Las novatadas universitarias

En estas fechas en que está a punto de comenzar el curso académico, se va a hacer referencia en este artículo al tema de las novatadas en el ámbito universitario. Es conocido de siempre que “una costumbre muy asentada entre los nuevos integrantes de las universidades, descubre más acerca de las novatadas, qué son y cuáles son las más frecuentes.

Con el paso de la Secundaria a la Universidad, las cosas cambian, y esto no sólo se remite a los horarios, la residencia o los compañeros y amigos. Con el comienzo de curso de las nuevas generaciones llegan las novatadas. Esta práctica muy asentada en España y en muchos países del mundo, ha despertado polémica recientemente por iniciativa del Grupo Popular para erradicarlas, en lo que se ha convertido en el primer acuerdo de la legislatura en Educación. La propuesta insta al Gobierno a tomar medidas contra las novatadas. Pero, ¿qué son las novatadas y en qué consisten?”

Normalmente son actividades o experiencias que los alumnos más veteranos obligan a hacer a los alumnos de primer curso. Es decir, “son básicamente fiestas de iniciación donde las nuevas generaciones (novatos o pollos) participan de forma voluntaria y libre, y es una manera de relacionarse con sus compañeros y veteranos, con el fin de divertirse, aunque en ocasiones pueden llevarse demasiado lejos. Las 8 novatadas más frecuentes son:

  1. 1. La ingesta excesiva de alcohol. Una de las prácticas más comunes es la ingesta de alcohol hasta no poder más, donde se desinhiben y aceptan más fácilmente las instrucciones siguientes. En general suelen beber grandes cantidades a través de un embudo, que puede resultar especialmente grave para su salud, o realizan carreras de caballos siendo los novatos los animales.
  2. Novatos de servicio. En los colegios mayores, los novatos son los encargados de llevar a cabo las tareas domésticas y recados del veterano por aproximadamente 1 mes.
  3. Salir a la calle en pijama o con disfraz. Es habitual encontrarse por esta época a jóvenes disfrazados paseando por las calles de las ciudades universitarias, en general con ropas especialmente llamativas, sean pijamas o disfraces.
  4. Las duchas de agua fría. En las residencias los veteranos suelen pasearse, día o noche, y realizan “rondas de duchas”, presentándose en las habitaciones de los pollos e introduciéndolos en bañeras con agua fría, a veces teniendo que cantar o contar chistes mientras se bañan.
  5. Pringar a los novatos. Esta costumbre sumamente extendida consiste en un paseo. donde los veteranos les lanzan huevos, harina y todo tipo de sustancias.
  6. Afeitar o depilar el cuerpo. Depilar algún lugar del cuerpo de los novatos, cortarles el cabello o rapar parte de ello es una práctica también muy común.
  7. Tartazo al novato. En Madrid es muy común que lleven a los jóvenes a la Puerta del Sol y otros sitios centros para que los transeúntes practiquen el “tartazo al novato”, por 1€.
  8. Fotos embarazosas a la red. En cualquier momento los veteranos toman fotos a los novatos y en general es la peor de ellas la que termina subiéndose a la red: mientras duermen se los pinta y fotografía, les echan espuma o pasta de dientes”.

Estos son los trámitos habituales por los que los estudiantes más veteranos hacen pasar a los alumnos de nuevo ingreso. Actualmente se está intentando por parte de las universidades, pero es imposible controlarlas del todo, porque los alumnos de nuevo ingreso se niegan a identificar a quienes llevan a cabo estas novatadas por miedo a quedarse sin amigos.

De todas formas, siempre hay un límite. Se quiere recordar a los alumnos desde este artículo que está bien que igual pase por alguna novatada, pero siempre que no le haga realizar actividades que vayan en contra de valores fundamentales del ser humano, como la humillación, la integridad física y psíquica, etc. Y también se quiere recordar que existen varias vías de denuncia de estas novatadas cuando sean de más de exageradas.

Desde la Asociación No Más Novatadas, se recuerda que existe la posibilidad de denuncias contra las novatadas. Las denuncias oficiales pueden seguir dos vías:

    • Denuncia administrativa, ante el vicerrectorado correspondiente de la universidad donde estudien los agredidos. Suelen llamarse “Vicerrectorado de Atención a la Comunidad Universitaria” o “Vicerrectorado de Estudiantes”, pero varía el nombre en función de cada universidad. Mirando en la web correspondiente, lo especifica. La denuncia de tipo administrativo puede completarse con la intervención del Defensor del Universitario. Cada universidad suele tener el suyo. Si deciden usar esta vía, hay que escribir o llamar a ambas oficinas: vicerrectorado y defensor del universitario. La sanción para los agresores sólo sería de tipo administrativo: expulsión del Colegio Mayor o Residencia, expediente o expulsión de la Universidad y/o retirada de beca en caso de que la tengan. El problema es que hay que aportar nombres o pistas sobre los autores y, posiblemente, algún testigo. No vale una denuncia en “abstracto”. Aunque no tenga carácter de denuncia, sí se puede poner en conocimiento del Vicerrectorado lo sucedido.
    • Denuncia judicial: se presenta en el Juzgado de Guardia correspondiente a la localidad en que se haya producido el hecho, o en la oficina de denuncias de la Policía Nacional. La denuncia, tanto en el Juzgado de Guardia como en la Policía Nacional, puede presentarse por simple comparecencia del interesado, sin necesidad de estar asistido de abogado. En caso de que prospere, entonces podrá ser necesaria la asistencia letrada para el proceso judicial, aunque de la acusación se encargará en todo caso el Ministerio Fiscal de oficio. De todos modos, siempre facilita mucho las cosas acudir allí con un abogado asesor. Este tipo de denuncias, si avanzan, también necesitan testigos y nombres o pistas sobre la identidad de los que cometieron los actos. La Asociación dispone de una plantilla-modelo de denuncia judicial, que contempla varios supuestos. Para solicitar la plantilla, contacte con nosotros.

La Asociación No Mas Novatadas tiene capacidad para denunciar los hechos a través de la correspondiente querella criminal, personándose como parte en el procedimiento judicial. Para ello requerimos la autorización de la víctima o víctimas y contar con su testimonio.

Hay una página en internet de la Policía Nacional y Guardia civil para que, entre otras cosas, los-as jóvenes puedan escribir y denunciar casos de acoso. La ofrecieron también para novatadas y alertan sobre los límites y la posible consecución de delito. Visítala

Estamos trabajando para involucrar a las autoridades políticas y administrativas para que ofrezcan una vía de denuncia ágil que facilite el camino a los agredidos y garantice su protección y confidencialidad; también para que vayan facilitando a los afectados información del desarrollo de los procesos.

En caso de que los afectados descarten una denuncia oficial (suele pasar en el ámbito del acoso) es bueno que tanto la opinión pública como las diversas autoridades conozcan lo sucedido. Puede hacerse de distintas maneras, siempre respetando la confidencialidad”.

Como conclusión principal de este artículo, recordar que todo tiene un límite. Se puede pasar por cierto tipo de novatadas, pero cuando la intención de los que llevan a cabo las novatadas sea emborrachar de más a los novatos, atentar contra los derechos fundamentales de la Constitución y hacer daño a los novatos, hay que parar a quienes quieren obligar a los novatos a hacerlas. Y TAMBIÉN HAY QUE RECORDAR QUE NADIE PUEDE OBLIGAR A OTRA PERSONA A PASAR POR ESTAS EXPERIENCIAS.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s