Nueva iniciativa de Podemos

Llevamos varios días con la tramitación de la ley para que los menores puedan cambiar de sexo sin consentimiento de sus padres. Como si los menores tuvieran muy bien determinado lo que quieren o lo que no quieren. Hay que destacar ya desde el inicio de este artículo que a las edades a las que se quiere dar la oportunidad a los jóvenes para cambiar de sexo éstos jóvenes de hoy en día no saben ni por dónde les viene el aire, cambian de opinión cada dos por tres, como para saber si quieren cambiar de sexo.

Como informaba el periódico El Mundo en una noticia del pasado 19 de septiembre, “el Congreso ha aprobado por amplia mayoría iniciar la tramitación parlamentaria de la Ley de Igualdad LGTBI presentada por Unidos Podemos, que pretende atajar la discriminación de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales en todos los ámbitos sociales; entre ellos, el educativo, el sanitario o el laboral.

El texto cuenta con la oposición de grupos como Hazte Oír, cuyos miembros han escenificado su rechazo en las puertas de la Cámara Baja, y suscita algunas dudas en el PSOE o Ciudadanos, que, aunque expresaron su respaldo al proyecto de ley, anunciaron ayer la necesidad de incluir importantes modificaciones en los próximos meses para «mejorar» la parte «jurídica» ante algunos artículos que podrían caer en la «vulneración de derechos fundamentales», como el de la libertad de expresión, o en la «discriminación» de otros sectores de la población.

Más crítico fue el PP, que, aunque aceptó la necesidad de una ley de este tipo, anunció una enmienda a la totalidad para presentar un proyecto alternativo porque el actual texto es «torpe», «chapucero» y produce un «menoscabo a los derechos de otras personas». Además de permitir -como criticó duramente su portavoz Marta González– que los menores de edad puedan operarse para cambiarse de sexo sin el consentimiento de sus padres.

El PP expresó su «rotunda oposición» a ésta y otras medidas controvertidas contempladas en el proyecto de ley, aunque ayer optó por abstenerse para dar ese debate durante la tramitación en comisión.

Por su parte, Unidos Podemos mostró su entusiasmo por una ley hecha por los colectivos LGTBI que calificó de «pionera» y que dijo que se convertirá en un ejemplo para el resto de países, comparando su calado al de otras leyes como la del matrimonio homosexual”.

Esta ley la verdad es que no tiene ninguna fundamentación jurídica, en primer lugar porque, como se ha dicho al principio del artículo, a edades tan tempranas en las que se quiere permitir el cambio de sexo, no se tiene la suficiente madurez tanto psicológica como física como para cambiar de sexo, además de la maleabilidad de lo que uno quiere.

La verdad es que es otra absurdez más de propuestas de leyes que no tiene ninguna validez, así como ninguna base moral. Como destaca Libertad Digital, “ahora, esta iniciativa inicia un largo trámite para ver si sale adelante, no sin polémica. La propuesta de Podemos tiene numerosos puntos polémicos. El que más controversia ha generado ha sido el que recoge que a partir de los 16 años de edad, “los menores transexuales y transgénero podrán prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a la reasignación sexual quirúrgica”. Es decir, los menores de edad podrían operarse sin consentimiento de los padres.Esta medida dice también que “a partir de la pubertad“–no determina la edad– podrán “prestar por sí mismos el consentimiento informado para acceder a los bloqueadores hormonales y al tratamiento hormonal cruzado”.

También continúa diciendo este periódico digital que, como infracciones, “en el artículo 94 de esta proposición de ley también se recogen las posibles infracciones que se pueden cometer en este asunto. Se clasifican en leves, graves y muy graves. Dentro de las muy graves, que pueden ser sancionadas con multas hasta 45.000 euros, está la de “reincidir en la publicación en Internet o en redes sociales de expresiones o contenidos que sean considerados ofensivos para el colectivo LGTB, así como la convocatoria de actos públicos que se considere tengan por objeto promover, fomentar o incitar directa o indirectamente a la discriminación por motivos de orientación o identidad sexual”. Podemos ya ha anunciado que este planteamiento será corregido en la tramitación parlamentaria de la proposición de ley después de las críticas que ha recibido. Es decir, se van a corregir a sí mismos, se van a “autoenmendar”.

La pregunta que cabe hacer es la siguiente: ¿cuándo va a volver la cordura a las instituciones de la Nación Española? Para este servidor, la verdad es que tendría que haber una catástrofe para que la locura que se ha apoderado de nuestras instituciones fuera expulsada y volviera a haber personas bien formadas y con grandes ideales morales que nos llevaran de nuevo a la senda del entendimiento y del saber hacer. Cosa que va a tardar todavía en ocurrir bastantes años.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s