¿La nomofobia es la culpable de la abstención universitaria?

¿Cuántas horas al día utilizas tu móvil? ¿Llevas un control al respecto? ¿Qué te pasa cuando te quedas sin batería y no tienes cómo revisar tus redes o contactar con tus seres queridos? ¿No puedes salir de casa si no llevas tu Smartphone contigo? Y, la pregunta más importante: ¿Te consideras un adicto al móvil? Sufres nomofobia.

Así como debido a sus avances, las nuevas tecnologías han permitido dar respuesta a algunas de las enfermedades más preocupantes para los investigadores, médicos y científicos, también han causado una serie de trastornos.

El uso abusivo del móvil y las redes sociales puede asociarse a la depresión, problemas de ansiedad, trastornos del sueño e incluso estrés. A nivel físico, se vincula con problemas de postura, dolores en las muñecas y el síndrome del túnel carpiano.

Pero existe un malestar no tan conocido que se vincula con la adicción al móvil: la nomofobia. Esta puede definirse como el miedo irracional a estar sin teléfono, es decir, la dependencia extrema de este dispositivo.

En la actualidad podemos hacer prácticamente todo con el móvil, desde hacer la compra en el supermercado hasta estudiar, trabajar, divertirnos en momentos de ocio… Por ello la nomofobia se hace cada vez más presente en usuarios de este dispositivo que por problemas de batería, olvidos o señal no pueden disponer del móvil.

Nomofobia en el ámbito educativo

Puede que te sorprenda saberlo, pero lo cierto es que ser adicto a la tecnología no solo puede tener consecuencias a nivel de tu productividad, salud física y mental, sino también respecto a tu futuro académico.

Los teléfonos móviles, completamente integrados en la vida de los jóvenes de las nuevas generaciones, se encuentran dentro de los factores capaces de aumentar la deserción universitaria. Así lo demuestra un estudio de la Fundación Universitaria del Área Andina (Colombia).

El estudio buscaba conocer el impacto académico de esta dependencia, por lo que analizó el comportamiento de 462 estudiantes. Concluyó que el 42,6% utiliza su móvil al estudiar o hacer tareas. A su vez, el 83,7% señaló dedicar poco tiempo a su preparación académica y demasiado al uso de redes sociales o las distintas funcionalidades del móvil.

Conocer este dato puede resultar paradójico para los docentes, debido a que constantemente se impulsa a estos a permitir el uso de las TIC dentro del aula. Sin embargo, al momento de determinar las formas de acción respecto a estudiantes y tecnología, es importante buscar formas de trabajo que permitan el acercamiento al mundo digital sin afectar por ello el aprendizaje.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s