La incoherencia de la sobreproducción normativa

El mundo jurídico es uno de lo smás complicados de entender por todas las variaciones que las cámaras legislativas de cada país se empeñan en realizar, unas para adaptarse a las nuevas conductas delicitvas que van apareciendo como consecuencia de las innovaciones que van produciendo los hombres en su quehacer diario y que implican nuevas vulneraciones de los derechos de los ciudadanos.

Como consecuencia de estas nuevas manifestaciones legislativas se trata de producir leyes que protejan los derechos y libertades individuales y colectivas, así como el hecho de tener una superregulación normativa y que hace muy difícil en muchos países de crear nuevos modelos de negocios, o de abrir nuevos negocios, fábricas, etc., por la cantidad de requisitos establecidos legalmente, y las altas tarifas que se tienen que pagar para llevar a cabo todos los trámites para abrir nuevas empresas, negocios, etc.

La fabricación normativa está muy bien, pero también hay que tener en cuenta que, como consecuencia de esta superproducción normativa y de querer controlarlo todo por parte del Estado, siempre va a haber recovecos que van a ser aprovechados por los particulares para cometer nuevas conductas delictivas para conseguir dinero fácil.

Por otro lado, también conduce toda esta producción normativa a que actividades ilegales como la prostitución o el comercio de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas de carácter ilegal, es decir, con carácter no médico o para encontrar nuevas curas para enfermedades que van surgiendo, sea imposible controlar todas las conductas delictivas de todo tipo.

A continuación, también conlleva la superproducción normativa sin control de las cámaras legislativas de cualquier país el ingente gasto que provoca para las arcas públicas, lo que conlleva también la necesidad de controlar todas las actividades privadas, y que les impide muchas veces conseguir dinero para poder llevar a cabo sus actividades de investigación.

Esta traba que se impone a los ciudadanos de actuar conforme a la ética profesional y moral que se impone en las actividades y profesiones sociales actuales supone que muchos profesionales muchas veces se salten las normas para conseguir avanzar como tales profesionales y no les importen los criterios y reglas que rigen sus respectivas profesiones.

HAY QUE EMPEZAR A EXIGIR A LAS AUTORIDADES PÚBLICAS QUE PARA PRODUCIR GRANDES PROFESIONALES BASTA CON ESTABLECER UN SISTEMA DE EDUCACIÓN EXIGENTE Y QUE REALMENTE ENSEÑE, NO COMO EL ACTUAL SISTEMA DE EDUCACIÓN ESPAÑOL, QUE PROVOCA GRANDES CANTIDADES DE MALEANTES QUE NO MUESTRAN INTERÉS PEOR AQUELLO QUE SE LES TRATA DE ENSEÑAR.

Además, también hay que tener en cuenta como otro problema de la sobreproducción normativa es la contradicción que existe entre las leyes de una misma materia cuando el partido de turno en el poder cambia las leyes a su manera, sin tener en cuenta su contradicción a otras leyes conectadas, y lo que da lugar también a la inseguridad jurídica, además, cuando lo que se hace es volver a cambiar lo que ha hecho el partido en el poder anterior.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s