Cómo detectar a los compañeros de clase tóxicos

Los compañeros de clase tóxicos deben ser evitados por todos los medios, ya que influirán negativamente en tus calificaciones, harán que discutas con el resto de compañeros y te harán quedar en evidencia ante los profesores y el resto de la comunidad universitaria. Para evitarlos, primeramente habrá que saber cómo detectar a estas personas.

Compañeros de clase tóxicos

– El protagonista es ese estudiante que siempre debe llevar la voz cantante en clase, ese que siempre sabes que está porque opina en cada frase del profesor y es el primero en ofrecerse voluntario para todo. Si tienes que hacer un trabajo con él, impondrá sus opiniones y sus puntos de vista, teniéndote a ti y al resto de compañeros a su disposición.

– El irresponsable es esa persona que está en la carrera por hacer algo, ya que le da igual acabar sus estudios a tiempo. Siempre llega tarde a las reuniones, falta a las citas y nunca cumple con los plazos de entrega. Huye de él si quieres superar con éxito los trabajos grupales.

– El cotilla, siempre presente en todos los grupos, es una persona que disfruta conociendo la vida de los demás y contándosela al resto. Nunca te fíes de él, ya que podría perjudicarte en la carrera. Si tienes, por obligación, que hacer un trabajo con él, dedícate exclusivamente a la tarea que se os ha asignado, y deja la cháchara para otro momento.

– El vago entrega los trabajos a tiempo y aprueba los exámenes, pero lo hace todo con la ley del mínimo esfuerzo. ¿Para qué currarse más una exposición si así tiene el aprobado asegurado? Nunca le verás ser impecable, eficiente o excelente, así que evita ponerte con él siempre que tengas que escoger compañero para un ejercicio en parejas o en grupo.

– El solitario disfruta de su única compañía, siempre va caminando solo por el campus y nunca come acompañado. Prefiere, como es obvio, los trabajos individuales, por lo que puede que no sepa relacionarse debidamente a la hora de realizar una tarea en grupo. Si te toca con él, tendrás que armarte de paciencia para no saltar ante sus caras largas o sus malas contestaciones.

– Al crítico todo le parece mal, pero no aporta soluciones al respecto. No será muy útil a la hora de trabajar en un proyecto grupal, ya que discutirá con todos sus compañeros al criticar (y no de buenos modos) sus ideas.

– El trepa es uno de los peores compañeros que te podrás encontrar en la universidad, ya que aprovecha cualquier oportunidad para adueñarse de los méritos ajenos. Él siempre habrá tenido esa fantástica idea o habrá redactado esa parte del trabajo grupal. De él (o eso cree) salen las mejores ideas, y así se lo hace saber al profesor. Esta persona no dudará ni un momento en dejarte en la estacada si con ello puede obtener un beneficio, así que corre mientras puedas.

El mejor consejo es que huyas de todos ellos si quieres ser feliz, pero la verdad es que en ocasiones es imposible. Algunos profesores organizan los grupos de trabajo de forma aleatoria, por lo que tendrás que aprender a vivir con su presencia sin que ninguno de ellos se interponga en tu camino. Para ello, tienes que intentar no entrar en su juego. Acéptalos tal y como son e intenta finalizar la tarea con la mayor productividad posible. Una vez hayáis acabado, olvídate de ellos y quédate solo con las cosas buenas de cada una de las experiencias que vivas a lo largo de tus años universitarios. Si te amargan o se meten en tu cabeza, estás perdido.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s