¿Quieren tener hijos los jóvenes burgaleses?

Pues lo cierto es que es bastante complicado contestar a esta pregunta, ya que los jóvenes burgaleses de entre 18 y 30 años ni siquiera se plantean el tener hijos. A esta conclusión ha llegado Fernando Pérez del Río, experto en psicología y coautor del nuevo Plan de Juventud del Ayuntamiento de Burgos.

Este nuevo panorama choca radicalmente con los deseos de los jóvenes de hace una década, ya que estos querían finalizar sus estudios, trabajar y formar una familia. La inestabilidad laboral y los precarios salarios han transformado radicalmente la vida de los burgaleses, que ahora se conforman con simplemente “subsistir”.

Únicamente se salvan los jóvenes que quieren ser funcionarios y aquellos que van a heredar negocios familiares, ya que ellos sí se ven con posibilidades de tener hijos y criarles con cierta estabilidad.

Los encuestados también han mostrado su descontento con la situación laboral actual y con las dificultades que encuentran para trabajar “de lo suyo”. De hecho, el 50,8% está de acuerdo o muy de acuerdo en que es difícil encontrar un trabajo acorde a los estudios realizados. Aquellos agraciados que lo consiguen, se deben conformar con contratos temporales y de mala calidad (80%).

Viendo estos datos, es comprensible que los jóvenes de la provincia ni siquiera se planteen el tener hijos, y es que es muy complicado el crear una familia cuando aún estás viviendo con los padres. Los castellanoleoneses no lo tienen muy fácil en este sentido, por algo el 82% de los jóvenes menores de 30 años continúa sin emanciparse en la región.

Es tarea de nuestros políticos el incentivar todas las medidas que crean necesarias para revertir esta tendencia. El Ayuntamiento de Burgos podría empezar por otorgar más subvenciones para las guarderías, establecer ayudas de renta garantizadas hasta que los hijos tengan 16 años u ofrecer viviendas a precios más competitivos para los jóvenes que deseen comenzar una familia.

Y no ya sólo los jóvenes burgaleses, sino los jóvenes españoles en general, bien porque la educación no está favoreciendo la procreación, sino por el hecho de que se está dirigiendo a los jóvenes hacia una cultura de no tener hijos, de pasarlo a lo grande sin responsabilidad y no preocuparse por el futuro de trabajo y pensiones de nuestro país.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s