Derecho, Oposiciones, Tribunales

El cuarto turno judicial

Es una forma de acceso a la carrera judicial con categoría de Magistrado que prevé nuestra legislación.

Hay que destacar que “elacceso a la Carrera Judicial en España está regulado en los artículos 301 y siguientes de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial y se basa en los principios de mérito y capacidad para el ejercicio de la función jurisdiccional. El proceso de selección garantiza, con objetividad transparencia, la igualdad en el acceso a todos los ciudadanos y ciudadanas que reúnan las condiciones y aptitudes necesarias, así como la idoneidad y suficiencia profesional para el ejercicio de la función jurisdiccional.

El ingreso por la categoría de Magistrado o Magistrada se producemediante la superación de un concurso entre juristas de reconocida competencia y con más de diez años de ejercicio profesional, y de un curso de formación en la Escuela Judicial. Por esta vía de acceso se provee una de cada cuatro plazas vacantes en la categoría. De las plazas convocadas, a su vez, una tercera parte está reservada a miembros del Cuerpo de Letrados de la Administración de Justicia de primera o segunda categoría. Las pruebas se han venido convocando con una cadencia aproximadamente bianual.

Las convocatorias pueden realizarse por especialidades, en cuyo caso la valoración de méritos se limita a los relativos a la materia correspondiente, reservándose al efecto plazas de características adecuadas, y no pudiendo quienes así ingresen en la Carrera Judicial ocupar plazas correspondientes a un orden jurisdiccional o una especialidad distinta, salvo que superen las pruebas de especialización previstas en la Ley.

Los requisitos para concurrir al concurso son los mismos que para hacerlo a la oposición libre, y además ser jurista de reconocida competencia con más de diez años de ejercicio profesional.

El órgano convocante es la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial.

El Tribunal calificador que evaluará las pruebas de ingreso por esta categoría tendrá la siguiente composición:

  • El Presidente o la Presidenta del Tribunal Supremo o bien el Magistrado o la Magistrada del Tribunal Supremo o de un Tribunal Superior de Justicia en quien delegue, que presidirá el Tribunal,
  • dos magistrados o magistradas,
  • un o una fiscal.
  • dos catedráticos o catedráticas de universidad, excepcionalmente
    podrán nombrarse profesores o profesoras titulares de universidad.
  • un abogado o una abogada del Estado,
  • un abogado o una abogada con más de diez años de ejercicio profesional,
  • un letrado o letrada de la Administración de Justicia de la categoría primera,
  • un letrado o una letrada del Consejo General del Poder Judicial, que
    tenga la licenciatura en Derecho, y que actuará como secretario o
    secretaria.

El procedimiento de ingreso a la categoría de Magistrado/a por el turno de juristas de reconocido prestigio, es el siguiente:

  1. Superación del proceso de concurso, que se compone de tres fases:
    • Primera fase: valoración de méritos conforme al baremo establecido en la convocatoria, y que en todo caso incluirá:
      1. Título de Licenciado o Licenciada en Derecho y expediente académico.
      2. Título de Doctor o Doctora en Derecho.
      3. Años de ejercicio efectivo de la abogacía.
      4. Años de servicio efectivo como Catedrático o Catedrática o como Profesor o Profesora titular.
      5. Años de servicio como funcionario de carrera en cualesquiera otros
        Cuerpos de las Administraciones públicas para cuyo ingreso se exija
        expresamente estar en posesión del Doctorado o la Licenciatura en
        Derecho e impliquen intervención ante los Tribunales de Justicia, en la carrera fiscal o en el Cuerpo de Letrados de la Administración de
        Justicia.
      6. Años de ejercicio efectivo de funciones judiciales sin pertenecer a la carrera judicial.
      7. Publicaciones científico-jurídicas.
      8. Ponencias y comunicaciones en Congresos y cursos de relevante interés jurídico.
      9. Realización de cursos de especialización jurídica de duración no inferior a trescientas horas, así como la obtención de la suficiencia investigadora.
      10. Haber aprobado alguno de los ejercicios que integren las pruebas de acceso por el turno libre a la carrera judicial.
    • Segunda fase: Dictamen. Las bases incluirán la realización de pruebas prácticas relativas a la elaboración de un dictamen que permita al tribunal valorar la aptitud de la persona
      candidata.
    • Tercera fase: Entrevista. Tendrá una duración máxima de una hora, y en ella se debatirán los méritos aducidos por la persona candidata y su currículo profesional. El exclusivo objeto de la entrevista es acreditar la realidad de la formación jurídica y capacidad para ingresar en la Carrera Judicial, aducida a través de los méritosalegados, y no podrá convertirse en un examen general de conocimientos jurídicos.
  2. Superación de una segunda fase en la Escuela Judicial: Actualmente, tiene una duración de 12 semanas y comprende módulos teórico-prácticos repartidos en dos fases:
    • Primera fase (cuatro semanas aprox.): Superación de un curso teórico-práctico en la Escuela Judicial.
    • Segunda fase (ocho semanas aprox.): Fase de prácticas realizando funciones de auxilio y colaboración con los titulares de los órganos judiciales en que desarrollen las prácticas, quiénes desempeñarán una función tutelar”.

Por otro lado, también cabe señalar que “la Exposición de Motivos de la Ley Orgánica de 1985 justificó la admisión de los jueces de turno, sin oposición, en una falacia, !nada
menos!, que en la insuficiencia del número de jueces, afirmando que “la selección a través de la oposición no permite que la sociedad española se dote de Jueces y Magistrados en número suficiente”. !Como si no se contaran por varios miles, los aspirantes licenciados en Derecho capaces de superar unas pruebas cuyo elevado nivel no es más que una consecuencia del escaso número de plazas que ordinariamente se anuncian en relación con el número de opositores y las necesidades del servicio judicial!

¿Cómo justificar, además, en el estricto concepto de juez de cuerpo único, de juez de carrera, la existencia de jueces suplentes de tribunales, de jueces sustitutos de juzgados, así como jueces interinos o de provisión temporal, permitiéndose la continuidad discrecional de los ya jubilados, es decir, de los que ya no son de la carrera ni podrían serlo más (arts. 201, 208, art.. 26 bis y 401 de la Ley Orgánica).

La Constitución ha vinculado la independencia del juez a un tipo de formación profesional, la oposición y a un tipo de relación jurídica de tipo funcionarial muy precisa y permanente, y por ello no son admisibles los jueces que, por su origen y la inestabilidad de su status, son fácilmente manipulables, como los interinos, de complemento, los jueces estampillados, los jueces o magistrados ya jubilados, o, eventualmente, los jueces contratados con arreglo al derecho civil o laboral. El juez ha de ser siempre juez de cuerpo y de carrera por imperativo constitucional y estar ligado al Estado por una relación de Derecho público permanente, dado que la Constitución no hace excepción alguna; por ello no hay otro modo de resolver las necesidades del servicio, transitorias o temporales, que con una aumento de los efectivos de la plantilla de la judicatura profesional, adscribiendo una parte de ella a misiones de suplencia, sustitución o cualesquiera otras urgencias”.

Por otro lado, hay que señalar que “

El proceso de selección del denominado cuarto turno cuenta con cuatro fases diferentes que se examinan a continuación.

Fase 1ª: valoración de méritos

Forma. Aportación por cada aspirante de la documentación acreditativa de los méritos. Básicamente:

  • Un currículum adaptado al baremo de las Bases.
  • Documentación acreditativa (se resume en el Anexo I de las Bases de la Convocatoria). Se debe presentar preferentemente en soporte informático, salvo la documentación esencial (certificados…) que se presentará en original o fotocopia compulsada.

Contenido. Analizar la concurrencia de los méritos alegados por cada aspirante.

Valoración. El Tribunal realizará la valoración de conformidad con el Baremo de Méritos que se contiene en las Bases de la Convocatoria.

Fase 2ª: elaboración de un dictamen

Forma. Por escrito. El Tribunal indicará qué tipo de documentación podrán usar los aspirantes. Posteriormente el aspirante procederá a su lectura en audiencia pública.

Tiempo. Máximo: 5 horas; aunque el Tribunal podrá señalar una duración inferior.

Contenido. Sobre aspectos sustantivos y procesales de las materias a las que se refiere la convocatoria.

Valoración. El Tribunal tendrá en cuenta:

  • Formación jurídica en las materias propias del orden jurisdiccional de la convocatoria.
  • Actualización y suficiencia de su preparación (conocimiento novedades).
  • Capacidad de argumentación jurídica y razonamiento lógico.

Fase 3ª: entrevista de acreditación de méritos

Forma. Entrevista personal.

Tiempo. Duración máxima: 1 hora.

Contenido. Para debatir los méritos aducidos por el candidato y su currículum profesional. Tendrá como exclusivo objeto la acreditación de la realidad de la formación jurídica y la capacidad para ingresar en la Carrera Judicial que se deduzcan de los méritos alegados, sin que pueda convertirse en un examen general de los conocimientos jurídicos del candidato.

Valoración. El Tribunal tendrá en cuenta:

  • Formación jurídica en las materias propias del orden jurisdiccional de la convocatoria.
  • Actualización y suficiencia de su preparación (conocimiento novedades).
  • Capacidad de argumentación jurídica y razonamiento lógico.
  • La aptitud que se infiera del debate sobre los méritos aducidos por el candidato.

Fase 4ª: curso de formación

Forma. Consta de dos fases:

  • Fase Teórica (1 semana): en la Escuela Judicial.
  • Fase Práctica (3 semanas): tutorías en órganos judiciales del orden jurisdiccional respectivo.

Tiempo. Duración: 1 mes.

Contenido. Comprenderá la elaboración de resoluciones, estudio de jurisprudencia, seminarios y realización de trabajos o ponencias sobre las materias anunciadas.

Valoración. Concluido el curso, los profesores y tutores elaborarán un informe razonado de las actividades realizadas por cada uno de los aspirantes, con una evaluación de aptitud final. Al finalizar el curso, la Escuela Judicial confeccionará la relación de aspirantes que hayan participado en el curso, con la calificación de apto o no apto (en caso de no superación de alguna de las fases se repetirá el curso, en su totalidad y en el supuesto de no superarlo se le tendrá por suspendido).

Examinemos ahora la composición del Tribunal Calificador. El Tribunal calificador se encuentra presidido por el Presidente del Tribunal Supremo o Magistrado del Tribunal Supremo o Magistrado del Tribunal Superior de Justicia en quien delegue. Y serán vocales del mismo: dos Magistrados, un Fiscal, dos catedráticos de Universidad designados por razón de la materia, un abogado con más de 10 años de ejercicio profesional, un Abogado del Estado, un Secretario Judicial de primera categoría y un Letrado del Consejo General del Poder Judicial, licenciado en Derecho que actuará como Secretario.

El número de plazas convocadas se determina por el Consejo General del Poder Judicial en los acuerdos de convocatoria. Existe una primera reserva de plazas para personas con discapacidad igual o superior a 33 % (artículo 301.8 de la Ley Orgánica del Poder Judicial). Se reserva un número no inferior al 5 % de las plazas ofertadas. Los candidatos deben superar las pruebas selectivas, y acreditar el grad

De conformidad con el artículo 313 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, los méritos que son objeto de valoración en la primera fase del proceso selectivo son los siguientes:

  • 1. Título de Licenciado en Derecho con calificación superior a aprobado, incluido el expediente académico.
  • 2. Título de Doctor en Derecho y calificación alcanzada en su obtención, incluido el expediente académico.
  • 3. Años de ejercicio efectivo de la abogacía ante los juzgados y tribunales, dictámenes emitidos y asesoramientos prestados.
  • 4. Años de servicio efectivo como catedráticos o como profesores titulares de disciplinas jurídicas en universidades públicas o en categorías similares en universidades privadas, con dedicación a tiempo completo.
  • 5. Años de servicio como funcionario de carrera en cualesquiera otros cuerpos de las Administraciones públicas para cuyo ingreso se exija expresamente estar en posesión del título de Doctor o Licenciado en Derecho e impliquen intervención ante los Tribunales de Justicia, en la Carrera Fiscal o en el Cuerpo de Secretarios Judiciales, destinos servidos y funciones desempeñadas en los mismos.
  • 6. Años de ejercicio efectivo de funciones judiciales sin pertenecer a la Carrera Judicial y número de resoluciones dictadas, valorándose además la calidad de las mismas.
  • 7. Publicaciones científico-jurídicas.
  • 8. Ponencias y comunicaciones en congresos y cursos de relevante interés jurídico.
  • 9. Realización de cursos de especialización jurídica de duración no inferior a trescientas horas, así como la obtención de la suficiencia investigadora acreditada por la Agencia Nacional de la Calidad y Acreditación.
  • 10. Haber aprobado alguno de los ejercicios que integren las pruebas de acceso por el turno libre a la Carrera Judicial.

Asimismo conviene tener presente que el tribunal calificador solamente podrá apreciar aquellos méritos que, estando comprendidos en el baremo, guarden relación con las materias propias del orden jurisdiccional a que se refiere la convocatoria, siempre que se acrediten debidamente por el interesado (artículo 313.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial).

La concreta valoración o puntuación que se otorgue a cada mérito alegado corresponderá al tribunal calificador de conformidad con los criterios que se contengan en las Bases de cada convocatoria.

Por último hay que señalar que, “de conformidad con el artículo 313 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, los méritos que son objeto de valoración en la primera fase del proceso selectivo son los siguientes:

  • 1. Título de Licenciado en Derecho con calificación superior a aprobado, incluido el expediente académico.
  • 2. Título de Doctor en Derecho y calificación alcanzada en su obtención, incluido el expediente académico.
  • 3. Años de ejercicio efectivo de la abogacía ante los juzgados y tribunales, dictámenes emitidos y asesoramientos prestados.
  • 4. Años de servicio efectivo como catedráticos o como profesores titulares de disciplinas jurídicas en universidades públicas o en categorías similares en universidades privadas, con dedicación a tiempo completo.
  • 5. Años de servicio como funcionario de carrera en cualesquiera otros cuerpos de las Administraciones públicas para cuyo ingreso se exija expresamente estar en posesión del título de Doctor o Licenciado en Derecho e impliquen intervención ante los Tribunales de Justicia, en la Carrera Fiscal o en el Cuerpo de Secretarios Judiciales, destinos servidos y funciones desempeñadas en los mismos.
  • 6. Años de ejercicio efectivo de funciones judiciales sin pertenecer a la Carrera Judicial y número de resoluciones dictadas, valorándose además la calidad de las mismas.
  • 7. Publicaciones científico-jurídicas.
  • 8. Ponencias y comunicaciones en congresos y cursos de relevante interés jurídico.
  • 9. Realización de cursos de especialización jurídica de duración no inferior a trescientas horas, así como la obtención de la suficiencia investigadora acreditada por la Agencia Nacional de la Calidad y Acreditación.
  • 10. Haber aprobado alguno de los ejercicios que integren las pruebas de acceso por el turno libre a la Carrera Judicial.

Asimismo conviene tener presente que el tribunal calificador solamente podrá apreciar aquellos méritos que, estando comprendidos en el baremo, guarden relación con las materias propias del orden jurisdiccional a que se refiere la convocatoria, siempre que se acrediten debidamente por el interesado (artículo 313.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial).

La concreta valoración o puntuación que se otorgue a cada mérito alegado corresponderá al tribunal calificador de conformidad con los criterios que se contengan en las Bases de cada convocatoria”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s