Derecho, Economía

Leasing o arrendamiento financiero

En primer lugar, hay que destacar que se trata de un tipo de contrato mercantil regulado en nuestro Código de Comercio.

A continuación, hay que decir que el leasing “es aquel contrato por el que una de las partes, llamada sociedad de leasing, se obliga a financiar la posibilidad de uso de un objeto por un empresario (llamado usuario) comprándolo al suministrador según las disposiciones de éste y transfiriéndolo directamente al usuario contra el pago de cantidades periódicas calculadas en relación con los costes de adquisición, previéndose, para el término del mencionado período pactado, una opciónde compra a favor del usuario.

El leasing consiente, además de otorgar mayores ventajas fiscales, a la empresa financiar al 100% la adquisición de bienes de equipo, sin quedar vinculados a dichos bienes cuando estos estén anticuados. Para los financiadores, frente al préstamo, el leasing presenta la garantía añadida de que los bienes adquiridos en leasing facilitarán al usuario (por su uso y rendimiento) el pago de las cuotas que se pacten.

Podemos diferenciar un leasing de amortización total y de amortización parcial. El leasing de amortización total supone que las cuotas cubrirán la
totalidad de la inversión de la sociedad de leasing, mientras que en el leasing de amortización parcial, las cuotas cubren solo una parte de la inversión de la sociedad de leasing, recuperando ésta el resto con la
realización del valor del bien al término del leasing (enajenándolo al usuario o un tercero, o dándolo nuevamente en leasing). En ambos casos, ya se trate de leasing de amortización total o de leasing de
amortización parcial, la sociedad de leasing se encargará de desincentivar la devolución del bien (ya que su interés es financiero)
estableciendo un precio de opción de compra muy por debajo del valor del
bien. Este precio será, en el caso de leasing de amortización total, simbólico (incluso inferior a una cuota mensual) y será más cuantioso en el caso del leasing de amortización parcial.

La sociedad de leasing libera al usuario de la financiación de su decisión de invertir. La sociedad de leasing tiene interés en la cosa como objeto, porque le
sirve de garantía y porque al final del contrato cubrirá con ella el resto de su inversión. Al adquirir la sociedad de leasing el bien en interés del usuario, también actúa en interés propio y, por lo tanto, la
propiedad que se reserva la sociedad de leasing es una propiedad en sentido estricto y no en prenda o cualquier otra forma de garantía (salvo para el caso de los leasing de amortización total).

La función económica del leasing no es la misma que la del arrendamiento. La causa del contrato (función económica) del arrendamiento es la explotación indirecta de un bien mediante la cesión temporal del mismo (cesión del uso de una cosa durante un período de tiempo a cambio del
pago de un precio). El arrendador deberá garantizar al arrendatario que podrá extraer los beneficios de la explotación del mismo, en otro caso, el arrendatario no tendrá que pagar la renta. Tampoco deberá equipararse el leasing a la venta a plazos, ya que la función de la sociedad de
leasing no es la distribución de bienes sino la de la financiación. En el leasing no es el vendedor que retiene la propiedad del bien hasta el pago, sino la sociedad de leasing, que es el financiador. El leasing
financiero ha de calificarse como un contrato de préstamo en el que, además, hay una comisión porque la sociedad de leasing compra el bien por encargo del usuario. Por lo tanto, se trata de un contrato mixto de
carácter unitario.

Por lo que respecta a los riesgos relativos al objeto del contrato, como puede ser que el suministrador no entregue la maquinaria o que la maquinaria sea defectuosa o que haya que repararla, serán asumidos por el usuario; en cambio, los riesgos relativos al crédito (la insolvencia del usuario o la posibilidad de obtener el valor residual del objeto enajenándolo al final del período de duración del leasing) los soportará la sociedad de leasing. De acuerdo con las reglas del contrato de comisión, la sociedad de leasing se obliga frente al usuario a celebrar el contrato de compraventa en las condiciones pactadas por el usuario y a
pagar al suministrador el precio de la cosa siguiendo sus instrucciones y protegiendo sus intereses (Art. 254 y siguientes del Código de Comercio ) así como rendir cuentas de su actuación ( Art. 263 ). La entrega suele hacerse directamente al usuario por el vendedor (probándose mediante el certificado de entrega) y en caso de retraso o falta en la entrega, el usuario puede dirigirse no contra la sociedad de
leasing, sino contra el vendedor. Posteriormente a la entrega de la cosa, los riesgos de pérdida o destrucción fortuita de la misma, recae sobre el usuario, lo que significa que estará obligado a seguir pagando las cuotas, pero podrá resolver el contrato abonando el precio total del
bien, más los gastos, con la consiguiente reducción de intereses por pago anticipado. El motivo de que el contrato se pueda resolver no es otro que en realidad se ha frustrado el fin del contrato (por la pérdida
o destrucción de la cosa), con lo que no sería ajustado a Derecho que no se permitiese la extinción de este contrato. Ahora bien, si la cosa se encontraba asegurada, deberá aplicarse la indemnización a dicho pago o
la reposición del bien.

La sociedad de leasing se encuentra eximida de cualquier responsabilidad por vicios de la cosa que sea objeto del contrato, debiendo remitirse el usuario al vendedor, lo que significa que la sociedad de leasing le ha cedido al usuario las acciones que la sociedad de leasing tiene como compradora (actuación en nombre propio o por poder, subrogación)”.

Dicho esto, se pueden destacar como características del leasing las siguientes:

· El bien objeto del contrato solo puede ser destinado para un uso profesional.

· La duración del contrato varía en función del bien objeto del mismo: dos años para bienes muebles (maquinarias, ordenadores, mobiliario…) y 10 para inmuebles (terrenos, construcciones…).

· Tras la finalización del mismo el arrendatario tiene tres opciones:

  1. No ejercer su derecho de compra y devolver el bien a la entidad financiera.
  2. Renovar el contrato de arrendamiento manteniendo las mismas condiciones o renegociándolas.
  3. Ejercer su derecho de compra por lo que el bien pasa a ser de su propiedad.

· Durante la vigencia del contrato el dueño del bien no es responsable de su pérdida o deterioro.

· El bien se debe asegurar contra todo riesgo”.

Tras todo esto, se debe puntualizar que “este tipo de contrato, que ofrece la capacidad de compra sobre un bien tras un periodo de

alquiler, permite financiar la inversión por completo y además no forma parte del riesgo comercial financiero porque el bien no se compra, solo se alquila.

Esto a efectos bancarios, significa que no hay riesgo financiero. Con el arrendamiento también se pueden obtener ventajas fiscales, pues las cuotas de amortización pueden valorarse como gasto tributario, y el
valor total de los bienes arrendados (un coche de empresa, la maquinaria, etc.), puede deducirse como gasto.

No obstante lo que no puede aplicarse es el pago del valor residual del bien, si se lleva a cabo la compra final.

Por otra parte, el contrato de arrendamiento tiene que cumplir una serie de requisitos como son la opción de compra y tener una duración que no baje de los dos años para bienes muebles y de 10 años para bienes
inmuebles. Las cuotas deben figurar en el contrato, de tal manera que se distinga entre recuperación del coste del bien y la carga financiera”.

También hay que destacar que hay varios tipos de leasing, pudiéndose señalar los siguientes:

“– El leasing mobiliario o inmobiliario: Según su objeto se trate de un bien de equipo mueble o inmueble (tipo instalación de industria).

El leasing back: La empresa propietaria de un bien de equipo lo vende a la sociedad de leasing, quien a su vez le cede el uso en virtud de un contrato de leasing, con lo cual estamos ante una figura muy similar al préstamo.

El leasing operativo: Se cede el uso durante un período de tiempo irrevocable pero no hay opción de compra final. Es un
puro arrendamiento financiero.

El leasing de amortización parcial (arrendamiento) o de amortización total (compraventa)”.

Conforme a lo ya destacado, cabe señalar que “el leasing surge normalmente en el ámbito de la colaboración entre empresas:

El empresario que precisa de un bien de equipo o instalación industrial y no dispone o no quiere arriesgar los capitales necesarios para comprarlos, contrata con una sociedad financiera que se compromete a adquirirlos a nombre y por cuenta propia y a ceder el uso de los mismos mediante precio, con facultad por parte del usuario, al término del contrato, de renovarlo o de ejercitar la opción de compra que generalmente lo acompaña.

La operación, así expuesta, requiere el concurso de tres partes: (a) un empresario que necesita el bien de equipo, (b) el
vendedor del mismo o su fabricante y (c) la sociedad intermediaria de “leasing” que lo adquiere para ceder su uso.

La sociedad intermediaria asume un papel exclusivamente financiero: conserva la propiedad del bien como garantía de los posibles incumplimientos contractuales, pero no asume los riesgos inherentes a esa propiedad a cuyo efecto subroga al usuario en su posición frente al fabricante, que queda directamente vinculado con aquél en todo lo relativo al servicio propio del cliente.

Durante la vigencia del contrato el empresario (usuario) se compromete a cuidar diligentemente los bienes cedidos, dedicándolos al uso que se destinan y corre con los riesgos de pérdida o deterioro. En garantía del cumplimiento de esta obligación las pólizas suelen reservar un derecho de inspección a favor de la sociedad de leasing e imponen a cargo del usuario la
obligación de aseguramiento de los bienes”.

Por último, cabe señalar que “en el arrendamiento financiero existen una serie de beneficios fiscales. Pero, para acceder a

ellos, el contrato debe cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, el arrendador en cuestión tiene que ser una entidad de crédito o una entidad financiera.

El bien arrendado debe estar relacionado, en todo caso, con la actividad que se estipula en el contrato. Cada bien puede ir dirigido a
desempeñar actividades diferentes, pero debe estar ligado siempre a la que figura en el contrato de arrendamiento.

También deben aparecer en el contrato los intereses a pagar y la parte de recuperación del coste del bien, que ha de ser igual o creciente según el tiempo que dure el contrato.

En el arrendamiento financiero es muy importante fijar siempre una opción de compra. De no hacerlo así, la figura en sí misma no tiene sentido para las partes, y tampoco podría accederse a los beneficios
fiscales derivados de esta figura. Además debe figurar la opción de prolongar el arrendamiento en cuestión. Por último, el valor neto fiscal tiene que ser mayor que la opción de compra, pues este valor es el
resultante de reducir el precio de la adquisición”.

FUENTES:

  1. El contrato de arrendamiento financiero o leasing. IBERLEY: https://www.iberley.es/temas/contrato-arrendamiento-financiero-leasing-44801
  2. Arrendamiento financiero o Leasing ¿Qué es y cómo se contabiliza? FINANZAREL: https://www.finanzarel.com/blog/arrendamiento-financiero-leasing-contabiliza/
  3. Leasing o Arrendamiento Financiero. NOVICAP: https://novicap.com/guia-financiera/leasing-que-es/
  4. ¿Qué es el leasing o arrendamiento financiero? EMPRENDEPYME: https://www.emprendepyme.net/que-es-el-leasing-o-arrendamiento-financiero.html
  5. El contrato de Leasing, ¿en qué consiste? ANDBANK: https://www.andbank.es/observatoriodelinversor/el-contrato-de-leasing-en-que-consiste/
  6. Contrato mercantil de arrendamiento financiero: leasing. NOTICIAS JURÍDICAS: http://noticias.juridicas.com/conocimiento/articulos-doctrinales/4406-contrato-mercantil-de-arrendamiento-financiero:-leasing/
  7. ¿Qué es el Arrendamiento Financiero? GEDESCO: https://www.gedesco.es/blog/arrendamiento-financiero/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s