Derecho, Derecho de la discapacidad, Tribunales

La discapacidad. Regulación, beneficios, tipos, grados y determinación del grado.

La discapacidad es una forma ee falta de medios o capacidades que impide adaptarse al mundo de manera normal. Se trata de una serie de deficiencias que impiden a una persona adaptarse al 100% al mundo que le rodea, y, por tanto, requiere que las leyes le reconozcan más medios para ayudar a las personas con discapacidad a adaptarse a l mundo.

Hay que destacar, en primer lugar, que “la palabra, el lenguaje, nuestra forma de hablar y de escribir es importante. Así nos comunicamos, transmitimos mensajes, conceptos, ideas.

La palabra es una herramienta y con ella se pueden construir grandes proyectos y también derribar barreras, la importancia de la palabra en el trato hacia personas con discapacidad también es muy importante a tener en cuenta.

En el mundo de la discapacidad todos deben intervenir: gobiernos, medios de comunicación, asociaciones, normativas, la sociedad en general, y deben hacer un esfuerzo por referirse a las personas con discapacidad de forma correcta ya que la importancia de la palabra en el trato hacia personas con discapacidad se ha de tener siempre presente y respetar el lenguaje que se emplea.

Lo primordial: no herir con nuestras palabras a otras personas. No menospreciar ni minusvalorar sus capacidades.

Por eso, hemos querido hacer este especial, en el que explicamos las diferencias y connotaciones que tienen los términos discapacitados frente a personas con discapacidad.

La importancia de- la palabra en el trato hacia personas con discapacidad, persona en silla de ruedas

Hoy día los términos discapacitados, minusválidos, inválidos, minusvalía, persona con discapacidad, retrasados, tullidos o incapacitados, deben ser sustituidos/eliminados de nuestro lenguaje, y utilizar otros más correctos. Lo ideal es sustituir esos vocablos por persona con discapacidad.

Según el diccionario de la Lengua Española la capacidad es:

Aptitud, talento, cualidad que dispone a alguien para el buen ejercicio de algo.

Por tanto, está claro que las personas podemos tener diversas capacidades
diferentes (se te pueden dar bien los idiomas, las matemáticas, la música…). Entonces no tienen porque definirte como discapacitado o minusválido.

Realmente serás una persona con unos talentos y unas capacidades, pese a que a su vez seas una persona con una discapacidad en concreto (es decir, puedes tener una discapacidad auditiva, visual, física, psíquica), y por tanto, no toda tu persona debe definirse como discapacitado, sino puntualizar.

Es muy importante por ejemplo la labor de los medios de comunicación, comenzando por los medios de información social. Ellos deben dar ejemplo y servir de bandera, para que la sociedad poco a poco vaya adquiriendo el hábito y utilizando esos términos”.

Por tanto, teniendo en cuenta los dicho hasta aquí, vemos que la discapacidad implica una serie de desventajas hacia el mundo exterior y que requiere que los organismos públicos adopten una serie de medidas para que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos que una persona normal. En este apartado también se debe destacar la necesidad de utilizar un lenguaje menos agresivo hacia este colectivo, sobre todo por el hecho de que términos como los reseñados un poco más arriba resultan discriminatorios.

También hay que destacar que existen diversos grados de discapacidad que te ayudan a obtener más o menos beneficios. El límite mínimo para poder tener reconocidos los derechos más básicos como persona condición discapacidad es el 33%.

Se debe señalar la necesidad de seguir avanzando en la necesidad de elaborar leyes y políticas públicas que lleven a cabo y permitan a su vez una mayor inclusión, así como una mayor protección, de este colectivo.

Como destaca la OMS en su página web, “la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF) define la discapacidad como un término genérico que abarca deficiencias, limitaciones de la actividad y restricciones a la participación. Se entiende por discapacidad la interacción entre las personas que padecen alguna enfermedad (por ejemplo, parálisis cerebral, síndrome de Down y depresión) y factores personales y ambientales (por ejemplo, actitudes negativas, transporte y edificios públicos inaccesibles y un apoyo social limitado).
Se calcula que más de mil millones de personas —es decir, un 15% de la población mundial— están aquejadas por la discapacidad en alguna forma. Tienen dificultades importantes para funcionar entre 110 millones (2,2%) y 190 millones (3,8%) personas mayores de 15 años. Eso no es todo, pues las tasas de discapacidad están aumentando debido en parte al envejecimiento de la población y al aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas. La discapacidad es muy diversa. Si bien algunos problemas de salud vinculados con la discapacidad acarrean mala salud y grandes necesidades de asistencia sanitaria, eso no sucede con otros. Sea como fuere, todas las personas con discapacidad tienen las mismas necesidades de salud que la población en general y, en consecuencia, necesitan tener acceso a los servicios corrientes de asistencia sanitaria. En el
artículo 25 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad se reconoce que las personas con discapacidad tienen derecho a gozar del más alto nivel posible de salud sin discriminación”.

Por otra parte, se debe señalar que “las personas con discapacidad tienen una mayor demanda de asistencia sanitaria que quienes no padecen discapacidad, y también
tienen más necesidades insatisfechas en esta esfera. Por ejemplo, en una encuesta reciente acerca de personas con trastornos mentales graves, se observó que entre un 35% y un 50% de estas personas en países
desarrollados y entre un 76% y un 85% en países en desarrollo no recibieron tratamiento en el año anterior al estudio.

Las actividades de promoción de la salud y prevención de las enfermedades solo raras veces tienen como destinatarias a las personas con discapacidad. Por ejemplo, la detección del cáncer mamario y
cervicouterino se practica con menos frecuencia en las mujeres con discapacidad. El peso de las personas con deficiencias intelectuales y diabetes sacarina se verifica con menor frecuencia. Los adolescentes y
adultos con discapacidades quedan excluidos más a menudo de los programas de educación sexual”.

Ahora toca hablar de los diversos tipos de discapacidad. Se pueden citar los siguientes como los más importantes:

1. Discapacidad física: Recibe el nombre de discapacidad física o motora a todo aquel tipo de limitación generada por la presencia de una problemática vinculada a una disminución o eliminación de capacidades motoras o físicas, como por ejemplo la pérdida física de una extremidad o de su funcionalidad habitual.

Este tipo de discapacidad surge en el contexto de problemas medulares, accidentes de tráfico, traumatismo craneoencefálico, enfermedad médica
generadora de limitación física, amputaciones, malformaciones congénitas
o accidentes cerebrovasculares.

2. Discapacidad sensorial: La discapacidad sensorial hace referencia a la existencia de limitaciones derivadas de la existencia de deficiencias en alguno de los sentidos que nos permiten percibir el medio sea externo o interno. Existen alteraciones en todos los sentidos, si bien las más conocidas son la discapacidad visual y la auditiva.

3. Discapacidad intelectual: La discapacidad intelectual se define como toda aquella limitación del funcionamiento intelectual que dificulta la participación social o el desarrollo de la autonomía o de ámbitos como el académico o el laboral, poseyendo un CI inferior a 70 y influyendo en diferentes habilidades cognitivas y en la participación social. Existen diferentes grados de discapacidad intelectual, los cuales tienen diferentes implicaciones a nivel del tipo de dificultades que pueden presentar.

4. Discapacidad psíquica: Hablamos de discapacidad psíquica cuando estamos ante una situación en que se presentan alteraciones de tipo conductual y del comportamiento adaptativo, generalmente derivadas del padecimiento de algún tipo de trastorno mental.

5. Discapacidad visceral: Este poco conocido tipo de discapacidad aparece en aquellas personas que padecen algún tipo de deficiencia en alguno de sus órganos, la cual genera limitaciones en la vida y participación en comunidad del sujeto. Es el caso de las que pueden generar la diabetes o los problemas cardíacos.

6. Discapacidad múltiple: Este tipo de discapacidad es la que se deriva de una combinación de limitaciones derivadas de algunas de las anteriores deficiencias. Por
ejemplo, un sujeto ciego y con discapacidad intelectual, o de un sujeto parapléjico con sordera”.

En cuanto a los beneficios de la discapacidad, la legislación actual permite o reconoce múltiples beneficios, y se ha de destacar que ”

En el Real Decreto 1971/1999 se
establece la regulación del porcentaje de discapacidad, determinando así
quién puede solicitar el certificado de discapacidad. La obtención de este certificado proporciona acceso a distintas prestaciones económicas laborales, fiscales y sociales.

La valoración se establece teniendo en
cuenta la limitación física o psíquica de la persona y atendiendo
también a los factores socioeconómicos del solicitante. Los Equipos de
Valoración y Orientación (EVO) formados por un médico, un psicólogo y un
trabajador social, son los encargados de determinar este grado de
discapacidad.

Beneficios fiscales de la discapacidad del 33%

A continuación, os detallamos algunos de
los beneficios a los que puede acceder una persona con discapacidad
igual o superior al 33%:

  • Las personas con una discapacidad reconocida del 33% pueden aplicar las deducciones sobre la cuota autonómica en su IRPF, dependiendo de la normativa establecida en cada Comunidad Autónoma.
  • En el ámbito de la educación,
    la persona con una minusvalía superior al 33% puede pedir ayudas
    económicas para la obtención de los libros de texto, así como ayudas
    para el transporte o el pago del comedor. También ofrecen becas de
    educación especial y reservas en plazas de acceso a la Universidad.
  • Se pueden pedir ayudas con el objetivo de facilitar la adaptación de las viviendas y vehículos para el desarrollo de la autonomía personal. En este punto entrarían las ayudas para la instalación de las sillas subeescaleras, las plataforma subeescaleras, los elevadores u otras soluciones para la accesibilidad que faciliten la supresión de las barreras arquitectónicas.
  • Ayudas para la compra de viviendas
    de protección oficial, consistente tanto en subvención de los intereses
    del préstamo solicitado para la misma, así como ayudas para la entrada
    que variarán dependiendo del plan de vivienda al que se acoja el
    beneficiario.
  • Las personas con discapacidad igual o superior al 33% pueden pedir ayudas para su vehículo. Pueden optar por la reducción y/o exención del impuesto de
    matriculación y quedan exentos de pagar el impuesto municipal de circulación. Así mismo, disponen de una reducción del IVA para la adquisición y reparación de su vehículo. Además, independientemente del 33%, las personas que entran en el baremo de movilidad reducida pueden solicitar la tarjeta de aparcamiento para estacionar en plazas reservadas.
  • En el ámbito laboral las personas con discapacidad reconocida cuentan con un número de plazas reservadas de empleo. En empresas a partir de 50 empleados un 2% como mínimo de la plantilla debe estar formada por trabajadores con
    alguna minusvalía acreditada.
  • Se pueden solicitar abonos para viajar en transporte público a precio reducido aunque el grado de minusvalía puede variar en función de cada comunidad autónoma.
  • Existen distintos descuentos en ocio y cultura o incluso entradas gratis tanto en instituciones públicas como en empresas privadas.
  • Las personas con discapacidad pueden solicitar el pago total o parcial del equipo médico que necesiten, como prótesis o sillas de ruedas. La ayuda recibida vendrá determinada por el grado de incapacidad del afectado, de su renta y delestado de su unidad familiar.
  • Según la normativa, las personas con

discapacidad pueden disfrutar de prestaciones por jubilación de manera
anticipada, aunque éstas dependen del grado de discapacidad que acrediten. Asimismo, deben haber cotizado un mínimo de 15 años.

A las personas que acrediten un grado de
discapacidad igual o superior a un 65% se les aplica una reducción de un cuarto de año por cada año que hayan cotizado a la Seguridad Social. Si además de acreditar este grado de minusvalía, se demuestra que
necesitan a otra persona para realizar los actos esenciales de la vida, la reducción pasa a ser de medio año por año trabajado”.

En cuanto al grado de discapacidad, se debe señalar que ”

El grado de discapacidad es la valoración de la
discapacidad expresada en porcentaje. Responde a criterios técnicos
unificados y fijados por la Administración Pública y en él se valoran
tanto las discapacidades que presenta una persona como los factores
sociales complementarios (entorno familiar y situación laboral,
educativa y cultural) que pueden dificultar su integración social.

Para determinar el grado de discapacidad de una persona se hace una valoración física, psíquica y sensorial de la misma. Debido a que para establecer el grado de discapacidad también se ponen de manifiesto otros factores de diversa índole, los tribunales médicos que lo certifican (los EVO o Equipos de Valoración y Orientación) deben ser multidisciplinares y estar compuestos por un médico, un psicólogo y un asistente social.

Los últimos responsables de certificar el grado de discapacidad de acuerdo a los diferentes informes son las Comunidades Autónomas o el Instituto de Migraciones y Servicios Sociales a través de diferentes
instituciones asociadas. También serán ellos quienes determinen la revisión periódica de este grado de discapacidad en
caso de que lo consideren oportuno en previsión de posibles cambios, aunque el mínimo desde el primer diagnóstico y la revisión para valorar la mejoría o agravamiento en la discapacidad no será nunca inferior a dos años.

A nivel legal, el procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de discapacidad se encuentra recogido en el Real Decreto 1971/1999 y fue publicado en el BOE el 26 de enero de 2000″.

Siguiendo con el grado discapacidad, también se ha de indicar que, “en términos generales las discapacidades se dividen en tres tipos: físicas, mentales y sensitivas, aunque se tratan de grupos heterogéneos y de espectro amplio que después se dividen en diversos subgrupos.

El grado de discapacidad valora, fundamentalmente, cómo las diferentes discapacidades influyen en la autonomía personal de los individuos. Está claro que las expectativas respecto a la autonomía
personal varían a lo largo del ciclo vital tanto para las personas que tienen una discapacidad como para las que no, pero en el primer caso ésta es esencial para garantizar la calidad de vida. Al hablar de autonomía nos referimos a todas las facetas de la vida, tanto la más personal (hogar y entorno cercano) como la laboral, la educativa, la comunicativa y, sobre todo, en lo referente a la accesibilidad.

Uno de los métodos relacionados con el grado de discapacidad es el Índice de Barthel, una medida genérica que valora el nivel de independencia de una persona
con respecto a la realización de algunas actividades básicas de la vida diaria (AVD), el tiempo que invierte en ellas y de si necesita ayuda. Las AVD que se incluyen en el índice original son diez:

  • Comer
  • Trasladarse entre la silla y la cama
  • Aseo personal
  • Uso del retrete
  • Bañarse o ducharse
  • Desplazarse- andar en superficie lisa o en silla de ruedas-
  • Subir y bajar escaleras
  • Vestirse y desvestirse
  • Control de heces
  • Control de orina”.

FUENTES:

  1. Terminología sobre minusvalía y discapacidad: https://www.discapnet.es/areas-tematicas/nuestros-derechos/tus-derechos-fondo/otros-temas/se-adapta-la-terminologia-sobre
  2. Valida sin barrera: https://es.validasinbarreras.com/blog/post/todos-los-beneficios-de-la-discapacidad-del-33-en-2019/
  3. Psicología y mente: https://psicologiaymente.com/salud/tipos-de-discapacidad
  4. Organización Mundial de la Salud: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/disability-and-health
  5. Dudas legislativas: https://dudaslegislativas.com/grados-de-discapacidad/#Baremos_para_la_ayuda_de_una_tercera_persona
  6. Discapnet: https://www.discapnet.es/areas-tematicas/nuestros-derechos/tus-derechos-fondo/discapacidad-versus-minusvalia
  7. SUNRISE MEDICAL: https://www.sunrisemedical.es/blog/grado-de-discapacidad-como-se-califica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s