Desastroso final para el paro en agosto

Aunque siempre que se va terminando la temporada estival y la gente ya está terminando sus vacaciones, lo que implica terminar con los contratos temporales que se habían llevado a cabo para poder ofertar más y mejor los productos turísticos y así poder atender a los miles de turistas que visitan nuestro territorio cada año, la verdad es que esto supone un gran desastre en cuanto a los datos del paro, pues es el momento en que más aumenta, al igual que después de las vacaciones de Semana Santa o tras el periodo navideño.

Aunque, en general, esto también ocurra en otros países de nuestro entorno, en opinión de este servidor se deberían llevar a cabo medidas para que se pudieran mantener algunos de esos puestos creados durante estas épocas tan señaladas para atender mejor a la mayor demanda y así poder mantener ciertos nuevos empleos para varios años. Y, para los empleos destruidos tras estos periodos, llevar a cabo nuevas medidas de inserción en otros sectores que les permitan tener cierta estabilidad.

La verdad que todos los políticos en general se llenan la boca de buenas intenciones en cuanto a la creación de empleo y nunca a llegan a cumplir todas sus promesas de creación de nuevos empleos. Mal la Derecha en España en general, la cual es la que al fin al cabo crea nuevos empleos, aunque si llevase bien a cabo sus medidas económicas y de protección del empleo se llegarían a crear más empleos incluso, pero peor la Izquierda española, la cual sólo lleva a cabo un sobreendeudamiento cuya consecuencia final es la total destrucción de empleo.

Esto ya se deja ver en algunos periódicos. Para El Mundo, “el excelente comportamiento del sector turístico -nos han visitado hasta junio 36,3 millones de extranjeros, batiendo todos los récords-, no ha podido impedir la fuerte destrucción de empleo, ya que muchos de los contratos que se firman en verano tienen fecha de caducidad. Así, el peor agosto desde 2008 ha acabado con la pérdida de 179.485 puestos de trabajo.

Pero el pasado jueves no sólo se despidió con bajas en el sistema, también se produjeron altas en la Seguridad Social, en concreto, 46.779, por lo que la variación neta de cotizantes fue negativa. Es decir, aunque 313.141 personas perdieron su trabajo ese día, la afiliación media cayó en 266.362 personas.

Tradicionalmente muchos sectores como la industria y la construcción interrumpen su actividad durante agosto y eso se deja sentir de manera notable en el mercado laboral. Además, terminan también muchos contratos vinculados a la campaña estival y se extinguen los contratos de verano ligados a la sanidad y a la educación.

Así, el paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) subió en el mes que acabamos de despedir en 46.400 personas tras seis meses consecutivos a la baja y se destruyeron 179.485 empleos. Se trata del peor agosto desde 2008 en términos de afiliación y desde 2011 en términos de paro. De este modo, el número de parados registrados se sitúa en 3.382.324 y el de afiliados en 18.309.844, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Si se analizan los datos del paro en términos desestacionalizados, es decir, descontando el efecto calendario, el desempleo también subió en agosto, en concreto, en 11.437 personas. Por el contrario, en los últimos 12 meses el paro se ha reducido en 315.172 personas”.

Por otro lado, en el periódico El País se sigue una noticia con un contenido parecido, diciéndose que “la temporada estival termina y con septiembre llega el fin de miles de contratos de temporada. Resultado: sube el paro registrado y baja el número de afiliados a la Seguridad Social. Así, el número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo Estatal (SEPE) ha subido en agosto en 46.400 personas en relación con el mes anterior, situando el total en 3.382.324 parados. La Seguridad Social pierde 179.485 afiliados (un 0,97%), el peor dato para un mes de agosto desde 2008.

El aumento del desempleo al final del verano es habitual, por la extinción de contratos vinculados al sector turístico y el parón de ramas de actividad como la industria, la construcción o la educación. Sin embargo, el aumento de parados de este mes de agosto es fuerte: por ejemplo, el año pasado la subida fue muy inferior, de 14.435 personas, y hay que remontarse a 2011 (51.185 parados más) para encontrar un agosto peor. En todo caso, la cifra total de parados registrados se sitúa en 3.382.324 personas, 315.172 menos que hace un año.

El paro sube en agosto en 46.400 personas con el fin del empleo de verano

En cuanto a la afiliación media a la Seguridad Social alcanzó los 18.309.844 ocupados en agosto, tras descender en 179.485, un -0,97%. Es la mayor destrucción de empleo para un mes agosto desde 2008, cuando se destruyeron 244.666 empleos, y la mayor en general desde enero de 2016 –enero es otro mes en el que tradicionalmente se destruye empleo-. Es más, si se tiene en cuenta el dato de afiliación eliminando los efectos de estacionalidad –variaciones recurrentes debidas al clima, el calendario laboral o las costumbres-, en agosto se produjo la primera reducción del número de afiliados en 44 meses, desde noviembre de 2013″.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s