Derecho, Economía, Moral y ética

El problema de la España vaciada: soluciones para el despoblamiento y el envejecimiento del interior de España

El problema de la España vaciada es uno de los mayores problemas que hay en la actualidad. Se trata de un problema que viene de favorecer a toda la periferia de España, porque Madrid tiene su propio tirón. Y, claro, con esto, los políticos se han olvidado del resto del territorio de las dos Mesetas.

Hay que destacar en primer lugar que “en España hay un 18,6% de trabajadores autónomos en zonas rurales. El país se posiciona de esta manera como el tercero de la Unión Europea en número de autónomos en zonas rurales. Los datos se obtienen de la última encuesta actualizada al respecto que ha publicado la oficina de estadísticas europeas (Eurostat) en la que se comparan datos de 16 países europeos sobre el número de trabajadores autónomos en zonas poco pobladas.

La encuesta revela que España se sitúa por detrás de los Países Bajos, que tiene un 22,8% de autónomos en zona rural, y Francia, con un 22% de autónomos en estas zonas poco pobladas. En La tendencia en España es al alza ya que, desde el año 2009 ha crecido en un 3,4% el número de trabajadores autónomos en estas zonas. Factores como el encarecimiento de la vivienda en zonas urbanas o ayudas oficiales como la tarifa plana extendida para autónomos en zonas rurales apoyan esta evolución”.

La primera conclusión que se puede sacar de lo dispuesto hasta ahora es que desde el Gobierno Central se han aprobado políticas para que la gente se viera más favorecida para ir hacia los litorales y las grandes ciudades, haciendo que estos sitios sean los que tengan más tirón en la economía.

También se puede destacar las importantes manifestaciones que ha habido en los últimos meses desde la España vaciada hacia Madrid para hacer eco del problema. Pero el mayor problema está en que desde Moncloa no están dispuestos a hacer nada (ni siquiera a levantar un dedo) por la España vaciada, lo que más les interesa es mantener su sillón caliente.

Y con esta falta de interés de los políticos, tanto a nivel estatal, como autonómico o local, las dos Castillas y Extremadura sobre todo se van quedando sin población jovén (salvo excepciones contadas)”.

Pero la principal causa de estos datos es la falta de empleo de los autónomos de zonas rurales en las grandes ciudades, es decir, que al perder el empleo en las ciudades en las que vivían, han regresado a sus pueblos y se han puesto como autónomos.

A la vez hay que destacar que esto sigue sin solucionar el problema de la España vaciada, porque lo último reseñado es consecuencia de falta de medios de vida por paro u otras causas en la gran ciudad.

La principal manifestación de los últimos tiempos para solucionar el problema de la España vaciada se produjo en Madrid el 31 de marzo de 2019. Como destacaba el blog Hay Derecho de Expansión, el manifiesto de esa manifestación rezaba lo siguiente:

“Las Plataformas ciudadanas Teruel Existe y Soria Ya, las dos provincias más despobladas del sur de Europa, impulsan y convocan la Revuelta de la #EspañaVACIADA que comienza en una gran manifestación en Madrid el próximo 31 de marzo de 2019, para exigir medidas efectivas y urgentes contra la despoblación, y políticas que generen, de una vez, cohesión, equilibrio territorial y vertebración. A esta Revuelta se han sumado más de 71 plataformas del país (y siguen sumándose), muchas del medio rural despoblado, porque en el 70% de España vivimos solo 4 millones y medio de ciudadanos por la falta de igualdad y oportunidades, PORQUE SER POCOS NO RESTA DERECHOS.

Esta España Vaciada reclama igualdad, equilibrio y justicia:
1- Exigimos a los Gobiernos Central y Autonómicos EQUILIBRIO Y COHESIÓN Territorial, Económica y Social. Tanto el Estado como los Gobiernos Autonómicos cuando nos niegan, paralizan o retrasan eternamente las inversiones en las infraestructuras que necesitamos, nos están robando nuestras posibilidades de desarrollo.

2- Necesitamos PLANES DE INFRAESTRUCTURAS a medio plazo, pactados entre todos, con equidad territorial y temporal, y con el irrenunciable objetivo de CUMPLIRLOS.

3- Exigimos nuestro derecho a elegir vivir dónde hemos nacido, en condiciones equitativas a otros territorios para cumplir el principio de IGUALDAD constitucional. Y para ello recordamos que tenemos derecho a unos Servicios Esenciales dignos (Sanidad, Educación y Seguridad) que deben cumplirse en todo el Estado. Debe establecerse una Carta de prestación de servicios básicos de carácter obligatorio para las Administraciones.

4- Fondos Europeos finalistas más cercanos a la realidad de los territorios. Revisión del parámetro P.I.B./hab. y reparto de fondos por unidades más pequeñas, al menos por Provincias (NUTS 3). Porque los territorios despoblados se aproximan ficticiamente a la Convergencia Europea por pérdida de habitantes, no por aumento de la riqueza, en una “convergencia aparente que no real” que Europa debería ver y valorar.

5- Integrar a las zonas de baja densidad españolas en las redes de comunicación nacionales y europeas (AUTOVÍAS – FERROCARRIL – BANDA ANCHA) sacándolas de su aislamiento. Siendo prioritaria su ejecución para no quedar repetitivamente descolgados del desarrollo.

6- Consideramos que la única forma de asegurar una mínima cobertura de Banda Ancha para el conjunto del Estado sin dejar a nadie fuera, es elevar el servicio universal de banda ancharecogido en la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones, al menos a 30 Mb.

7- Aumento de las ayudas de Estado con finalidad regional y su distribución considerando de forma prioritaria a la España Vaciada, facilitando la necesaria reactivación económica de la misma.

8- Dotación presupuestaria realista y efectiva a la Ley 45/2007 para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural (actualizándola), y a la Directriz del Reto Demográfico para contrarrestar la DESPOBLACIÓN.

9- Revisión de la Política de la PAC que garantice una reinversión en las zonas rurales, la mejora de la competitividad de las explotaciones familiares, y una potenciación de las nuevas generaciones de agricultores. Implantación de programas de diversificación económica y social para desarrollar la industria y los servicios en el medio rural.

10- Fiscalidad especial para la España Vaciada de forma que se pueda incentivar su repoblación.

11- Garantizar la cobertura prioritaria de los puestos de SERVICIOS PÚBLICOS en la España Vaciada (Sanidad, Educación, Correos, Guardia Civil).

12- Apoyar a las entidades financieras y cooperativas de crédito que operan en el medio rural de forma adaptada a su realidad y que aseguran la financiación de proyectos en un entorno empresarial y social descapitalizado, como es el nuestro.

Queremos tener un FUTURO DIGNO, con EQUILIBRIO TERRITORIAL en el reparto de las INFRAESTRUCTURAS, con MEDIDAS EFECTIVAS CONTRA LA DESPOBLACIÓN y con la IGUALDAD QUE SE NOS NIEGA, PORQUE SER POCOS NO RESTA DERECHOS. 

Existe una España urbana y pujante, que ha prosperado en todos los órdenes, en buena parte gracias a la mano de obra, el talento y los recursos que ha recibido durante décadas desde la mayor parte de sus zonas rurales, desde la España Vaciada que hoy día carente de las inversiones y la atención adecuadas que prescribe la Constitución, alza ahora su voz reclamando igualdad y justicia social para detener su camino al vaciamiento absoluto.
El diseño y desarrollo de las infraestructuras de todo orden se ha estado realizando orientado por y para la creación de grandes ciudades, y la potenciación de las capitales regionales como centros de reparto de poder económico, añadiendo al centralismo funcional de Madrid el centralismo Autonómico, en lugar de diseñar, para lograr la convergencia de las zonas más atrasadas, comunicaciones y espacios de vertebración territorial para desarrollar territorios amplios y llenos de potencialidades.

Ahora que se vislumbra una toma de conciencia sobre esta realidad, la despoblación, nuestros políticos carecen de un adecuado diagnóstico de las causas del problema, porque siguen reduciendo lo rural a lo agrario (cuando en nuestros pueblos hasta no hace tanto tiempo también florecían industrias, comercios, servicios y amenidades), y se muestran incapaces de llevar a cabo una adecuada planificación y ordenación equilibrada del territorio y siguen adoptando leyes y reglamentos en todos los ámbitos, hechos a la medida de la gran ciudad, que sistemáticamente ignoran la cruda realidad de las zonas más despobladas, débiles y remotas.

Carecemos de plan, de método y de criterios solventes sobre qué medidas se deberían aplicar y cuáles no: a la vista están los pobres o nulos resultados en el empleo de los pocos recursos que se nos han destinado. Y, sobre todo, nos falta la cercanía y comprensión de los decisores públicos (radicados fundamentalmente en las ciudades) hacia las personas, situaciones y realidades de los pueblos y comarcas afectados por esta lacra. Esta España Vaciada es, hoy por hoy, un país mentalmente lejano, incomprendido y ajeno para las fuerzas que gobiernan la España oficial, a pesar de estar a pocos kilómetros de sus casas”.

Pero el problema es que los políticos actuales sólo se acuerdan de la España vaciada en campaña electoral, y en cuanto consiguen sus asientos se olvidan. Por tanto, muchas promesas y poca acción.

FUENTES:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s