La importancia de los cambios de modulación en tus discursos

Captar la atención de la audiencia es la parte más complicada de hablar en público, pero una vez que lo hayas logrado, podrás dar tu conferencia sin interrupciones.

Quizás debas comunicar el resultado de una investigación, trasladar datos a tus alumnos o hablar sobre las ventajas de tu empresa. Cualesquiera que sea el caso, tendrás que convertirte en un buen orador. ¿No sabes cómo?Hay técnicas para conseguir mantener a la audiencia en vilo.

Los discursos lineales, en los que el orador no juega con la inflexión de la voz, suelen ser comunicaciones aburridas. A la hora de hablar en público es necesario emocionar a la audiencia. Jugar con la inflexión de tu voz, hacer pausas en el momento adecuado y jugar con los silencios son la clave para convertirse en un buen orador. Tus discursos pueden llegar a muchas más personas si tienes estos consejos en cuenta.

1. Piensa en tu audiencia antes de dar el discurso: un discurso siempre busca cambiar algo en el receptor, y para ello es necesario adaptar el mensaje a las peculiaridades de la audiencia. Conocer su propio registro, gustos y aficiones hará que conectes antes y cale mejor el mensaje que quieres transmitir. A la hora de poner ejemplos, lo tendrás mucho más fácil si identificas su perfil.

2. Debes modular bien la voz: un buen orador busca modular la voz para captar la atención y lograr que la audiencia le siga a lo largo del discurso que está dando. La voz puede lograr trasladar emociones y capturar la atención de la audiencia.

3. Juega con los silencios para captar la atención: muchas personas a la hora de dar un discurso se olvidan de uno de los elementos más interesantes en la oratoria. Se trata del silencio. Al dar un discurso es necesario seguir las reacciones de la audiencia y realizar algún silencio para conseguir que el mensaje se escuche bien y llegue al receptor.

4. Puedes ayudarte del lenguaje de tus manos para enfatizar el mensaje: el lenguaje no verbal también importa en un discurso. La gestualidad del orador puede ayudar a recoger mejor el mensaje. Mover las manos y realizar algún giro de cabeza en los momentos precisos hará que la audiencia reciba el mensaje de manera atenta.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s