Derecho

4 consejos para la presentación de tu TFG

Cursar una carrera universitaria no es nada sencillo, pues consiste en enfrentarse a nuevos desafíos cada día: preparar exámenes, entregar proyectos, superar evaluaciones, trabajar en equipo, estudiar cantidades inimaginables de información…

A medida que el año avanza, las tareas se van intensificando, y cuando finalmente llega el final y el estudiante cree que al fin podrá descansar y reponer las energías empleadas durante todo el año, llegan aún más desafíos.

El Trabajo de Final de Grado o TFG es cada vez más común. Las universidades lo solicitan como una forma de evaluar lo que el estudiante ha aprendido durante el año y su capacidad para investigar una temática en concreto. Para los estudiantes, es una oportunidad de comprobar y demostrar todo lo que han aprendido, pero también de mejorar sus habilidades de oratoria al hacer la presentación de su trabajo frente a los docentes o integrantes del comité que evalúa este tipo de trabajos finales.

Para la mayoría de los estudiantes esta es la primera experiencia presentando un trabajo ante la clase, por lo tanto, es normal que se generen nervios y dudas acerca de cómo presentarse ante el público. Si este es tu caso y no sabes por dónde empezar, te damos 4 consejos con los que podrás planificar la presentación de tu TFG y lograr superar esta etapa con éxito:

1) Aprende tu discurso: conocer tu discurso de principio a fin es fundamental para dar una buena presentación. Esto te permitirá estar más seguro y confiado, y eliminar la posibilidad de equivocarte o sufrir olvidos.

2) Practica para la presentación: no hay mejor forma de mejorar las habilidades de oratoria que hablando y practicando una y otra vez el discurso. Para hacerlo, es esencial que lo hagas solo, pero también con público que sea capaz de señalarte las partes poco claras o que puedes mejorar.

3) Controla tu tiempo: seguramente las presentaciones tienen un tiempo determinado al que debes limitarte, y si no es así, de todos modos es importante que no te extiendas demasiado para no perder la atención de tus oyentes o aburrirlos. Procura decir únicamente lo que realmente importa, y ahorrarte los detalles secundarios, pues en definitiva, tu proyecto será leído y analizado hasta el más mínimo aspecto.

4) Planea tu vocabulario: además de pensar en lo que vas a decir, tienes que pensar en cómo lo vas a decir, las palabras que vas a elegir y las expresiones que debes descartar. Esto es sumamente importante para que tu discurso sea adecuado al entorno académico y logres transmitir con fidelidad cada una de tus ideas utilizando las palabras adecuadas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s