Derecho, Derecho general, Economía

¿Qué es una start-up?

Se puede definir una start-up como “una empresa de nueva creación que comercializa productos y/o servicios a través del uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC’s), con un modelo de negocio escalable el cual le permite un crecimiento rápido y sostenido en el tiempo.

Este fuerte componente tecnológico les permite poder escalar su negocio de forma ágil y rápida, y con una necesidad de capital inferior a las empresas tradicionales.

Como características de las startups, se pueden destacar los siguientes:

  • “Desarrollan, por norma general, modelos de negocio innovadores.
  • Opera con costes mínimos, inferiores a las empresas tradicionales.
  • Su principal objetivo es crecer rápidamente.
  • Obtienen financiación principalmente a través de inversores privados o business angels.
  • No requieren, generalmentel, de grandes inversiones de capital para su desarrollo. Sin embargo, el uso intensivo de la tecnología les permite generar economías de escala que se traducen en sustanciales ingresos.
  • Su principal herramienta para darse a conocer en el mercado es internet. Invierten importantes recursos económicos en contratar profesionales capacitados para implementar estrategias de marketing online exitosas.
  • El departamento de Customer Service suele ser un área donde hacen mucho hincapié.
  • Buscan simplificar los procesos de comercialización o de prestación de servicios.
  • Operan generalmente con un organigrama horizontal y en constante evolución. Buscan adaptarse en todo momento a su continuo crecimiento.
  • Los trabajadores de este tipo de empresas deben estar altamente calificado.
  • Asumen de forma natural los riesgos como camino hacia el éxito, probando nuevas formas de trabajar y comunicarse con el consumidor. El fracaso siempre supone un aprendizaje.
  • Siempre están en constante evolución”.

También puede destacarse el hecho de que “cada startup está respaldada por una idea que busca simplificar procesos y trabajos complicados, con el objetivo de que el mercado tenga una experiencia de uso simplificada y fácil.

Generalmente son negocios que quieren innovar, desarrollar tecnologías y diseñar procesos web. Principalmente, son empresas de capital-riesgo.

No todo el mundo debe o tiene la oportunidad de trabajar en grandes empresas, y ese es el grado de importancia que tiene una startup”. 

En cuanto a su financiación, se puede afirmar que “la gran mayoría de startups no utilizan fuentes de financiación tradicionales como pueden ser créditos de bancos y otros vehículos similares, optando por capital aportado por inversores a cambio de un porcentaje de la empresa en aquellos casos en los que la startup no cuente con un modelo de negocio de sus primeros meses de vida.

La tipología de inversores en el mundo del emprendimiento es muy amplia y va desde los FFF (friends, family y fools), que suelen ser claves en los primeros años de vida, hasta el Venture Capital o Private Equity que aportan fondos en etapas más avanzadas. Todos estos conceptos los iremos definiendo en futuras entregas.

Ejemplos de startups existen muchos, tanto a nivel internacional como a nivel español. Google, Twitter, Facebook, Tuenti o Privalia comenzaron siendo startups y con el paso de los años se han convertido en gigantes empresariales con cientos de empleados y un número importante de ingresos y beneficios. Un debate que suele asociarse con este concepto es el momento en el que una startup deja de serlo y pasa a convertirse en una empresa al uso.

Sobre esta cuestión no existe ninguna conclusión definitiva. En ocasiones suele afirmarse que en etapas avanzadas el concepto de startup pasa a estar ligado a la estructura corporativa, forma de trabajar y ambiente de una empresa en vez de a las características mencionadas anteriormente”.

O incluso, siguiendo con el tema de la financiación, también se puede afirmar que “no todos los métodos de financiación de startups son válidos para todo tipo de emprendedores. La razón es que algunas posibilidades encajan mejor con el perfil de ciertos proyectos, así que la tarea final sería encontrar aquel método que más convenga de acuerdo a la naturaleza de la startup.

Las opciones en este apartado abundan, desde los business angel, pasando por el crowdlending, crowdsourcing, entre otros. De todos ellos, a continuación conocerás un poco más. Siempre recordando que la mejor financiación para proyectos empresariales son aquellas que se adapten a las necesidades y posibilidades financieras de cada startup”.

Existen varios tipos de financiación de start ups, pudiendo destacarse los siguientes:

Venture Capital (capital riesgo)

El Venture Capital o conocido en español como Capital de riesgo es una inversión temporal en el capital de la sociedad. Su objetivo es el de poder apoyar al crecimiento de aquellas empresas que han sido recientemente creadas, por lo que multiplicar su rentabilidad es uno de sus objetivos fundamentales.

La inversión se canaliza por medio de una sociedad o un fondo de capital riesgo, y la decisión de inversión es tomada por el comité de inversores. Se debe considerar además que el ciclo de inversión es uno muy largo, por lo que para completar el mismo es necesario reuniones, analizar documentos, etc.

Siendo entonces el momento de inversión cuando la empresa posee ya determinada tracción y lo que requiere es de crecer, es decir de rondas de serie A en adelante. Aunque lo que son las formas de inversión y particularidades, tenderán a depender del tipo de negocio así como de otros factores como lo son el tamaño de la ronda y quienes serán finalmente los inversores.

Si tienes interés en esto se puede conseguir mucha más información en la asociación de entidades de capital riesgo ASCRI. Siendo algunos de los fondos más conocidos los de Faraday, Cabiedes, Kibo Ventures, Caixa Capital Risc o Big Sur Venture, etc.

Business angels

¿Cómo conseguir dinero para una startup? Una de las primeras respuestas que vienen a la cabeza es la de los Business angels o ángeles de negocios. Se trata de inversores que, además de aportar capital a la compañía, se encargan de trabajar como mentores para los emprendedores y ayudarlos con su red de contactos y con su experiencia a cambio de un porcentaje de su sociedad.

Los Business se han convertido en actores fundamentales del ecosistema del emprendedor, y los mismos suelen actuar de manera individual. Pero también existen agrupaciones de varios de estos que desean invertir en un mismo tipo de proyecto.

Sin embargo, el dilema está en que son personas muy selectivas al momento de seleccionar el proyecto en el que invertirán. Esto se debe a que suelen arriesgarse con medida en los sectores en donde posean experiencia o en donde también sean capaces de controlar su entorno y realizar decisiones que jueguen a su favor.

Su inversión se conoce como capital semilla y es efectuada en las fases de mayor incertidumbre. Como cualquier tipo de inversión, a mayor riesgo, mayor ganancia: estamos hablando con facilidad de la multiplicación del x10 o al x20 del capital invertido, un porcentaje bastante alto. Este tipo de inversores tienden a salir en las siguientes rondas de financiación una vez han multiplicado sus beneficios.

Si deseas conocer más acerca de los business angels en España, puedes encontrar este tipo de información en AEBAN, que es la Asociación Española de Business Angels. Pero también lo puedes hacer en programas como SeedRocket o asistiendo a foros de inversión con citas con business angels que buscan nuevos proyectos. Estos foros suelen ser organizados por IESE, ESADE, Keiretsu o StartupOlé.

Crowdsourcing

Otra forma de buscar financiación para startups se encuentra en el Crowdsourcing. Este es un término que surge de las palabras inglesas crowd (multitud) y sourcing (abastecimiento). Se trata de laexternalización de ciertas tareas o labores dentro de la empresa, cediéndolas por medio de una convocatoria abierta a comunidades que disponen de un buen número de personas que podrán prestar sus servicios y conocimientos.

Valiéndose de todo esto para poder agilizar procesos y encontrar respuestas que sean innovadoras y potentes ante una necesidad. Es un proceso mediante el cual se reúnen las mejores mentes y manos aptas para una tarea, tal cual lo explicó quien se considera como el padre del Crowdsourcing, Jeff Howe.

Gracias al potencial de las nuevas tecnologías y las redes sociales, las compañías han logrado una mayor difusión en estas convocatorias abiertas. Convirtiéndose también en nuevas oportunidades para los emprendedores, que están recopilado de información esencial para el desarrollo de sus proyectos.

El Crowdsourcing además sirve para encontrar problemas complicados para las empresas y es una forma innovadora de toparse con ideas frescas y «out of the box», sin la necesidad de tomar riesgos que sean muy exagerados.

Crowdfunding

El Crowdfunding consiste por su parte en conseguir las aportaciones de muchas personas para poder conseguir un objetivo. No hace falta que las colaboraciones individuales sean grandes, pero numerosas en participación.

El Crowdfunding es una de las nuevas formas de financiación para una startup y ciertamente es una forma de aprovechar al máximo la potencia de las 3 F que son Friends, fools y family. Su funcionalidad para emprendedores es cada vez más probada como efectiva, en especial en España en donde ha servido para rentabilizar pequeñas inversiones, así como ser una gran oportunidad de financiación y publicidad para los negocios de los emprendedores.

Este también es conocido como micromizenazgo y permite que las personas, no solo dentro de un único país, sino que en cualquier parte del mundo, puedan ofrecer dinero a personas o empresas.

A su vez, el crowdfunduing ofrece la oportunidad de que las pequeñas empresas obtengan financiación a través de un canal diferente a los bancos, familiares o amigos. En lo referente a los tipos de proyectos que apoya, estos son de los más variado, desde productos hasta proyectos artísticos.

Este método se basa en una red de financiación para startups que por lo general es online, permitiéndole llegar a un gran número de personas que con sus donaciones económicas, ayudarán a estas empresas.

El crowdfunding es una muestra en definitiva de cómo la era digital ha sido beneficiosa para incrementar las maneras de financiar una startup. Siendo todo ello mediante un proceso simple.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

  1. El emprendedor envía su proyecto o idea a la plataforma, para optar como candidato a la financiación.
  2. La plataforma valora el proyecto y lo publica para que empiece el proceso de financiación.
  3. El proyectos se deja durante un tiempo en este espacio, para que las personas pueda conocerlo e invertir en él.
  4. Al finalizar el plazo establecido, se cerrará el proyecto y se comprobará si la financiación esperada fue obtenida.

Normalmente la financiación obtenida se le entrega al emprendedor si ha conseguido el objetivo marcado, aunque esto depende del tipo de plataforma que sea.

Existen varias plataformas que se dedican al crowdfunding como son los casos de Crowdcube, Socios Inversores o Startupxplore.Empresas unicornio: lista 20 startups más valiosas del mundo

La era de las empresas unicornio continúa afianzándose como un novedoso concepto Seguir leyendoMétodo lean startup: Cómo aplicarlo a tu proyecto

En el pasado los proyectos empresariales tenían un margen preocupante de fracaso, Seguir leyendoLíneas de financiación pública para startups en España

Actualmente los emprendedores tecnológicos tienen a su disposición numerosas ayudas de los Seguir leyendo

Crowdlending

Si todavía no has enontrado cómo financiar tu startup, puede que el crowdlending sea una buena alternativa. Se trata de un préstamo con características mucho más atractivas para el emprendedor que los prestamos ofrecidos por los bancos.

El crowdlending funciona de la siguiente manera:

  1. Varias empresas o particulares se encargan de aportar determinada cantidad de dinero para que los emprendedores pongan en marcha sus negocios o proyectos.
  2. Una plataforma de intermediación se encarga de realizar todas las gestiones para aceptar tanto a los inversores como a los solicitantes de préstamos
  3. El solicitante, una vez aprobada la cuantía, recibe el dinero y lo devuelve posteriormente en cuotas (exactamente como un crédito bancario)
  4. El inversor recibe una plusvalía de su inversión a través de los intereses pagados por el solicitante.

Una de las grandes ventajas es que los solicitantes se comprometen a una devolución con características especiales, entre las que se incluirán menos requisitos y garantías para poder acceder a dicha financiación. Un panorama en general mejor que el ofrecido por las entidades bancarias.

Este mecanismo de financiación colectiva es tan atractivo porque se trata de pequeños inversores que prestan su dinero con el objetivo de recuperar su inversión a futuro junto a unos cuantos intereses.

Desde el punto de vista del inversor, supone una forma de poder diversificar su cartera de inversiones. Todo ello a costa de un riesgo muy bajo, algo que permitirá el desarrollo y crecimiento de nuevos proyectos. Y por parte de la empresa las ventajas son destacables al contar con una tramitación y concesión de préstamo mucho más rápida y por supuesto barata.

En definitiva, la idea es eliminar la figura de los prestamistas tradicionales, recibiendo la financiación por parte de particulares. El contacto entre los prestamistas y beneficiaros se realiza, por norma general, por medio de una plataforma digital. Entre las plataformas que ofrecen este tipo de financiación para emprendedores se pueden encontrar Lendix, Zank o Finanzarel.

Préstamo bancario

Los préstamos bancarios son otra opción para financiar un proyecto, pero no la primera. Esto se debe a la dificultad en el acceso al crédito para los emprendedores. Es por ello que se recomienda recurrir lo más tarde posible a líneas de crédito y préstamos bancarios.

En lo referente a las condiciones, estas pueden cambiar de acuerdo a lo que imponga cada entidad financiera. Las condiciones pueden variar dependiendo de la fase en la que se encuentre el proyecto, así como la viabilidad, junto con la rentabilidad esperada y el estado económico del emprendedor.

Préstamos ICO

Los préstamos ICO pueden ser de provecho para los emprendedores y startups. Se trata de créditos blandos, respaldados por el Instituto de Crédito Oficial (de ahí su abreviatura). En el proceso de solicitud hay 3 partes involucradas:

  1. El Instituto de Crédito Oficial
  2. La entidad de crédito
  3. El solicitante

El Instituto de crédito oficial presta el dinero en condiciones ventajosas, para empresas y emprendedores. Pero para acceder a la financiación, estos deben contactar con una entidad de crédito adscrita. El banco o entidad crediticia se encarga de analizar la viabilidad de la operación además de gestionar el dinero que es prestado y asumir el riesgo en caso de impago.

Si te interesa este tipo de financiación, encontrarás aquí todas las líneas de financiación disponibles de ICO y el proceso de solicitud, beneficiarios, etc.

Como curiosidad,  las empresas de la Comunidad de Madrid pueden solicitar un préstamo por medio de Avalmadrid, que es un entidad financiera que está constituida para pymes y autónomos.

Subvenciones

Una alternativa para encontrar financiación para una startup puede ser la de las subvenciones. Dependiendo del tipo, serán a fondo perdido, o por un porcentaje del total del proyecto.

En relación a las cantidades ofrecidas por las subvenciones, el acceso a estas ayudas depende en gran parte de la localización y del proyecto como tal. También es importante la actividad del negocio, su grado de innovación y el perfil del emprendedor.

Pero el aspecto negativo de las mismas es que conseguirlas no es sencillo, tampoco rápido o seguro, y es que se requiere de un tiempo considerable tanto para su aprobación como para la elaboración de la memoria a presentar, además de que la competencia para poder obtenerlas es alta.

Préstamos y ayudas a emprendedores

Por último, se encuentra la financiación pública para startups. El interés de los gobiernos en ofrecer ayuda a los emprendedores podría ser la solución para quienes no han podido encontrar métodos de financiación privados que les ayuden en su negocio.

Los programas e instituciones interesadas en brindar este tipo de ayudas son bastante numerosos, por lo que conviene reconocer cuáles son las que más convienen y cuáles son las que más cerca están de las demandas realizadas. Estas son algunas de las más renombradas e importantes:

  • Enisa: Enisa brinda financiación a los emprendedores en compañía de una guía y apoyo sobre el proyecto propuesto. Logrando de esta forma, conectar al emprendedor con un ecosistema de otros emprendedores en su mismo campo. Ofrece tres líneas de financiación que son la de jóvenes emprendedores, emprendedores y crecimiento.
  • Neotec: La misión de Neotec es impulsa el nacimiento de nuevas empresas de base tecnológica en España. Para ello cuentan con el uso de las nuevas tecnologías, y una estrategia de negocios basada en el dominio del conocimiento técnico y científico.
  • Horizonte 2020: Este es el mayor programa de investigación e innovación en la Unión Europea comprendido entre el 2014 y 2020 con un presupuesto que rebasa los 80 mil millones de euros. Es una financiación que aboga por la investigación e inversión para el futuro de los países miembros de la Unión Europea.
  • Horizonte PYME: Para las startups que quedaron fueras de Horizonte 2020, el Horizonte PYME sirve para una oportunidad nueva. Este programa a diferencia del primero cuenta con un presupuesto ilimitado y es parte de la propuesta del Ministerio de Economía y Competitividad, a través de la Subdirección General de Colaboración Público-Privada de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.
  • Convocatoria Emplea: Con esta financia los costes de contratación del personal especializado en desarrollo tecnológico. Por lo que si buen no aporta una financiación directa, ayuda de una manera interesante y efectiva en todo momento cabe destacar. Por lo que sería un programa orientado más que todo a la empresa, pero también al empleo, entonces cuenta con una bolsa de tecnólogos que colocaran en contacto a los profesionales de las empresas emergentes”.

Finalizando, también se puede decir que “

Muchos se preguntan por qué a las startups no se les llama simplemente pequeñas empresas. El punto es que realmente no son lo mismo. Y es que las startups, si bien son compañías pequeñas, lo que las caracteriza es que son de reciente creación y son siempre empresas tecnológicas que buscan desarrollar un producto o servicio a través de Internet. Su objetivo es valerse de las herramientas de tecnología para conseguir un modelo de negocio que sea replicable y escalable.

El capital también juega un papel clave en este tipo de empresas. Por lo general, no cuentan con mucho dinero al principio. Su principal capital es básicamente su proyecto y en él ponen todas sus esperanzas de éxito. También suelen contar con algún amigo que cree en esta idea y que es lo suficientemente arriesgado para lanzarse a la aventura de crear la empresa.

Además, las startups (en muchos casos) no requieren de instalaciones físicas ni mobiliario. Basta con tener un ordenador y una conexión a Internet. Cada integrante del equipo podrá trabajar desde su casa o desde el café más cercano. El punto es que el trabajo se hace de forma remota. Si se tiene suerte, las oficinas llegarán en el futuro”.

Como conclusión, podría afirmarse que “

Es evidente que el concepto de ‘startup’ ha trascendido su significado (que alude sencillamente a un determinado tipo de empresas cuando se encuentran en su fase inicial), para comprenderse como una filosofía con una serie de características. En el libro del emprendedor y autor Eric Ries, ‘The Startup Way’ (2017), se explica cuáles son los cinco principios básicos propios de una ‘startup’ que toda empresa debería replicar, sea cual sea su magnitud y la fase en que se encuentre:

  • Innovación continua

No se trata de descubrir una idea innovadora y acomodarse sino de, a través de la creatividad y el desarrollo de talento, identificar un método que permita desarrollarse y generar nuevas ideas constantemente.

  • La ‘startup’ como unidad atómica de trabajo

La idea consiste en crear grupos de trabajo dentro de las grandes compañías que funcionen como si de pequeñas ‘startups’ internas se tratase, propiciando de este modo la agilidad a la hora de actuar, un punto fuerte característico de las empresas emergentes.

BBVA Open Talks Madrid: ¿Condiciona la IA nuestras decisiones?

El BBVA Open Space de Madrid, ha acogido la primera edición de BBVA Open Talks en España, donde profesionales del sector ‘fintech’, inversores y ‘startups’ tecnológicas se han reunido para dar respuesta a una pregunta que cobra cada vez más relevancia en un contexto marcado por la inteligencia artificial: “¿Somos conscientes de cómo tomamos las decisiones?”

  • El emprendimiento carente en la organización

Puesto que algunas compañías se encuentran ya más que consolidadas en el mercado, a veces la noción del emprendimiento, comprendida como la continua exploración de nuevos modelos de negocio, queda de lado. Se le otorga más importancia a mantener la misma actividad fructífera en el mercado que a tratar de desarrollar nuevos métodos o ideas. En su libro, Eric Ries, habla de esta función característica de las ‘startups’ como una parte tan fundamental para una empresa como podrían ser el marketing o las finanzas.

  • La segunda fundación

Si se han seguido los pasos anteriores, los cambios a realizar en la empresa podrían ser tan relevantes que se habla de una especie de “refundación”. Esto obligaría a la compañía a reinventarse, ya que esta estaría encomendándose a la innovación y probablemente fuese necesaria una nueva estructuración de los métodos de trabajo. En otras palabras, romper con los modelos tradicionales e intentar imitar la flexibilidad que tienen las ‘startups’ a la hora de reacondicionarse de acuerdo a las exigencias del mercado.

  • Transformación continua

Este punto podría resumirse con la expresión “y vuelta a empezar”. Según Ries, las empresas deben incorporar en su ADN la capacidad de reinventarse constantemente, de modo que una vez que se ha conseguido un cambio o transformación se debe empezar con el siguiente reto”.

FUENTES:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s