Sesión de control al Gobierno del 13 de junio de 2017 con ocasión de la presentación de la moción de censura por Pablo Iglesias

Este trece de junio se ha asistido a una moción de censura y una sesión de control al gobierno  absolutamente vergonzosa, sobre todo por parte de Podemos. lo que se ha podido ver es, más que una sesión de control, una total acaparación de Podemos en la sesión de control.

Hay que destacar que, como destaca el periódico El Mundo, “la moción de censura es el instrumento que puede utilizar la oposición en el Parlamento para exigir la responsabilidad política última y total del Gobierno. Dada la trascendencia y la importancia de este procedimiento, sus trámites son exigentes y están milimétricamente medidos.

La moción de censura, lejos de la negatividad que su nombre sugiere, es un procedimiento que, de acuerdo con la ley, debe ser siempre constructivo. Ello quiere decir que uno de los requisitos imprescindibles que debe reunir es el de la presentación de un candidato a la Presidencia del Gobierno con un programa detallado, que, en caso de prosperar la moción, quedará de inmediato investido de la confianza del Parlamento ocupando así el puesto del censurado. Para que prospere la moción es necesario el voto a favor de la mayoría absoluta de los miembros del Congreso.

La moción debe ser planteada, como mínimo, por la décima parte de los diputados, es decir, 35. La presentación debe realizarse por escrito y estar debidamente motivada. Si esto se cumple la Mesa del Congreso la admitirá a trámite e informará de ello al presidente del Gobierno y a los portavoces de todos los grupos parlamentarios.

A partir de ese momento, y en un plazo de dos días, podrán presentarse mociones alternativas que evidentemente han de reunir los mismos requisitos que la inicial.

El debate de la moción en el pleno del Congreso se abrirá con la defensa de la misma por parte de uno de los diputados firmantes que contará para su exposición con tiempo ilimitado. Tras esta intervención podrá subir a la tribuna de oradores el candidato propuesto a la Presidencia del Gobierno para exponer, también sin tiempo tasado, el programa político que desarrollaría en caso de salir victorioso y llegar a La Moncloa“.

Que se haga un paripé de esta manera en el lugar de la representación popular es algo totalmente impensable en cualquier otro país democrático. La utilización de estos medios de control para acaparar todo el protagonismo es algo que debería estar castigado, bien con una sanción económica, bien como delito leve o como cesación de la posibilidad de hablar durante un tiempo en el Congreso.

Los españoles sólo sabemos, por lo que se ve, llamar la atención, bien levantándonos con instrumentos como huelgas, que siempre se acaban convirtiendo en violentas, y en la que se acaba destrozando los bienes de dominio público, o bien haciendo el paripé en las instituciones, sean las nacionales o las europeas o las de cualquier institución internacional a la que pertenezcamos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s