Derecho, Derecho de familia, Derecho de Sucesiones, Derecho general

El convenio regulador

En primer lugar, hay que señalar que “el convenio regulador de divorcio es el documento que contiene los pactos alcanzados por los cónyuges de mutuo acuerdo sobre los aspectos personales y patrimoniales del matrimonio y que regirán después del divorcio.

Para que este acuerdo produzca plenos efectos con posterioridad al divorcio, es imprescindible que sea aprobado judicialmente”.

Hay que destacar la importancia de este documento en la separación o divorcio en una pareja, ya que va a regular las relaciones entre ellos, sobre todo cuando hay hijos menores.

Dicho esto, se debe indicar que “la ley permite a los interesados (incluso, en ocasiones, se lo exige) que establezcan los efectos que producirá su separación o su divorcio. El convenio regulador consiste en un convenio en el que los cónyuges,utilizando su autonomía, pactan las consecuencias de su separación o su divorcio. Ello constituye un requisito para la aceptación de la demanda en los procesos matrimoniales tramitados judicialmente de mutuo acuerdo, tal como dispone el art. 81.1° CC. Asimismo, cuando loscónyuges acuerden su separación o su divorcio de mutuo acuerdo ante el Letrado de la Administración de Justicia o en escritura pública ante notario, deberán formular un convenio regulador (artículos 82 y 87 CC).
El contenido mínimo del convenio está regulado en el art. 90 CC. Los acuerdos nunca deben ser contrarios al principio de igualdad entre cónyuges y es preciso que no perjudiquen a los hijos. El control judicial o notarial se ejerce a la hora de comprobar que se ajustan a los principios enunciados.

Los acuerdos no necesitan tener una forma concreta, pero deben constar por escrito.

El contenido sobre el que debe recaer el consentimiento de los cónyuges es el siguiente:

a) Guarda y custodia de los hijos comunes. No se pacta sobre la titularidad de la patria potestad, sino sobre su ejercicio. Puede
atribuirse la guarda y custodia a una tercera persona.

b) Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta siempre el interés de aquéllos.

c) Destino de la vivienda conyugal.

d) Contribución a las cargas familiares y alimentos.

e) Liquidación del régimen económico matrimonial.

f) Pensión por desequilibrio económico.

El convenio regulador puede modificarse judicialmente, a petición de cualquiera de los interesados, o bien por medio de un nuevo convenio, que también debe ser homologado por el juez. No obstante, en principio, las medidas que se acuerdan son permanentes y sólo se pueden modificar
cuando se alteren sustancialmente las circunstancias que dieron lugar a su adopción.

Se requerirá aprobación judicial para la modificación. De todos modos, no será precisa para modificar aquello que se refiere al uso de la vivienda conyugal por parte del no titular y lo referente a la pensión compensatoria.

Las medidas que hubieran sido convenidas ante el Letrado de la Administración de Justicia o en escritura pública podrán ser modificadas por un nuevo acuerdo”.

En cuanto a cuánto cuesta un convenio regulador, se debe señalar que “cuesta normalmente entre 400€ y 1.000€, aunque
cuesta como media 600€. En este precio los abogados incluyen la redacción del Convenio Regulador y el registro de este en el Juzgado.

Precio Convenio Regulador

Precio Convenio Regulador

Pero ¿porque un Convenio Regulador cuesta más o menos? El precio de un Convenio Regulador no está regulado, ni siquiera por los Colegios de Abogados, pues cada abogado es libre de fijar el precio. Sin embargo, existen una serie de factores de los que depende cuánto cuesta:

  • Número de hijos: el proceso cuesta más o menos dependiendo de la complicación del proceso, ya que no es lo mismo
    regular la custodia de un 1 hijo qué para 4 hijos.
  • Mediación para uso vivienda: el proceso cuesta más en caso de que el abogado tenga que mediar para determinar el uso de la vivienda que venían compartiendo los progenitores. En algunos casos los padres llegan al acuerdo de que los hijos no roten de vivienda, siendo ellos los que cambian cada cierto tiempo de domicilio.
  • Comunidad Autónoma: el precio de un Convenio Regulador difiere dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se tramite. Por ejemplo, en Málaga cuesta una media de 500€, mientras que en
    ciudades cómo Bilbao o San Sebastián cuesta de media 700€.

Además hay otros motivos de los que depende cuánto cuesta este proceso, tales como la experiencia del abogado, posibles desplazamientosque tenga que realizar…”

Por lo que respecta al incumplimiento del convenio regulador, se ha de señalar que “en el caso de que se presente un incumplimiento del convenio regulador, primero se debería hablar con la parte que incumple y saber cuáles son los motivos por los que esto está sucediendo.

Es importante hablar con los hijos y hacerles saber que no es culpa suya de forma que ellos no se vean afectados.

Lo siguiente sería hablar con la parte que no está siguiendo los acuerdos estableciodos y comentar la posibilidad de modificar horarios que sean óptimos para ambas partes.

En caso de que sea algo constante, entonces lo indicado es que lo haga saber ante el conocimiento del Juzgado, y teniendo en cuenta en número de veces que se haya incumplido, también será posible que se solicite una modificación el dicha
programación e incluso, si hay casos más graves, solicitar que el otro cónyuge tenga una suspensión total del derecho otorgado”.

Para concluir, cabe señalar que “los acuerdos de los cónyuges adoptados para regular las consecuencias de la nulidad, separación y divorcio presentados ante el órgano judicial serán aprobados por el Juez salvo si son dañosos para los hijos (como es el caso, por ejemplo, de que los pactos no garanticen suficientemente los alimentos, educación y formación integral de los mismos) o gravemente perjudiciales para uno de los cónyuges. Las medidas que el Juez adopte en defecto de acuerdo o las convenidas por los cónyuges judicialmente, podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio aprobado por el Juez, cuando así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos o el cambio de las

circunstancias de los cónyuges. Las medidas que hubieran sido convenidas ante el Secretario judicial o en escritura pública podrán ser modificadas por un nuevo acuerdo, sujeto a los mismos requisitos
exigidos en el Código Civil.

El convenio regulador producirá efectos desde que sea aprobado judicialmente. En el momento de dicha aprobación, podrá hacerse efectivo por la vía de apremio. Es el Art. 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil
el que se ocupa, entre otros asuntos relacionados, del proceso de aprobación del convenio regulador en los supuestos de separación o divorcio solicitados de mutuo acuerdo o por uno de los cónyuges con
consentimiento del otro.

Por último, no está de más hacer referencia a uno de los temas que generan no pocas desavenencias entre las “partes”, cual es la fijación de la pensión alimenticia a favor de descendientes, sobre todo cuando el cónyuge obligado a realizar el abono se encuentra en una situación económica crítica; así, la TS, Sala de lo Civil, nº 184/2016, de 18/03/2016, Rec. 2541/2014
establece que “atendiendo a la penosa situación del mínimo vital de la unidad familiar, resulta ilusorio querer salvar el ‘mínimo vital’ del hijo, pues en tales situaciones el derecho de familia poco puede hacer, debiendo ser las Administraciones públicas a través de servicios sociales las que remedien las situaciones en que tales mínimos no se
encuentren cubiertos”.

Y esta referencia al incumplimiento se hace porque “un Convenio regulador es de obligado cumplimiento para ambas partes una vez haya sido ratificado por el juez tras el proceso de divorcio exprés. Sin embargo, es posible cambiarlo a lo largo del tiempo si las circunstancias personales o económicas de cualquiera de los ex-cónyuges, cambiasen. Para ello habría que acudir nuevamente al juez para que aprobase dichas modificaciones”.

En cuanto a su modificación, hay que decir que “el convenio regulador puede modificarse siempre que se alteren “sustancialmente” las circunstancias en las que se acordó.

Ten en cuenta que el convenio regulador suele tener una duración muy prolongada, de modo que a lo largo de su vigencia es común que haya que modificarlo en sucesivas ocasiones.

Sin embargo, no debes pensar que cualquier modificación de las circunstancias te permitirá cambiar el contenido del convenio. De hecho, la Jurisprudencia exige que estas modificaciones sean sustanciales, con vocación de permanencia, imprevistas e involuntarias.

Lo más común es que se intente modificar el régimen de custodia o las pensiones de alimentos y compensatoria.

Modificación del régimen de custodia

El régimen de custodia es uno de los elementos que más frecuentemente
tratan de modificarse. A fin de cuentas, muchas veces se atribuye atendiendo al estatus económico o el horario laboral de los progenitores en el momento de la separación o divorcio.

Además, aunque la custodia compartida va ganando terreno, nuestros tribunales son tradicionalmente proclives a la custodia exclusiva. De modo de modo que son muchos los padres que tratan de modificar un convenio regulador en el que se acordó la custodia exclusiva para lograr una custodia compartida.

Por otro lado, es común que la modificación del régimen de custodia se utiliza como herramienta de presión, para forzar al otro cónyuge a que acepten una modificación en las pensiones siempre que se mantenga el régimen de custodia establecido.

En cualquier caso, debes saber que a la hora de determinar el régimen de custodia prima el interés del menor. De modo que a la hora de acudir a los tribunales para intentar modificar este extremo, deberás demostrar que el principal beneficiado es el hijo común.

Modificación de la pensión de alimentos

Otro de los elementos que frecuentemente se intenta modificar en los convenio regulador es es la cuantía de la pensión de alimentos. La pensión de alimentos se establece para velar por el interés del hijo común. sin embargo, en ocasiones la fortuna familiar cambia, de modo que el progenitor alimentante no puede hacerse cargo de la pensión, o la cuantía fijada deviene injusta por haber mejorado su fortuna el cónyuge
custodio o el propio hijo común.

Además, la pensión de alimentos no se extingue necesariamente con la mayoría de edad. De modo que habrá que recurrir a un abogado de familia si se quiere reducir la cuantía de esta pensión o eliminar la obligación de pagarla.

Desde el otro lado, también es posible que el alimentante haya mejorado su fortuna, siendo por tanto legítimo que el progenitor no custodio exija una mayor contribución a los gastos de crianza del hijo común.

Modificación de la pensión compensatoria

La modificación de la pensión compensatoria sigue los mismos rasgos que se han detallado para la pensión de alimentos. Sin embargo, mientras la pensión de alimentos trata de proteger el interés superior del menor, la pensión compensatoria trata de indemnizar al cónyuge menos favorecido por la unión matrimonial.

Es decir, mientras la primera protege un interés público la segunda protege un interés particular. Esto conlleva que el ordenamiento no la proteja en la misma medida. De modo que resulta más fácil reducir la cuantía de la pensión compensatoria e incluso extinguirla que hacer lo propio con la pensión de alimentos”.

En cuanto al contenido, también cabe reseñar, además de que contiene lo ya señalado, que “asimismo, deberá contener los elementos identificativos del matrimonio y su descendencia,

así como hacer constar las circunstancias laborales de cada consorte para el caso de que se deban hacer futuras modificaciones del convenio, sin que haga falta que se especifique las causas que han originado el divorcio, siendo tan solo necesario hacer constar que ambos cónyuges desean separarse o divorciarse de mutuo acuerdo, regulando los aspectos paterno filiales y económicos relativos a la ruptura.

Las medidas que el juez adopte en defecto de acuerdo, o las convenidas por los cónyuges, podrán ser modificadas judicialmente o por un nuevo convenio cuando se alteren sustancialmente las circunstancias. Así mismo puede cesar por:
reconciliación de los cónyuges, por fallecimiento de alguno de ellos o por resolución judicial que lo extinga”.

FUENTES:

  1. IBERLEY: https://www.iberley.es/temas/contenido-convenio-regulador-59557
  2. LEGÁLITAS: https://www.legalitas.com/abogados-para-particulares/actualidad/articulos-juridicos/contenidos/El-convenio-regulador-en-una-separacion-o-un-divorcio
  3. EASY OFFER: https://www.easyoffer.es/blog/precio-convenio-regulador/
  4. DIVORCIO EXPRESA ONLINE: https://www.divorcioexpressonline.net/convenio-regulador
  5. CASTELL ABOGADOS: https://www.castellabogados.com/el-convenio-regulador/
  6. DIVORCIOS.ME: https://www.divorcios.me/convenio-regulador/
  7. LEXGOAPP: https://lexgoapp.com/guias-legales/el-convenio-regulador-en-casos-de-separacion-y-divorcio/
  8. ABOGADOS CEA: https://www.abogadoscea.es/blog/108-que-es-un-convenio-regulador

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s