El absentismo escolar. Introducción

El absentismo escolar es un fenómeno que se produce de manera más habitual del que se pueda considerar normal, en una sociedad en la que la educación es fundamental para que los jóvenes estén bien preparados para em trabajo del futuro.

En primer lugar, hay que decir que “podemos definir el absentismo escolar como la falta injustificada de asistencia a clase de manera reiterada por parte de un alumno.

absentismo escolar

De esta manera, estamos ante un problema que tiene consecuencias inmediatas en el aprendizaje del alumno ya que supone un retraso en su adquisición de conocimientos.

Las faltas de asistencia a clase durante el curso escolar son normales siempre y cuando tenga un carácter aislado y excepcional porque no interfieren en el aprendizaje del niño. Ahora bien, si las faltas a clase son constantes, entonces podemos hablar del absentismo escolar, que tiene como consecuencia directa el fracaso escolar, la incultura, el analfabetismo y el abandono prematuro de la enseñanza”.

La situación de absentismo se produce normalmente por abusos sufridos por los niños a causa de otros compañeros o por profesores, o incluso del ambiente familiar.

Para prevenir estos casos, hay que destacar que “la necesidad de abordar las situaciones de absentismo desde una óptica comunitaria, que tenga en cuenta a todos los agentes sociales implicados en su solución, ya que la escuela por sí sola no es suficiente para abordar satisfactoriamente estos problemas. A la vez, se planteó la necesidad imperiosa de que este tema ocupe un lugar más importante en los propios centros educativos, constatando que apenas se le dedica tiempo en las reuniones de claustro, comisión de coordinación pedagógica y otros órganos de coordinación del profesorado.

Es fácil detectar una definición insuficiente de lo que es el absentismo que, aunque es correcta, impide plantear acciones de prevención y de actuación sobre este cuando está empezando. Suele definirse el absentismo como la ausencia injustificada, sistemática y reiterada del alumnado en edad de escolarización obligatoria, es decir, entre los seis y los dieciséis años, situando la causa de dichas ausencias en factores ajenos al propio alumnado, en su situación familiar, socioeconómica o cultural.

Definir así el absentismo supone referirse solamente a la última etapa de este problema, cuando ha alcanzado su máximo exponente, olvidando el análisis de cómo un determinado alumno o alumna ha llegado hasta ahí. Esta definición olvida el carácter procesual que tiene y, sobre todo, dificulta la respuesta que se puede dar, ya que es al final del proceso cuando se toma conciencia de este, dificultando así las actuaciones que se pueden plantear para su solución”.

Como señala en un artículo la Universidad Internacional de Valencia, “el absentismo escolar en España alcanza el 28%, el doble que el exigido por la OCDE

  • El índice de alumnos que nunca falta al colegio es del 70%, muy por debajo de la media internacional del 85%
  • Con un porcentaje de casi el 22%, es uno de los tres países de la UE con mayor abandono escolar temprano
  • Los alumnos de centros con alta proporción de estudiantes que falta de forma recurrente a clase obtienen peor rendimiento académico

Valencia (22-07-2015).La Universidad Internacional de Valencia (VIU), ha realizado un trabajo de investigación del que se extrae la “necesaria” implementación de la Educación Emocional en el currículum para aumentar las tasas de rendimiento académico y reducir tanto el fracaso como el absentismo escolar, ya que en España 3 de cada diez alumnos (28%) faltan un día o más sin justificar sus ausencias, el doble que los países de la OCDE (15%).

El estudio “La inteligencia emocional: una herramienta clave para la motivación del estudiante y su rendimiento”, elaborado por las profesoras Mª Estrella Alfonso y Cristina Gabarda, sostiene que las limitaciones en el desarrollo emocional del alumno se asocian a un bajo rendimiento académico, a procesos de fracaso y abandono escolar.

En este sentido, el trabajo señala que la tasa de absentismo escolar es una de las claves para evaluar la calidad del sistema educativo y, al respecto concluye que en nuestro país el índice de población que nunca falta al colegio es de poco más del 70%, muy por debajo de la media internacional del 85%.

En esta línea, la investigación realizada subraya que el absentismo escolar puede tener repercusiones directas sobre un posible abandono del sistema educativo, llegando incluso a “romper definitivamente con él”. Tanto es así, que los alumnos escolarizados en centros con una alta proporción de estudiantes que falta de forma recurrente a alguna clase (absentismo no justificado) “tienden a obtener un peor rendimiento” (PISA 2012)”.

Esto como introducción. Más adelante se hará un estudio más pormenorizado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s