¿Por qué es bueno para tu CV saber manejar bases de datos?

Como usuario digital, posiblemente te sea casi imposible enumerar todas las webs, plataformas y aplicaciones donde tienes registrados tus datos o los empleas para comprar o consumir servicios.

Tu banco virtual, tu cuenta de Netflix y tu correo electrónico, por ejemplo, suponen una generación constante de datos que estas empresas almacenan sobre ti y que pueden ayudarles a conocerte mejor.

Seguro que no te sorprende que, tras ver una película en Netflix, la plataforma te recomiende contenido que sabe que encaja con tus intereses o que te envíe la promoción en el momento en el que estás más dispuesto a consumir una película o documental. Y para ello, solo ha tenido que usar su base de datos para conocer tus preferencias y tu forma de consumir.

Las bases de datos son los sistemas que usan las empresas y otras organizaciones para almacenar de forma estructurada la información de sus clientes o de todos los usuarios registrados, los cuales han aceptado los términos de uso y privacidad de sus datos.

Los sistemas de bases de datos pueden ser el pilar del éxito de cualquier negocio o acción, ya que permiten recoger toda la información de forma clara, concisa y verídica.

Por tanto, y de forma resumida, se trata de una forma organizada y eficaz para guardar los datos que son útiles para las empresas y que le permiten predecir futuras acciones y planes estratégicos.

¿Qué permiten hacer las bases de datos? Viendo los beneficios que permiten las bases de datos, no te quedarán dudas sobre la importancia de este sistema y porqué las empresas incluyen el dominio de bases de datos como una de las habilidades más demandadas y preciadas entre los posibles candidatos a encontrar empleo.

1. Identificar clientes: no solo si son clientes, sino el tipo de clientes que son, si son potenciales, reincidentes o usuarios que consultan información, pero no consumen.

2. Fidelizar: la base de datos permite ofrecer información de valor a cada tipo de cliente, de manera que aumente su nivel de confianza con la empresa y la valore mejor.

3. Comunicar al cliente lo que le interesa: según el comportamiento del cliente y lo que se sepa sobre él, se puede enviar el mensaje más idóneo y acertado a su situación.

4. Segmentar el tipo de clientes: según los detalles a considerar por la empresa, ya sea la edad, sus intereses, su forma de consumir…

5. Crear campañas con un objetivo y público claro: dada la segmentación, se pueden diseñar campañas promocionales usando sistemas automatizados, de manera que las acciones solo se dirijan a las segmentaciones seleccionadas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s