Lo que nunca debes decir en tu primera entrevista de trabajo

El primer objetivo en tu búsqueda de trabajo debe consistir en llegar a cerrar una cita con el reclutador, de manera que puedas aumentar tus probabilidades de conseguir el trabajo y de mostrar cómo puedes usar tus competencias para beneficiar a la empresa.

En la situación actual, que se caracteriza por la saturación, la competitividad y la necesidad de exponer un valor diferencial, es crucial conseguir llegar a la entrevista laboral y, una vez en ella, no cometer errores que puedan echar a perder tal oportunidad.

En muy poco tiempo te puedes jugar mucho si el trabajo realmente es de tu interés. Debes recordar que los reclutadores son expertos en evaluar candidatos en poco tiempo, y saben hacer las preguntas necesarias para descubrir la valía del entrevistado y si su perfil coincide con la cultura de la empresa.

Aunque no lo creas, es más fácil de lo que crees cometer errores en una entrevista laboral, fruto del nerviosismo o la falta de práctica. Para evitar tal situación, estos consejos pueden ayudarte a hacer una buena entrevista, no cometer errores y a prepararla con éxito.

1. No mientas: comienza por ser honesto en tus respuestas y mostrarte tal como eres. Sobre todo, sobre tu experiencia, formación o competencias; por no añadir que no hagas falsas promesas o retos que no estás listo para asumir.

2. No hables mal de tus antiguas empresas; criticar a antiguos compañeros, jefes y empresas en las que has trabajado en una entrevista de trabajo no suele causar buena impresión.

3. No hables de dinero: hasta el final de la entrevista en la ronda de tus preguntas o cuando saque el tema el entrevistador, evita hacer preguntas sobre tu salario, beneficios, horario…

4. Hablar más de la cuenta: es una entrevista, así que ofrece respuestas no muy largas, concisas y donde respondas a lo que te pregunten. Es bueno que cuentes casos reales que has vivido, pero sin extenderte mucho o querer manejar la conversación.

5. Ocultar datos personales relevantes: omitir detalles o falsearlos para mostrar otra imagen pueden volverse en tu contra y acabar causando que desconfíen de ti. Si quieres evitar un mal rato en un futuro, mejor cíñete a la realidad. Es importante que te vendas bien, pero todo en su justa medida y sin ser demasiado vanidoso.

6. No busques su aprobación: y, por supuesto, ni te ocurra preguntar al final si ha ido bien o si has conseguido el trabajo. Es poco prudente, y mejor preguntar sobre detalles del proceso de selección o la cultura de la empresa.

La experiencia te irá enseñando más consejos y todo lo que puedes aprender de las entrevistas laborales. ¡Suerte!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s