Alarga tus días con estas rutinas que te harán más productivo

¿Cuántas veces has pensado en que los días deberían tener más de 24 horas y que por mucho tiempo que le dediques a tus tareas siempre sigues teniendo trabajo pendiente que no para de acumularse?

Puede que el quid de la cuestión no esté en el tiempo que dedicas a trabajar, sino en la calidad del tiempo que le dedicas a ello; así que quizás es hora de plantearse cómo ser verdaderamente productivo, eficiente y aumentar la satisfacción con tu trabajo.

En este cambio de enfoque, la manera de planificar las tareas puede tener mucho peso, ya sea usando otra metodología de trabajo o la forma en la que te enfrentas a tus tareas y desafíos laborales.

Tu capacidad de concentración también es otro de los puntos fuentes de ser productivo, por lo que no está de más reflexionar sobre la manera en la que trabajas, las interrupciones o distracciones que te hacen perder el tiempo o si tu grado de procrastinación realmente tiene un efecto negativo en tu jornada laboral y en tu productividad.

Si crees que le puedes sacar más provecho a tu jornada y mejorar tu productividad, repasa estos factores que influyen en tu trabajo y cómo puedes modificarlos:

1. Planificar las tareas: empezando por saber cuáles deben de ser los objetivos y tareas que debes dejar finalizadas al final del día y cuáles son determinantes para tu desarrollo profesional. Teniendo clara tu meta será más fácil saber lo que debes hacer a lo largo de la jornada y qué necesitas para ser productivo y avanzar en tu trabajo.

2. ¿Cómo te afectan las distracciones?: por ejemplo, el tiempo que dedicas a atender llamadas, chequear tu bandeja de entrada o contestar mails. El grueso de tu tiempo debe ir a tus tareas principales, y no a tareas que no son el objetivo final de tu trabajo.

3. Prioriza las tareas y su orden: sobre todo debes diferenciar entre las tareas relevantes y las secundarias o más operativas, que las debes dejar para los momentos en los que rindes menos. También debes de ser capaz de delegar las tareas, coordinarte con tu equipo o no asumir más trabajo del que puedes gestionar de forma eficaz.

4. Modifica tu horario: madrugando más, o repartiendo mejor el día y tu jornada, puede que consigas mejorar tu motivación y productividad.

5. ¿Y trabajar en remoto?: algunos trabajos son más flexibles y puede que algunas tareas o proyectos puedas realizarlos desde casa o desde un espacio donde te sientas más concentrado y productivo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s