búsqueda de trabajo, Derecho general

Utilización de redes sociales para la búsqueda trabajo. Técnicas para llamar la atención de los headhunters utilizando la cabeza.

Como cualquier otro aspecto diario en el mundo actual, la búsqueda de empleo también ha sufrido una evolución, y el paso más grande ha sido que ya no es la época en que se lleven los currículum en mano.

En primer lugar, hay que señalar que “las redes sociales se han convertido en una herramienta para relacionarnos con otras personas y exteriorizar nuestra forma de ser. De esta manera se pueden crear lazos y vínculos de diverso carácter, ya sea por zona geográfica, amistad, familia… El uso que hacemos de ellas también es distinto: podemos expresar una opinión sobre un acontecimiento de actualidad, hacer amigos o simplemente usarlos como forma de entretenimiento.

A la hora de buscar trabajo, las redes sociales también son importantes. Las personas (consciente o inconscientemente) publicamos mucha información valiosa
para las empresas que buscan talento: de una fotografía, comentario que hagamos, etc… se puede sacar muchísima información con la que los reclutadores pueden trazar un perfil de cómo somos, qué nos gusta, qué hacemos en nuestros ratos libres o en nuestra vida privada.

El personal de Recursos Humanos es capaz de desestimar una candidatura o no contratar a una persona por su perfil en las redes sociales, por eso, es muy importante saber cuál es el efecto que pueden tener algunas de las publicaciones que hacemos en ellas.

Dada la importancia que tienen las redes sociales en el ámbito profesional, hay que tener en cuenta ciertos aspectos del uso de los medios sociales:

1- Saber usar las redes sociales. ➫ Hacer uso de las redes sociales puede ser positivo. El simple hecho de saber usarlas puede resultar beneficios para crear vínculos profesionales e incluso personales que nos permitan lograr contactos clave para nuestros procesos de selección.

2- Ser conscientes de lo que publicamos. ➫ A veces hay que pensar dos veces antes de publicar ciertos contenidos en las redes sociales. Los insultos o palabrotas que se escriba son perjudiciales para la imagen de una persona. Incluso expresar una opinión política puede llegar a ser dañino. Con lo que recomendamos precaución y pensar
las cosas en frío antes de darle a la tecla “enter”.

3- Hay ofertas que también aparecen en las redes sociales. Hay empresas que publican sus ofertas de trabajo en las redes
sociales con lo que si no estamos presentes en las mismas, será más complicado poder tener acceso a ellas.

4- Imagen de perfil. La imagen es la primera impresión que tienen los reclutadores de nosotros, por eso la foto de
perfil tiene que ser adecuada. Se trata de imágenes en las que se puede apreciar a la persona que sale en ella con lo que recomendamos prudencia a la hora de publicar fotografías que puedan ponernos en situaciones comprometidas.

5- Crear una marca personal. Se trata de “venderse” en los medios sociales. Mediante posts, artículos o contenido compartido, se puede crear una marca con la que podemos reflejar los intereses profesionales que tenemos, temas que nos interesan,
actividades que realizamos, etc.

Las redes sociales son fuentes de información para muchas empresas.
Se pueden tomar decisiones simplemente por las publicaciones que hacen las personas en ellas. Por eso lo más importante es saber actuar en estos medios, saber qué y cómo publicar contenido”.

Por otro lado, se debe indicar que “la búsqueda de empleo en internet también está planteando sus problemas. Y ello es debido a que “las redes habituales ya no son tan importantes para encontrar trabajo. Los candidatos desean más privacidad y las empresas tienen dificultades para descubrir a los profesionales adecuados en Internet.

Hace tiempo que las redes sociales se convirtieron en herramientas que permiten a los usuarios realizar algo más que compartir momentos con amigos y familiares. Poco a poco evolucionaron hasta funcionar como una especie de escaparate hacia el mercado laboral. Gracias a ellas, hoy los profesionales pueden conocer mejor a las empresas, construirse una marca personal y ampliar su agenda de contactos. Sin embargo, el uso de estas plataformas para buscar empleo está tocando techo y parece que ya no seducen tanto ni a candidatos ni a reclutadores”.

En cuanto a esto inconvenientes hay que destacar que las inconveniencias son bastante distintas según los casos:

  • Provocan la pérdida de intimidad y de privacidad: al publicar nuestra trayectoria profesional en las redes sociales, podemos acabar por exponer aspectos de nuestra vida diaria sin darnos cuenta, algo que podría determinar la consecución o no de un puesto de trabajo.
  • La visibilidad que nos brinda la red también podría provocar el efecto contrario. Además de destacar las fortalezas, también pueden quedar expuestas públicamente nuestras carencias y debilidades.
  • Requieren de una constante actualización y gestión de los perfiles: hay personas que descuidan sus redes sociales y no las mantienen
    actualizadas por falta de tiempo o motivación. Es esencial dedicar
    tiempo de mantenimiento y actualización a nuestras redes sociales si
    queremos causar buena imagen a las empresas.

Ahora que ya conoces los pros y los contras de las redes sociales en la búsqueda de empleo, es momento de ponerse manos a la obra. Ten en cuenta que no hay nada menos atrayente para una empresa que un perfil muy desactualizado o, incluso, abandonado. Por ello, acaba siendo mejor no contar con presencia en Internet que tener una presencia que perjudique o determine nuestra imagen profesional en la red”.

También se ha de destacar que “las ofertas de trabajo siempre se mueven por más de un canal o de una red social. Cada uno puede decidir libremente los perfiles que quiere crear y en qué redes sociales, teniendo siempre en cuenta, cuál será la
mejor estrategia para encontrar el trabajo deseado.

Para buscar empleo, es recomendable estar en alguna red especializada, pero también se mueven ofertas de empleo por otras redes más generales, y puedes seguir a personas o instituciones que publiquen oportunidades laborales. Puedes buscar las redes que más utilizan las empresas y
profesionales que te interesan y añadirte a ellas.

Un aspecto importante es diferenciar las redes sociales que utilizarás por ocio y las que crearás de forma profesional. Cuida la privacidad de tus redes personales
y vigila con tus comentarios. Los reclutadores buscaran información
sobre ti en Internet, y todo lo que encuentren lo utilizarán para
valorarte”.

Estamos viendo que está muy bien utilizar las redes sociales para buscar empleo. Pero hay que saber utilizarlas. No se puede publicar cualquier cosa porque ello puede provocar que nos rechacen en un puesto de trabajo. Y ello porque “a la hora de buscar trabajo, las redes sociales también son importantes. Las personas (consciente o inconscientemente) publicamos mucha información valiosa para las empresas que buscan talento: de una fotografía, comentario que hagamos, etc… se puede sacar muchísima información con la que los reclutadores pueden trazar un perfil de cómo somos, qué nos gusta, qué hacemos en nuestros ratos libres o en nuestra vida privada.

El personal de Recursos Humanos es capaz de desestimar una candidatura o no contratar a una persona por su perfil en las redes sociales, por eso, es muy importante saber cuál es el efecto que pueden tener algunas de las publicaciones que hacemos en ellas.

Dada la importancia que tienen las redes sociales en el ámbito profesional, hay que tener en cuenta ciertos aspectos del uso de los medios sociales:

1- Saber usar las redes sociales. ➫ Hacer uso de las redes sociales puede ser positivo. El simple hecho de saber usarlas puede resultar beneficios para crear vínculos profesionales e incluso personales que nos permitan lograr contactos clave para nuestros procesos de selección.

2- Ser conscientes de lo que publicamos. ➫ A veces hay que pensar dos veces antes de publicar ciertos contenidos en las redes sociales. Los insultos o palabrotas que se escriba son perjudiciales para la imagen de una persona. Incluso expresar una opinión política puede llegar a ser dañino. Con lo que recomendamos precaución y pensar
las cosas en frío antes de darle a la tecla “enter”.

3- Hay ofertas que también aparecen en las redes sociales. Hay empresas que publican sus ofertas de trabajo en las redes
sociales con lo que si no estamos presentes en las mismas, será más complicado poder tener acceso a ellas.

4- Imagen de perfil. La imagen es la primera impresión que tienen los reclutadores de nosotros, por eso la foto de
perfil tiene que ser adecuada. Se trata de imágenes en las que se puede apreciar a la persona que sale en ella con lo que recomendamos prudencia a la hora de publicar fotografías que puedan ponernos en situaciones comprometidas.

5- Crear una marca personal. Se trata de “venderse” en los medios sociales. Mediante posts, artículos o contenido compartido, se puede crear una marca con la que podemos reflejar los intereses profesionales que tenemos, temas que nos interesan,
actividades que realizamos, etc”.

De lo dicho hasta aquí, se puede decir que la búsqueda de empleo de internet también se ha de realizar con cuidado, sobre todo por los datos que damos, ya que internet también es fuente de estafas y la oferta puede ser para robo de datos.

En cuanto a los efectos positivos de búsqueda de empleo en internet, se debe señalar lo siguiente:

  • “Porque no todas las ofertas están en los portales de empleo u oficinas. Son cada vez más las empresas que, por ahorro de costes, apuestan por la publicación gratuita de ofertas en Redes Sociales.
  • Porque conocerás a muchas personas nuevas y recuperarás contactos perdidos que pueden ayudarte.
  • Porque el 70% de las personas que buscan trabajo lo hacen también a
    través de las Redes Sociales y no podemos permitirnos quedarnos fuera:
    tenemos que competir en igualdad de condiciones.
  • Porque 1 de cada 5 empresas ha llegado a descartar a candidatos por no saber utilizar las Redes Sociales, pues esto puede significar que no se han adaptado a los nuevos tiempos ni a las formas de pensar modernas.
  • Porque el recorrido de tu candidatura será mucho mayor. Un currículum en papel puede perderse con facilidad. La web es un espacio infinito y cualquiera, desde cualquier lugar del mundo, podrá acceder a tu candidatura.
  • Porque demostrarás a las empresas tu conocimiento digital y eso siempre suma, aunque estés optando a un puesto que nada tiene que ver con los ordenadores.

Si ya te he convencido, ahora te falta lo más importante: crear un perfil y empezar a disfrutar de las ventajas de las Redes Sociales. Puede que al principio te cueste un poco, ¡es normal! Pero con la práctica, descubrirás que son una herramienta de gran utilidad.

Los 3 pasos fundamentales para utilizar las Redes Sociales

  1. Créate un perfil profesional. Escoge una foto formal, en la que preferiblemente estés sonriendo. A continuación, descríbete como tú prefieras. Recuerda que cuanto más original seas, más atractivo será tu perfil para los demás. En Twitter dispones de una limitación de 140 caracteres para definirte. Aprovéchalos para resaltar
    tu máxima cualidad. Por ejemplo: 55 años, pero joven de espíritu, con gran entusiasmo y en busca de nuevos proyectos profesionales. En Linkedin dispones de más espacio para extenderte como quieras. Te recomiendo que no sólo completes los campos de “Formación” y
    “Experiencia”, sino que redactes el apartado “Extracto”, que te permitirá hacer un balance de tu trayectoria profesional y resaltar tus mejores cualidades.
  1. Construye tu red de contactos. Encuentra a amigos y conocidos que puedan ayudarte a encontrar empleo. Busca también a personas y a empresas que, aunque no conozcas, te gustaría que formen parte de tu red de contactos para intercambiar información u ofertas de
    empleo. Lo bueno de las Redes Sociales es que son “inteligentes” y ellas mismas te empezarán a sugerir seguir a personas una vez comprueben tus preferencias.
  1. Interactúa. No sirve de nada conseguir muchos contactos si no se interactúa con ellos. Procura responder a sus comentarios, entrar en diálogos y unirte a grupos de debate”.

Pero, como ya se ha dicho, la búsqueda de empleo en redes sociales está sufriendo un parón. Y ello es debido a que “el uso de redes sociales para buscar empleo “ha tocado techo”. Por primera vez en España, apenas crece el número de candidatos y se reduce el número de empresas que utilizan estas plataformas para contratar nuevo talento.

Así lo desvela el Informe ‘Redes Sociales y Mercado de Trabajo en España’, que cumple su quinta edición y cuya presentación ha corrido a cargo de Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, e Iria Vázquez-Palacios, directora de Servicio y Calidad de Adecco, en la que ambos han estado de acuerdo en una idea clave: las redes sociales han eliminado las barreras de comunicación entre candidatos y empresas.

“Hoy en día, cualquier persona tiene más poder sobre el desarrollo de su carrera profesional que nunca antes”, afirma Guelbenzu.“El 86% de las empresas en España tiene presencia en redes sociales, y el 84% de los profesionales de selección las utiliza para reclutar candidatos, por lo que la puerta de acceso a cualquier empresa está abierta”.

Lo mismo ocurre desde el otro lado: el 91% de los candidatos tiene cuenta en redes sociales, y el 78% las utiliza para buscar empleo. Vázquez-Palacios asegura que el noviazgo entre redes sociales y candidatos y empresas está consolidado. “La responsabilidad de las empresas es conocer las inquietudes de las personas que buscan empleo y cuáles son sus hábitos de búsqueda, ya que solo de esta forma
conseguiremos atraer al mejor talento”.

En el evento, además, se ha realizado una mesa redonda, moderada por Jorge Guelbenzu, con expertos en la materia: Pedro de Vicente, autor de exprimiendolinkedin.com y experto en la realización de estrategias en esta red, Reyes Sanz, Head of Digital Marketing, Recruitment Marketing / Employer Branding & Alumni en Accenture, Lara Lozano, Social Media & Community Manager en ALSA y Carlos Méndez, Social Media & Digital Content Manager en BBVA.

Pedro de Vicente ha asegurado que los candidatos empiezan a cansarse de las redes sociales porque no obtienen respuestas y señala que “hay que tener una estrategia y crear tus propias oportunidades”.

Para Reyes Sanz el problema se encuentra en el planteamiento de objetivos por parte de las personas en búsqueda activa.
“La gente sigue apostando por estar presentes en redes sociales, pero
los candidatos no tienen la estrategia adecuada”. También ha comentado a
los responsables de RRHH presentes en el encuentro que “las empresas no deben automatizar las ofertas porque no hay que olvidar lo social de las redes”.

Lara Lozano ha querido hacer referencia a la estrategia de Alsa en estos canales. “Difundimos ofertas de empleo en redes sociales, especialmente en Facebook y Twitter. Nuestra estrategia en 2011 comenzó estando orientada a la atención al cliente, ahora también nos centramos en los RRHH”.

Méndez ha indicado que para atraer el mejor talento “hay que crear marca empleadora” para poder acceder a él. “Nosotros usamos las redes como una fuente de información más pero no para descartar a un potencial candidato; sin
embargo, el usuario debe conocer las consecuencias de aquello que publica”.

José Luis Rodríguez se ha centrado en lo que quieren las empresas de los potenciales empleados. “El candidato quiere saber cómo es el proceso de selección de una empresa y las compañías deben tener esto en cuenta si queremos vinculación por parte del candidato”.
¿Qué ha cambiado respecto al estudio presentado en 2016?

La extraordinaria –y rápida- expansión que han vivido las redes sociales como canales de intermediación laboral durante los últimos años parece haber alcanzado su punto máximo. A pesar de que su nivel de penetración es muy alto, su ritmo de crecimiento se está ralentizando. Según los datos obtenidos, el número de candidatos que buscan empleo a través de redes sociales se ha mantenido sin apenas variaciones con respecto al año anterior: 3 de cada 4 personas buscan empleo desde sus cuentas en redes sociales. Sin embargo, solo el 45% de los encuestados las tiene como referencia habitual para la búsqueda de trabajo.

En cifras similares se ha mantenido también el porcentaje de usuarios que se ha inscrito en una oferta de empleo que han conocido a través de las redes sociales, alcanzando el 77% el último año, un punto porcentual más que durante 2015.

Los portales web de empleo, consultados por el 98% de los encuestados, siguen siendo la primera opción a la que recurren los candidatos cuando están en búsqueda activa de trabajo. Las páginas web corporativas (88%) y las empresas de selección (86%) completan el mix de herramientas más utilizadas por los profesionales que buscan empleo.

Entre los motivos que más influyen a la hora de abrirse un perfil o utilizar una red social siguen figurando contactar y comunicarse con amigos y/o familiares (66%) y estar al día de la actualidad y/o de las aficiones de los encuestados (57%). El empleo, sin embargo, es una de las razones que más peso ha perdido en el último año, cayendo de un 69% en 2015 a un 40% en 2016.

El 63% de los candidatos son conscientes de que todo aquello que publiquen en sus redes sociales puede ser evaluado por otras personas, entre ellas futuros empleadores. Los usuarios dispuestos a compartir su
búsqueda de empleo a través de redes sociales (46%) utilizarían,
mayoritariamente, LinkedIn (66%) y Facebook (50%).
Un cambio de tendencias en los Recursos Humanos

Los profesionales de RRHH, por su parte, han integrado las redes sociales y otras plataformas 2.0 como instrumentos de su trabajo diario. Las utilizan principalmente como una herramienta complementaria a la que recurren cuando quieren ampliar la información de la que disponen sobre los candidatos preseleccionados.

Durante el último año, el uso de las redes sociales como medio para captar talento ha perdido tres puntos porcentuales, pasando de un 87% en 2015 a un 84% en el último año. La red social más utilizada por las empresas españolas para encontrar nuevos empleados es, un año más, LinkedIn. A ella recurren el 74% de los reclutadores que hacen uso de las redes para encontrar candidatos.

Los portales web de empleo siguen siendo la herramienta más utilizada por los profesionales de RRHH cuando quieren reclutar a nuevos empleados (88%). De hecho, es el canal al que recurren siempre o casi siempre el 67% de los seleccionadores, unido al 21% que los utiliza de forma habitual u ocasional.

Además, el 86% de las empresas consulta las redes sociales de los candidatos preseleccionados antes de tomar una decisión de contratación. Es importante saber utilizar correctamente estas herramientas, pues el 55% de los profesionales de RRHH encuestados ha reconsiderado su decisión de contratación después de consultar los perfiles en redes de
algún candidato preseleccionado; el 36% lo ha hecho empeorando su opinión.

Los perfiles en redes sociales más consultados por parte de los profesionales de RRHH son LinkedIn (67%), Facebook (40%) y Twitter (22%).

¿Y cuál es el futuro? En el plazo de dos años, los mecanismos de intermediación laboral más utilizados serán los portales web de empleo (97%), los contactos personales (96%), las redes sociales (95%) y los sites corporativos (94%)”.

Por último, se ha de señalar que “en la red tienes a tu disposición un elevado número de redes sociales, pero en función de tu perfil profesional lo ideal es que elijas en
cuáles te darás de alta y en cuáles no. A continuación te dejamos un listado de las principales redes sociales que se utilizan para encontrar empleo en España:

LinkedIn: Es la red profesional líder, con más de 85 millones de usuarios en todo
el mundo, en la que el candidato, además de información sobre su formación o su trayectoria profesional, puede participar en grupos de interés y ser recomendado por compañeros de profesión. Aquí predominan
ofertas con perfiles altamente cualificados. Para encontrarlas, el usuario puede utilizar el buscador de LinkedIn, la pestaña de empleos o directamente dirigirse a grupos específicos donde se haya podido
publicar.

Xing: Se trata de una red social de carácter profesional que cuenta con más de diez millones de inscritos.

Viadeo: Con 35 millones de usuarios, es otra red social profesional importante para la búsqueda de empleo.

Twitter: Aunque no se trate de una red profesional como tal, en Twitter se publican
muchas ofertas de trabajo relacionadas, sobre todo de puestos de carácter tecnológico.

Facebook: No es una red profesional, pero se podría decir que es la red social por
excelencia. Es bueno estar dado de alta en Facebook y hacerse fan de todas las empresas que te interesen así como de todos los portales de empleo que dispongan de página de Facebook.

Como todo, esto de buscar trabajo a través de las Redes Sociales tiene sus pros (capacidad de hacer networking, mayor visibilidad, posibilidad de mostrar y publicitar méritos) y sus contras (pérdida de
intimidad y de privacidad, visibilidad de las carencias e imagen contraproducente si no se tienen actualizados y controlados los
perfiles) pero no deja de ser una herramienta muy útil para la búsqueda
de empleo y además gratuita”.

Por tanto, se ha de señalar, a modo de conclusión, que la búsqueda de empleo continuará en las redes sociales establecidas al efecto (LinkedIn, Infojobs), pero debiendo adquirir conocimientos específicos y utilizando las redes sociales de manera específica para el empleo.

En cuanto a cómo llamar la atención de los headhunters, cabe señalar, en primer lugar, que, “más allá de mejorar tu currículum vítae, para conseguir que tu perfil laboral deje huella y así poder llamar la atención de un headhunter aquí te proponemos algunos consejos:

  • Fija tus metas profesionales: identifica latrayectoria que quieres seguir y concentra tu esfuerzo en desarrollar tu
    talento. Así lograrás un perfil específico y que te ayudará a diferenciarte de la competencia. En el camino, toma en consideración tus valores profesionales y recuerda que “el fin no justifica los medios”. Obtener los resultados exigidos es importante, pero la manera de
    conseguirlos también.
  • Gana visibilidad: si tu perfil no es visible da igual que seas un experto en tecnología, un gurú de las finanzas o que
    no se te resista una venta. Sencillamente los headhunters no te encontrarán. Necesitas impulsar tu marca personal y para ello puedes optar por diferentes vías, desde tener un blog donde publiques contenido de calidad, una web personal o aparecer en medios de comunicación, hasta escribir un libro. Las redes sociales son fundamentales. No es necesario que tengas muchas, pero tendrás que estar en las más importantes. Volviendo a la analogía futbolística, si el fútbol de élite
    mundial se juega en las principales ligas europeas, la mayoría de headhunters realiza la búsqueda de perfiles profesionales en LinkedIn. Asegúrate de que tu perfil de LinkedIn esté lo más completo y actualizado posible para
    desmarcarte de la competencia.
  • Reinvéntate: los profesionales deben adaptarse a los vertiginosos cambios que imperan en el mercado empresarial y estar dispuestos a superarse continuamente. La manera de hacerlo es
    desarrollar habilidades que encajen con esos cambios para poder sacar el
    máximo partido a las circunstancias dentro una organización. Puedes
    empezar con las siguientes soft-skills, pues según los análisis de LinkedIn
    serán las más demandadas por las empresas en 2020: creatividad,
    persuasión, colaboración, capacidad de adaptación y gestión del tiempo.
  • Haz networking: prepara tus tarjetas de
    visita y sal a la calle a ampliar tu red de contactos. Puede que sea en cursos, seminarios, conferencias, eventos o incluso al acabar una comida en un restaurante, ¡nunca sabes dónde puede estar una nueva oportunidad laboral o de negocio! Además, trata de poner el foco a la hora de ampliar tu círculo en aquellos contactos que estén relacionados con tu entorno laboral y puedan ayudarte a mejorar en tu sector. Hacer networking a través de las redes sociales también es muy interesante y te
    permitirá ganar más visibilidad y crear oportunidades de manera fácil y rápida.
  • ¡Actitud!: nuestra actitud dice mucho de nosotros y de cómo nos relacionamos con los demás. Los headhunters lo
    saben y por eso, además de tu experiencia y tus habilidades, valorarán
    tu actitud y tu comportamiento. No olvides que cuando un headhunter
    propone candidatos a sus clientes se está jugando su prestigio como profesional y debe tener ese olfato para detectar quién tiene la actitud y predisposición necesarias para desenvolverse en la empresa que contrata sus servicios.

Por último, recuerda que los headhunters tienen toda la información acerca de la empresa y el puesto, por lo que no tienes que tomarte como algo personal un descarte ya que puede deberse a diferentes factores que nada tienen que ver con tu perfil. Lo mejor es que dejes la puerta abierta con el headhunter y mantengas el contacto para futuras oportunidades”.

Por otro lado, también hay que señalar que “la mejor fórmula para que un headhunter se fije en tu candidatura y considere el incorporarte a un proceso de selección es contar con una marca profesional, que debe ser:

  • Relevante y trascendente
  • Acorde a tu experiencia profesional
  • Debe definirte profesionalmente
  • Debe destacar en las vacantes a las que deseas optar

El headhunter está especializado en investigar hasta el más mínimo detalle de una candidatura, tanto a través de la red de
redes (Internet) como mediante la solicitud de referencias profesionales. Es por ello que tendrás que trabajar muy a fondo tu
“huella profesional”, con objeto de lograr que tu candidatura resulte óptima para este tipo de reclutadores.

¿Qué es lo primero que tienes que hacer?

El primer paso sin suda es tener muy claro tu objetivo profesional, y en base a dicho objetivo trabajar a fondo tu currículum. Aquí debe quedar muy claro los siguientes puntos:

  • Dónde está el valor de tu perfil profesional
  • En qué profesión eres realmente experto
  • Qué experiencias profesionales avalan dicho nivel de experto
  • Cuáles son las principales habilidades y talentos de tu candidatura.

Una vez hayas dejado claro en tu currículum quién eres profesionalmente, es el momento de trasladar esta información a
Internet. ¿Cómo? A través de portales de empleo, redes sociales y trabajando tu red de prescriptores, como por ejemplo anteriores jefes o excompañeros de trabajo.

Trabaja tu marca profesional en redes sociales

Headhunter Linkedin

La primera “huella” que deberías trabajar en Internet es tu perfil de LinkedIn, dado que hoy en día es la red social profesional más utilizada, siendo lugar de encuentro habitual entre profesionales y reclutadores. Además, muchos portales de empleo permiten el login o registro con la cuenta de LinkedIn e incluso realizan el volcado de datos automático.

En LinkedIn, al igual que en el resto de redes sociales, es fundamental que cuides todos los aspectos de tu perfil:

  • La imagen
  • La descripción de los logros conseguidos
  • Aspiraciones y retos que quieres alcanzar
  • Tus experiencias laborales: Es interesante que te detengas y describas con mayor detalle aquellas que estén vinculadas a empresas o puestos que gocen de reconocida notoriedad, dado que haber pertenecido a determinadas organizaciones o haber desempeñado determinados puestos contribuirá en gran medida al prestigio de tu marca profesional.

NUESTRO CONSEJO

Además, es interesante que investigues en Google Trends las palabras claves que más se utilizan en tu sector profesional y/o profesión, y que las incluyas siempre que tengas esa oportunidad, por ejemplo, en las bios de los perfiles de redes sociales y en las conversaciones sociales que establezcas.

Una vez tengas totalmente acabado tu perfil profesional en LinkedIn, no olvides trasladar la información al resto de redes sociales y portales de empleo donde tengas descrito tu perfil profesional (Facebook, Twitter, Google+ y en los diferentes portales de empleo).

Por último, no olvides mantener un contacto periódico y cordial con tus anteriores jefes y compañeros de trabajo, procurando que guarden un buen recuerdo de ti, especialmente si te notifican que han preseleccionado tu candidatura en un proceso de selección. En este caso es recomendable incluso que les avises de que podrían recibir una llamada o email solicitando referencias profesionales de tu etapa profesional con ellos.

Empodera tu marca profesional

Construir la marca profesional también consiste en empoderarte y posicionarte como un experto en tu profesión. Pero lograr este nivel de posicionamiento implica varias cuestiones muy importantes:

  • Formación o actualización continua de conocimientos, para que nunca te quedes obsoleto y siempre estés al tanto de las tendencias y novedades de tu sector profesional.
  • Diseñar una estrategia de visibilidad, a través de la participación activa y aportando valor en foros y redes sociales, tanto compartiendo contenidos de interés como comentado o difundiendo los contenidos compartidos por influencers de tu sector de
    actividad y/o profesión. No se trata de estar en todas las redes sociales, pero sí es imprescindible estar en aquellas en las que conversa el sector al que perteneces, dado que ello va a multiplicar la visibilidad de tu marca profesional.
  • Si se te da bien escribir, podrías tener tu propio blog, en el cual verter tanto los conocimientos que tienes sobre tu profesión como aportar consejos fruto de tu bagaje profesional.
  • Asistir a jornadas de networking y eventos relacionados con tu sector profesional, y compartir la información más relevante de los mismos en tus redes sociales.
  • Participar en conferencias y mesas redondas, y hablar de ello en tus redes sociales.

Más del 90% de las ofertas de empleo que gestiona un headhunter o cazatalentos se cubren con candidatos contactados inicialmente a través de Internet, así que no descuides tu marca profesional en la red”.

FUENTES:

  1. El uso de redes sociales para la búsqueda de empleo se estanca. Equipos y talento: https://www.equiposytalento.com/noticias/2017/03/02/el-uso-de-redes-sociales-para-la-busqueda-de-empleo-se-estanca
  2. Expansión: https://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2017/03/01/58b7155e22601d89688b456b.html
  3. Modelo curriculum: https://www.modelocurriculum.net/ventajas-y-desventajas-de-las-redes-sociales-en-la-busqueda-de-empleo.html
  4. El blog de Fundación Adecco: http://fundacionadecco.org/blog/blog/consejo-7-redes-sociales-en-la-busqueda-de-empleo/
  5. Influencia de las Redes Sociales en la búsqueda de empleo. SUPERRHHÉROES SESAME: https://superrhheroes.sesametime.com/influencia-de-las-redes-sociales-en-la-busqueda-de-empleo/
  6. Las Redes Sociales como Herramienta de Búsqueda de Empleo: https://www.trabajos.com/ayuda/las-redes-sociales-como-herramienta-de-busqueda-de-empleo/Pn306/
  7. Buscando empleo en las Redes Sociales. Hydra Social Media: https://www.hydrasocialmedia.com/blog/buscando-empleo-rrss/
  8. ¿CÓMO LLAMAR LA ATENCIÓN DE UN HEADHUNTER? COMPETENCIAS DEL SIGLO XXI: https://competenciasdelsiglo21.com/como-llamar-la-atencion-de-un-headhunter/
  9. ¿Cómo llamar la atención de un HeadHunter o Cazatalentos? OCUPA2: https://ocupa2.com/blog/empleo/como-llamar-la-atencion-de-un-headhunter/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s