacional. Establece el derecho genérico de todos a la educación. Hay que fijar la atención en cuál sea el objeto de dicha educación, cuestión que concreta el art.27.2 CE. La STC 5/1981 de 13 de febrero aclaró que ésta ha de entenderse como una proyección de varias libertades. Supone extenderla en 3 direcciones:

  1. El derecho de creación de centros docentes.
  2. La libertad de cátedra.
  3. La libertad de elección de los padres de la formación religiosa o moral que quieran para sus hijos.

Una vez determinado los aspectos más constitucionales y jurídicos del derecho a la educación nos centraremos en sus consideraciones socio-económicas. Históricamente la educación ha aparecido como uno de los factores más importantes en el desarrollo socio-económico de un país. Todos los países de nuestro entorno económico cuentan con algún tipo de intervención pública en este sentido. Particularmente en España, el Estado obliga a consumir a cada ciudadano un nivel mínimo de educación, y así queda recogido en el artículo 27.4 de la Constitución. El hecho de que sea un bien fundamental desde el punto de vista social y punto de vista jurídico no determina el hecho de que su provisión y producción deba ser únicamente pública. Además en la actualidad existe una importante controversia en torno a lo que se ha dado denominar “Estado del bienestar”.

A continuación se ofrecen los rasgos fundamentales de las estructuras educativas de aquellos países de la OCDE de los que se disponen de datos. En general la organización del sistema educativo no varía demasiado de unos países a otros, ordenándose su estructura en torno a:

  1. Educación Preescolar.
  2. Enseñanza Primaria.
  3. Enseñanza Secundaria de Primer ciclo.
  4. Enseñanza Secundaria de Segundo ciclo.
  5. Enseñanza Superior Universitaria.

Las principales diferencias entre los países se centran en la duración de cada ciclo, como luego se podrá comprobar; la importancia relativa de educación pública y privada; distribución institucional de competencias educativas (centralizada, descentralizada), etc.

  1. Japón: En Japón, en todos los niveles educativos la enseñanza puede ser pública o privada, siendo muy importante esta última en la enseñanza preescolar y superior. El período de escolarización comienza a los 3 años. La etapa preescolar se extiende desde los 3 a los 6 años. La enseñanza obligatoria va desde los 6 a los 15 años. Posteriormente, el alumno tiene acceso a la educación secundaria de segundo ciclo que dura tres años. La educación superior ofrece una amplia gama de posibilidades, y la duración es muy variable pudiendo alcanzar los nueve años.
  2. Alemania: La educación en Alemania es básicamente pública, aunque existen algunas instituciones privadas sobre todo en el ámbito de la educación superior. La enseñanza preescolar comienza a los tres años y dura hasta los 6. A esta edad comienza la enseñanza obligatoria que se prolonga hasta los 16 años. La enseñanza profesional es muy importante en Alemania. La mayor parte de las titulaciones superiores tienen una duración de 4 años.
  • Dinamarca: El sistema educativo danés ofrece educación pública y privada, aunque esta última está financiada hasta el 80% con fondos públicos. La educación obligatoria comienza a los 6 años y termina a los 16. Posteriormente se accede a la educación secundaria de segundo ciclo de 3 años de duración, existiendo la posibilidad de optar por la enseñanza profesionalizada cuya duración oscila entre los 3 y 4 años. La educación superior tiene una duración entre 2 y 3 años.
  1. Italia: El sistema educativo italiano ha sufrido un proceso de profunda renovación. En Italia existen tanto centros públicos como privados, recibiendo estos últimos, por lo general, ayudas públicas. La enseñanza obligatoria comienza a los 6 años y dura hasta los 14. La enseñanza secundaria de segundo ciclo tiene una duración de 5 años. Finalmente la educación superior tiene una duración entre tres y 4 años, gozando las universidades de plena autonomía en sus actuaciones.
  2. Holanda: existe libertad de enseñanza por lo que hay una gran variedad de escuelas y universidades con plena autonomía para organizarse y determinar los principios en que se basan recibiendo todas ellas financiación estatal. La educación obligatoria comienza a los 6 años y termina a los 16. Posteriormente existe la opción de la enseñanza secundaria preuniversitaria que se prolonga hasta los 18 años o en su caso la enseñanza profesional.
  3. Austria: En el sistema educativo austriaco conviven las instituciones públicas y las privadas, pero estas últimas también están financiadas con fondos públicos en buena parte. La educación obligatoria comienza a los 6 años y se prolonga hasta los 14. Posteriormente la educación secundaria de segundo ciclo tiene una duración que oscila entre los 2 y 5 años. La educación superior tiene una duración entre 3 y 6 años, dependiendo del tipo de carrera.
  • Estados Unidos: En los Estados Unidos la enseñanza es una actividad altamente descentralizada siendo los propios Estados los que organizan el sistema educativo, por lo que existen diferencias importantes entre ellos. Las instituciones de enseñanza son tanto públicas como privadas si bien el Estado también financia a estas últimas. La educación obligatoria comienza a los 6 años y dura, dependiendo de los estados, hasta los 16, los 17 y los 18 años. La educación superior tiene una duración que oscila entre los 2 y los 4 años.
  • Reino Unido: En el Reino Unido la educación obligatoria comienza a los 5 años y dura hasta los 16, existiendo escuelas públicas y privadas independientes. Existen colegios privados con plazas subvencionadas para que puedan acceder las familias de escasos recursos. Después de la enseñanza secundaria se puede optar por la formación profesional, o la educación preuniversitaria. La educación superior tiene una duración de tres años.
  1. España: En España como resultado de aplicar la LOGSE, la estructura del sistema educativo ha quedado como sigue: infantil, primaria, secundaria y educación superior.

Después de esto, vamos a centrarnos el gasto público en educación como parte del gasto público en estos países:

  1. Gasto total en educación como porcentaje del PIB: los países para los que hemos podido reunir información homogénea son: Japón, Dinamarca, Alemania, Italia, Holanda, España, Austria y Estados Unidos. Las cifras absolutas de gastos en educación aumentan de forma considerable durante el período analizado, 1985-1994. Sin embargo cuando se analizan las cifras relativas que son las que se contemplan en cuadro nº 1 que se ofrece a continuación, se observa que el esfuerzo realizado en relación al PIB ha permanecido constante, registrándose ligeros aumentos o descensos dependiendo del país que se analice. Por ejemplo, en el caso español los gastos destinados a educación han visto crecer su importancia relativa pasando del 4,8% del PIB al 5,6%. En Estados Unidos también aumenta dicha importancia relativa, mientras que en el resto de los países analizados disminuye levemente o permanece similar.
  2. Gasto público en educación como porcentaje del PIB y del gasto público total: en el cuadro nº 2 lo que se estudia es la evolución del componente público del gasto en educación si bien las conclusiones son similares a las alcanzadas en relación al gasto total: en general no sufre variaciones importantes ni como porcentaje del PIB, ni como porcentaje del gasto público total. España, sin embargo, sí ve aumentar la participación relativa del gasto público en educación tanto en el PIB, como en el montante de gasto público total.
  3. Gasto Público en educación/ gasto total en educación: en todos los países analizados se pone de manifiesto un grado de intervención pública, al menos en los que a financiación pública se refiere muy notoria: por encima siempre del 75%. En países como España o Alemania el grado de financiación pública oscila alrededor del 90%. Y en Estado Unidos, a pesar de ser un país donde el Estado de Bienestar nunca ha tenido tantas atribuciones como en Europa, el grado de financiación pública de la educación oscila entre el 75%-85%.
  4. Financiación pública y privada por niveles de enseñanza: la importancia que tiene la intervención pública en la enseñanza aún queda más patente si analizamos los datos de cuadro nº 4, donde se reflejan los porcentajes de financiación de que gozan cada uno de los niveles de enseñanza. En 1994, en enseñanza primaria y secundaria la financiación privada nunca supera el 25%, siendo Alemania el país donde ésta alcanza el mayor porcentaje con el 24,3%. En España se financia con fondos públicos el 87,8 de los gastos ocasionados por este nivel de enseñanza. El 12,2% restante se financia con fondos privados. En la educación superior el porcentaje de financiación privada suele ser, en general, mayor al comentado para la educación primaria y secundaria. En Estados Unidos y Japón es incluso más elevada la financiación privada que la pública. En Europa, sin embargo predomina claramente la financiación pública, siendo realmente mínima la participación privada. España aparece como el país europeo donde la financiación privada de la Universidad es más elevada y ésta no llega al 22% del total.
  5. Gasto en educación universitaria: cuando nos proponemos analizar, como un apartado concreto de la educación los datos relativos a la educación superior, uno de los aspectos más destacables es el aumento registrado por esta partida de gasto en todos los países analizados. En España casi se han triplicado. Realmente el período de análisis coincide con una etapa en la que se registraron importantísimos incrementos en la demanda, pero el incremento del gasto no deja por ello de ser realmente espectacular. El resto de los países analizados registran incrementos igualmente muy significativos.
  6. Gasto público en educación universitaria: las universidades privadas que existían en nuestro país hasta 1992 son realmente escasas, dado el sistema de financiación de las universidades públicas: se financian básicamente con fondos públicos, son precisamente estos fondos públicos los que han sufrido un incremento más destacable. Concretamente han pasado de 1220 millones de dólares (ppp) en 1986, a 3905 millones de dólares en 1992. Este incremento es singular en los países de nuestro entorno económico, que en su inmensa mayoría registran aumentos mucho más moderados.
  7. Porcentaje gasto público en enseñanza universitaria/ gasto total en educación universitaria: el porcentaje de financiación pública de la universidad es bastante divergente en los países analizados. En Dinamarca prácticamente el 100% de los gastos universitarios se financian públicamente, mientras que en Estados Unidos este porcentaje se sitúa en el 50%. En España las tasas cubren un pequeño porcentaje del coste, representando la financiación a través de los presupuestos públicos más del 80%. Estamos hablando, claro está de las universidades públicas. Repito que hasta 1992 la presencia de universidades privadas en España era realmente reducida.
  8. Gasto en educación universitaria como porcentaje del PIB: como porcentaje del PIB destaca sin duda la importancia que en Estados Unidos se da a la enseñanza universitaria. Esto no implica, como hemos podido comprobar en líneas anteriores, que el Estado tenga una presencia más notoria que en otros países, más ocurre todo lo contrario. En este sentido es conveniente recordar que Estados Unidos cuenta con un sistema de financiación de la educación típicamente de mercado con todas las características que esto implica (Vid. anexo nº1).
  9. Importancia relativa de los gastos en educación superior respecto al total de gastos en educación: la educación superior viene a representar alrededor del 20% del total de gastos en educación. En sintonía con las afirmaciones anteriores, Estados Unidos está por encima de esa cifra. En España la educación superior ha crecido en importancia de forma notoria durante el período analizado.

 

GPU* GPR** GTOT*** %GPU**** %GPR*****
Australia 1.53 0.17 1.70 90.00 10.00
Bélgica 1.06 0.10 1.16 91.38 8.62
Dinamarca 0.73 0.01 1.74 99.43 0.57
Finlandia 2.07 X 2.07 X X
Francia 1.09 0.14 1.23 88.62 11.38
Alemania 1.13 0.08 1.21 93.39 6.61
Grecia 1.01 0.18 1.19 84.87 15.13
Irlanda 1.37 0.29 1.66 82.53 17.47
Italia 0.70 0.15 0.85 82.35 17.65
Holanda 1.47 0.03 1.50 98.00 2.00
Portugal 1.05 0.02 1.07 98.13 1.87
España 0.99 0.27 1.26 78.57 21.43
Suecia 2.22 0.16 2.38 93.28 6.72
Gran Bretaña 1.11 0.12 1.23 90.24 9.76
Media UE 1.33 0.13 1.46 91.10 8.90
Media OCDE 1.28 0.30 1.58 81.01 18.99

 

 

  1. Estudio de la incidencia del gasto público en educación superior: los estudios de incidencia constituyen una de las formas de analizar la labor redistributiva del Estado. En concreto, el análisis de la incidencia del gasto, de forma similar a la incidencia del ingreso, trata de evaluar qué efectos produce el gasto público que realiza el sector público para así evaluar si se consiguen los objetivos distributivos pretendidos a través de las diversas políticas de de gasto. Existen diversos enfoques a la hora de analizar la incidencia del gasto, siendo el más utilizado el de Wulf, quien presenta la siguiente tipología, referida a la vertiente de gasto exclusivamente:
    1. Incidencia impacto: se realza quiénes son los receptores de los pagos realizados por el gobierno. Se trata de un análisis contable, en el que el gasto es un flujo monetario que se dirige hacia personas o regiones.
    2. Incidencia normativa o legal: los beneficios de los gastos públicos son igualados a los costes de producción (debido a la existencia de mecanismos de precios similares a los del mercado). Se trata de determinar quién se beneficia del gasto público en el momento en que éste se produce (en el corto plazo) a través de un aumento de sus rentas.
    3. Incidencia del beneficio: se trata de estudiar cómo valoran los servicios gubernamentales sus beneficiarios. Se aparta así del marco contable de identificación de costes con beneficios, y prolonga el análisis al largo plazo.
    4. Incidencia del gasto: investigan la forma en que los efectos del gasto público sobre los precios de los productos y los factores de producción influyen en la situación de renta de las familias.
  2. El enfoque más utilizado hasta la fecha en los estudios de naturaleza empírica ha sido el normativo o legal. Pocos autores han intentado dar un paso más hacia un estudio de naturaleza longitudinal, en el que se relacionen los gastos realizados por el sector público con los outputs que obtienen los beneficiarios de los mismos. Vamos a detallar las fases que han de seguirse al realizar este tipo de análisis:
    1. Datos: en análisis de un solo periodo, como es el análisis normativo o legal, las bases de datos a utilizar son las llamadas cross-section. De ellas, es necesario tener como mínimo información sobre variables de gasto o de renta de los hogares, y de la composición del hogar, así como información sobe el número de miembros de cada hogar que en ese momento estén realizando un consumo del bien público que estemos imputando. También es necesario recabar información sobre los costes de la actividad de la cual queremos imputar el gasto público. Estos datos procederán de los Presupuestos liquidados de la Administración en cuestión, así como de la fuente de datos que nos informe acerca del número de usuarios del bien público.
    2. Unidad de análisis: en los análisis de distribución de la renta se discute la conveniencia de utilizar como unidad de análisis la familia o el individuo. La elección de una u otra supone tener en cuenta el objetivo del análisis para recomendar la utilización de uno de ellos y obtener resultados fiables, aunque tal elección suele ser imperfecta. El problema que plantea la elección de la familia como unidad de análisis es que, si nos centramos en el bienestar familiar, el nivel de vida o bienestar que habría que asignarle a cada individuo no es una cantidad proporcional a la renta del hogar, sino que es necesario realizar ajustes, normalmente realizados a través de las llamadas de equivalencia. Su uso se debe al hecho de que las familias difieren en su composición y estructura (las familias también pueden diferir en otras características, como es la enfermedad o invalidez de alguno de sus miembros, hecho que ninguna escala de equivalencia actual recoge, con el consiguiente sesgo de la renta familiar en estos casos), es decir, sus características familiares determinan su capacidad de consumo. A nivel teórico, el concepto de escala de equivalencia es sencillo, es un índice del coste diferencial adicional que tienen las familias más necesitadas o más numerosas (la fórmula genérica es del tipo: , con f= factor de ajuste; n=número de miembros de la familia; N= número de rentas; f= factor de ajuste). En la práctica, sin embargo, es complicado, ya que, excepto bajo condiciones muy restrictivas, dependerán de precios, de utilidades, etc. Estamos afirmando que la escala será distinta para niveles de utilidad distintos, y para vectores de características  distintos, es decir, que puede variar entre países, entre periodos de tiempo o entre distintos grupos de individuos. En cuanto a las escalas de equivalencia utilizadas, la mayor parte de los estudios se decanta por la escala propuesta de por la OCDE o la escala de la OCDE modificada (cuyas fórmulas son: Escala OCDE: ; Escala OCDE modificada:
    3. Renta o gasto: llegados a este punto, se impone la necesidad de elegir la variable económica que mida la posición económica de las familias. En este sentido, la literatura ha discutido ampliamente acerca de cuál debe ampliarse: gasto o renta. Tal y como apuntan De Pablos y Valiños, la decisión se toma normalmente en base a dos criterios: el periodo de estudio y la fiabilidad de las estadísticas. Deteniéndonos brevemente en el concepto de renta, Zubiri define la renta del individuo en un periodo dado como el aumento en la capacidad de consumo del individuo en dicho periodo. Esta es la definición de renta amplia que recogen Haig y Simons, quienes afirman que la renta personal se puede definir como la suma algebraica del valor de mercado de los derechos ejercidos en el consumo y el cambio en el valor de la acumulación de derechos de propiedad entre el comienzo y el final del periodo en cuestión.
    4. Índices de desigualdad y redistribución: podemos enfocar la medición de la desigualdad desde dos puntos de vista:
      1. Positivo: la desigualdad equivale a dispersión de los datos. Se trata de determinar el grado de concentración de las diferentes distribuciones posibles de renta.
      2. Normativo: la desigualdad se interpreta como pérdida de bienestar
    5. En este caso estudiaremos la equidad vertical desde el enfoque positivo a través de los siguientes índices positivos: Gini (G), familia de índices de Theil, mientras que en el normativo lo trataremos a través del índice de Arkinson, con las siguientes formulaciones:
      1. Índice de Gini:
      2. Índice de Theil:
  • Índice de Atkinson:

 

 

Distribución de individuos entre 18 y 24 años por decilas con y sin escalas de equivalencia (Elaboración propia a partir de PHOGUE)

Sin EE Con EE OCDE Con EE OCDE modificada Con EE Buhmann Con SP entre 45-65
1 8.45% 7.20% 7.27% 7.34% 10.51%
2 11.08 % 11.15% 10.87% 11.43% 10.88%
3 12.88% 12.33% 13.23% 11.70% 12.48%
4 12.81% 8.31% 9.07% 12.67% 11.91%
5 12.12% 9.56% 7.62% 11.36% 11.63%
6 10.80% 9.70% 9.70% 11.22% 7.88%
7 10.39% 13.50% 13.37% 5.96% 7.88%
8 6.02% 10.53% 10.80% 10.87% 28.48%
9 9.35% 8.38% 10.60% 9.83% 8.54%
10 6.09% 9.35% 7.48% 7.62% 5.82%
100% 100% 100% 100% 100%

 

Tal como quedó establecido en la “Declaración de Buenos Aires”, redactada tras el Seminario Internacional sobre Educación Cívico-Tributaria, celebrado en Buenos Aires los días 6 a 10 de octubre de 2007, se trata de cooperar para construir una ciudadanía fiscal, teniendo en cuenta las particularidades nacionales de cada país. Esta Declaración fue refrendada, posteriormente, en el 1er Encuentro de la Red Centroamericana y del Caribe sobre Educación Fiscal, celebrado en Antigua los días 26 a 28 de marzo de 2008. Conviene ahora, por tanto, asegurarse del acuerdo general en torno a los conceptos básicos sobre los que se basa esta importante actuación. Estos conceptos, tomados del Portal de Educación Fiscal de EUROSOCIAL, son la base principal sobre la que proponemos discutir en el primer bloque de este Foro.

A)        ¿Qué es la educación fiscal? La educación fiscal es una política de Estado que tiene como objetivo fomentar una ciudadanía participativa y consciente de sus derechos y obligaciones. Se trata de un proceso de enseñanza y aprendizaje basado en tres ejes:

a.       Formación en valores;

b.      Construcción de la ciudadanía;

c.       Cultura fiscal.

A)                    El sistema educativo puede preparar a los jóvenes para el momento en que deban cumplir sus obligaciones como contribuyentes, impartiendo una serie de conocimientos básicos que expliquen: 1) El sentido, el alcance y la finalidad de los impuestos; 2) Los principales capítulos del Presupuesto público, especialmente los dedicados al gasto y su repercusión en el desarrollo económico y social; y 3) Los requerimientos más simples del sistema fiscal y la importancia del cumplimiento de las obligaciones tributarias.

B)        ¿Por qué es importante la educación fiscal? Más que en épocas pasadas, en la actualidad es importante que, ya desde jóvenes, los ciudadanos interioricen la idea de la fiscalidad como uno de los ámbitos donde se articula la necesaria correspondencia legal y ética entre derechos y obligaciones, donde se imbrican los intereses personales y los beneficios comunes.  Esto es así porque la Administración tributaria contemporánea se ha convertido en un elemento clave que sustenta el edificio de la convivencia social. Asegurarse una convivencia social próspera y pacífica requiere ciertas condiciones:

a.           Los ingresos públicos tienen que ser suficientes para financiar los programas de gasto público necesarios para garantizar un desarrollo sostenido y un progresivo aumento del bienestar para los diversos grupos sociales.

b.          La Administración tributaria debe recaudar con eficacia para distribuir con equidad.

c.           Es imperativa la eficiencia en el manejo del dinero público, en sus dos fases:

                                                              i.      Recaudación, vía impuestos.

                                                            ii.      Redistribución, vía programas de gasto público.

c.           Aunque la corrección coactiva del comportamiento tributario desviado es la estrategia fundamental de la Administración tributaria, así como facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, la estrategia consistente en informar a los ciudadanos de sus responsabilidades para consigo mismos y para sus conciudadanos, no es menos importante porque complementa a las otras dos. Solamente los ciudadanos libres, informados, y autorregulados, conscientes de sus derechos y de sus obligaciones, serán contribuyentes honestos. Por eso, la educación fiscal es uno de los programas clave, no ya de la Administración tributaria, sino del Estado en su conjunto. Nunca es demasiado temprano para empezar esta tarea.

C)    ¿Cuáles son las funciones de la educación fiscal? Como toda actuación educativa, debe tener dos funciones:

a.           Función formativa, se refiere al POR QUÉ de los impuestos:

                                                                                 i.          Se recauda para gastar

                                                                               ii.          Se gasta para cumplir las metas comunes de desarrollo económico y progreso social

b.          Función informativa, se refiere al CÓMO de los impuestos:

                                                                                 i.          Normativa fiscal

                                                                               ii.          Obligaciones tributarias.

Vamos a empezar este epígrafe del índice haciendo una definición de fracaso escolar. ¿Cuándo hablamos realmente de fracaso? Hablamos de fracaso cuando un niño no es capaz de alcanzar el nivel de rendimiento medio esperado para su edad y nivel pedagógico. Dado que el único criterio para evaluar el éxito o el fracaso de los niños, son las calificaciones, el fracaso se traduce en suspensos, que por supuesto suelen ser masivos y hacer que los padres ya no sepan qué hacer con ese niño o ese joven. Vamos a hablar de esos niños cuyas calificaciones son negativas al finalizar el curso escolar. Para delimitar aún más el campo del que estamos hablando, podríamos referirnos a aquellos alumnos que hayan acabado el curso con más de dos asignaturas pendientes, que es cuando en principio repetirán curso, lo que evidentemente sería una medida del fracaso escolar.

CAUSAS DEL FRACASO ESCOLAR: Muchas son las causas que pueden originar un fracaso escolar. Las más reseñables son los trastornos de aprendizaje y los trastornos emocionales. Las cifras varían según los diferentes estudios, pero son aproximadamente las siguientes: Sólo un 2% se debe a factores intelectuales. Alrededor de un 29% de fracaso se debe tanto a trastornos de aprendizaje. Aproximadamente la misma proporción se debe a factores emocionales de todo tipo y un preocupante 10 % lo ocupa en este momento, el trastorno más estudiado en España en psicología infantil en los últimos años: TDAH, o trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

  1. Esfera Orgánica: Aquí englobaremos todas aquellas deficiencias que tienen que ver con trastornos que impliquen disminución física, alteraciones sensoriales, de psicomotricidad, etc. Pero en algunos de los fracasos escolares en los que el niño presenta dificultades desde el principio, a veces en una exploración otorrina, se puededescubrir una “hipoacusia”, es decir una pérdida de audición que muy normalmente hace que el niño llegue a la edad escolar sin que sus padres se hayan dado cuenta puesto que a veces no es muy acusada. Vamos a Hablamos de la dislexia, que puede en los primeros años, convertirse en predictor de un futuro fracaso escolar si no es detectada y tratada, puesto que todo el aprendizaje está basado en un adecuado aprendizaje lector-escritor. Se puede hablar de dislexia cuando un niño con un nivel mental normal o superior, aprendizaje adecuado y sin problemas emocionales graves, no es capaz de establecer el mecanismo de la lectura y lleva un retraso de unos dos años con respecto a su edad mental y cronológica. Algunos de sus efectos son: confusión de letras parecidas por su sonido, p y c, c y t. O confundir las letras por el punto de articulación. A la dificultad especial de la ortografía se le llama “disortografía”. La disortografía se diagnostica por:
    1. Inversionesen las sílabas, escribir por – pro, etc., rotaciones, darle la vuelta a las letras arriba o abajo, p y b, derecha o izquierda, d y q, etc. Unir o separar palabras inadecuadamente, omisiones de palabras enteras, plurales, repetir varias veces la misma palabra, confusión de fonemas, r y l, o ll y ñ. Su hijo es disléxico si:
      1. La aparición dellenguaje ha sido tardía, presenta dificultades motrices siendo desde siempre muy torpe en juegos, deportes y habilidades manuales.
      2. Si tiene más de siete años, y no sabe leer o lo hace invirtiendo las palabras o confundiendo las letras, silabea y le cuesta un enorme esfuerzo por lo que engeneral suele rechazar la lectura sistemáticamente.
  • Si su escritura presenta faltas especiales, como “comerse letras al final o en el medio de una palabra, invertir en las sílabas trabadas como tra por tar, bra por bar,, o bien rotar las letras, tanto en espejo como confundir la p – d, p – q, d y b, n y s, ll y ñ, r –l.s con la izquierda o bien mano derecha y saca fotos con ojo izquierdo, o mano izquierda con pié derecho, etc., es decir no está lateralizado mano, pié, ojo y oído, del mismo lado.
  1. Otra causa importante de fracaso escolar, que en la actualidad está siendoobjeto de muchos estudios en nuestro país, es la de niños que presenten-
  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad. Laprevalencia de este trastorno oscila alrededor del 10%. Estos niños presentan habitualmente un fracaso escolar que se asocia con trastornos como el de dislexia que hemos descrito, disgrafía, discalculia, problemas todos ellos asociados a la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad que les caracterizan.
  1. Factores intelectuales: en primer lugar es básico saber sucapacidad intelectual. La capacidad intelectual de una persona se mide por su cociente intelectual que es una valoración hecha a través de unas pruebas psicológicas y cuya normalidad se establece dentro de un intervalo de puntuaciones. En el caso de que el cociente intelectual se encuentre por debajo de la media esperada estaríamos en el caso de debilidades mentales, o bien superdotaciones, es decir, niños con un nivel intelectual muy superior al normal, que suelen presentar paradójicamente fracaso escolar.
  2. Factores afectivos- emocionales: algunas investigaciones han demostrado que entre un 30 y un 50% de los fracasos escolares se deben a causas emocionales. Dentro de esteapartado entrarían trastornos como la depresión, la baja autoestima, trastornos de ansiedad, y luego ya complicaciones más severas, como psicosis o neurosis. Y por supuesto no podemos eludir el papel, que representa la familia en estos trastornos. La influencia de esta en la estabilidad emocional del niño es fundamental.
    1. Situaciones especiales que alteran el núcleo familiar como lamuerte o enfermedad de uno de los progenitores o de un ser querido por el niño, el abandono, separación del matrimonio, etc.
    2. Estilos educativos de los padres: Como la severidad excesiva o disciplina extrema, o bien un exceso de perfección que hacen que los padres creen unas expectativas que los niños no puedenalcanzar lo que crea una fuerte inseguridad en el niño que nunca podrá llegar a las altas metas fijadas y como consecuencia se sentirá frustrado si no lo consigue.
    3. Trastornos debidos al desajuste emocional en etapas cruciales como la adolescencia. Es fundamental elcontrol de la familia y la información sobre esta etapa. Hablaríamos también de los problemas de los chicos, de su relación con el alcohol y las drogas, cada vez más preocupante.
    4. Situación social desfavorable. Tiene que ver evidentemente con los estudios o formación de los padres, con la marginalidad, con las diferencias como en el caso de los inmigrantes, situaciones todas ellas que inciden en la formación del niño y por tanto también en su rendimiento.
  3. Causas pedagógicas: Podríamoshablar de la irregularidad en la escolaridad. Otra de las causas puede ser el método de enseñanza del centro , en el sentido de no adecuar el interés del niño con los contenidos que se imparten, o bien la alta exigencia que no atiende a la madurez de cada uno, y a veces no se tiene en cuenta por ejemplo, que en una misma clase puede haber niños que se lleven hasta doce meses. Por otra parte es un hecho que en algunos centros existe un exceso de deberes, y que en la actualidad el sistema educativo actual conlleva la dispersión de materias, llegando a tener un número elevado de asignaturas que a veces sólo suponen un masivo número de suspensos para el chico, logrando desmotivarlo y enquistar el fracaso.
  • La masificación: El número de alumnos que a vecessupera los 25, parece también incidir en los resultados puesto que se observan más casos de fracaso escolar, y aunque la nueva reforma trata de ir disminuyendo ese número, aún estamos muy lejos de algunos países como Dinamarca en el que la relación de alumnos por clase es de 15. Y por supuesto la figura del profesor es básica también.

Hay varios tipos  fracaso escolar:

  1. Primario:Cuando aparecen problemas de rendimiento en los primeros años de la vida escolar del niño, suelen estar asociados a dificultades madurativas y dependiendo de cuáles sean, pueden solucionarse espontáneamente o ser la base de un fracaso escolar permanente.
  2. Secundarios:produce cuando después de unos años de escolarización muy buena aparecen problemas, generalmente debido a cambios en el niño, como la adolescencia o algún hecho puntual en la vida del niño que interfiere momentáneamente.
  3. El fracaso es transitorio y aislado, es por tanto algo cuyas causas deben averiguar, para poder poner el remedio adecuado.
  4. Habitual: Los suspensos constituyen la tónica habitual del niño, desde el comienzo de la escolaridad. Debido a causas de origen personal como por ejemplo, retraso en el desarrollo psicomotriz, retraso del lenguaje hablado, retraso en la adquisición de la lectura y escritura [dislexias, dislalia (pronunciación defectuosa), problemas de motricidad en la grafía, disgrafía] en la letra con desorientación espacial, mala “ caligrafía” muy aparatosa, bajo nivel intelectual, problemas personales, etc.

Este fracaso habitual, es el más peligroso en cuanto a que hasta llegar a cursos superiores, los padres no suelen dar importancia al hecho de que los profesores del primer ciclo de primaria y del segundo opten por el hecho de que el alumno necesita mejorar en algunas de las materias. Empiezan a reconocerlo cuando los niños ya son mayores y empiezan a suspender masivamente en 6º de primaria, y no pueden superar el 2º de ESO. Habitualmente cuando se les advierte que deben repetir, o se les presenta ya en 4º de ESO la opción de continuar por una formación profesional, si el fracaso ha sido muy grande. Es entonces cuando suelen acudir a pedir ayuda a tutores, o profesionales de la psicología, que a menudo no les sirven de mucho, cuando se desconoce el origen de dicho fracaso. ¿QUÉ PODEMOS HACER ANTE EL FRACASO?: Parece claro que en el caso de un fracaso escolar primario y habitual, se deberá realizar una exhaustiva exploración médica y psicológica del niño, que descarte algún tipo de trastorno específico, déficit de atención, bajo nivel intelectual, etc., para poder tomas las medidas oportunas, estableciendo un diagnóstico precoz que es fundamental en muchos casos. Se podría decir que en el caso del fracaso escolar circunstancial las medidas a tomar son en primer lugar analizar todo el grupo las circunstancias concretas que hayan podido motivar la desgana o la apatía de ese alumno, como las cuestiones personales. Durante toda esta etapa no es difícil encontrar problemas de ansiedad, depresiones, miedos y complejos, consecuencia lógica de la etapa evolutiva que presentan y que serán más acusados, cuanta más desinformación tengan sobre esta etapa, padres y educadores. También debe averiguarse también si ha existido por parte de algún miembro de la comunidad educativa críticas o humillaciones, por parte de algún docente y de los propios compañeros, que hayan minado el interés del alumno. Una vez hallado el problema hay que solventarlo. Hay que destacar las técnicas de estudio como remedio al fracaso. Los puntos principales son los siguientes.

 Forma física para el estudio: aquí mencionaremos una correcta alimentación y un descanso adecuado, el estudiante necesita cuando es mayor más de 8 horas de sueño , y cuando son más pequeños aún más horas de descaso. Evidentemente esto implica desde luego, saber apagar a tiempo la televisión.

 Entorno adecuado: Sitio para él, si es posible, donde no haya muchas interrupciones o jaleo, en el que pueda tener sus cosas, con un ambiente normal a su alrededor, con una familia en la que se respeten los tiempos de ocio y de trabajo.

 Herramientas adecuadas: Lectura rápida y comprensiva. Esquemas resúmenes, este.

 Planificación-organización: No dejarlo todo para el día antes del examen, procurar ir día a día, tenerlo todo organizado de antemano, con descansos cada hora, etc…

 Asimilación de lo estudiado: comprensión de lo leído, memorización adecuada, saber escuchar en clase, tener atención, análisis y síntesis, etc.…

Creo que como colofón, lo importante es destacar que ningún niño quiere ser un mal estudiante, sobre todo en los primeros cursos, en los que muchas veces el traer buenas notas es sinónimo para ellos de que papá y mamá le querrán más, le aceptarán más, estarán más orgullosos. Para finalizar unas recomendaciones que no puedo dejar de ofrecerles. ¿Qué podemos hacer como padres, para prevenir el fracaso?  Fomenta la lectura desde pequeño, contando cuentos, haciendo que los cuente él, animándole cuando lea algo. Enséñale palabras nuevas y haz como un juego, que enriquezca su vocabulario, háblale mucho y con propiedad. Estate atento con sus éxitos, por mínimos que sean, esto le ayudará a ir superándose y a sentirse seguro. Enriquece su ocio. Que no vea sólo la televisión cuando es pequeño. Enséñale programas adecuados, llévale a museos, cuéntale historias, haz que tenga contacto con la naturaleza. En fin, fomenta que tu hijo se quiera a sí mismo, se acepte, esté seguro y sobre todo que SEA FELIZ.

Fuentes: Internet; (Análisis de incidencia del gasto público en educación superior: enfoque transversal); Apuntes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s