La independencia de Cataluña

Es un tema bastante repetitivo que no hace más que ocupar todas las portadas de los periódicos españoles y de los principales espacios informativos en radio y televisión. El Gobierno de España ha reaccionado escasamente ante este desafío, y ahora, a última hora, decide aplicar el artículo 155 de la Constitución, el cual ha sido también objeto de muchas tertulias políticas, no sólo a nivel de España, sino también de Europa, concretamente de la Unión Europea, desde la cual se ha reaccionado diciendo que desde la creación de este espacio europeo lo que se pretendía era la unión, y la aparición de movimientos de secesión en varias partes de su territorio le están haciendo vulnerable.

La verdad es que ya la Unión Europea se ha opuesto desde hace tiempo a la separación de Cataluña de España, por mucho que se empeñen los dirigentes catalanes en negar esto y decir que en Europa les están esperando con las manos abiertas, cuando en realidad estarían al final de una larga cola para entrar en la Unión Europea. Ya el periódico El Mundo informaba hace unos días, que “desmentida la última bala de la Generalitat de Cataluña para hacer creer a los ciudadanos que su república independiente disfrutaría del mercado común europeo incluso sin estar en la UE.

La Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) desmiente a la Generalitat de Cataluña y cierra la última puerta posible a que una Cataluña independiente pudiera vender sus productos sin aranceles en la UE. Preguntado por este diario sobre qué necesitaría Cataluña para formar parte del Espacio Económico Europeo (EEE), el portavoz oficial de la EFTA, Thorfinnur Omarsson, aseguró que “tal y como establece el artículo 128 del acuerdo, necesita la aprobación de todas las partes contratantes, que son los 28 Estados miembros de la UE y los tres estados de la EFTA en el EEE, Islandia, Liechtenstein y Noruega”. Además, añade que “para formar parte del EEE, cualquier Estado debe ser miembro de la UE o de la EFTA”.

El Espacio Económico Europeo es un acuerdo comercial entre países miembros y no miembros de la UE que permite a estos últimos beneficiarse del mercado interior europeo sin participar en sus instituciones. A la inversa, permiten también acceso privilegiado a su mercado a los países comunitarios.

En un documento elaborado por el Departamento de Economía de la Generalitat a cargo de Oriol Junqueras, publicado el pasado día 15, se aseguraba que, en el caso de que Cataluña fuera expulsada de la Unión Europea, la solución sería entrar en el Espacio Económico Europeo a través de la EFTA. “En cualquier caso, haya acuerdo con España o no, la continuidad en el Espacio Económico Europeo se puede garantizar a través de la EFTA”, sostiene el documento de Junqueras, lo cual desmiente el portavoz de esta organización internacional europea. Sin acuerdo con España es imposible entrar en el EEE.

El rechazo de la EFTA sigue al del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, que ya ha asegurado reiteradamente que si Cataluña se separa de España quedaría fuera de la UE”.

La verdad es que el desafío independentista es un auténtico golpe que produce una enorme inseguridad jurídica y que, como se ha visto, sólo se podría traducir en el escape de dinero hacia otras zonas de España y del mundo. Ojalá se vengan abajo ellos solos para que, por fin, se den cuenta de su enorme error.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s