Derecho, Política, Sociedad

El inpeachment en Estados Unidos y comparativa con la política europea

En los últimos meses se ha hablado mucho del juicio político o impeachment a Donald Trump. Hay que destacar que es una figura particular de la política norteamericana muy singular.

En primer lugar, cabe señalar que, “en este contexto, el impeachment es el juicio político que tiene lugar en el Congreso de EE.UU. con vistas a una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves“.

El proceso debe ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Este paso es el que dieron los legisladores este miércoles.

El juicio, sin embargo, tiene lugar en el Senado. Y ahí se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente.

Esto nunca ha pasado en la historia de Estados Unidos.

¿Qué presidentes de EE.UU. han sido sometidos a juicios políticos?

A pesar de que la amenaza ha pendido sobre la cabeza de numerosos mandatarios estadounidenses, solamente dos han sido llevados a juicio político.

El más reciente fue Bill Clinton, el 42º presidente de EE.UU., quien fue procesado tras ser acusado de perjurio en frente de un gran jurado y de obstrucción a la justicia, después de que mintiera sobre la naturaleza de su relación con la pasante Mónica Lewinsky y supuestamente también le pidiera a esta que mintiera. Derechos de autor de la imagen AFP Image caption La última vez que la Cámara le abrió un juicio político a un presidente fue a Bill Clinton, en 1998.

En diciembre de 1998, la Cámara de Representantes votó 228 a 206 a favor de enjuiciar a Clinton por la primera acusación, y 221 a 212 por la segunda.

Para esa época, sin embargo, el nivel de aprobación popular de Clinton como presidente era del 72%.

Y cuando el caso llegó al Senado, en 1999, la acusación estuvo lejos de conseguir los dos tercios de votos que necesitaba para prosperar.

“En su prisa por destituir al presidente, (los congresistas republicanos) nunca se detuvieron a pensar si las acusaciones podían ser probadas más allá de cualquier duda razonable“, se lee en un análisis publicado por la BBC en aquel momento.

¿Y el segundo presidente? Te damos una pista: no fue Richard Nixon. Derechos de autor de la imagen AFP Image caption A diferencia de lo que pasa con Trump, los niveles de aprobación de Clinton eran súper altos.

Efectivamente, el único otro presidente de EE.UU. llevado a juicio político fue el número 17, Andrew Johnson, quien ocupó el cargo por dos períodos a partir de 1865.

Fue procesado por la Cámara de Representantes en 1868, solo 11 días después de que destituyera a Edwin Stanton, su “ministro de Guerra”, quien no estaba de acuerdo con sus políticas.

Y las similitudes entre la destitución de Stanton y la del director del FBI James Comey —un hombre que aparentemente tampoco estaba de acuerdo con las políticas de Trump— han sido destacadas por la prensa de EE.UU.

A diferencia de Clinton, Johnson se salvó por los pelos: los dos tercios en el Senado no se alcanzaron por un único voto, gracias al número de republicanos que había en la Cámara Alta”.

A continuación, cabe señalar, en cuanto al impeachmente que actualmente existe contra Donald Trump, que “el caso parte de un denunciante anónimo, miembro de los servicios de inteligencia estadounidense, que ha denunciado que Donald Trump mantuvo una conversación telefónica con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la que le presionó para que investigara los negocios de Biden y de su hijo Hunter en el país europeo.

Trump ha admitido que habló con Zelinski sobre Biden, pero ha negado que le presionara, a pesar de que ha reconocido que recortó los fondos de ayuda a Ucrania, dando diversas explicaciones al respecto: la última, que buscaba presionar a los aliados europeos, como Francia y Alemania, para que aportaran más fondos a Kiev y aliviaran la carga estadounidense.

Los demócratas, sin embargo, consideran que Trump ha abusado de su poder como presidente para erosionar a un rival político y, además, que ha obstaculizado la investigación del caso, puesto que la Casa Blanca se ha negado a que declaren en la investigación altos cargos del gobierno, así como a remitir documentación sobre el caso”. 

Por ultimo, cabe señalar que “la Cámara de Representantes es la encargada de iniciar el procedimiento de impeachment acusando al oficial público que haya cometido una ofensa o delito, sin que esto sustituya el juicio de un tribunal de justicia, si tuviera que haberlo. Por su parte, el Senado actúa como jurado y expide el veredicto sobre la culpabilidad del cargo público acusado. Normalmente, la Cámara de Representantes introduce una resolución para que el Comité Jurídico de la Cámara abra una investigación sobre las acusaciones. Sin embargo, esto no es estrictamente imprescindible y puede ser el Comité Jurídico el que comience las pesquisas motu proprio. Otros comités de la Cámara Baja pueden participar en esta investigación, pues tienen la capacidad de llevar a cabo sus propias investigaciones en sus ámbitos de competencia. 

El Comité Jurídico comienza entonces una investigación en la que se plantean preguntas a distintos testigos, se celebran vistas —ya sean públicas o privadas— y, en definitiva, se sirve de las prerrogativas con las que cuenta la Cámara de Representantes a la hora de realizar una investigación para tratar de aclarar los hechos. Una vez realizada la investigación, y si hay material suficiente, se redactan los llamados artículos de impeachment, que recogen los cargos de la acusación

Los artículos son adoptados por mayoría simple por el Comité Jurídico y presentados ante el pleno de la Cámara de Representantes. El hemiciclo los debate y vota sobre su aprobación, para la que solo es necesario una mayoría simple. De hacerlo, los artículos de impeachment son enviados al Senado, donde se celebrará el juicio propiamente dicho. Durante el tiempo que dure el impeachment, se exige a todos los senadores que presten servicio bajo juramento, y el liderazgo del Senado pasa a estar en manos del presidente del Tribunal Supremo. 

En el Senado se realiza una investigación en la que el acusado puede dar su versión de los hechos, y los senadores escuchan e interrogan a testigos relevantes, así como buscan evidencias que demuestren la culpabilidad del acusado. Después de este procedimiento, el órgano tiene que emitir su dictamen, esta vez con un mínimo de votos favorables de dos tercios. En caso de confirmar la culpabilidad sobre alguna de las acusaciones que se imputan, el cargo público es relevado de su puesto y puede incluso ser apartado de ostentar algún cargo público en el futuro”. 

FUENTES:

  1. ¿Cómo funciona un impeachment en Estados Unidos? EL ORDEN MUNDIAL: https://elordenmundial.com/como-funciona-un-impeachment-en-estados-unidos/
  2. Juicio político a Trump: qué es un “impeachment” y qué otros presidentes de Estados Unidos han sido sometidos a uno. BBC MUNDO: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-45296459.
  3. La era Trump. Así funciona el ‘impeachment’ o juicio político en EE.UU. RTVE: https://www.rtve.es/noticias/20200117/asi-funciona-impeachment-juicio-politico-estados-unidos/1980007.shtml
  4. El impeachment, una estrategia que nunca ha tenido éxito en Estados Unidos. DIARIO ABC: https://www.abc.es/internacional/abci-impeachment-estrategia-nunca-tenido-exito-estados-unidos-201912060205_noticia.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s