Derecho, Tribunales

Sistema jurídico anglosajón

El mundo que hoy conocemos está dividido en dos grandes ámbitos jurídicos: el Derecho continental (la mayoría de los países europeos y sus colonias, sobre todo por la herencia del Derecho romano) y el Derecho anglosajón (Reino Unido y sus Coloniad, especialmente lo que se sigue conociendo como Common Wealth).

Cabe señalar en primer lugar que “el Derecho anglosajón (o Common Law) es el sistema jurídico derivado del sistema aplicado en la Inglaterra medieval y que es utilizado en gran parte de los territorios que tienen influencia británica. Se caracteriza
por basarse más en la jurisprudencia que en las leyes.

Sistemas basados en el Derecho anglosajón o provenientes de la corriente de éste son utilizados en Inglaterra, Gales, Irlanda y gran parte de las antiguas colonias del Reino Unido, incluyendo Australia, Nueva Zelanda, Canadá (con la excepción de Québec) y también los Estados Unidos (con excepción del estado de Luisiana, el cual, por su herencia francesa, utiliza un sistema de derecho continental). En Asia, Hong Kong
(como antigua posesión británica) también utiliza un sistema de derecho anglosajón, al igual que en la India, Malasia y Singapur. En África utiliza Sudáfrica igualmente el sistema de derecho anglosajón.

El sistema de Derecho anglosajón se basa,
sobre todo, en el análisis de las sentencias judiciales dictadas por el mismo tribunal o alguno de sus tribunales superiores (aquellos a los que se pueden apelar las decisiones tomadas por dicho tribunal) y en las interpretaciones que en estas sentencias se dan de las leyes, por esto las leyes pueden ser ambiguas en muchos aspectos, ya que se espera que los tribunales las clarifiquen (o estos ya lo han hecho sobre leyes anteriores, pero similares). Este es el motivo por el cual en Estados Unidos aun se enseñan normas de la época colonial inglesa.

El derecho ingles como tal es un derecho no escrito, no es reglado, es decir no tiene una regla definida y no se basa en la costumbre y asi mismo su estructura viene de su formación histórica.

El Common Law, es un derecho en el cual no existen códigos como tal y asi mismo reconoce la forma de los precedentes judiciales, curiosamente el Common Law no accede a las leyes para cerciorarse de los
principios del Common Law”.

También hay que señalar que “las características del derecho anglosajón incluyen:

  • No siempre existe una constitución escrita o leyes codificadas;
  • Las decisiones judiciales son forzosas – las decisiones del tribunal de última instancia pueden ser anuladas por el mismo tribunal o a través de legislación;
  • Amplia libertad de contratación (para contratar) – son pocas las disposiciones implícitas en un contrato de ley (sin embargo, las disposiciones que protegen a los consumidores privados pueden ser
    implícitas);
  • Generalmente, todo está permitido si no está prohibido por ley.

Por lo general, un sistema de derecho anglosajón es menos preceptivo que un sistema de derecho civil. Por lo mismo, un gobierno bien pudiese querer proteger a sus ciudadanos mediante legislación específica con respecto del programa de infraestructura que se contempla. Por ejemplo, pudiese prohibir a un proveedor de servicio que corte el servicio del agua potable o de electricidad a los pagadores morosos. Bajo el derecho anglosajón, hay muy pocas provisiones (disposiciones)
implícitas en un contrato – es por eso que hay que dejar sentado todos los términos que gobiernan la relación entre las partes del contrato en el mismo contrato. El resultado usualmente es un contrato más largo que un contrato hecho bajo el derecho civil”.

Ya a modo de resumen, se ha de destacar que “el Common Law —término que conviene no traducir si no es estrictamente necesario—, está formado por un conjunto de normas no escritas (unwritten) y no promulgadas o sancionadas (unenacted). Se fundamenta, por tanto, en el Derecho adjetivo o formal (adjective law) de carácter eminentemente jurisprudencial. De ahí el dicho comúnmente utilizado por los juristas anglosajones de Remedies precede rights, que podría traducirse por “la acción crea el derecho”, y que hace referencia a que son las acciones o los procedimientos judiciales interpuestos antes los tribunales los que dan pie a las decisiones de los jueces que, a su vez, crean el Derecho.

Pero, no sólo del precedente vive el Common Law. Existen también otras fuentes creadoras de Derecho como son la ley
(que, poco a poco, va ganando más peso), la costumbre y la doctrina.

Fuentes principales del Derecho anglosajón:

  • Judicial Precedento Case Law: lo que nosotros llamamos jurisprudencia.
  • Legislationo Statutory Law: las leyes, que pueden ser leyes parlamentarias (Act of Parliament) y disposiciones de tipo reglamentario y la legislación delegada (Delegated legislation) emanada del gobierno central o local, como las órdenes ministeriales (ministerial orders) y las ordenanzas municipales (local by-laws).
  • Custom: la costumbre, como los usos mercantiles (law merchant)
  • Books of authority: la doctrina”.

FUENTES:

  1. ASOCIACIÓN EUROJURIS: https://www.asociacion-eurojuris.es/definicion-common-law/
  2. IES DELGADO: http://www.iesrdelgado.org/web2016/derecho/elements.html
  3. Traducción jurídica: https://traduccionjuridica.es/que-es-el-common-law/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s