Derecho, Derecho general

Penas que prevé nuestro Código penal. Parte I.

En primer lugar, ha de destacarse que “con la publicación de la reforma del Código Penal hecha por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, se introduce la prisión permanente revisable, consistente en que, pasado un periodo de 25 a 35 años, se evaluará el pronóstico de reinserción del reo, que en caso de ser negativo, permanecerá en prisión. La prisión permanente revisable, está prevista para casos de excepcional gravedad, como por ejemplo, en caso de homicidio del Rey o su heredero; homicidio de jefes de Estado extranjeros; genocidio, o asesinatos en serie cometidos dentro de una organización criminal o contra menores de 16 años o personas especialmente vulnerables.

Además, en cuanto a las penas menos graves, se añade un apartado f) al 33.3 del Código Penal, la inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de un año y un día a cinco años. Se aumenta la pena de multa, que pasa de dos a tres meses. También se aumenta el plazo de los trabajos en beneficio de la comunidad cuyo máximo pasa de 180 días a un año.

Las penas leves del 33.3 del Código Penal, incorporan un nuevo supuesto en su apartado c), que es la  inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de tres meses a un año. La multa de las penas leves también aumentan su plazo hasta tres meses (cuando antes de la reforma la multa era de 10 días a dos meses) .

1. Por su naturaleza.

Las penas se clasifican por su naturaleza en:

a) Las penas privativas de libertad a su vez se dividen en:

– pena de prisión,

– pena de localización permanente

– y la responsabilidad personal subsidiaria pro impago de multa.

b) Las penas privativas de otros derechos se dividen en (Art. 39 ,Código Penal y siguientes):

inhabilitación y suspensión,

trabajos en beneficio de la comunidad (Art. 49 ,Código Penal)

– y privativas de derechos en relación con la víctima. 

c) y multa que afecta al patrimonio del condenado (Art. 50 ,Código Penal y siguientes).

2. Por su gravedad.

Las penas graves son (apartado 2 del Art. 33 ,Código Penal ):

a) La prisión permanente revisable.

b) La prisión superior a cinco años.

c) La inhabilitación absoluta.

d) Las inhabilitaciones especiales por tiempo superior a cinco años.

e) La suspensión de empleo o cargo público por tiempo superior a cinco años.

f) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a ocho años.

g) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo superior a ocho años.

h) La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo superior a cinco años.

i) La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo superior a cinco años.

j) La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo superior a cinco años.

k) La privación de la patria potestad.

Las penas menos graves son (apartado 3 del Art. 33 ,Código Penal ):

a) La prisión de tres meses hasta cinco años.

b) Las inhabilitaciones especiales hasta cinco años.

c) La suspensión de empleo o cargo público hasta cinco años.

d) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de un año y un día a ocho años.

e) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a ocho años.

f) Inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de un año y un día a cinco años (Apartado añadido por la reforma de la Ley Orgánica 1/2015)

g) La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo de seis meses a cinco años.

h) La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de seis meses a cinco años.

i) La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de seis meses a cinco años.

j) La multa de más de tres meses. (Antes de la vigencia de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, eran dos meses)

k) La multa proporcional, cualquiera que fuese su cuantía, salvo lo dispuesto en el apartado 7 de este artículo.

l) Los trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y un días a un año. (Antes de la entrada en vigor de la Ley Orgánica 1/2015, eran de 31 a 180 días)

Las penas leves son  (apartado 4 del Art. 33 del Código Penal ):

a) La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año.

b) La privación del derecho a la tenencia y porte de armas de tres meses a un año.

c) Inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de tres meses a un año (Supuesto añadido por la Ley Orgánica 1/2015)

d) La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo inferior a seis meses.

e) La prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de un mes a menos de seis meses.

f) La prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de un mes a menos de seis meses.

g) La multa de hasta tres meses. (Antes de la reforma hecha por la Ley Orgánica 1/2015, la multa oscilaba de entre los 10 días a los dos meses)

h) La localización permanente de un día a tres meses.

i) Los trabajos en beneficio de la comunidad de uno a treinta días.

3. Las penas accesorias se recogen en el Art. 33 ,Código Penal y pueden imponerse de forma principal o accesoria. Se establecen las penas de forma principal cuando las impone el Código Penal para un delito en concreto. De forma accesoria se establecen cuando se expresa que una pena principal va acompañada de una accesoria (Art. 54 ,Código Penal y siguientes).

Las penas accesorias existen porque junto al establecimiento de una pena principal, se establece una privación de determinados derechos a los condenados. Por ejemplo, la determinación de una pena de prisión superior a diez años, lleva obligatoriamente la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad, o la privación de ésta (Art. 55 ,Código Penal).

En las penas de prisión inferiores a diez años, se establece como pena accesoria, la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo y la suspensión especial para empleo o cargo público, si estos cargos tienen relación con el delito cometido (Art. 56 ,Código Penal).

En el Art. 57 ,Código Penal se establece la posibilidad de imponer en las condenas de los delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas, contra la integridad moral, trata de seres humanos, libertad e indemnidad sexual, contra el honor e intimidad, el patrimonio o el orden socio-económico, una obligación del condenado de alejamiento de la víctima. Es decir, el que comete estos delitos se le podrá imponer como pena accesoria una obligación a no acercarse a la víctima, no residir en determinados lugares, no aproximarse ni comunicarse con la víctima.

En caso de que estos delitos se cometan dentro una familia o contra el que ha sido cónyuge o conviviente, el alejamiento se establecerá de forma obligatoria, (Art. 57 ,Código Penal).

Aunque se suspenda la pena principal en virtud del Art. 80 ,Código Penal o de otras normas, la pena accesoria se mantiene, ya que es autónoma”.

Por tanto, a raíz de lo hasta aquí expuesto, podemos distinguir en nuestro Código penal entre penas privativas de libertad, penas privativas de derechos y penas de multa. También se puede hablar de penas más graves, graves y leves.

En este punto, respecto a la primera clasificación, hay que destacar lo siguiente:

Las Penas de Prisión

En los dos primeros incisos del Artículo 33 encontramos que las penas más graves establecidas actualmente en nuestro Código Penal, son las penas de Prisión. Si revisamos su historia, descubriremos que la pena de prisión se incorporó habitualmente a los sistemas jurídicos, para reemplazar a la pena de muerte, las torturas o los trabajos forzados.

Esta pena reunía una serie de características que sustentaron su introducción en el Derecho Penal, proporcionándole el consenso necesario para ello. Entre otras cosas se trata de una pena cuya cuantía se puede graduar en función del delito, por lo que es capaz de atender de forma idónea al principio de proporcionalidad de las penas. No queremos dejar de mencionar, que en sus albores esta pena era muy criticada porque con independencia de la posibilidad de acotar su duración, las condiciones de su aplicación han sido inhumanas y en muchos Países ya en el Siglo XXI, aun lo siguen siendo. (Por su importancia y su extensión dejaremos este tema para profundizar sobre el mismo, en futuros Artículos)

Si bien hemos enunciado las críticas que recibe esta pena (que como hemos mencionado dejaremos de lado por ahora para abordarlas más adelante de forma específica), debemos decir que su importancia basada en razones de prevención general no es tan discutida como su duración y forma de aplicación, por lo que las críticas van más dirigidas a su modificación que a su abolición, como si sucedía y sucede con la denominada ayer y hoy como «Cadena Perpetua» (Actual Prisión Permanente Revisable cuya regulación e historia hemos tratado en otros Artículos específicos).

En nuestro Ordenamiento Jurídico Penal la pena de Prisión tiene una duración de entre tres meses y veinte años, pudiendo ser superior a este límite en el caso de concurso de delitos, y en el caso de la pena específica de Prisión Permanente Revisable que no tiene límite.

Se trata de una pena que se impone solo a delitos leves, y tiene una duración de un día a tres meses. Consiste en la obligación del penado a permanecer en su domicilio o en un lugar que el Juez establezca.

El Juez puede determinar el cambio de dicho lugar incluso con posterioridad a la sentencia o que el cumplimiento se realice solo los fines de semana (En un Centro Penitenciario).

También debemos saber que el Juez puede acordar que el penado deba utilizar un medio mecánico o electrónico para determinar su ubicación, con el fin de garantizar el cumplimiento de la pena.

Esta pena comparte elementos con las ya derogadas penas de arresto domiciliario y arresto de fin de semana.

De Las Penas y Sus Clases

LAS PENAS PRIVATIVAS DE DERECHOS


Como hemos indicado al principio, estas penas también forman parte de la Sección «De Las Penas y Sus Clases» que estamos abordando, y se refieren a penas que reportan la privación de derechos al penado de forma transitoria o permanente, como por ejemplo:

  • la suspensión de un cargo público
  • el ejercicio de una profesión
  • la retirada del carné de conducir
  • la prohibición de acercarse a la víctima
  • la privación de la patria potestad
  • la tenencia de armas

Los Trabajos en Beneficio de la Comunidad

Se trata de una pena prevista solo para determinados delitos, como por ejemplo los delitos contra la seguridad vial, y como medida complementaria a la sustitución de la pena. Consiste en la presentación de ciertos servicios de forma gratuita a la comunidad, donde el título gratuito significa la pérdida del derecho a la percepción de un salario.

Será  una pena menos grave cuando su extensión sea de treinta y un días a un año y leve cuando sea de uno a treinta días.

LA PENA DE MULTA


En la Sección «De Las Penas y Sus Clases» encontramos también esta pena que consiste en el pago de una cantidad de dinero. Esta pena en concreto es criticada por sus escasos efectos en materia de prevención general y especial, y por sus efectos que se hacen extensivos a la economía del grupo familiar, cuando este depende del penado.

Nuestro sistema jurídico incorpora un sistema de días-multa que persigue el fin de que la cuantía se adapte al delito cometido y a la capacidad económica del penado, individualizando de esta forma el castigo al caso concreto y evitando así la ineficacia de esta pena es ese aspecto.

El impago de la pena de multa puede implicar como consecuencia la responsabilidad subsidiaria que termine con la privación de la libertad del penado de un día por cada dos cuotas insatisfechas, cuestión que suele reflejarse en la propia sentencia”.

Como resumen de todo esto, se puede destacar esto, en cuanto a la clasificación de las penas:

1. Por su naturaleza.

a) Las penas privativas de libertada su vez se dividen en:

– Pena de prisión -incluida la anteriormente citada prisión permanente revisable-.

– Pena de localización permanente.

– Responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa.

.

b) Las penas privativas de otros derechos se clasifican en:

– Inhabilitación para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales- y suspensión -de empleo y cargo público, por ejemplo-.

– Trabajos en beneficio de la comunidad.

– Privativas de derechos en relación con la víctima -por ejemplo, alejamiento-. 

.

c) Pena de multa que afecta al patrimonio del condenado, se establece una cuota diaria y los meses que deberá estar abonándola.

.

2. Por su gravedad.

a) Las penas graves son las siguientes:

– Prisión permanente revisable.

– Prisión superior a 5 años.

– Inhabilitación absoluta.

– Inhabilitaciones especiales por tiempo superior a 5 años.

– Suspensión de empleo o cargo público por tiempo superior a 5 años.

– Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 8 años.

– Privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo superior a 8 años.

– Privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo superior a 5 años.

– Prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo superior a 5 años.

– Prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo superior a 5 años.

– Privación de la patria potestad.

.

b) En cuanto a las penasmenos graves, son:

– Prisión de 3 meses hasta 5 años.

– Inhabilitaciones especiales hasta 5 años.

– Suspensión de empleo o cargo público hasta 5 años.

– Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 1 año y 1 día a 8 años.

– Privación del derecho a la tenencia y porte de armas de 1 año y 1 día a 8 años.

– Inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de 1 año y 1 día a 5 años.

– Privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo de 6 meses a 5 años.

– Prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de 6 meses a 5 años.

– Prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de 6 meses a 5 años.

– Multa de más de 3 meses.

– Multa proporcional, cualquiera que fuese su cuantía.

– Trabajos en beneficio de la comunidad de 31 días a 1 año. 

.

c) Por último, las penas leves son:

– Privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de 3 meses a 1 año.

– Privación del derecho a la tenencia y porte de armas de 3 meses a 1 año.

– Inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales de 3 meses a 1 año.

– Privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos, por tiempo inferior a 6 meses.

– Prohibición de aproximarse a la víctima o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de 1 mes a menos de 6 meses.

– Prohibición de comunicarse con la víctima o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, por tiempo de 1 mes a menos de 6 meses.

– Multa de hasta 3 meses.

– Localización permanente de 1 día a 3 meses.

– Trabajos en beneficio de la comunidad de 1 a 30 días.

Por último, cabe señalar que “

Una vez que hemos situado la condena impuesta dentro de la clase de pena, los plazos que han de transcurrir sin que se cometa otro delito para poder solicitar la cancelación de los antecedentes penales, siempre que se cumplan el resto de requisitos exigidos, serán como hemos indicado.

Estos PLAZOS PARA LA CANCELACION DE ANTECEDENTES son los que han quedado fijados tras la reforma del Código Penal de Julio de 2015:

6 meses para las penas leves.

2 años para las penas menos graves pero que no superen los 12 meses.

3 años para el resto de las penas menos graves inferiores a 3 años.

5 años para las restantes penas menos graves iguales o superiores a 3 años.

10 años para las penas graves.

OBSERVACIÓN:

Al variar la duración de alguna de las penas en el Nuevo Código Penal (en vigor a partir del 1.07.2015), los plazos de cancelación de antecedentes penales también han cambiado. PINCHA AQUÍ PARA VER LOS NUEVOS PLAZOS.”

FUENTES:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s