búsqueda de trabajo, Derecho, Economía, Política

La falta de actuación del ejecutivo español ante la crisis del coronavirus y sus (posibles) futuras consecuencias

Desde su aparición en el panorama internacional, el coronavirus está provocando una crisis política y económica a nivel internacional muy fuerte. Y todo por ello por el hecho de que la mayoría de países está provocando una paralización de la actividad económica.

Todo esto se debe al hecho de la rápida propagación del virus, lo que ha provocado la paralización del comercio y la industria.

Pero no ya solo la industria, sino que en muchos sitios se está procediendo a cerrar también los colegios y universidades. Por tanto, se está produciendo una crisis no sólo a nivel económico, sino también a nivel social.

Pero en España siempre estamos yendo con retraso.

Según informó El País este nueve de marzo de 2020, “la crisis del coronavirus no amaina. Tras más de dos semanas de infarto en los mercados por la Covid-19, la guerra en el seno de la OPEP entre Arabia Saudí y Rusia le ha dado la puntilla a las Bolsas. Los inversores sacudieron este lunes los grandes parqués y Wall Street llegó incluso a parar durante 15 minutos la cotización para frenar el pánico. Los analistas creen que la volatilidad se prolongará durante varias semanas. En el caso del selectivo español, Ibex 35, la caída fue del 7,96%, el mayor desplome desde el del día después del referéndum del Brexit, en 2016.

El coronavirus ha contagiado la economía con efectos demoledores. Los organismos internacionales rebajan sus previsiones de crecimiento. Las empresas anuncian recortes en sus estimaciones de ingresos. Los mercados bursátiles no soportan los embates de la expansión del virus por Europa. Bancos centrales, organismos internacionales y Gobiernos tratan de aliviar la situación con nuevos planes de choque, pero estas medidas no aleja el miedo de los inversores. El brusco recorte del precio del petróleo ha sido el ingrediente final de una combinación explosiva. “Lo peor para la economía está todavía por llegar”, vaticina Joachim Fels, asesor económico global de la gestora de fondos Pimco.

El Ibex sufrió la cuarta mayor caída de su historia, la más aguda desde el 24 de junio de 2016, la jornada posterior al referéndum del Brexit, cuando el selectivo español se dejó un 12,35%. Las grandes plazas europeas sufrieron batacazos similares: la Bolsa de Milán se dejó más de un 11%; el Euro Stoxx, un 8,45%; el CAC francés, un 8,39%; el DAX alemán, un 7,94%, y el FTSE británico, un 7,69%. Antes, el Nikkei de Tokio había retrocedido un 5,07%”.

Aunque, como destacaba el 7 de marzo de 2020 el periódico El Independiente, “de momento es pronto para saber cuál será la dimensión de esta epidemia cuyo foco está en la población china de Wuhan, en la provincia de Hubei, donde viven 59 millones de personas. Los primeros casos se detectaron en diciembre de 2019.

Los expertos señalan que el coronavirus es entre cinco y diez veces más letal que una gripe común, que tiene un índice de mortalidad de un 0,1%. Si la pandemia fuera finalmente como una gripe muy grave, el efecto en la economía global se traduciría en una bajada de dos puntos porcentuales en 12 meses; si fuera aún peor sufriríamos una depresión brutal.

La mortalidad del coronavirus se estima por debajo de un 2%. De acuerdo con la experiencia registrada en China, el 80% de los contagiados tendrán síntomas leves, un 15% precisarán tratamiento hospitalario y un 5% pasarán por la UCI. Para situarnos: cada día mueren en el mundo 2.000 niños por neumonía.

Este fin de semana se llegará a los 100.000 casos. En el mundo han muerto hasta ahora más de 3.400 personas, de ellas, más de 3.000 en China, según el recuento que actualiza al minuto http://www.worldometers.info. Este coronavirus ya se ha propagado por 95 países y hay un crucero internacional en cuarentena, amarrado en Yokohama, Japón.

“El coronavirus es un test para todo el mundo porque se han levantado muchas alarmas. Es un virus nuevo y eso genera incertidumbre. Hay mucha información y es muy accesible, lo que genera temor. Y es un virus de alto riesgo, lo que en realidad quiere decir que tiene más capacidad de contagio que una gripe común, por ejemplo”, explica Rafael Vilasanjuan, director de Análisis y Desarrollo Global en ISGlobal, centro impulsado por La Caixa”.

Dicho esto, cabe señalar que la falta de medidas en España, en contraposición con lo que están haciendo otros países, va a traer peores consecuencias a nuestro países para afrontar la crisis económica que se está cociendo a nivel internacional por la paralización de la economía internacional, y en España se verá aumentada por el hecho de no haber ahorrado durante estos últimos años.

FUENTES:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s