Claves para fomentar la lectura en verano

Los jóvenes de hoy en día se caracterizan por no leer. Es cierto que consultan los blogs, las noticias de las redes sociales y los chats, pero pocos de ellos disfrutan diariamente con una buena novela. Por ello, hoy queremos convencerte de los beneficios de leer, además de mostrarte las claves que te permitirán empezar a amar la lectura durante el verano.

– Nadie ha dicho que debas leer obras que te aburran o no te interesen, ya que en el mercado es posible encontrar actualmente todo tipo de historias. ¿Te gusta el fútbol, la música, la historia…? Simplemente tienes que convertir tu hobbie en una narración en papel. Además de mejorar tu lectura, aprenderás nuevos aspectos de tu afición.

– Procura, sin embargo, que el libro no sea demasiado gordo ni la historia densa. Puede que te canses más rápido si no estás acostumbrado a leer y te intentas meter un tocho de 900 páginas. Empieza por una historia cortita, así te irás animando al ver que acabas todas las obras que van cayendo en tus manos.

– La lectura debe convertirse en un elemento más de tu día a día, destinándole siempre unos minutos. Sin embargo, debes tener en cuenta que esta actividad precisa de una atención casi plena, así que apaga la televisión y la música mientras te embarcas en esta aventura.

Piensa que al leer mejoras tu manera de expresarte, la gramática y la ortografía. Además, la lectura fomenta la imaginación y la creatividad, permite una apertura de la mente y un conocimiento más amplio de la realidad y la vida. Las personas que habitualmente leen son capaces de memorizar y retener los temarios más fácilmente, lo que a su vez repercute en las notas de la universidad.

Las excusas que normalmente pones para no leer no valen en verano. ¿No te lo crees? Aquí te las desmontamos:

– No tener tiempo es la excusa preferida para aquellos que no quieren leer. La mayoría de nosotros tenemos una vida muy estresada, pero seguro que encuentras unos minutos mientras viajas en transporte público, entre clase o clase o antes de ir a dormir. En verano este pretexto no te sirve, así que sigue leyendo la lista por si encuentras algún otro.

– El cansancio tampoco sirve de disculpa, ya que no necesitas correr ni sudar para disfrutar de una buena obra. Además, la lectura puede mejorar tu humor, permitir que te tranquilices y despertar tu imaginación, por lo que también es muy útil cuando estás trabajando o estudiando y te sientes bloqueado. Si tienes sueño, eso sí, no te acuestes para leer, ya que así solamente conseguirás dormirte.

– Los libros son caros, y la economía a día de hoy no está para excesos. Es cierto que la crisis está haciendo estragos en muchas familias, pero basta con que dejes de salir una noche para que puedas comparte un ejemplar. Además, también puedes optar por las bibliotecas públicas, esos magníficos edificios que muchos desconocen y que prestan libros de forma gratuita.

– Si la justificación que siempre eliges es que nunca sabes qué libro empezar, lo sentimos; también tenemos solución para ello. Piensa en una temática que te guste o un titulo que te hayan recomendado. Después puedes continuar por esa misma línea, seguir con las obras del autor o saltar a nuevas historias.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s