Empléate sin cuentos: Herramientas eficaces para encontrar empleo.

1.- La vida tras la Universidad. Ahora qué. 24 de octubre de 2017

Cuando un proyecto o una persona te enamora, sales pronto de tu zona de comfort.

TAREA 1: expresar lo que quieres hacer con tu vida o imaginarnos como si antes de ser concebidos nos hubieran obligado a ver la tierra desde lejos y que nos hubieran dado la oportunidad de bajar aquí.

Elegí bajar a la tierra por el hecho de que supondría aprovechar mi potencial. Aunque he estado, desde que tengo uso de razón, de acuerdo con mis padres, entre otras cosas en hacer una oposición, hay otras tantas cosas (entre otras el hecho de estudiar Derecho) que me hubiera encantado hacer fuera o haberme ido de erasmus y que, por no disgustar a mi abuela materna, no quise discutir mucho, no lo saqué mucho a colación.

Por otro lado, también me hubiera gustado tomar más decisiones acerca de mi futuro, como el cómo plantearme realizar u organizar mi vida. En cuanto al hecho de entrar en el mercado laboral, al que ya tengo que entrar, quisiera que mis padres se hubieran tomado más en serio la decisión que he de tomar ahora sobre qué oposición elegir y dónde estudiarla, pues les he visto muy dispersos en este hecho, sin entrar a conocer mejor las academias que hay en Burgos, o sin preguntar a conocidos por si conocían algo sobre las academias.

Por otro lado, también me he visto obligado a tomar decisiones que no me gustaban y que al final no me han aportado absolutamente nada por contentar a mis padres. En estas ocasiones, me hubiera gustado haber tomado mis propias decisiones, y, en el caso de equivocarme, haber visto así mis fallos para comprenderlos mejor, y haber actuado en consecuencia, pero HABERME DADO CUENTA POR MIS PROPIOS MEDIOS, SIN QUE MIS PADRES, ANTES DE COMETER CUALQUIER ERROR, ME HUBIERAN CORREGIDO.

En cuanto a la decisión de qué elegir para entrar en el mercado laboral, lo cual es algo que tengo que hacer para poder mantenerme el día que mis padres no estén aquí, sí que me hubiera gustado haber decidido el hecho de realizar el master de acceso a la abogacía antes de ponerme a opositar, por complementar mi currículum, y poder dedicarme, si la oposición que decida finalmente hacer una vez superada, dedicarme a la abogacía.

Hay que tener consciencia y ser transparente en la toma de decisiones. Hay cosas que merecen dar la vida. A veces es bueno hacer un balance de pensamientos que tenemos en nuestra cabeza.

2.- En quién me he convertido.

Pasar por una crisis existencial al terminar los estudios es algo bastante común.

Las crisis existenciales aparecen cuando lo que estabas haciendo hasta el momento ya no funciona.

Por las razones que sea, tu manera cotidiana de actuar ya no sirve y tienes que aprender a hacer las cosas de otra manera.

Te sientes, perdido, confuso, desorientado, abandonado. No sabes qué dirección tomar, ni cómo actuar.

Estás acostumbrado a levantarte cada día, ir a la universidad, ir por las tardes al gimnasio, tomar cañas con los amigos y compatibilizar esto con algún trabajillo temporal.

Sin embargo un día todo esto acaba, te gradúas, te pegas la fiesta de tu vida y de pronto… ¡Ya eres universitario! ¡Tienes una carrera! Y cuando se te pasa la resaca del día siguiente, en vez de tener claro cuál es el siguiente paso lo único que se te pasa por la cabeza es: bueno, ¿y ahora qué? ¿Qué hacer al acabar la carrera y quedarte sin nada a lo que aferrarte?

Lo que estabas haciendo hasta ese momento deja de funcionar de un día para otro. Ya no arreglas nada trabajando en Navidades y en verano, ni apuntándote a cursos de inglés para tener un futuro mejor. Ese futuro para el que se supone que te estabas preparando ya ha llegado y no tienes ni la más mínima idea de qué hacer.

Probablemente decidas estudiar un máster. Yo lo hice, pero sólo es retrasar lo inevitable. Tarde o temprano te llegará la crisis post universidad que nos llega a (casi) todos.

Unos meses antes de acabarlo ya notaba los primeros síntomas de la crisis existencial. Me empezaba a sentir confundida, ansiosa, mis cambios de humor se comenzaban a acentuar… Sentía como si algo malo se acercara en cualquier momento y me fuera a pillar desprevenida.

Sin embargo, no es que fuera algo malo, simplemente era algo diferente, y no podemos negar que los cambios, la incertidumbre, el no saber qué va a pasar, nos produce como mínimo un poco de miedo e incomodidad.

26 de octubre de 2017.

Victor Kuppers.

Actitud= (C+H)*A

Buscar el vídeo de Azu en Facebook que se grabó ayer.

Empleos que me gustarían: tramitación procesal, abogacía en despacho particular, gestión procesal. Hay que destacar en este punto la siguiente pregunta: ¿De qué me he dado cuenta?

3.- Cuál es el escenario en el que voy a moverme a partir de ahora.

Hay que ser exigente con lo que se quiere. No hay que quedarse quieto. Hay que ver cada día si lo que cada día se hace es lo que le gusta a esa persona que realiza esa actividad. No es lo mismo ir a buscar trabajo que ir a ofrecer proyectos.

***

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s