La huelga de taxis en las ciudades de España

En los últimos días estamos acudiendo en la capital de España y en Barcelona a una huelga del servicio de taxis por recortes en el servicio y por la necesidad de regular las plataformas de compartir transporte como Uber y Cabify, entre otras, por las pérdidas que les están causando.

En opinión de un servidor, se trata de una huelga de contenido legítimo, porque, mientras que para prestar el servicio de taxis, en cualquier sitio, por lo menos en cualquier provincia de España, necesitas pagar un número de licencias al órgano administrativo local, normalmente el Ayuntamiento, dependiendo del número de taxis que tenga la compañía para prestar el servicio, este tipo de plataformas no está pagando nada, y, por tanto, puede dar el mismo servicio más barato, lo que provoca, en principio, una clara desventaja para cualquier servicio de taxis, y que, desde un punto de vista legal, podría ser de competencia desleal.

En una noticia del periódico El País del pasado 30 de mayo de 2017 se dice que “el sector del taxi está de nuevo de huelga este martes ante el avance de plataformas como Uber y Cabify. En esta ocasión, a diferencia de las convocatorias de huelga anteriores, se celebra en toda España, aunque el mayor seguimiento del paro se vive en Madrid —donde los coches no trabajarán de seis de la mañana a seis de la tarde— y en Barcelona —donde la huelga será durante 24 horas—. El seguimiento está siendo mayoritario y es casi imposible encontrar en ambas capitales un taxi en el aeropuerto o la estación de AVE. En otras ciudades como Bilbao o Sevilla también han desaparecido de las calles los taxis y en Valencia los paros se secundarán de 12 a 2 de la tarde. A las 12 del mediodía, taxistas de toda España participan en una manifestación organizada en Madrid.

El sector del taxi pide a las Administraciones Públicas un nuevo modelo de movilidad que regule un sector en cambio con la llegada de nuevas empresas que operan con licencias VTC (coches de alquiler con chófer). La Federación Española del Taxi Fedetaxi ha presentado una serie de peticiones para la defensa del servicio público frente a plataformas como Uber y Cabify. Un requerimiento que ha entregado en el Ministerio de Fomento, Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital. El presidente del colectivo, Miguel Ángel Leal, ha instado a las Administraciones a “defender el servicio público del taxi” y a definir el modelo de transporte que se quiere.

La convocatoria también incluye una manifestación por las calles de Madrid, bajo el lema “Frente al desmantelamiento del sector público del taxi”. La marcha saldrá a las doce de la mañana de Atocha y de ahí se dirigirá a las inmediaciones del Congreso de los Diputados, en la Plaza de Neptuno, donde llegará en torno a las 13.30 y se espera que acudan unos 5.000 taxistas de toda España. Esta jornada de huelga cuenta con el respaldo de los principales colectivos sindicales del sector. Estarán presentes la Federación Española del Taxi Fedetaxi, la Confederación de Taxistas Autónomos de España, la Federación Profesional del Taxi de Madrid, la Mesa Estatal del Taxi y la Federación Élite Taxi España, entre otros”.

Está claro que, ante la indefensión de los prestadores de estos servicios por los altos precios que se tienen que poner en los taxis por las licencias.

En otra noticia de El País, también del día 30 de mayo, que lleva el titular de “La batalla de las licencias: 67.089 taxis y 5.890 VTC. El pulso por las calles y el negocio entre taxistas y empresas como Cabify o Uber se agudiza.”, ya da una idea de la huelga que se estaba preparando.

Esta última noticia sigue diciendo que “Servicios como Uber o Cabify sonaban hasta hace muy poco a Silicon Valley, a start-up, a modernidad para millenials. Pero ahora en España se multiplican y están al alcance del móvil. En España hay 67.089 licencias de taxi y 5.890 de VTC, según el Ministerio de Fomento. Es decir: un vehículo de alquiler con conductor por cada 11 taxis. Sin embargo, en algunas provincias esta diferencia se reduce: un VTC por cada siete taxis en la provincia de Madrid, uno por cada cinco en la provincia de Málaga y un vehículo de alquiler con conductor por cada tres licencias de taxi en Cantabria. Según la ley de transporte, debería haber uno por cada 30 taxis, aunque matiza que “las comunidades podrán modificar la regla de la proporcionalidad”.

La presencia cada vez mayor de estas plataformas ha agudizado el conflicto con los taxistas. Ambos negocios precisan de licencia, pero las de taxi valen unas tres veces más, porque los VTC tienen ciertas limitaciones. En Madrid, por ejemplo, los anuncios de los taxistas que buscan jubilarse indican que traspasan sus licencias por entre 150.000 y 170.000, aproximadamente. Los anuncios de VTC, más escasos, hablan de cerca de 40.000 euros.

Hace años que la mayoría de municipios no emiten nuevas licencias de taxis. Pasan de mano en mano. Tampoco es sencillo hacerse con una licencia autonómica de VTC. “Deniegan todas las peticiones por el ratio actual”, dice Pablo Trespalacios, empresario que trabaja para Cabify en Sevilla y Málaga. Pero con la aparición de este nuevo actor, los precios de las licencias de taxi están cayendo. A mayor oferta, menores precios. Esto afecta a la inversión realizada por los taxistas, para los que la venta de su licencia es el sustento de su jubilación.

En cuanto a la acaptación de clientes, el gremio de taxistas denuncia la captación irregular de clientes. Los VTC, por ley, solo pueden realizar un servicio cuando se le solicita previamente. “Hacen paradas clandestinas, cerca de zonas de afluencia con la aplicación activada para que aparezca un vehículo cerca de los posibles clientes”, reclaman desde Fedetaxi. Cabify y Uber lo niegan: “Antes teníamos que volver a nuestra base al terminar un servicio, pero ahora podemos estacionar cerca del destino del último cliente”, dice un conductor de Uber.

Por todo ello, el pasado miércoles hubo potentes movilizaciones en Madrid, Barcelona y otras ciudades españolas en las que reclamaban “el cumplimiento de la ley de transporte”. Esta tensión ha provocado que en Madrid, en tres meses, se haya duplicado el número total de denuncias de la Policía Municipal de todo el ejercicio anterior: 57 entre enero y marzo por 29 durante todo 2016.

¿Y los clientes? Levantar la mano en medio de la calle, que se pare un coche y te lleve solo lo pueden hacer los taxis. Pero para muchos usuarios, no es suficiente. Según consumidores de Cabify y Uber, su precio es algo menor y tienen detalles extra. “Te preguntan por cómo prefieres el aire acondicionado, la emisora de la radio y te ofrecen agua. Eso no es lo común cuando usas un taxi”, defiende Álvaro Tomé, cliente de estas plataformas en Madrid”.

Está claro que los poderes públicos han de tomar toda una serie de medidas para mejorar la protección de todos aquellos que optan por la legalidad y compran licencias para poder dar un mejor servicio a los ciudadanos, pudiendo acudir en caso de daños con un mejor derecho a los tribunales para poder defenderse de los daños que les han podido producir estas plataformas, porque está claro que, en el caso de estas otras plataformas que actúan sin licencia no significa que no tengas derecho a acudir a los tribunales, sino que, como no están registradas, así como que no se sabe los coches que actúan a través de estas plataformas, no se puede llegar a alcanzar la pretensión pretendida de la mejor manera posible.

Otra noticia de El País de última hora sobre esto dice que “la Brigada de Información de la Policía Nacional en Madrid tiene recopiladas desde finales del año pasado y hasta ahora unas 60 denuncias por altercados entre taxistas y personas de empresas que trabajan con conductores con licencia VTC, como Uber y Cabify. Así lo han indicado a Efe fuentes policiales, que han señalado que la mayoría de estas denuncias son por daños y amenazas y al menos una de ellas por lesiones, como ocurrió hace unos días en la zona de María de Molina cuando un taxista agredió a un trabajador de esas empresas con una porra extensible. Este lunes otro taxista supuestamente disparó con una pistola de balines a un conductor de una empresa de las que consideran su competencia desleal, pero no hubo heridos, y el sábado aparecieron pintadas en la sede de Cabify en Madrid. En total, según las mismas fuentes, hay tres personas investigadas (antes imputadas) por este tipo de incidentes”.

Esta no es la mejor solución, ya que, aunque es imposible que no salga la frustración ante un hecho que te hace perder dinero, y que no tiene que pagar las mismas licencias, liarse a palos no es la mejor manera de solución de problemas. Lo que se tiene que hacer es implicar más a las Administraciones públicas responsables de otorgar las licencias, así como concienciar a la ciudadanía de que estas otras vías no son la mejor manera para desplazarse porque se carece de seguro, en el peor de los casos de que se produzca un accidente.

El periódico El Mundo tiene otra noticia muy parecida a las comentadas ya del periódico El País, estableciendo lo siguiente: “Calles desiertas de taxis, estaciones y aeropuertos con paradas vacías y miles de profesionales con los motores detenidos. Ésta ha sido la estampa en muchas ciudades este martes fruto de la huelga convocada por el sector del taxi para protestar contra los conductores de plataformas como Uber y Cabify. Decenas de taxistas de toda España han secundado las protestas y manifestaciones, que se han saldado con cuatro detenidos en Madrid.

Los manifestantes querían solicitar al Gobierno y a los partidos políticos medidas contra una competencia que consideran “desleal” y no han dudado en detener casi por completo su actividad. El presidente de la Confederación de Taxistas Autónomos de España, Julio Sanz, ha dicho que ésta ha sido una “jornada sin precedentes” y ha subrayado que el camino emprendido por el sector “no tiene retorno”. Si la Administración no responde, “vamos a ir a por todas”.

Por su parte, el presidente de la Federación Española del Taxi (Fedetaxi), Miguel Ángel Leal, ha asegurado que el paro “ha sido total” en toda España y ha calificado de “masivo” el seguimiento de la manifestación”.

Y esto es sólo el inicio de la noticia, pero el resto sigue en el mismo sentido.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s