búsqueda de trabajo, Derecho, Pensamientos sobre educación española, Política

Salidas actuales del Grado en Derecho

Actualmente, la salida de las carreras universitarias ha cambiado mucho con la implantación del Plan Bolonia (criticable, ya que, entre otras cosas, lo implantamos en España al 100% cuando en el resto de Europa lo estaban quitando, y eso los países que lo habían implantado, o no llegaron algunos países a implantarlo).

En primer lugar, cabe señalar que “en esta carrera estudias el conjunto de normas que regulan la sociedad, sobre todo en España,  desde el Derecho Civil o Penal hasta el Derecho de Trabajo y de la Seguridad Social. Pero también hay asignaturas sobre Derecho Comunitario Europeo y el Derecho Internacional, con la intención de que el licenciado sepa manejar las normas básicas que rigen nuestro mundo. Dichas normas pueden referirse a las relaciones del Estado con los ciudadanos o de las personas entre sí. Así, por ejemplo, el Derecho define cómo han de redactarse los contratos de compraventa, cómo se debe liquidar un impuesto o qué tipos de actos constituyen delitos y qué castigo corresponde a cada uno de ellos. El único requisito que se pide a los licenciados en Derecho para poder ejercer como abogados es tramitar su colegiación una vez que hayan finalizado los estudios.

Los conocimientos que se adquieren durante la carrera proporcionan la base de un buen asesor en muchos campos. Un titulado en Derecho puede acceder a puestos de trabajo de lo más dispares, tanto en la Administración Pública como en el sector privado. Es una carrera que exige estudiar mucha teoría y los expertos opinan que con la licenciatura no basta: o se opta por preparar unas oposiciones o conviene ampliar los conocimientos con una especialización posterior, ya que el mercado de trabajo es muy competitivo.

APTITUDES ACONSEJABLES
La carrera de Derecho es una carrera muy teórica en la que se recibe una gran cantidad de información que hay que asimilar. Por lo tanto es necesario tener constancia e hincar mucho los codos. Hay que aprender muchas normativas, leyes, tratados, etc. que exigen que el estudiante tenga una buena memoria. Para aplicar todos esos conocimientos, las capacidades de razonamiento y de crítica son esenciales. Por eso son aptitudes que también se intenta potenciar en el transcurso de la carrera. Además, estar al día de los acontecimientos sociales y políticos actuales y tener buenos conocimientos de economía, sin lugar a dudas enriquecerá esa capacidad analítica y argumentativa.

PROGRAMA ACADÉMICO
Estos estudios aportan una cultura jurídica básica y sirve de introducción a los conocimientos básicos de las distintas ramas de derecho. Las asignaturas base son: Derecho Administrativo, Derecho Civil, Derecho Constitucional, Derecho Internacional Público, Derecho Penal, Derecho Romano, Economía Política y Hacienda Pública, Historia del Derecho Español, Instituciones de Derecho Comunitario, Introducción al Derecho Procesal y Teoría del Derecho.

En los últimos años se ahonda en estos conocimientos con las siguientes asignaturas obligatorias: Derecho Administrativo, Derecho Civil, Derecho Eclesiástico del Estado, Derecho Financiero y Tributario, Derecho Internacional Privado, Derecho Mercantil, Derecho Procesal, Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Filosofía del Derecho y Practicum (introducción a la práctica del Derecho).

CONSEJOS PARA APROBAR CON NOTA
Virginia Martínez, profesora de Derecho Natural y Filosofía del Derecho de la Universidad de La Laguna (Tenerife), comenta que la asistencia a clase es esencial y que conviene que los profesores te conozcan. Gregorio Robles, catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de las Islas Baleares, con más de veinte libros publicados de su especialidad, insiste también en estudiar todos los días y preguntar siempre que haga falta para no quedarse nunca con dudas. Añade unas claves para preparar bien los exámenes: “Hacer apuntes y esquemas propios y saber memorizarlos. Si en la asignatura preguntan sobre casos, leer sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional.”

SALIDAS LABORALES MÚLTIPLES
Los abogados trabajan en los departamentos de asesoría jurídica, fiscal, laboral y de Administración y Gestión de las empresas. Parten con ventajas (por el contenido de los temarios) para casi todas las oposiciones de la Administración Pública. Ejercen libremente la profesión, ya sea individualmente o en asociación con otros abogados y también ejercen de juristas. Sus funciones más habituales son las de: abogado, fiscal, notario, procurador de los Tribunales, asesor fiscal, agente de cambio y bolsa, registrador de la propiedad, diplomático, secretarios de ayuntamientos, director de recursos humanos y asesor jurídico y laboral.

TITULACIÓN MULTIUSO
Las salidas laborales para los licenciados en Derecho son de lo más variadas. Virginia Martínez de la Universidad de La Laguna nos explica que por una parte están las “clásicas oposiciones a la función pública (notarías, judicatura, inspección)” y por otra parte también existe la vía del “ejercicio privado de la abogacía, el asesoramiento empresarial, trabajo en bancos”. También puedes optar a diplomático o ser asesor fiscal, etc. En un bufete de abogados es habitual estar los primeros años como pasante, es decir: como asistente de un abogado más experimentado, y más adelante pasar a ser un abogado. En la empresa el recorrido del recién titulado es parecido.

Muchos de los titulados encuentran empleo en la empresa privada, no sólo en asesoría laboral o jurídica, sino también en la administración y dirección de empresas. Por eso una posibilidad sería hacer una doble titulación simultaneando los estudios de Derecho con los de Dirección y Administración de Empresas (Derecho y ADE), lo cual normalmente te llevaría seis años.

SALARIO MEDIO
El salario medio de trabajo varía mucho en función de las diversas opciones profesionales. Marina Matud, profesora de Derecho Civil del Centro de Estudios Villanueva, comenta que en despachos profesionales, durante los dos primeros años, los sueldos oscilan entre las 1.200 € y 1.800 € mensuales, dependiendo de la compañía; en los diferentes puestos de acceso por oposición, la retribución viene dada oficialmente y se publica en las diferentes Administraciones Públicas; y en el ámbito de la empresa privada los salarios varían mucho “en función del puesto de dirección o gestión que se desempeñe.”

IMPORTANTE ESPECIALIZARSE
Aunque que el número de alumnos matriculados en Derecho ha descendido en los últimos años, sigue habiendo muchos titulados en esta materia. Por eso tanto profesores como abogados parecen coincidir en que resulta imprescindible hacer una especialización después de la carrera para encontrar trabajo en el sector privado. Gregorio Robles no lo duda en absoluto: “Con el título de licenciado se hace poco, es necesario un master o una oposición.”Además de la carrera, los idiomas, unas prácticas profesionales y estudios complementarios sobre economía y empresas ayudarán a facilitar y acortar la incorporación al trabajo”.

En cuanto a la carrera de Derecho actualmente, hay que destacar en primer lugar que “la carrera en derecho es una de las carreras que más puertas abre de cara al ámbito público, y es que el conocimiento de los contenidos jurídicos, ya sea de la legislación vigente o mismamente de la organización y funcionamiento de la Administración, todo ello sumado a la magnífica capacidad de comprensión lectora y de redacción que transmite, se presentan como los conocimientos fundamentales habilitantes para abrir las puertas de acceso a la mayoría de las oposiciones de la Administración.

Esta es la opción más sonada en boca de quienes han experimentado la irregularidad del mercado laboral constituyendo la ‘’apuesta segura’’ de todo trabajador. Para ello previamente es necesario superar las oposiciones las cuales abren un camino marcado por la estabilidad económica”.

También se puede señalar que, una vez que se termina la carrera, sea cual sea, surja la siguiente pregunta:

Ahora empieza lo bueno. Te adentras en otra etapa que quizá coincida con tus primeros contactos con el “mundo laboral” o suponga para ti un cambio de trayectoria profesional, sea como fuere:

NO TENGAS PRISA POR DECIDIR! Has invertido años en completar tu formación como para que en un “abrir y cerrar de ojos” elijas a qué quieres dedicarte profesionalmente los próximos años de tu vida o, quién sabe, toda la vida.

TIENES MUCHAS OPCIONES 

Has elegido una carrera con muchas salidas profesionales y aunque, sin duda, esto es un punto positivo no nos vamos a engañar, añade un poco de estrés a la toma de decisión.

Puedes decidir trabajar en el SECTOR PRIVADO.

Aquí se abren muchas posibilidades. No todo es ser abogado o preparar una oposición a judicatura, también puedes dedicarte a la procura (ser procurador), o trabajar en el sector empresarial, donde las opciones son tantas que no puedo enumerarlas todas. Al  fin y al cabo la empresa te contrata como graduado en derecho y una vez dentro conocerás el organigrama de la empresa y será allí donde te formen. Por citarte algunos ejemplos, podrías trabajar en el departamento de recursos humanos, en el departamento de marketing, como “compliance officer”, como delegado de protección de datos, o incluso trabajar en banca.

Y si decides ser abogado puedes enfocar tu carrera desde distintas perspectivas. Desde trabajar para un despacho a ser tu propio jefe. Trabajar en las ramas tradicionales del derecho (civil, penal, administrativo, mercantil, laboral) o especializarte en las últimas novedades (fascinó law, derecho del deporte, derecho aplicado a las nuevas tecnologías).

También puedes trabajar en el SECTOR PUBLICO.

Ánimo valiente si has decidido opositar!

Resumiendo te diré que teniendo el grado en derecho puedes opositar a casi cualquier cosa y además con ventaja respecto a los demás opositores legos en derecho, ¿por qué? porque todas las oposiciones tienen un apartado dedicado al derecho, y  tu amig@ mío que has estudiado “derecho administrativo” (en vena) estás de suerte porque para ti será “pan comido“.

¿Qué salidas profesionales son las más interesantes? ¿con cuál de ellas voy a ganarme mejor la vida?

También cabe señalar que “

Si tu objetivo es ejercer la abogacía en un despacho o asesoría ten en cuenta estas recomendaciones. Por un lado, estudia el Máster Universitario en Abogacía que te habilite para ejercer la profesión. Posteriormente, piensa en qué área especializarte asesoría fiscal, mercantil o laboral.

Otra opción es dirigir tu carrera profesional en otros campos más tradicionales del derecho como es el penal, el administrativo, el de familia o civil. Si por el contrario te gustaría trabajar en otros temas más novedosos, también tienes varias alternativas: derecho deportivo, medioambiental, nuevas tecnologías, urbanismo, bioética o mediación.

Como puedes ver, las salidas profesionales de un Grado de Derecho son múltiples, así que no tendrás problemas a la hora de elegir tu especialidad. Si creías que ésto era todo, te equivocas porque con esta titulación podrás emprender otros caminos laborales.

¿Prefieres trabajar en el ámbito de las empresas? Si la respuesta es afirmativa ¡también tienes alternativas! Podrás formar parte del departamento de Recursos Humanos, Finanzas, Seguridad, Asesoría Jurídica o Contabilidad, principalmente.

¿Acaba aquí todo? ¡No! Aún existen otras salidas profesionales para un titulado en Derecho: opositar. Si éste es tu objetivo, también podrás elegir entre varias opciones. Puedes prepararte para trabajar en diferentes ámbitos de la Administración Pública; para ejercer como juez, fiscal o secretario judicial; para el Registro; el Notariado; o bien para dedicarte a labores de Diplomacia.

Si ninguna de estas salidas profesionales del Grado en Derecho no te convence, ¡aún hay más! Si tu interés es trabajar en el extranjero, entonces deberás pensar en buscar empleo en organismos internacionales como la ONU o la UE, por ejemplo. En este caso recuerda que ¡debes tener un buen dominio de idiomas!”

Por otra parte, también hay que señalar que “

Aunque en principio cualquier persona puede ejercer esta profesión, es recomendable reunir una serie de competencias y habilidades para encajar mejor en este ámbito laboral. Al tener que hablar y representar a particulares y empresas, la capacidad comunicativa es esencial. Es importante tener una buena expresión oral y escrita, así como saber escuchar y empatizar con los interlocutores. Por otro lado, deben saber mantener siempre la objetividad y saber trabajar en situaciones con gran carga moral y ética.

Entre las características de los titulados en derecho también es importante la capacidad de pensamiento lógicoanalítico y la capacidad de síntesis. En general, deben ser personas con gran intuiciónespíritu críticoextrovertidostolerantes, flexibles y con capacidad de persuasión.

A estas habilidades se suman una serie de competencias transversales que se trabajan durante el grado en derecho como:

  • Trabajo en equipo
  • Saber hablar en público
  • Argumentación
  • Capacidad de negociación
  • Toma de decisiones
  • Adaptación y reacción a los cambios
  • Gestión de crisis

Salidas profesionales

El grado en derecho forma a profesionales polivalentes que pueden desempeñar trabajos en empresas de ámbitos muy diversos. Pueden ejercer su profesión de manera particular o para el sector público o privado.

Actualmente, las expectativas laborales para estos profesionales son buenas. El VI Informe Spring Professional sobre titulaciones con más salidas profesionales realizado por Adecco sitúa al grado en derecho en octava posición entre las carreras con más demanda de profesionales por parte de las empresas, y el grado en derecho y criminología ocupa la posición número 13 de este ranking.

Respecto a las funciones y actividades que pueden desempeñar estos profesionales en el mercado laboral también son muchas las posibilidades. Destaca cualquiera de las especialidades del derecho que pueden ejercer como abogado civil, penal, mercantil, laboral, procesal, internacional o fiscal. También pueden decantarse por el asesoramiento a empresas y particulares o por entrar en la carrera judicial y fiscal.

Otras de las actividades que puede realizar un titulado en derecho son procurador de tribunales; secretario judicial; notario; registrador; abogado del Estado; juez; inspector de trabajo o de hacienda o letrado del Parlamento, entre otros.

Dentro de las salidas profesionales a las que pueden optar estos titulados cabe destacar dos puestos que, dado el alto grado de competitividad de las empresas, se sitúan como estratégicos para la consecución de los objetivos corporativos. Son el puesto de director de recursos humanos y el HR Business Partner.

Estos puestos, según el Informe Adecco Professional Los más buscados de 2015, se encuentran entre los más solicitados y cotizados por las compañías en España. Para el puesto de director de recursos humanos se buscan, entre otros perfiles, licenciados en derecho. Su actuación es clave para la selección, retención y desarrollo del talento de la compañía. Son los encargados de diseñar e implementar las políticas que permitan tener un equipo unido, comprometido y alineado con los objetivos de la firma.

Además de la búsqueda de talento se encargan de diseñar los sistemas retributivos, los planes de formación y desarrollo o planes de sucesión”.

FUENTES:

  1. Descubre todas las salidas laborales de un estudiante de Derecho: https://noticias.universia.es/educacion/noticia/2018/04/02/1158731/descubre-todas-salidas-laborales-estudiante-derecho.html
  2. Salidas profesionales del Grado en Derecho, ¿cuál es la tuya?: https://www.uloyola.es/blog/grados/salidas-profesionales-del-grado-en-derecho
  3. ¿Qué salidas profesionales tendré si curso la carrera de derecho?: https://www.ui1.es/blog-ui1/que-salidas-profesionales-tendre-si-curso-la-carrera-de-derecho
  4. Salidas profesionales para titulados en Derecho: https://www.educaweb.com/noticia/2018/04/19/salidas-profesionales-titulados-derecho-18425/