Claves para entender tu nómina

No todos los trabajadores se detienen en comprender con exactitud cada uno de los detalles que se incluyen en la nómina, a pesar de haber pocos que la entienden a la perfección. Te damos algunas claves para que entiendas tu nómina y comprendas en qué se basa el salario que ganas. Qué es una nomina La nómina es un documento obligatorio que debe proporcionarte tu empresa mensualmente y en el que deben de quedar reflejados todos tus datos, los de tu empresa y todos los conceptos relacionados con el salario mensual que recibes. Es importante, sobre todo cuando comienzas en una nueva empresa, o ha habido algún cambio en tu jornada o puesto, que revises toda la información para ver que se corresponde con lo acordado y que la empresa está cumpliendo con su parte del contrato. Partes de la nómina – Encabezado: debe incluir los datos fiscales de la empresa, los mismos que son obligatorios en cualquier factura. Junto a ellos, también deben aparecer todos los datos del trabajador y datos muy relevantes como: la antigüedad, la categoría profesional o el tipo de contrato. Algunas nóminas también incluyen al tipo de convenio que están adscritos y, si no lo incluye, con esta información puedes averiguarlo y confirmarlo. Este dato es importante porque la mayoría de empresas fijan los salarios y categorías en relación a lo aprobado en los convenios de su actividad. – Salario base: cantidad principal que recibes como prestación económica por el trabajo que realizas. Esta cantidad no puede ser mas baja que la que marque el convenio, según tu categoría profesional. – Antigüedad: ya sea por trienios, quinquenios… tu nómina debe ir en aumento a medida que llevas más años en la empresa. Este añadido se calcula a partir del salario base. Presta atención a tu fecha de alta en la empresa y que la nómina se actualice según lleves más tiempo en la empresa. – Diversos conceptos salariales (devengos): muchas empresas ya no incluyen pagas extras, por lo que estas suelen ir prorrateadas en cada nómina mensual. Aquí pueden añadirse otros pagos, como: horas extras, dietas y kilometraje, aportaciones a planes de pensiones o seguros, extras de formación o gratificaciones extraordinarias. – Deducciones y retenciones: incluye los pagos que el empresario realiza a la Seguridad Social por cada trabajador y que suponen la cobertura del empleado en caso de, por ejemplo, baja o despido. Esta deducción también incluye el IRPF que cada trabajador debe tributar y que se computa en la declaración de la renta anual. El porcentaje depende de cada empresa, de la base salarial o de la petición del trabajador. A medida que el salario sea mayor, las retenciones serán mayores y también se aplican otras regulaciones, como por ejemplo, según el número de hijos. – Salario neto: el salario neto es el líquido que se percibe, es decir, la cantidad total que se ingresará a cada trabajador. Este total supone la suma de todos los devengos y la resta de todas las deducciones aplicadas. Teniendo esta información podrás detectar cualquier error en el cobro, ver si se hay alguna irregularidad fiscal o negociar una mejora salarial.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s