Derecho

Introducción al Derecho Deportivo

En primer lugar se ha de definir esta rama del Derecho como “una disciplina en continuo crecimiento, con una regulación propia y muy específica”.

En segundo lugar, y para desarrollar un poco más este concepto que acabamos de dar, hay que decir que “el increíble desarrollo del fenómeno deportivo como realidad social, cuyo fomento y protección aparecen destacados en nuestra Constitución, ha generado un complejo y creciente entramado jurídico que se nutre necesariamente de la práctica totalidad de ramas del derecho”.

Con base en esta definición que acabamos de dar, se puede decir que “Con base en los conceptos expuestos, al hablar de derecho deportivo, no existe impedimento para distinguir la existencia del derecho deportivo objetivo, y entenderlo como la norma o conjunto de normas que dan origen al derecho deportivo subjetivo. Éste último, se ve reflejado en las relaciones jurídicas deportivas, las cuales pueden ser bilaterales o trilaterales”.

Por otro lado, y para seguir con esta introducción, hay que destacar que “

El mercado del deporte gira mil millones de dólares. El fútbol, por ejemplo, mueve, un promedio de trecientos mil millones de dólares al año, valor semejante al PIB (Producto Interno Bruto) de Argentina.

En este escenario hay varios intereses: hinchas, media, publicidad, transportes, hospedaje, materiales deportivos y un gran número de empleos directos e indirectos.

El deporte, por lo tanto, ha dejado de ser una actividad lúdica, secundaria y se profesionalizó. El dirigente, como profesional pasó a dedicarse integralmente al atendimiento de las necesidades de una industria en pleno desarrollo.

Cada dos años el Mundo se moviliza para seguir dos grandes eventos deportivos, la Copa del Mundo de Fútbol y los Juegos Olímpicos de Verano. Hay, todavía, los diversos campeonatos mundiales de cada modalidad y especialidad deportiva, así como los eventos periódicos de inmensa repercusión en la media mundial como los campeonatos nacionales y continentales de fútbol, en especial la UEFA Champions League (Europeo de Clubes de Fútbol) y el Super Bowl, en los Estados Unidos, final del campeonato de fútbol americano.

Con el intuito de realizarse estos eventos hay de buscar el conocimiento, organización y reglamentación a fin de que el deporte pueda seguir su evolución profesional atendiendo a las necesidades del mercado.

En el Derecho se perciben que las relaciones laborales de los jugadores de fútbol se han cambiado mucho, a punto de, en algunos casos, el atleta ser más bien remunerado en derechos de imagen que en sueldos. Hace décadas que los Tribunales de Justicia Deportiva, con los clubes cada vez más competitivos, han asumido un papel aún más importante en el día a día del deporte, lo que abre un atractivo mercado a los abogados especializados en Derecho Deportivo”.

Pero también hay que destacar que ella especialización en Derecho Deportivo tiene su razón de ser. Sobre todo por la magnitud de la naturaleza del Deporte. Por ello hay que decir que “

El Deporte es un fenómeno o realidad poliédrica, multidisciplinar y transversal, que abarca varias de las llamadas ramas tradicionales del Derecho. Así, podríamos hablar de un Derecho del Deporte, entendido como un conjunto de normas de carácter público y privado, tanto a nivel nacional como internacional. Tomando España como ejemplo, podría citarse, en las diversas ramas: a) Derecho Laboral: RD 1006/85, de relación laboral especial de los deportistas profesionales o el Convenio Colectivo AFE-LFP; b) Derecho Mercantil: RD 1251/1999, de SAD, la Disposición adicional segunda bis de la Ley Concursal, sobre el Régimen especial aplicable a las situaciones de insolvencia de las sociedades deportivas- pendiente aún de desarrollo-, sin olvidarse del patrocinio y mecenazgo deportivo y el cada vez más extendido fenómeno de los en ocasiones mal llamados “Fondos de Inversión“; c) Derecho Administrativo: en cuya cúspide se encuentra la Ley del Deporte 10/90, y que ha sufrido varios desarrollos reglamentarios, desde el RD 1835/1991, de Federaciones Deportivas, al RD 591/1992, de Disciplina Deportiva; existiendo materias que han sido extraídas de la Ley del Deporte y que tienen su desarrollo legal específico, como la Ley 19/2007, contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte o la última Ley Orgánica 3/2013, de 20 junio, de Protección de la salud del deportista y lucha contra el dopaje en la actividad deportiva; d) Derecho Fiscal y Tributario: tratamiento fiscal favorable a determinados deportistas impatriados y la por entonces conocida como “Ley Beckham“, exención de I.V.A. de los servicios prestados por determinados sujetos – Federaciones, COI- a personas físicas que practiquen el deporte o la educación física, fiscalidad de los derechos de imagen de los deportistas profesionales y la norma 85/15 de IRPF- tan en boca de todos tras el “Caso Messi“; e) Derecho Civil: amateurs compensados, actos y decisiones los clubes deportivos, recurribles a la jurisdicción civil; f) Derecho Penal: siendo el precepto más característico el art. 286 bis punto 4, que penaliza la corrupción en eventos deportivos.

H

Hay quien por ello habla de una excesiva parcelación, fragmentación, desmembración,  dispersión y fraccionamiento de la normativa relacionada con el Deporte en nuestro país. Lo que sí parece que nadie discute es que España “sufre” una excesiva publicación del Deporte, que en ocasiones se presenta como una amenaza, un recorte a su autonomía y a su autorregulación, a su autogestión, provocando numerosos conflictos y tensiones, pues más veces que menos ambos mundos – el de los Poderes Públicos y el del Deporte “privado“- están en clara confrontación y defienden intereses distintos y contrapuestos. ¿Quién no ha oído hablar de los principios de especificidad, de autonomía, de especialidad, de universalidad e igualdad en la competición o incluso de los principios de propia supervivencia y existencia para defender la presunta prevalencia del Ordenamiento privado del Deporte sobre el Público del Estado? Se trata de un permanente juego de fuerzas”.

Y esto para empezar. Más adelante se hará un artículo más en profundidad.

FUENTES:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s