¿Por qué debes acudir a la revisión de un examen?

La educación universitaria se sigue basando en la evaluación por notas numéricas que se consiguen a través de la realización de exámenes, la entrega de trabajos y la evolución a lo largo de todo un cuatrimestre de clases. Tras realizar los exámenes llega la inquietante espera de la nota final y con ello, las alegrías o decepciones por todo el esfuerzo invertido durante semanas de mucho trabajo.

En muchas ocasiones, puede ocurrir que no estés conforme con la nota que te ha sido asignada o que no se corresponde con todos los esfuerzos que has hecho durante el curso y con tu estudio personal. A veces, puede tratarse de que no has sabido asimilar correctamente los conceptos, has cometido algún despiste que ha provocado ciertos errores o no habías estudiado lo suficiente para superar la prueba. Por otro lado, puede ocurrir que el profesor haya podido cometer un error en tu evaluación -teniendo en cuenta los cientos de exámenes que debe corregir- o debas hablar con él para entender el porqué de tu nota y qué debes hacer para mejorar.

La mejor manera de quedarte tranquilo y saber que has hecho lo posible por mejorar tu nota es asistiendo a la revisión de exámenes y empleando todos los recursos necesarios para la evaluación justa de tus pruebas. Pero, ¿cuáles son las razones por las que debes acudir a tu revisión de examen?

1. Confirmar que te mereces la nota asignada: equivocarse es humano, así que cerciórate de que tu profesor te ha puntuado bien el examen o conoce los errores que has cometido y te han llevado a una nota más baja.

2. Luchar por subir nota: si estás seguro que te mereces mejor nota, demuestra a tu profesor tus razones, la validez de tus respuestas y por qué debe considerar el subirte la nota.

3. Conocer los errores que ignoras y te hacen fallar: quizás el motivo de tu nota más baja se debe a tus faltas de ortografía, la mala redacción o no contestar a lo que se te pide. Asegúrate de que son estos errores los que están dificultando tu evaluación en la universidad.

4. Recibir el asesoramiento del profesor para mejorar tus exámenes: escucha lo que tiene que decir tu profesor para conseguir mejor nota, cómo debes abordar las respuestas o qué te falta hacer para subir nota. Podrás ponerlo en práctica en próximas pruebas.

Aunque sepas que te mereces la nota que has obtenido, la revisión de examen es un derecho con el que cuentas. En esta ocasión, puedes aprovechar la reunión con el profesor para comentar tus dificultades en dominar la materia, pedir consejo o ver qué necesitas para llegar a cumplir los requisitos de evaluación marcados por la universidad.

Recuerda que el resultado de todas las notas configurará tu expediente universitario y que este te servirá para acceder a formación de posgrado, becas u otras opciones curriculares.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s