Derecho, Derecho de familia, Derecho de Sucesiones, Testamento

¿Cuál es la edad para hacer testamento en España?

Para comenzar este artículo, hay que decir que, “generalmente, las personas evitan hacer el testamento, en algunos casos lo asocian con enfermedad, muerte, un capítulo que llega al final de la vida. Algunas piensan que es un documento para hacer al final de la vida, cuando es todo lo contrario.

En la juventud no vamos a pensar que algo no va a pasar y podemos fallecer, esa idea se encuentra muy lejos pero el testamento se puedeotorgar cumplidos los 14 años de edad.

La mejor edad para hacer el testamento
es en la edad madura, cuando estamos casados, viviendo en familia, con niños, trabajando de manera estable, no importa si se tienen muchos bienes o pocos, es la edad indicada”.

Por tanto la edad mínima para hacer testamento son los 14 años.

Siguiendo esta línea, hay que destacar que “es recomendable que hagas tu testamento mientras todavía gozas de buena salud mental y te encuentras en plenas facultades. No hay una edad máxima para testar (hacer u otorgar testamento), pero sí una edad mínima, los 14 años. Una persona con un trastorno mental –ya sea temporal o permanente – o menor de 14 años, no puede hacer testamento bajo ninguna de sus formas; está bajo lo que el Código Civilllama una prohibición absoluta. Estas se aplican a todo tipo de testamento, independientemente de su forma.
Existen también prohibiciones relativas, que son aquellas que sólo impiden otorgar determinados tipos de testamento. Así, el testamento ológrafo – el hecho por uno mismo – sólo puede ser otorgado por personas mayores de edad. Por su parte, el testamento cerrado, más raro en la práctica, no puede hacerlo una persona ciega o alguien que no sepa leer o escribir“.

Ahora hay que destacar lo que es el testamento. Se puede definir este diciendo que “un testamento es un documento que sirve como herramienta legal para expresar la voluntad de una persona sobre sus bienes luego de fallecer. Este se realiza en vida y expresa cómo serán divididas sus
pertenencias al momento de su muerte.

Realizar un testamento es un acto personal, libre y se puede revocar con la redacción de uno nuevo. A través de este pueden ser una o más personas las que hereden los derechos y deberes de las propiedades del difunto. Además, por medio de este documento se pueden adjudicar bienes a personas que no sean familiares directos.
Fuera de estos casos, se sigue la regla general. Si no lo tienes prohibido por la Ley al no tener capacidad para testar bajo las situaciones anteriores, entonces puedes hacer testamento. Si otorgas tu testamentoante un notario – lo más habitual – entonces se entiende que tienes la capacidad para hacerlo a menos que posteriormente se demuestre lo contrario”.

En cuanto a la regulación tanto del testamento como de la edad mínima para hacerlo, se debe de destacar que “el testamento es un acto jurídico, regulado en el Código Civil, según el cual una persona (testador) decide qué quiere que ocurra con
sus bienes una vez que fallezca. Es decir, es un acto mortis causa, lo que significa que lo que dice el testamento sólo entra en juego una vez fallece el testador y nunca estando en vida.

Es importante señalar que si una persona fallece sin dejar testamento, sus bienes tendrán un destino, pero ya que no se dejó testamento habrá que abrir lo que se llama “sucesión intestada”, según la cual heredarán los bienes las personas que señala la ley. Lo veremos en el último
punto”.

También hay que destacar, en cuanto al testamento, que “en el testamento no es obligatorio decir en qué bienes se concreta la parte de cada uno de los herederos. Lo más frecuente, si se tienen hijos, es que se les nombre herederos por partes iguales,
sin hacer mención alguna de los bienes, sino aplicando un porcentaje igual para todos ellos. Será después de fallecer el testador cuando los nombrados en el testamento tengan que hacer un inventario de los bienes y deudas que aquél tenía, y proceder a su reparto.

Es posible que un testador quiera atribuir a una o varias personas un bien concreto,
sea un inmueble, una joya, el dinero que exista en una cuenta corriente, o cualquier otra cosa. En este caso, se realiza lo que se denomina un legado. El testador lega ese bien específico. El legado puede efectuarse
a favor de los herederos forzosos -sean descendientes o ascendientes- o de otras personas o instituciones. En todo caso, deberá respetar los límites que imponen las legítimas, que se explican más adelante.

Los legatarios -beneficiados con un legado-, únicamente reciben lo señalado por el testador, y el resto se adjudica a los herederos, que son los que adquieren todo lo que tenía el fallecido y que no haya
legado especialmente, incluidas las deudas, que estarán obligados a satisfacer, en el caso de que acepten formalmente (pueden aceptar tácitamente) la herencia.

En ocasiones es conveniente nombrar a una o varias personas para que se ocupen de la herencia y protejan los bienes, fallecido el testador, y para que determinen el reparto, si se prevé que entre los herederos se van a producir roces o dificultades: se trata del albacea y del denominado contador-partidor.

Por ejemplo: un padre que designa a sus hijos como herederos, pero cree que puede haber peleas entre ellos por la herencia, y, para evitarlo, nombra a un familiar o amigo, o varios, para que sean los que repartan,
sin que los hijos puedan impedirlo, salvo que todos ellos estén de acuerdo. Es una manera de salvar las dificultades, haciendo que no sean los herederos quienes repartan, sino un tercero de confianza.

Es posible nombrar tutores cuando hay hijos menores de edad, previendo el caso de que falten ambos padres.

Las disposiciones testamentarias, según las necesidades (edad de los hijos, voluntad de que no se vendan determinados bienes durante un tiempo, de que pasen a otras personas en defecto de los nombrados o
después de la muerte de éstos, limitaciones, peticiones, etc.) son variadísimas, y exceden este ámbito. En estas notas únicamente se
pretende ofrecer una información general, pero, siendo una cuestión tan importante y personal -en muchas ocasiones es un tema muy delicado- no dudes en acudir al notario, preguntarle las dudas y exponerle tus ideas, para que te informe de todas las posibilidades y aconsejarte según sus circunstancias particulares. Recuerda que te asesorará gratuitamente, con independencia de que decidas o no hacer el testamento.

El testamento es siempre revocable, es decir, siempre se puede cambiar; el que lo otorga puede hacer cuando quiera otro posterior. Por otra parte, es un documento personal, no hay que entregarlo en ningún
registro u oficina, y no impide al testador disponer de sus bienes, igual que si no lo hubiera hecho. Constituye, ni más ni menos, la voluntad de la persona sobre cómo han de repartirse sus bienes cuando falte, pero no afecta a su vida”.

Por último, se debe señalar que “el art. 662 Código civil establece como regla general que : «pueden testar todos aquellos a quienes la ley no lo prohíbe expresamente». Esta regla es general en sentido propio, de manera que las incapacidades para testar están dotas de carácter excepcional, habiendo de estar claramente establecidas por la ley para que existan, no pudiendo extenderse analógicamente (CAPILLA
RONCERO).

En el art. 663 Código civil se concreta que están incapacitados para otorgar testamento, los menores de 14 años y el que habitual o accidentalmente no se hallare en su cabal juicio. A estos dos supuestos hay que añadir el del art. 668 Cc, que exige la mayoría de edad para otorgar el testamento ológrafo.

El que la edad para testar sea inferior a la plena capacidad de obrar, se suele justificar por la especial naturaleza del testamento, que por ser un acto mortis causa que despliega sus efectos después de la muerte de su autor carece de efectos perjudiciales para éste (Capilla Roncero).

Con respecto a la capacidad hay que distinguir según que exista o que no sentencia de incapacitación:

10 Cuando exista sentencia de incapacitación, cabe que en ella se
prohíba expresamente testar al incapacitado, éste no podrá otorgar testamento incurriendo en caso contrario en un supuesto de nulidad.

Si la sentencia de incapacitación no prohíbe al incapacitado otorgar testamento éste podrá realizarlo si bien a tenor del art. 665 Cc, el notario designará a dos facultativos que previamente lo reconocerán, de tal forma que el notario no autorizará el testamento si no cuando aquello respondan de la capacidad del testador, debiendo asimismo concurrir al otorgamiento del testamento y firmarlo El testamento otorgado al amparo del art. 665 está amparado por la presunción de capacidad del testador, con eficacia iuris tantum, es decir que puede desvirtuarse mediante prueba en contrario.

20.- Cuando no exista sentencia de incapacitación deberá ser el notario autorizante, en los testamentos
notariales el que deberá cerciorarse del estado de capacidad natural del testador (art. 685-1) En el peligro en peligro de muerte y en tiempo de epidemia serán los testigos los que deberán procurar asegurarse del estado de capacidad del testador (art. 685-2) La fe notarial respecto a la capacidad del testador, lleva consigo una presunción «iuris tantum» que admite prueba en contrario.

Para apreciar la capacidad del testador hay que estar al estado en que aquel se halle al tiempo del otorgamiento del testamento(art. 666), de ahí que el art. 664 Código civil establezca «que el testamento hecho antes de la enajenación mental es válido».

Además de las incapacidades generales del art. 663, existen una serie de incapacidades propias de cada tipo de testamento. El art. 708 prohíbe otorgar testamento cerrado a los ciegos y a los que no sepan o no puedan leer. Lo mismo cabe predicar con respecto al testamento ológrafo puesto que de estar realizado de puño y letra del testador”.

FUENTES:

  1. ABOGADOS PARA TODOS (https://www.abogadosparatodos.net/el-testamento-en-espana-regulacion-legal/).
  2. Notariado: https://www.notariado.org/liferay/web/notariado/testamentos-y-herencias).
  3. Testamento herenciss y sucesiones: https://www.testamentoherenciasysucesiones.es/cual-es-la-edad-conveniente-para-hacer-el-testamento/
  4. Agreement: http://agreement24.es/testamento-preguntas-frecuentes
  5. Ley testamento: https://espana.leyderecho.org/capacidad-para-otorgar-testamento/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s