Huelga de la estiba II

Y esta semana hemos vuelto otra vez con la burra al trigo. Ya están los estibadores de nuevo de huelga, y con un periodo esta vez bastante amplio, unas tres semanas, parece ser, en huelga. Otra vez España paralizada.

Debido todo esto a la aprobación del Real Decreto que regula este sector económico y con el que se pretendía privatizar este sector económico y evitar así que siguiera pasando de padres a hijos y que se desbloquearan los paros que ha habido en transporte de mercancías y desobstaculizar los accesos a los puertos de todos los transportes pesados con mercancías que debían ser enviadas a través del mar por las circunstancias que fueran (compra, venta, pedidos).

Y, ¡cómo no!, los españoles siempre dando la nota a nivel internacional. Si no es porque tenemos, en principio, la mejor fiesta del mundo, junto con las bebidas alcohólicas más baratas de Europa y de otros países de nuestro entorno, es por huelgas como la de los estibadores, o la de los controladores aéreos.

Todo esto también es debido a que tenemos a nuestras fuerzas de seguridad bien sujetas y no las dejamos actuar como dios manda, y porque nos gusta dar la nota, no sólo a nivel interno, sino también a nivel interno. Y luego surge la pregunta de por qué se ríen de nosotros.

Es una pena que ocurra esto, y luego decimos que España está bien posicionada, y que si tenemos los mejores deportistas de esta etapa. ¿Y de qué sirve eso si luego lo que hacemos es ponerles a parir, o que no se quieran muchos identificar con España porque, en situaciones como la de Marta Domínguez, y otros deportistas a los que se les ha acusado de dopaje les dejamos de lado? Está claro que lo que nos interesa es dar la nota y resolver los conflictos mediante la violencia y mediante el destroce de mobiliario en las ciudades, y de lo que más nos destaca, como monumentos patrimonio de la Humanidad, o tradiciones peculiares. Pero, claro, sólo sabemos ir a la huelga, pero no una huelga normal, como hacen en el resto de países civilizados, sino huelga violenta, y, encima, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado sin poder mover un dedo, y encima teniendo que recibir palos de los manifestantes violentos, ¡Y SIN PODER QUEJARSE!

Lo que tendríamos que hacer, en vez de dedicarnos a paralizar al país mediante huelgas con medidas, las cuales muchas veces nos vienen impuestas por la Unión Europea, como esto de liberalizar determinados sectores, lo cual estaría bien para ahorrar muchísimo dinero a las Administraciones Públicas, lo que queremos es que todo nos lo den las Administraciones Públicas de manera gratuita (lo cual en muchos casos resulta imposible, porque, además, también queremos pagar muy poco en impuestos, y, por lo que resulta imposible pagar los servicios públicos).

Tendríamos que fijarnos en los demás países europeos, en los cuales se externalizan muchos sectores y se gestionan a través del sector privado, permitiendo así un mejor servicio a los ciudadanos, y que estos servicios lleguen a todos. ¡Hay que pagar señores para permitir una mejora en todos los servicios, y no estar a la sopa boba!

En fin, los españoles no aprenderemos nunca en la vida. Para más información, ver artículo anterior sobre la estiba, y los medios de comunicación que les sean más cercanos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s