6 motivos por los que debes cambiar tu forma de ser en el trabajo

Todos tenemos claro que hay rasgos de nuestra personalidad que nos gustaría cambiar, mejorar y que somos conscientes que beneficiarían a nuestra salud, empleo y relaciones sociales. Pero lo complicado en la edad adulta no es detectar esos rasgos, sino el ser capaz de hacer algo al respecto e intentar un cambio en nuestra forma de ser.

No es una tarea sencilla, pero ya solo la intención de intentarlo y ser conscientes de la necesidad de un cambio es una buena base para comenzar y, al menos, para ser más realistas y críticos con nosotros mismos.

Posiblemente, alguna vez, tus compañeros de trabajo o jefes te hayan hecho alguna crítica constructiva sobre tu actitud en el trabajo o qué podrías hacer para mejorar en tu empleo. Esta información no debes tomártela como un ataque, sino como una oportunidad para generar un cambio y aportar algo que pueda mejorar el ambiente laboral o tu satisfacción personal.

Estos consejos para trabajadores pueden ser una guía a emplear para analizar tu situación y realizar un ejercicio de autocrítica.

1. Tu actitud afecta a tu salud: ser demasiado negativo, no saber desconectar, temer la reacción de tus jefes o dejarte llevar por el estrés pueden ser comportamientos que acaben afectando a tu actitud laboral, personal y que te limiten en tu profesión.

2. Puedes hacer algo para mejorar el ambiente laboral: ser más asertivo, más colaborador o más flexible ante las críticas pueden ser cambios en tu forma de ser que mejoren tu trabajo en equipo y la coordinación con tus compañeros.

3. Detectas cosas negativas en tu oficina relacionadas con tu actitud: llegar siempre tarde, no tener en cuenta la opinión de los demás o usar tu jornada para temas personales pueden ser aspectos que en tu oficina sean mal vistos y criticados.

4. Tu comportamiento afecta negativamente a tus compañeros de trabajo: tus errores laborales o tu enfoque profesional acarrean consecuencias en tu ambiente laboral y tus compañeros están descontentos con las repercusiones.

5. Has llegado a un callejón sin salida en tu empleo: sabes que tu actitud no te permite conseguir un ascenso o un mejor desarrollo profesional, por lo que es necesario introducir cambios para encontrar alternativas.

6. Tu forma de ser ha sido cuestionada directamente por tus superiores: si recibes una crítica directa sobre aspectos de tu forma de ser y que no son compatibles con tu trabajo, plantéate si es hora de cambiar tú o de buscar un empleo más afín a tu personalidad.

Todos tenemos detalles de nuestra personalidad y forma de abordar el trabajo que podemos cambiar a mejor y beneficiarnos de esas novedades, así que medita sobre ello y busca soluciones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s