búsqueda de trabajo, Bitcoins, despachos de abogados

¿Cómo ejercer como abogado en Reino Unido con el Grado en Derecho?

Esta entrada tiene por objetivo hacer saber cómo ejercer la abogacía en Reino Unido con el Grado en Derecho realizado en España.

En primer lugar, hay que comenzar esta entrada diciendo que los sistemas jurídicos en España y Reino Unido son totalmente opuestos. En este sentido, cabe señalar que “el Common Law o Derecho anglosajón es el sistema jurídico que aplica Inglaterra, el cual se caracteriza por ser un derecho no codificado de origen jurisprudencial,  elaborado por los jueces caso a caso al resolver los litigios entre los particulares. A diferencia de este, el Civil Law o Derecho de tradición romana es el sistema jurídico que se aplica en España y en el que prima la codificación de las normas legales, dictadas por la función legislativa.

Otra diferencia a resaltar en Inglaterra es la distinción entre barrister y solicitor en el ejercicio de la abogacía.

El solicitor, con carácter general, tiene asignadas las funciones relativas al asesoramiento de sus clientes en las distintas aéreas de derecho, encargándose de los asuntos extrajudiciales. En cuanto a los asuntos judiciales, se encarga de la preparación de los documentos esenciales para el caso así como de la obtención de los medios de prueba en los que se basará el mismo. A partir del año 1990, los solicitors pueden además representar a sus clientes ante los Juzgados de Primera Instancia y en ocasiones, también ante los Tribunales Superiores.

Por otro lado, el barrister es el encargado de representar a las personas y litigar ante los Tribunales. Esto se explica por las complejidades de los sistemas jurídicos de Common Law, los cuales requieren de una especialización para conocer los precedentes judiciales y los procedimientos a seguir ante los Tribunales.

Formación académica y acceso a la profesión de solicitor:

Existen distintas rutas para acceder a esta profesión y ser aceptado como solicitor por la Solicitors Regulation Authority (SRA), el órgano regulador.

La primera consiste en estudiar la Licenciatura en Derecho en Inglaterra, la cual tiene una duración de 3 años. A continuación, se debe estudiar el Legal Practice Course (LPC), equivalente al Curso de Práctica Jurídica, seguido de un Training Contract (practicas de formación) de 2 años de duración, supervisado por un solicitor.

También es posible acceder a la profesión si se ha estudiado una Licenciatura distinta a Derecho.  En este caso, previamente a la realización del Legal Practice Couse (LPC) y del Training Contract es necesario hacer un curso de conversión conocido como Common Professional Examination (CPE)/Graduate Diploma in Law (GDL).

Por último, los abogados colegiados en otras jurisdicciones también pueden ser admitidos como solicitors si cumplen los requisitos establecidos en el Qualified Transfer Scheme Regulations 2011.

De esta forma, un abogado colegiado en España puede convalidar su título través del Qualified Lawyers Transfer Scheme (QLTS).

Este sistema, el QLTS, lleva en vigor desde el 2011 ya que anteriormente aplicaba el llamado Qualified Lawyers Transfer Test (QLTT). Existen varias diferenciasentre estos dos sistemas en cuanto a que jurisdicciones pueden optar a esta opción, la tipología de los exámenes y los requisitos que deben cumplirse para poder acceder.

Antes de poder realizar los exámenes para la convalidación de título (QLTS), es requisito obligatorio obtener un certificado de idoneidad de la Solicitors Regulation Authority (SRA), a este se le conoce como certificate of elegibility.

Para ello, se ha de presentar una solicitud ante el SRA acompañada de aquellos documentos que acrediten que  se es abogado colegiado en España, que se puede ejercer la profesión en dicha jurisdicción y que se tiene el nivel de inglés y demás características necesarias para ser admitido como solicitor.

Una vez se obtiene este certificado, el mismo tiene una validez de 5 años desde el día en que se emite, periodo durante el cual se tienen un máximo de 3 intentos para cada uno de los dos exámenes a realizar.

El sistema actual no requiere experiencia profesional previa, tal y como se requería en el sistema anterior, sino únicamente aprobar los dos exámenes en el que consiste; el  primero es el Multiple Choice Test (MCT) y el segundo es el Objective Structured Clinical Examination (OSCE).

La parte MCT consiste en un test de 180 preguntas que cubre 11 asignaturas distintas entre las que se encuentran, The English Legal System & EU Law, Constitutional Law & Judicial Review, Professional Conduct & Solicitors’  Accounts, Financial Services, Money Laundering & Taxation, Property Law, Contract Law, Torts, Criminal Law, Equity & Trusts, Business Law y Human Rights.

El OSCE es la parte practica en el que se evalúan otras aptitudes tal y como la capacidad de redactar documentos en inglés, buscar jurisprudencia o  defender un caso, aplicado a tres áreas principales de derecho que son Business Law, Litigation (Civil y Penal) y Property Law (Conveyancing, Wills and Probate).

Por último, aquellos abogados colegiados Europeos que estén registrados como tal (Quialified European Lawyers) en Inglaterra y que ejerzan allí durante un plazo mínimo continuado de 3 años, podrán requerir el ser admitidos como solicitors siempre y cuando puedan probar que tienen experiencia relevante suficiente.

Oportunidades para abogados españoles en Inglaterra:

Las opciones a las que se puede optar son varias. Entre ellas, trabajar en un despacho que ejerza ley inglesa, ya sea en condición de solictor, una vez se haya conseguido la colegiación, o como  ayudante legal o paralegal, para lo cual no es necesario estar colegiado como solictor. Cada vez son más numerosos  los despachos que valoran o requieren abogados que hablen español para atender a sus clientes internacionales.

También existen  despachos españoles o ingleses que ejercen ley española, en Inglaterra, los cuales buscan abogados españoles con un alto nivel de inglés. Este tipo de despachos suele asesorar a clientes británicos o internacionales en derecho español y las áreas de derecho son muy diversas, dependiendo del perfil del cliente y los servicios que preste el despacho.

Existen otras alternativas como trabajar en el departamento jurídico de una compañía o banco, lo que se cono ce como in house position, o en los departamentos de compliance, área en la que se han incrementado las ofertas de trabajo en los últimos tiempos, debido a las nuevas regulaciones implementadas”.

Por otro lado, también hay que destacar que “a día de hoy no hay homogeneidad normativa para ejercer como abogado en el extranjero, aunque sí hay un punto de partida: contar con el título de Derecho y, en la mayoría de los casos, estar colegiado como abogado en España. En este sentido, para colegiarse como abogado en España se requiere:

–Contar con el título de licenciatura o Grado en Derecho. 

–Superar el máster en el Ejercicio de la Abogacía, el cual permite preparar y aprobar el examen de acceso de esta profesión convocado por el Ministerio de Justicia.

–Solicitar el acceso como ejerciente en alguno de los colegios oficiales.

Dicho esto, para que un abogado español pueda ejercer en el extranjero será necesario conocer el idioma de ese país en profundidad, cumplir con los trámites que se exigen tanto para residir y trabajar como para desempeñar funciones de abogado y definir qué tipo de trabajo dentro del ámbito jurídico se desea desempeñar.

La primera decisión que habrá que tomar, entonces, será el país de destino. Se puede optar por alguno de los estados miembros de la Unión Europea o por otro país fuera del conjunto europeo. En el caso de que un profesional desee ejercer la abogacía en un país de la Unión Europea, este deberá cumplir una serie de requisitos en función del país elegido. Los comunes son:

–Ser ciudadano reconocido de uno de los Estados miembros.

–Poseer la titulación o Grado en Derecho, así como haber superado el máster y el examen nacional para ejercer la abogacía.

–Estar colegiado en España.

–Acreditar un conocimiento avanzado del idioma o idiomas requeridos en el país elegido. 

En el caso de elegir destinos distintos a la Unión Europea, como Estados Unidos, Canadá o China, por ejemplo, será necesario conocer los trámites necesarios para obtener los permisos de residencia y trabajo, convalidar los estudios y obtener las autorizaciones para ejercer como abogado.

El sector privado

Ejercer la abogacía en los tribunales no es la única vía para trabajar como abogado en el extranjero. Otra opción es el sector privado, quizá como abogado en el departamento jurídico de una empresa. Esta vía puede abrirse de dos maneras: bien logrando un empleo en una multinacional con sede en España y postulando para puestos que impliquen movilidad geográfica o, directamente, buscando empresas en el extranjero en las que sería atractivo trabajar. 

En cuanto a salidas laborales respecta, el Grado de Derecho es una de las titulaciones más versátiles del mercado

Lo cierto es que en cuanto a salidas laborales respecta, el Grado de Derecho es una de las titulaciones más versátiles del mercado. Pues, además de ejercer como abogado, el graduado puede ocupar diversos puestos de asesoría jurídica en el sector privado y público, así como optar a puestos por oposición.

Además de los idiomas —el dominio del inglés es fundamental si se quiere trabajar en el extranjero como abogado, pero otras opciones como el francés y el chino son también demandadas—, la especialización en ramas del derecho como Mercantil o Fiscal, muy ligadas al ciclo de vida de una empresa, puede ayudar al futuro candidato a encontrar un puesto en otro país que le sea interesante. La clave será definir los objetivos laborales y buscar la vía educativa y profesional para conseguirlos”.

Por último, “abce señalar, a mayor abundamiento, que no resulta extraño que el solicitor consulte al barrister en aquellos casos que, por sus peculiaridades, revistan un alto grado de especialidad técnica, o bien la complejidad en la redacción de determinados documentos requieran de su intervención. Bien entendido que los barristers, debido a su destreza en el manejo de los precedentes judiciales, llegan a adquirir unos conocimientos jurisprudenciales asaz profundos. Unos conocimientos tanto más valorados cuanto que el precedente judicial constituye la fuente de Derecho más importante en el sistema Common Law. Todo ello a pesar de la creciente tendencia codificadora experimentada en estos últimos años.

En otro orden de cosas, a buen seguro que el lector se preguntará cuál es el propósito del presente post ¿dar unas pinceladas de trazo grueso del Common Law a fin de pertrechar al lector con unos conocimientos de derecho comparado? A este respecto, y sin perjuicio de que lo apuntado pueda servir de información útil en la medida de los intereses particulares de cada uno, es preciso destacar una realidad cierta: Reino Unido es una de las principales plazas financieras, y, asimismo, uno de los centros favoritos de los inversores internacionales para hacer negocios globales. No podía resultar de otro modo. Por un lado,  UK tiene una presión fiscal relativamente baja (el impuesto de sociedades es del 20-21%), a lo cual se añade la existencia de un marco idóneo, que facilita la constitución de empresas en menos de 24 horas y sin necesidad de realizar grandes inversiones. Por otro lado, las actividades de la City londinense, el “corazón económico” del país, genera la mayor parte de las necesidades de servicios, tanto jurídicos como financieros. Todo ello en el marco de una economía altamente internacionalizada.

De ello resulta que parte significativa del comercio internacional pasa por el antiguo imperio y asimismo que las transacciones económicas realizadas están conectadas con más de un país. En este contexto, la figura del abogado dual, esto es, el abogado que sea capaz de actuar en más de una jurisdicción, está llamada a desempeñar un protagonismo esencial. Razones no faltan. Por una parte, valga el ejemplo, un contrato de distribución entre una empresa de Zaragoza y un empresario de Newcastle tendrá vínculos con dos países, lo que, por consiguiente, hará menester tener en cuenta las dos jurisdicciones en juego en punto a valorar las repercusiones jurídicas de la operación comercial. Por otra parte, el Dº inglés es la ley rectora en el 40% de los contratos internacionales, lo cual se explica, además de las consideraciones ya señaladas, por el prestigio de la justicia británica (rápida y eficiente, así como una alta preparación de sus jueces).

En tales condiciones, el joven licenciado (mas sin excluir a aquellos juristas que quieran “reinventarse” o, simplemente, completar su formación) debería tener a bien en plantearse la posibilidad de convertirse en abogado dual. No solo porque la formación del nuevo abogado del S-XXI así lo exige, sino también porque la demanda de estos abogados duales está experimentando un crecimiento sin parangón [11].
En estas coordenadas, y a los propósitos del presente trabajo, se prestará una atención preferente a la figura del solicitor. Así las cosas, la primera pregunta que surge es ¿puede un abogado español convertirse en solicitor? ¿cuál es la vía de acceso? ¿qué contenido tienen las pruebas? ¿una vez superadas es necesario realizar un training contract de 2 años? etc.  Pues bien, en relación a la primera de las cuestiones, la respuesta es positiva. Efectivamente, un abogado extranjero puede convertirse en solicitor.

A este respecto, y en el caso que nos atañe, el abogado español tendría que realizar el denominado Qualified Lawyer Transfer Scheme (QLTS, en lo sucesivo). Sería, valga la analogía, como un examen de conducir. Es decir, un examen compuesto de una parte teórica y otra práctica. Por lo que se refiere a la parte teórica, que recibe la denominación de MCT (Multiple Choice Test), es un test de 180 preguntas a contestar, entre varias respuestas alternativas cada una; en el cual el candidato debe demostrar su conocimiento en relación con las 11 materias objeto de examen, tales como  Dº contractual, Daños, Dº penal, Trust, Real Estate, deontología profesional, entre otras. En lo que respecta a la parte práctica, el llamado OSCE (Objetive Structured Clinical Examinations) vendría a evaluar las skills (habilidades) del candidato. En este sentido, el susodicho tendrá que probar su destreza en la redacción y la escritura, la investigación, el desenvolvimiento en una entrevista ficticia con un cliente, etcétera.

En cuanto a las tasas o derechos de examen a satisfacer, son 565 libras esterlinas más IVA para la primera parte, y 2.925 libras más IVA para la segunda [15]. En total, alrededor de las 4.000 libras en tasas (5.400 euros, apróximadamente). A este precio debe añadírsele otras 2.000 libras en material de estudio. Se recomienda, a este respecto, la preparación de las pruebas mediante los materiales ofertados por la QLTS School: http://www.qlts.co.uk/course-overview/packages.

Por último, a modo de apunte adicional, merece la pena destacar lo que sigue: ●     El mentado curso puede ser realizado desde cualquier parte del mundo, on line, sin necesidad de acudir a clases presenciales. ●     El pago de las tasas otorga el derecho a “3 oportunidades” para cada una de las partes, a lo largo de un período de 5 años. ●     Es obligatorio superar previamente la parte teórica antes de pasar a la parte práctica. ●     El examen no comprende test de inglés de género alguno, realizado a título independiente, al efecto de evaluar las competencias lingüísticas del candidato en la lengua de Shakespeare. La realización del examen presupone per se unos conocimientos acordes a los que cabría esperar de un asesor altamente cualificado. Ahora bien: se recomienda estar en posesión de un nivel Proficiency o Advanced, complementado con conocimientos de inglés jurídico.
Por otra parte y en lo que se refiere a los requisitos subjetivos propiamente dichos: ●     No es necesario acreditar experiencia profesional, ni, asimismo, tener o realizar ningún contrato de aprendizaje. ●     El abogado debe ser “cualificado” en una “jurisdicción reconocida” (lo cual, en el caso de España, se cumple). ●     Estar en posesión de la habilitación profesional. ●     Gozar de idoneidad para la elegibilidad como solicitor; lo que, entre otros medios para acreditar este extremo, podrá requerir del candidato que éste aporte un certificado expedido por su Colegio de Abogados con arreglo al cual se dé fe que el mismo no ha transgredido ninguna norma de corte legal, estatuaria o deontológica.
En suma, una vez superadas las pruebas, el candidato deberá solicitar su admisión al Roll of Solicitors”.

Por tanto, se exige superar la carrera de Derecho y el actual máster de acceso a la abogacía, requisitos necesarios para ejercer como abogado en España, y luego solicitar ejercer en el país ejerciente, en este caso Reino Unido, señalando la especialización que se desea ejercer.

FUENTES:

  1. Cómo Convertirse en Abogado Internacional. QLTSchool: https://www.qlts.com/blog/career-development/como-convertirse-en-abogado-internacional
  2. Claves del acceso a la abogacía inglesa. MILLENIUM DIPR: http://www.millenniumdipr.com/n-158-claves-del-acceso-a-la-abogacia-inglesa
  3. Cómo ejercer de abogado en Reino Unido con titulación española / europea. BRISTOLEÑOS: https://bristolenos.com/2015/11/25/como-ejercer-de-abogado-en-reino-unido-con-titulacion-espanola-europea/
  4. Una abogada española en Inglaterra y Gales: vías y oportunidades para ejercer en ese mercado. CONSEJO GENERAL DE LA ABOGACÍA ESPAÑOLA: https://www.abogacia.es/actualidad/entrevistas/abogados-por-el-mundo/una-abogada-espanola-en-reino-unido-vias-y-oportunidades-para-ejercer-en-ese-mercado/
  5. Cómo trabajar de abogado en el extranjero: requisitos y recomendaciones. UNIR REVISTA: https://www.unir.net/derecho/revista/noticias/como-trabajar-abogado-extranjero/549204741091/
  6. ¿Cómo ejercer la abogacía en la Unión Europea? UNIR REVISTA: https://www.unir.net/derecho/revista/noticias/ejercer-abogacia-union-europea/549204669289/
  7. Homologar estudios de grado en derecho para poder ejercer de abogado en Reino Unido. SPANIARDS: https://www.spaniards.es/foros/sin-clasificar/homologar-estudios-de-grado-en-derecho-para-poder-ejercer-de-abogado-en-reino-unido

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s