5 trucos para preparar un proceso de selección

Presentarse a una entrevista de trabajo es bastante similar a rendir un examen. Para llegar a ese momento preparado, debes seguir una serie de pasos previos, o dicho de otro modo, cumplir con ciertos deberes que podrían considerarse como obligatorios para tener éxito en el proceso.

En líneas generales puede decirse que todos los procesos de selección son diferentes, pero al mismo tiempo tienen algunos puntos en común. La preparación previa para cada proceso tiene ciertas similitudes que los candidatos deben considerar incluso aunque la modalidad misma en que se realiza el proceso cambie. El objetivo de esta preparación es intentar reflejar las habilidades profesionales ante la compañía, más allá de las exigencias particulares de cada proceso o reclutador.

Si estás a punto de preparar una entrevista de cara a obtener el empleo que deseas, te recomendamos prestar atención a estos 5 trucos con los que lograrás una óptima preparación previa:

Truco 1: Realiza una investigación
Del puesto, de la empresa, del reclutador y si es posible incluso de los trabajadores de la empresa. Esto te permitirá formarte una imagen propia de cada uno de estos aspectos, que no dependerá de lo que te digan durante el proceso, y además te evitará quedar en evidencia si te preguntan algo sobre la compañía.

Truco 2: Estudia el puesto
Por lo general, los procesos de selección buscan lograr identificar mediante distintas técnicas a los trabajadores más adecuados para el puesto. Lo tendrás mucho más fácil si como paso previo a esta entrevista te visualizas a ti mismo en esa labor y estudias en profundidad las tareas que corresponden a un profesional asignado a esa posición. Esta investigación te permitirá conocerte a ti mismo y tus habilidades para el puesto, haciendo que sea más fácil transmitirlas si te las preguntan.

Truco 3: Imprime lo que necesites
Las copias extra nunca sobran. Ya sea de tu CV, carta de presentación, diplomas o incluso de la propia oferta. Te permitirá estar más seguro y al mismo tiempo tener un sitio fiable en el que chequear la información que necesites, o incluso presentarla si te la piden.

Truco 4: Trabaja tu lenguaje corporal
Ensayar únicamente el discurso es un gran error. A la hora de preparar una entrevista es recomendable consultar distintas fuentes, sobre todo vídeos o tutoriales sobre lenguaje corporal. La idea es que con tu postura puedas transmitir sentimientos positivos al reclutador: seguridad, confianza, capacidad, etc. Si puedes hacerlo, es recomendable que no dejes nada librado al azar, e incluso que ensayes los movimientos o gestos que acompañarán a las frases que piensas utilizar, y que trabajes en controlar tus tics y actos involuntarios.

Truco 5: Realiza un simulacro
Pídele a una persona de confianza que te ayude a, de forma seria, realizar un simulacro. De este modo podrás pensar distintos tipos de entrevistas y medir tu reacción ante cada postura del reclutador. Además de pensar las posibles preguntas que te harían, debes imaginar respuestas o reacciones diferentes a las tradicionales, y la actitud que deberías tomar en un caso fuera de lo común. Quizá luego las cosas no se den como lo planificaste, pero al menos lograrás tener una idea más cercana de lo que puede pasar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s