Contrato de obra, COVID-19, Derecho, Pandemias, Salud pública

¿Es legal durante la cuarentena por el COVID-19 la realización de obras?

En una época como la que vivimos y cuando quedarse en casa no es una opción, cabe preguntarse qué tipos de trabajo pueden seguir adelante y saltarse la cuarentena, como, por ejemplo, la realización de obras.

Cabe señalar en primer lugar que “un modelo matemático sugiere que se tendría que identificar al 80% de contactos para poder contener una epidemia que comienza con 20 casos de COVID-19, (asumiendo una R0 de 2,5), en un periodo de tres meses. Sin embargo, la contención de la COVID-19 seguramente será insuficiente a la luz de la existencia de transmisión presintomática y de un periodo relativamente extendido de infecciosidad.

Por ello, la OMS instó a los países a practicar la contención (es decir, detectar y aislar los casos, identificar los contactos y ponerlos en cuarentena) y la mitigación (es decir, ralentizar la propagación del virus en la comunidad) al mismo tiempo. En este sentido, una serie de modelos realizados por un equipo de Harvard sugiere que la cuarentena y/o seguimiento de contactos, aunque imperfecta, actúa de manera sinérgica con el distanciamiento social para reducir la R0 y mitigar la epidemia de COVID-19. Según apunta un artículo en The Lancet, los países tendrán que priorizar medidas para evitar el impacto en salud por encima del impacto económico.

Un análisis comparando la evolución de la epidemia de gripe española (1918) en dos ciudades americanas, claramente pone en relieve el papel importante de las medidas proactivas (dos días después del primer caso) impuestas en St. Louis frente a las medidas reactivas (16 días después del primer caso) impuestas en Philadelphia.

En el caso de la COVID-19, estas medidas, si son tomadas a tiempo, servirán para aplanar la curva epidémica y así evitar que se desborden los servicios sanitarios”.

Para centrar un poco más el artículo al tema expuesto en el título, cabe señalar que “los trabajadores de las empresas, de acuerdo con el art. 14 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tienen derecho a una protección eficaz en materia de Seguridad y Salud en el desarrollo de sus labores profesionales, por lo que la empresa debe adoptar medidas de protección tendentes a garantizar y a proteger a los profesionales de los riesgos para la salud.

Con el fin de cumplir con dicha obligación legal, las empresas deben tener en cuenta la información y recomendación que les proporcionen sus servicios de prevención, así como el Ministerio de Sanidad, el procedimiento de actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al nuevo Coronavirus emitido por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, así como a cualquier otra recomendación emitida desde los órganos gubernamentales regionales y/o internacionales.

¿Qué medidas puedo adoptar en la empresa para evitar contagios?

Sin perjuicio de que habrá que seguir las recomendaciones dictadas por los servicios de prevención en cada caso, entre las que se encuentran extremar las medidas de higiene personal, lavarse las manos constantemente, etc., es necesario tener en consideración el art. 21 de la LPRL.

En este sentido, la empresa puede adoptar cuantas medidas considere oportunas con el fin de vigilar el estado de salud de sus trabajadores y evitar contagios, si bien en aquellos casos en que exista una intromisión en la vida privada del trabajador, en situaciones tales como obligarles a tomarse la temperatura, o a indicar los lugares a los que viaja en su tiempo de ocio, tan sólo podrán ser llevados a cabo en los siguientes casos:

  • Previo consentimiento voluntario del trabajador.
  • Siempre que exista informe favorable por parte de la representación legal de los trabajadores.

De no hacerlo así, podría llegar a considerarse una intromisión en el ámbito personal y de intimidad del trabajador por parte de los tribunales.

Qué hacer si un trabajador informa que ha estado en contacto con una persona contagiada por Coronavirus (COVID-19) o en una zona de riesgo

En estos casos, las autoridades de salud pública de cada Com. Autónoma, serán las encargadas de establecer mecanismos con el fin de realizar las averiguaciones que consideren necesarias de cara a determinar la gravedad de cada caso. En todo caso, el trabajador deberá:

  • Realizar cuarentena domiciliaria durante un período de 14 días naturales si así lo estima los servicios de salud o tienen síntomas.
  • Seguimiento personal a fin de detectar posibles síntomas en cualquier caso.  

En estos casos hay que diferenciar dos situaciones diferentes:

Casos diagnosticados y cuarentena fijada por los Servicios Públicos de salud: Hay que atender a lo fijado en esta nota en el punto 7 (baja por incapacidad temporal asimilada al accidente de trabajo), pues tendremos un alta y una baja.

  • La Empresa en estos casos, solicitará el alta y la baja médica al trabajador.
  • Casos sin diagnosticar y adopción de la cuarentena por prevención: En estos casos, no se considerará al trabajador en situación de baja temporal y la empresa, en la medida de lo posible, deberá facilitar la adopción de medidas que permitan la realización del trabajo desde el domicilio (teletrabajo).
  • Con el fin de intentar acreditar la situación, la empresa podría solicitar al trabajador la aportación de cuantas pruebas pudiesen considerarse necesarias. En cualquier caso, es necesario ser conscientes de la dificultad de prueba que tiene una circunstancia como esta, debiendo aplicar la buena fe en toda su extensión, a efectos de cumplir con la LPRL, en la que el empresario tiene la obligación de adoptar cuantas medidas sean necesarias con el fin de vigilar y prevenir la salud de sus trabajadores.

En ambas situaciones, hay que ser conscientes de que se trata de datos especialmente sensibles, por lo que las empresas deben guardar el anonimato y secreto sobre el trabajador en esta situación.

Qué ocurre si un trabajador se niega a acudir al centro de trabajo por miedo al contagio o a realizar determinadas funciones de su puesto

Hasta el momento no hay ninguna medida aprobada que regule estos casos, por lo que los trabajadores siguen obligados a cumplir con las órdenes y directrices del empresario en todos los sentidos.

Por tanto, en el caso de que un trabajador no acuda a su puesto de trabajo o se niegue a llevar a cabo funciones propias de su puesto de trabajo, alegando el miedo a un posible contagio, se expone a la posibilidad de que la empresa pueda aplicar el régimen disciplinario establecido en los Convenios Colectivos de aplicación con todas las consecuencias inherentes al mismo.

Qué hacer si existe un caso de coronavirus confirmado en el centro de trabajo

Sin perjuicio de que habrá que atender a las medidas decretadas por los respectivos servicios de prevención, podríamos encontrarnos ante una de las situaciones previstas por el art. 21 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), por la cual, la Compañía deberá:

  • Informar lo antes posible a todos los trabajadores afectados de la existencia de dicho riesgo y de las medidas adoptadas o que deben adoptarse.
  • Adoptar las medidas y dar las instrucciones necesarias para que, en caso de peligro grave, inminente e inevitable, se pueda interrumpir la actividad y si es necesario, abandonar el lugar de trabajo.

Dicho esto, la empresa deberá contactar a la mayor celeridad con los Servicios Públicos de Salud de la Com. Autónoma y seguir las instrucciones dados por éste, empezando por el aislamiento inmediato de las personas que hubiesen podido tener contacto estrecho con el trabajador contagiado.

Por tanto, llegado este punto, la Compañía podría tener que proceder a paralizar la actividad laboral si así lo consideran los servicios sanitarios, sin perjuicio de que se puedan activar cuantas medidas permitan el desarrollo de la actividad laboral de manera alternativa (por ej. teletrabajo) o la adopción de medidas de suspensión temporal de la actividad.

Teletrabajo

La posibilidad de la realización del teletrabajo se antoja como una de las medidas claves recomendadas por los órganos gubernamentales y que permiten conciliar las medidas de prevención con la continuación del negocio en términos similares, tal y como señaló el Ministro de Sanidad. A día de hoy, se ha fijado como una recomendación y no como una obligación, si bien debemos ser conscientes de la idoneidad de la medida ante las circunstancias excepcionales.

A dichos efectos, la Compañía deberá facilitar, en la medida de lo posible, el material y las herramientas necesarias para que los trabajadores puedan seguir realizando sus funciones desde sus domicilios en términos similares a cómo lo venían haciendo desde los centros de trabajo. Por su parte, el trabajador deberá declarar y ser consciente de la necesidad de tener un lugar adecuado en su casa a fin de llevar a cabo el teletrabajo, respetando las normas de prevención, sin necesidad de tener que correr con costes adicionales.

Nuestra recomendación es que, para todos aquellos empleados que vayan a realizar el teletrabajo, la empresa envíe un correo (no vemos necesaria la firma de anexos contractuales) señalando entre otros puntos los siguientes:

  • que la medida obedece a una razón excepcional;
  • la medida tiene carácter temporal y durante el tiempo que dure la situación excepcional;
  • que en ningún caso se considerará como una condición más beneficiosa o derecho adquirido de cara a futuro;
  • que el resto de derechos y obligaciones se mantienen intactos durante el tiempo en que dure la medida;
  • se ruega la máxima colaboración por parte de todos los implicados;
  • que si algún empleado careciese de un lugar adecuado para la realización de teletrabajo, lo indique a la mayor celeridad a fin de buscar una alternativa.

A efectos del resto de obligaciones empresariales y de los trabajadores, debemos ser conscientes que las mismas se mantienen intactas, por lo que sigue vigente la obligatoriedad de registrar la jornada, pago de salarios, aplicación de regímenes disciplinarios, etc. Dicho esto, ante una situación excepcional como en la que nos encontramos, entendemos que son factibles soluciones excepcionales.

A modo de ejemplo, aquellas empresas que tengan registro de jornada físico en los centros de trabajo y no puedan facilitar el mismo telemáticamente, se aconseja la posibilidad de que al menos, los trabajadores, vía correo electrónico, envíen la jornada efectivamente trabajada o se realicen registros automáticos por la jornada completa salvo que el trabajador señale lo contrario.

En caso de que un trabajador se niegue a la realización del teletrabajo y siempre y cuando el centro de trabajo permanezca abierto, no vendrá obligado a realizarlo.

Períodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras como consecuencia del Coronavirus (COVID-19)

De acuerdo con el RDL 6/2020, de 10 de marzo, con carácter excepcional, se considerarán como situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente a efecto de la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social, los períodos de aislamiento o contagio de las personas trabajadoras provocadas por el virus COVID-19 o coronavirus.

La duración de la prestación vendrá fijada por el parte de baja por aislamiento y la correspondiente alta, si bien la fecha del hecho de inicio será en la que se acuerde el aislamiento o la enfermedad del trabajador, sin perjuicio de que el parte de baja se expida con posterioridad.

Por tanto, se excluyen de esta consideración todos aquellos casos de aislamiento preventivo sin venir acordados por los servicios de salud.

A día de hoy, la normativa publicada no recoge la manera en que se deben comunicar estas bajas a la Tesorería General de la Seguridad Social mediante el Sistema Red, por lo que se actualizará este apartado en cuanto se tenga constancia del modo en que se debe hacer.

Instrucciones para la tramitación de los partes de baja por IT.

  • Serán los médicos de los Servicios Públicos de Salud los que emitan los partes de baja y alta en todos los casos de afectación por coronavirus (conforme a los códigos de la CIE9MC y a la CIE10ES consensuados), tanto en las situaciones de aislamiento como de enfermedad y a todos los trabajadores que lo necesiten, tanto para el personal sanitario como para el resto de trabajadores. Por ello, en ningún caso, estos partes de baja/alta podrán ser emitidos por los facultativos de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social (MCSS), del Instituto Social de la Marina o de las Empresas Colaboradoras
  • La contingencia a cumplimentar por parte de dichos facultativos de los SPS en los partes de baja/alta será siempre Enfermedad Común (aunque a efectos reales sean considerados como accidente de trabajo).
  • La duración estimada para estos procesos de IT se fija entre 5 y 30 días naturales (procesos de corta duración conforme al RD 625/2014); tal como recoge el mencionado Real Decreto, la emisión del primer parte de confirmación no excederá en más de siete días naturales a la fecha de baja inicial. Los sucesivos partes, en caso de ser necesarios, no podrán emitirse con una diferencia de más de catorce días naturales entre sí.
  • Para el adecuado abono de la prestación económica en estos procesos de IT, recordamos que en tanto no se emita el parte médico de baja no se iniciarán las actuaciones tendentes a la suspensión de la relación laboral y al reconocimiento del derecho a la citada prestación económica por IT. Es por ello que se estima necesario insistir en lo siguiente:
    • El parte de baja médico por aislamiento requerirá previamente a su emisión, la confirmación de la procedencia de ese aislamiento por parte de la autoridad sanitaria competente de cada Comunidad Autónoma o a quien ésta autorice. Por ello, es indispensable que esa información sobre el aislamiento llegue con la mayor prontitud posible a los facultativos competentes para la emisión del parte de baja.
    • El parte de baja y los de confirmación podrán ser emitidos sin la presencia física de la persona trabajadora, siempre que exista indicación de la autoridad en caso de aislamiento y constatación de la enfermedad por los medios disponibles en el Servicio de Salud (Historias clínicas).
    • Cuando se tenga conocimiento del periodo de aislamiento/contagio o de enfermedad con posterioridad al inicio del mismo, se emitirán los partes con carácter retroactivo”.

Siguiendo al periódico El Periódico, se debe de destacar que “Los expertos coincidían en que iba a haber una ralentización económica en España, Europa y en el mundo. Que no sería una crisis, sino que se empezaría a crecer menos de lo que hasta ahora estábamos acostumbrados. Pero nadie se esperaba que una pandemia como la del COVID 19, o más conocido como coronavirus, hiciera saltar la economía mundial. Por ahora, estamos en una crisis sanitaria, pero las consecuencias ya se están empezando a notar. El sector inmobiliario es uno de los que pueden salir más perjudicado.

En 2019, el sector inmobiliario estuvo marcado por la Ley Hipotecaria, aunque es verdad que no fue todo eso, las transacciones de compraventa de la vivienda se moderaron. A finales de ese 2019, los expertos aseguraban que en 2020 se vería una moderación tanto en hipotecas como en compraventas de viviendas. 2019 se cerró con cifras positivas aunque más bajas que en 2017 y 2018, que fueron los mejores años desde la crisis. La palabra más utilizada entre los expertos del sector era estabilidad y moderación. 

Nadie se esperaba una pandemia mundial y menos que dejara en sus casas a casi toda España. El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que en enero de 2020 se habían registrado la compraventa de 47.927 viviendas, un 2,6% menos que en el mismo mes del año anterior. Ismael Kardoudi, director de Estudios y Formación de Fotocasa, explica que “los datos nos muestran que la actividad en el sector se va recuperando poco a poco, aunque sin ver grandes evoluciones”. 

Sin embargo, matiza que ellos para 2020 pronosticaban que iba a ir muy en línea con 2019 aunque claramente estos pronósticos se van a ver truncados con la crisis económica que estamos viviendo debido a la paralización de la económica a raíz del Coronavirus, que hará que durante meses el número de compraventas baje con fuerza”, explica Kardoudi.

Beatriz Toribio, experta en el sector inmobiliario, apunta que los datos del INE muestran, “tal y como se esperaba” una ralentización de las subidas “con respecto al ritmo al que nos tenía acostumbrados en años anteriores”. Pero seguía avanzando, aunque a menor ritmo.  De hecho, el número de compraventas de enero 2020 (46.927) es muy superior al de la mayoría de los meses de 2019, salvo mayo y julio cuando se superaron las 47.000 operaciones de compraventas.

CRISIS QUE PARALIZARÁ EL SECTOR

Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, asegura que “los datos que arroja el INE ya mostraban cierta atonía en el mercado, pero parecen haberse quedado obsoletos nada más conocerse”. Kardoudi señala que en 2019 se verán datos similares a los de 2019, pero  “a partir de marzo y durante los meses siguientes el número de compraventas va a bajar con fuerza y es posible que veamos caídas del 60% o más, en el número de compraventas respecto a 2019. 

Encinar se muestra de acuerdo y asegura que la sociedad se enfrenta a algo completamente nuevo y desconocido. “El comportamiento del mercado en 2020 será totalmente impredecible, aunque todo apunta a que el primer semestre acabará arrojando unos datos en el sector inmobiliario no vistos desde 2009 o 2010”, explica el jefe de estudios de Idealista.

El jefe de estudios de Fotocasa considera que “nos enfrentamos a una crisis económica que paralizará durante meses el sector pero que esperamos que después la actividad vuelva a los datos similares a los que habíamos tenido durante 2019”. Toribio asegura que la crisis que está llegando “traerá destrucción de empleo, menos demanda y hará daño a sectores clave como el turismo o los servicios”. Para la experta, todo esto tendrá un impacto “ipso facto en la vivienda”, aunque reconoce que no se sabe el alcance exacta “será importante, sobre todo en la primer mitad del año”. 

Beatriz Toribio confía en que en el segundo semestre “todo vuelva a su cauce”, pero se muestra cauta. Algunos organismos internacionales igualan esta crisis a la que se inició en 2008, por lo que se volverán a ver números rojos. “Según sea de profunda esta crisis, así será su impacto en el sector residencial. Aún es pronto para conocer su alcance”, señala Toribio.

NUEVAS CRISIS, NUEVAS  TECNOLOGÍAS

Desde Housfy señalan que la crisis del coronavirus pasará factura al sector inmobiliario. No obstante, recuerdan que los notarios siguen activos. Por ejemplo, ellos ofrecen tours virtuales 360, por lo que el usuario o posible comprador puede ver la vivienda sin necesidad de hacer la visita. “Tenemos compradores que han llegado a comprar sin visitar la vivienda”, aseguran desde Housfy. 

Para ello, echan mano de la tecnología, ya que su sistema tasa digitalmente el inmueble mediante Big Data e Inteligencia Artificial cruzando datos del catastro español, de los portales inmobiliarios y de las propias transacciones de la compañía. Posteriormente, un experto inmobiliario comprueba que la tasación es correcta, determinando así el precio justo de venta y lo sube a los principales portales inmobiliarios. Los posibles compradores se ponen en contacto a través de ellos y empieza ese tour 360″.

Con lo expuesto hasta aquí, y teniendo en cuenta la facilidad que tiene el virus de propagarse e ir transfiriéndose con tanta facilidad, lo más lógico sería que el sector de la construcción paralizarse su actividad, no ya sólo en la vía de construcción de nuevas viviendas, sino también en la vía de reforma de pisos. Y no ya sólo por el hecho de la falta de suministros (ya que muchas empresas de suministros han cerrado), sino por el hecho de no poderse garantizar muchas veces la distanck

FUENTES:

  1. IDEALISTA: https://www.idealista.com/news/inmobiliario/construccion/2020/03/16/781054-la-construccion-no-para-de-momento-a-pesar-de-la-crisis-del-coronavirus
  2. TELEMADRID: http://www.telemadrid.es/programas/buenos-dias-madrid/Dificultades-construccion-incertidumbre-suministro-materiales-2-2214098571–20200317114744.html
  3. DIARIO DE CÓRDOBA: https://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/construcor-avisa-impacto-puede-tener-coronavirus-sector-construccion_1359748.html
  4. BYZNESS EL PERIODICO: https://byzness.elperiodico.com/es/vivienda/20200317/coronavirus-covid19-sector-inmobiliario-caidas-ventas-7892563
  5. EL PERIÓDICO: https://www.elperiodico.com/es/entre-todos/tema/como-te-afecta-la-crisis-del-coronavirus-7130

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s