¿Es legal compartir un contacto en whatsapp en redes sociales? ¿Es legal que las compañías de redes sociales hagan negocio con nuestros datos.

En un mundo controlado por las redes sociales, donde se comparte todo de la vida diaria, sobre todo por los más jóvenes, pero también por profesionales de cualquier sector económico, tanto para buscar nuevos trabajos, como para cambiar de actividad.

En este artículo se va a tratar de esclarecer si realmente es justo compartir contactos del teléfono a través de una de las redes sociales más de moda actualmente, WhatsApp. Hay que tener en cuenta que, con compañías como Facebook o WhatsApp, compartiendo y vendiendo éstas toda la información de sus contactos, se pone en duda que a un servidor concreto de estas redes sociales suponga un delito para el resto de los mortales.

Como destaca La Vanguardia, en un artículo del año 2016, “la polémica está servida: Facebook y Whatsapp van a compartir tus datos y a casi ningún usuario le hace demasiada gracia esta iniciativa.

Las reacciones no se han hecho esperar: Alemania ha prohibido dicha actividad a la red social y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha anunciado una investigación para determinar si dichas actuaciones incumplen la legislación de nuestro país, algo que Facebook niega categóricamente.

Pero, ¿qué es exactamente lo que están haciendo Facebook y Whatsapp? ¿En qué va a consistir? ¿Qué datos van a recopilar? ¿De qué manera los van a usar? ¿Va a afectar eso a tu actividad diaria? ¿Puedes negarte? A partir de esta investigación, Facebook y Whatsapp tendrán que enfrentarse a cuatro preguntas principales, de cuyas respuestas dependerá su futuro comercial en nuestro país.

¿Son legales los 30 días para oponerse?

Es la cuestión de la que menos se habla, pero en realidad se trata del punto más polémico y, seguramente, más importante.

A partir del pasado 25 de agosto, los usuarios de Whatsapp empezaron a recibir un mensaje en el que Whatsapp les informaba de sus nuevos términos y condiciones de uso. Más allá de su contenido (en el que entraremos más tarde), había dos características de estos términos que llamaban la atención negativamente.

¿Qué datos van a compartir Facebook y Whatsapp?

Esta es la auténtica madre del cordero en todo este asunto. ¿Qué datos van a compartir Facebook y Whatsapp exactamente? ¿Podrán ver mis mensajes? ¿Y mis fotos? ¿Qué es lo que voy a compartir con Facebook?

Si lo que más te preocupa es que Facebook pueda acceder al contenido de los mensajes, en principio puedes estar medianamente tranquilo: la encriptación de extremo a extremo seguirá funcionando como hasta ahora, con lo que tus mensajes no serán visibles para la red social[1].

El tema de redes sociales y privacidad, muy relacionado con el tema concreto que nos atañe en este artículo, cobra también especial importancia. Como destaca la propia Agencia Española de Protección de Datos en su página web, “internet y los servicios que a través de ella se prestan se han convertido en un elemento imprescindible para nuestras vidas. En cualquier lugar y a cualquier hora, estos servicios forman parte de nuestro día a día: cuando nos informamos, nos relacionamos compartiendo información con otras personas, publicamos fotos o vídeos, nos divertimos con los videojuegos, escuchamos música, vemos películas o compramos en línea.

Las posibilidades y ventajas son infinitas. Sin embargo, en buena parte de los casos los servicios más usados en la red se prestan gracias a la cantidad de información y datos personales que los usuarios aportamos, tanto a las empresas que ofrecen los servicios como a otros usuarios, por lo que debemos ser conscientes de los riesgos que esto puede suponer para nuestra seguridad y privacidad”[2].

En otro artículo en su página web, la propia Agencia Española de protección de datos también destacaba que “el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) hizo pública el 13 de mayo de 2014 una sentencia que establece, como ya venía aplicando la Agencia en sus resoluciones, que el tratamiento de datos que realizan los motores de búsqueda está sometido a las normas de protección de datos de la Unión Europea y que las personas tienen derecho a solicitar, bajo ciertas condiciones, que los enlaces a sus datos personales no figuren en los resultados de una búsqueda en internet realizada por su nombre. Se destacan cinco puntos clave aquí:

  1. ¿Qué es el derecho de supresión (“derecho al olvido”)? Es la manifestación del derecho de supresión aplicado a los buscadores de internet. El derecho de supresión (‘derecho al olvido’) hace referencia al derecho a impedir la difusión de información personal a través de internet cuando su publicación no cumple los requisitos de adecuación y pertinencia previstos en la normativa. En concreto, incluye el derecho a limitar la difusión universal e indiscriminada de datos personales en los buscadores generales cuando la información es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público, aunque la publicación original sea legítima (en el caso de boletines oficiales o informaciones amparadas por las libertades de expresión o de información).
  2. ¿Puedo ejercerlo frente al buscador sin acudir previamente a la fuente original? . Los motores de búsqueda y los editores originales realizan dos tratamientos de datos diferenciados, con legitimaciones diferentes y también con un impacto diferente sobre la privacidad de las personas. Por eso puede suceder, y de hecho sucede con frecuencia, que no proceda conceder el derecho frente al editor y sí frente al motor de búsqueda, ya que la difusión universal que realiza el buscador, sumado a la información adicional que facilita sobre el mismo individuo cuando se busca por su nombre, puede tener un impacto desproporcionado sobre su privacidad.
  3. Si lo ejerzo frente a un buscador, ¿la información desaparecerá de internet? No. La sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 13 de mayo de 2014 determina que sólo afecta a los resultados obtenidos en las búsquedas hechas mediante el nombre de la persona y no implica que la página deba ser suprimida de los índices del buscador ni de la fuente original. El enlace que se muestra en el buscador sólo dejará de ser visible cuando la búsqueda se realice a través del nombre de la persona que ejerció su derecho. Las fuentes permanecen inalteradas y el resultado se seguirá mostrando cuando la búsqueda se realice por cualquier otra palabra o término distinta al nombre del afectado.
  4. ¿Cómo puedo ejercerlo? La normativa de protección de datos establece que para ejercer el derecho de supresión (y, por tanto, el ‘derecho al olvido’) es imprescindible que el ciudadano se dirija en primer lugar a la entidad que está tratando sus datos, en este caso al buscador. Los buscadores mayoritarios han habilitado sus propios formulariospara recibir las peticiones de ejercicio de este derecho en este ámbito. Si la entidad no responde a la petición realizada o el ciudadano considera que la respuesta que recibe no es la adecuada, puede interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos. En función de las circunstancias de cada caso concreto, la Agencia determinará si la estima o no. Esta decisión de la Agencia, a su vez, es recurrible ante los Tribunales.
  5. ¿Se limita el derecho a recibir información? No. En el caso de los buscadores, la sentencia señala que es necesario realizar una ponderación caso por caso para alcanzar un equilibrio entre los diferentes derechos e intereses. Dado que es imprescindible valorar las circunstancias de cada solicitud y que se debe tener en cuenta sistemáticamente el interés de los usuarios en acceder a una información, aquellas que resulten de interés para el público por su naturaleza o por afectar a una figura pública no serán aceptadas”[3].

Por otro lado, como destaca andaluciadigital.com, “Protección de datos y redes sociales son dos conceptos que, en los últimos meses, han estado de plena actualidad tras escándalos como la filtración masiva de millones de datos de usuarios de Facebook a través de Cambridge Analítica. A ello hay que unirle las constantes sanciones contra grandes empresas de Internet por el mal uso o la venta de la información que almacenan sobre sus clientes.

¿Sabes qué información almacenan sobre ti los perfiles de redes sociales en los que tienes cuenta de usuario? Aprender a gestionar tu privacidad es indispensable, pero también es importante conocer los derechos y deberes para las empresas que introduce el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea ¿Te ha llegado ya la notificación de Facebook, Twitter, Google, LinkedIn… sobre las nuevas políticas de privacidad?

Estas notificaciones forman parte de uno de los requisitos que afectan directamente a la relación entre protección de datos y redes sociales: El deber de informar a los usuarios de los cambios y novedades que introduce el nuevo reglamento europeo. ¿Sabes cuáles son el resto de derechos para el internauta que introduce el nuevo RGPD?[4].

Y lo mismo pasa con los blogs. La misma página de andaluciadigital.com también destaca que “el nuevo Reglamento General de Protección de Datos se extiende a todos los ámbitos en los que se almacenen o gestionen datos personales, ya sea en el mundo digital o en el analógico. ¿Tienes un blog personal o de tu negocio? Debes saber que también has de adaptarlo al nuevo reglamento antes del próximo 25 de mayo.

¿Cuáles son las claves para adaptar tu blog al nuevo RGPD de la Unión Europea? De forma resumida podemos enumerar las siguientes claves que no difieren mucho de las obligaciones para las páginas web de las empresas:

  • Registro de operaciones de tratamiento y uso de datos de los usuarios de tu blog.
  • Consentimiento expreso por parte del usuario sobre el uso que se va a dar de sus datos personales, así como de las condiciones de almacenamiento y difusión de estos.
  • Información transparente y clara sobre todo lo que concierne a nuestro blog, desde la autoría a las opciones para ponerse en contacto con los administradores y, por supuesto, la política de protección de datos a la que se debe acceder de forma rápida.
  • Gestión de formularios de usuarios o de bases de datos con arreglo a todos los preceptos que marca el nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea y que puedes consultar al detalle en este enlace de la Agencia Española de Protección de Datos.

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea marca un nuevo escenario para empresas e internautas ¿estás preparado? Recuerda que tienes hasta el próximo 25 de mayo para hacerlo”[5].

Con todo lo explayado hasta aquí, se puede afirmar que jugar con los datos privados de la gente (contactos, clientes de la compañía telefónica, etc.) es suficientemente grave y constituye una vulneración de la protección de datos que se transmiten, sobre todo sin consentimiento del titular.

También hay que destacar que muchas veces, aunque las compañías incluyan como cláusulas en los contratos de adquisición de objetos, de formar parte de una red social, esas cláusulas están consideradas abusivas en virtud de la normativa europea de protección de datos y en la normativa de competencia desleal, y también se castigan en la normativa sobre publicidad.

Por lo tanto, no es legal ni que un particular comparta un contacto propio de su teléfono con otra persona, ni que las compañías hagan negocio, por considerarse una vulneración del derecho al honor, intimidad personal y familiar y propia imagen de la persona cuyos datos se comparten.


[1] https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20161009/41843913284/facebook-whatsapp-compartan-datos.html

[2] Agencia Española de Protección de Datos: https://www.aepd.es/areas/internet/index.html

[3] Derecho al olvido AEPD: https://www.aepd.es/areas/internet/derecho-al-olvido.html

[4] Andalucía digital: https://www.blog.andaluciaesdigital.es/proteccion-de-datos-y-redes-sociales/

[5] Andalucía digital.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s