¿Cómo puedes entrenar la memoria de trabajo?

El cerebro continúa siendo el órgano humano que más misterios posee y que sorprende con cada hallazgo neurológico que se realiza. Se trata de un órgano compuesto por más de cien mil millones de neuronas y otras cuantas más conexiones entre ellas, de las que dependen todas las actividades conscientes que hacemos, pero también inconscientes, como el latir del corazón o respirar.

Las neuronas son las que permiten que nuestro cerebro tenga un gran potencial para enfrentarse a las tareas cotidianas, pero también esté listo para nuevos desafíos y continuar desarrollándose. Ese es, quizás, el quid de la cuestión, ya que el cerebro, como si de un músculo se tratara, necesita estímulos y ejercicios que le permitan ejercitarse, evolucionar y mantenerse alerta.

En nuestra contra juega el envejecimiento que hace que las neuronas cada vez estén menos despiertas, así como otras patologías que se pueden tratar, como el déficit de memoria o los trastornos de atención. Y como todo es cuestión de ejercitar nuestro cerebro y ofrecerle retos diarios con los que ejercitar la memoria, estos consejos te ayudarán a mantener una mejor salud mental.

1. Práctica ejercicios que mantengan tu mente ágil: memorizar palabras, relacionar conceptos, realizar problemas aritméticos sencillos… son formas fáciles de mantener la mente en forma. Juega a las sopas de letras o sudokus para trabajar con estos objetivos. La lectura también es una muy buena forma de ejercitar la memoria, de manera que trabajamos la atención en lo que estamos haciendo y luego retenemos la historia que hemos leído.

2. Pensamiento visual: las imágenes y las relaciones visuales son la tarea más sencilla y continua que realiza nuestro cerebro para memorizar objetos y conceptos. Una forma fácil y muy beneficiosa de trabajar la memoria visual es a través de la observación detallada de un objeto o paisaje, y después evocar esa imagen a la mente e intentar que sea lo más fidedigna posible.

3. Vivencias: las sensaciones son la mejor forma de estimular nuestra mente y memoria. Con estos procesos se estimula la hipófisis, la liberación de dopamina y el mejor almacenamiento cerebral de la información. Este es uno de los grandes problemas que tenemos con los dispositivos móviles, con los que hemos renunciado a realizar tareas simples con la memoria, como recordar la lista de la compra, un número de teléfono o el modo de llegar a un destino concreto. Por otro lado, las vivencias que provocan sensaciones son una forma sencilla de mantener nuestra mente despierta y retarla a recordar sensaciones que hemos vivido, como viendo una obra de teatro, escuchando música o siguiendo una charla.

Recuerda que la alimentación y el ejercicio físico también son cruciales para la memoria, y es otra forma de favorecer la gimnasia mental y nuestra capacidad de atención. Esta infografía te ayudará a mejorar tus hábitos alimenticios.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s