búsqueda de trabajo, Derecho, Economía

El actual mercado de trabajo en España. Estudio jurídico-sistemático. Parte I

La situación laboral en España se encuentra en una encrucijada. Sobre todo desde el comienzo de la crisis de 2007, la cual no se ha sabido solucionar con eficiencia y eficacia. Y ello sin contar con que el actual “Gobiernk de la Nación” está tomando medidas que nos están llevando a una nueva crisis.

Como destacaba Expansión en una noticia en su edición online en diciembre de 2018, las posibilidades de empleo en 2019, y quizá también e este 2020 recientemente extrenado, estén en “Ingeniería, IT, finanzas, márketing y ventas, construcción y turismo -aunque flojea- son los sectores que tirarán del empleo el año que viene. Es aquí donde se generará la mayor parte de nuevos puestos y a pesar de las incertidumbres, las contrataciones seguirán creciendo.

La desaceleración económica, la situación en Cataluña, o las consecuencias del Brexit no impedirán, según los expertos, que las contrataciones sigan creciendo en 2019. Valentín Bote, director de Randstad Research, recuerda que “hay una clara desaceleración del ciclo económico pero,
salvo que ocurra algo grave, el año que llega tendrá un buen ritmo en la creación de empleo, con un crecimiento de en torno al 2%, lo que supone cerca de 400.000 nuevos puestos, aunque esto pueda suponer la pérdida de ritmo que vimos en 2018, que acabará con 500.000 nuevos empleos”.

Bote advierte algunas incertidumbres, como la situación en Cataluña: “Parecía que allí no generaba impacto, pero al cabo de un año se ve que no crece por encima de la media”. También advierte de otros efectos externos. Por una parte, el turismo: “Vivimos años espectaculares en gran medida por la mala situación en otros mercados competidores, pero la nueva pujanza de Turquía y de otros países del norte de África en este sector provocará un descenso en el recimiento del turismo en España y por tanto en la generación de empleo”.

También se refiere al Brexit, y cree que “si la libra se deprecia, a los millones de turistas británicos les resultará cada vez más caro venir a España”. Bote añade que “construcción, servicios y alta tecnología son los sectores que tirarán del empleo principalmente”, aunque hace algunas
precisiones: la construcción seguirá aumentando, sin olvidar que en 2018 ha sido el que más crecimiento presenta. El sector servicios muestra un crecimiento del empleo, aunque flojea, sobre todo en lo que se refiere a hostelería y turismo. Y también están la empresas industriales o de
servicios que crean empleo de alta tecnología. La cuestión es que demandan mucho empleo cualificado, pero en términos absolutos no llegan a niveles de sectores como el de la hostelería en sus mejores momentos”.

Por su parte Jaime Asnai, director general de Page Group España, también contempla un incremento de la creación de empleo para 2019, y cita la industria y la tecnología como los principales que tirarán de los nuevos
puestos de trabajo. Añade asímismo los sectores de servicios, turismo y construcción entre los que favorecerán la generación de empleo”.

La cosa se complica cuando se habla de empleo juvenil. El empleo juvenil en España es uno de los más precarios en Europa. Hay que señalar que “las economías de los países desarrollados están viviendo una transformación derivada de los cambios de sus mercados laborales y la evolución del trabajo. Muestra de ello son las tendencias y conclusiones presentadas en el informe del World Economic Forum (WEF) acerca del futuro del trabajo”.

También cabe señalar, siguiendo al Observatorio Social de La Caixa, que, “en las últimas décadas se ha producido en España una gran expansión educativa que no ha venido acompañada de un crecimiento equivalente de la demanda de trabajadores cualificados en el mercado de trabajo. En
concreto, el aumento de titulados superiores como resultado de la expansión educativa ha sido constante y mayor que el incremento de la demanda de puestos altamente cualificados.

Como se observa en el gráfico 1, a mediados de los años noventa apenas había 3 millones de personas con titulación superior (universitarios y personas con títulos
de Formación Profesional superior) y una cifra muy parecida de puestos para titulados superiores, es decir, para trabajadores no manuales de cuello blanco en ocupaciones directivas, profesionales científicos e
intelectuales y técnicos de apoyo, los tres primeros grandes grupos de las clasificaciones internacionales de ocupaciones (ISCO-88 e ISCO-08).
Sin embargo, según la Encuesta de la Población Activa (EPA), en septiembre de 2016 hay casi 11 millones de titulados superiores y apenas 6 millones de puestos acordes con esta cualificación: 10.932.500
titulados para 5.922.600 puestos de trabajo.

Debido al desajuste entre el gran aumento de titulados superiores y el menor incremento de la demanda de trabajadores cualificados, la sobrecualificación se ha ido haciendo cada vez más patente. De hecho, en comparación con otros países, el porcentaje de trabajadores sobrecualificados en España es bastante alto: se sitúa en torno al 20%, aunque la cifra varía según la edad o los años de experiencia laboral (Alba, 1993; Quintini 2011a, 2011b) y, ligeramente, según la definición o la fuente de datos utilizadas, se ha comprobado que una de cada cinco personas tiene un nivel de cualificación superior al que sería necesario para realizar
correctamente su trabajo.

Aunque las cifras agregadas de trabajadores con un nivel de cualificación mayor que el requerido para sus puestos sean relevantes, estos porcentajes solo dan una idea parcial
del problema del desajuste educativo, pero hay al menos tres razones que lo explican. La primera, porque se basan en estimaciones hechas en un momento específico del tiempo y para el promedio de trabajadores, y esta foto fija no permite identificar posibles cambios en el riesgo de
sobrecualificación a lo largo de la vida laboral de los trabajadores. Por tanto, no se puede saber si son los mismos trabajadores los que permanecen mucho tiempo en esta situación o si la sobrecualificación se
produce fundamentalmente en las etapas iniciales de la carrera laboral. La segunda, porque las medidas habituales de sobrecualificación no tienen en cuenta el desempleo ya que, por definición, se calculan atendiendo únicamente a los trabajadores. Sin embargo, es evidente que
entre quienes quieren trabajar y no pueden también hay un desaprovechamiento de las cualificaciones y, por tanto, un desajuste
educativo que merece la pena considerar. Y la tercera, porque una cifra agregada de sobrecualificación nada dice del diferente riesgo de desajuste educativo para titulados de diferentes disciplinas, es decir, de la heterogeneidad de los títulos en el riesgo de sobrecualificación”.

También hay que señalar que existe una “necesidad de modernizar la educación superior. De hecho, el diseño y aplicación del Espacio Europeo de Educación Superior fue motivado, en parte, desde la necesidad de modernizar la educación superior para responder a estos retos. No obstante, en el último informe sobre la implementación del Plan Bolonia se refleja que deben llevarse a cabo aún esfuerzos sistemáticos para mejorar la relación entre la educación superior y el mercado laboral.

En el caso de España, los jóvenes cuentan con uno de los niveles de desempleo más altos de Europa. De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, tan solo un 19,4 % de los jóvenes españoles consigue emanciparse, el 47
% de los jóvenes empleados menores de 30 con estudios superiores se encuentran sobrecualificados para el puesto que desempeñan, y la tasa de temporalidad ha alcanzado el 57,6 % –primer semestre de 2017-“.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s