Cómo mejorar tus infografías

Las infografías se convirtieron en un medio muy utilizado a nivel corporativo, en el ámbito académico y en el emprendimiento gracias a su versatilidad. En la siguiente nota compartimos algunos consejos para mejorar tus infografías y destacar tu mensaje.

¿Por qué incluir infografías?

En el mundo de lo visual y la instantaneidad, parece ser la mejor manera de asegurarse que el lector llegue al final de lo que escribes en tu blog, el potencial cliente se convenza de los beneficios de tu empresa, los docentes vean tu dedicación para explicar un tema o los estudiantes comprendan conceptos complejos.

Lo más importante es tener a la audiencia en mente, porque el público al cual te dirijas será el juez de tu trabajo y el veredicto es tan simple como tomarse la molestia de asimilar los resultados o dedicarse a hacer otra cosa. Para ello, procura que la lectura fluya de arriba hacia abajo, guiándola con elementos visuales que así lo permitan.

Realízate las siguientes preguntas para determinar cómo enfrentarse a tu audiencia:

– ¿Para quién es el mensaje?
– ¿Qué dificultades conlleva el concepto principal que quiero imponer?
– ¿Qué soluciones puedo plantear al respecto?
– ¿Qué puntos de la información son complejos de entender?
– ¿Qué datos y fuentes poseen una reputación lo suficientemente buena como para causar impacto?

Beneficios de las infografías

– Resultados: ayuda a comprender mejor aquellos datos científicos o densos porque la utilización de imágenes ahorra explicaciones tediosas.
– Memorización: la información se retiene mejor que leyendo unos cuántos párrafos, ya que el cerebro del siglo XXI recibe un bombardeo visual diario que está acostumbrado a digerir.
-Familiarización: el contenido se humaniza para acercarse al lector de manera amigable.
– Visibilidad: su naturaleza visual despierta curiosidad y crea mayor interacción, puesto que puede comentarse en redes sociales y aumenta las entradas a un posteo particular o una página empresarial.
– Compartible: es fácilmente incluible en tu sitio Web, blog, trabajo académico o redes sociales.

¿Cómo mejorar tus infografías?

– Organiza el diseño antes de empezar para asegurarte de que sigues un hilo conductor sencillo de entender.
– Muestra en lugar de contar, deben primar las imágenes sobre las explicaciones.
– La tipografía es una parte fundamental del diseño, siendo preferible las letras de forma simple y buen tamaño.
– Utiliza un esquema de color sencillo en lugar de una mezcla indefinida que no genere pertenencia.
– El minimalismo siempre será más digerible y elegante que la sobrecarga de texto o imágenes.
– Debe ser fácil de compartir en las redes sociales, lista para leerse en segundos y asimilar el concepto.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s