Derecho penal, Política, Protección de menores, Tribunales

Corrupción de menores

Se trata de una modalidad de vulneración de la intimidad y otros derechos fundamentales de los menores.

En primer lugar, hay que destacar que “se trata de dar respuesta a un vacío que venía existiendo en nuestra legislación, en la que no se dedicaban artículso específicos cuando
intervenían menores, si no que se aplicaban tipos delictivos de forma agravada.

Cuando se trata de comportamientos sexuales contra los menores o incapaces, no puede hablarse de libertad sexual sino de
indemnidad sexual, por lo que, como no podía ser de otra manera, se otroga una muy especial especial protección legal a personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad que el resto de la
comunidad”.

Así encontramos en nuestro Código Penal dos artículos referidos a estos delitos:

“Artículo 183 bis

El que, con fines sexuales, determine a un menor de dieciséis años a participar en un comportamiento de naturaleza sexual, o
le haga presenciar actos de carácter sexual, aunque el autor no participe en ellos, será castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años.

Si le hubiera hecho presenciar abusos sexuales, aunque el autor no hubiera participado en ellos, se impondrá una pena de prisión de uno a tres años.

Artículo 183 ter

1. El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte

con un menor de dieciséis años y proponga concertar un encuentro con el mismo a fin de cometer cualquiera de los delitos descritos en los artículos 183 y 189, siempre que tal propuesta se acompañe de actos
materiales encaminados al acercamiento, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión o multa de doce a veinticuatro meses, sin perjuicio de las penas correspondientes a los delitos en su caso cometidos. Las penas se impondrán en su mitad superior cuando el acercamiento se obtenga mediante coacción, intimidación o engaño.

2. El que a través de internet, del teléfono o de cualquier otra tecnología de la información y la comunicación contacte
con un menor de dieciséis años y realice actos dirigidos a embaucarle para que le facilite material pornográfico o le muestre imágenes pornográficas en las que se represente o aparezca un menor, será
castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años”.

En segundo lugar, hay que señalar que “la corrupción de menores y la pornografía infantil, que utilizan como víctimas a niños y niñas, destruye vidas porque el circuito que apela a la inhumanidad para cernirse sobre ellos en pro de la mercantilización, de la distribución de material pornográfico, así
como el reclutamiento de víctimas de explotación sexual comercial, tiene
garantizada su permanencia, y aún su incremento, en tanto y en cuanto los seres humanos insistan en valorizar lo humano, mediante la apropiación y destrucción de vidas infantiles y adolescentes. Este
modelo horroroso impregna la cotidianeidad de los países denominados
civilizados, y viola todos y cada uno de los derechos, de esos niños y jóvenes, sus derechos, y sus personas.

El avance de la ciencia y la tecnología han permitido la creación de nuevas técnicas de información así como las formas de comunicación instantánea entre individuos de cualquier parte del mundo, lo que no
solo ha originado el progreso de la comunicación y con ello el acceso a
la cultura, sino también como todo descubrimiento, la aparición de
nuevas tipologías delictivas, o modernización de las ya existentes
relacionadas con el tema que se trata.

La aparición de Internet ha disparado cualitativa y cuantitativamente el fenómeno de la creación, y posterior distribución de materiales pornográficos elaborados utilizando a menores. La causa que produce tal efecto consiste en que Internet ofrece al delincuente un campo operativo
mayor, resultando muy difícil detectarlo, el descubrimiento de la persona que se halla atrás de la Red, resulta pues muy complicado. La pornografía infantil ha pasado de ser una actividad casi residual a
adquirir indudable relevancia, lo que implica la explotación sexual de niños a nivel mundial, que abarca desde la exhibición de sus cuerpos hasta la violación y la tortura.

La pornografía infantil es difundida a través de diversos medios, y si bien Internet es el medio por antonomasia también se transmite por vídeos, fotografías de revistas, pornografía escrita–apología de violencia sexual que puede acompañar imágenes, relacionadas o no, con el relato– y aun telefónica –teléfonos que funcionan las 24 horas cuyo tema es infantil-adolescente y que se anuncian en revistas o periódicos
bajo ciertas frases identificadoras, cual suerte de hot line infanto-juvenil–. Cuando todo esto sucede dentro de una sociedad,
podemos seriamente esperar un incremento del delito relacionado con el tema.

Son varios los hechos relacionados con la corrupción de menores y la pornografía infantil que a través de los avances tecnológicos han provocado la creación de nuevas figuras delictuales, que la legislación
se ha visto en la obligación de plasmar en la ley. La tecnología ha ido llevando a que los niños estén cada vez más expuestos a distintos tipos de abusos, primero a través de internet conectándose con desconocidos,
quienes los cooptan muy de a poco, y los van llevando por distintos caminos donde ellos son la única víctima, como:

– Grooming

– Sexting

– Stalking

– Bullying

– Asimismo otras muchas manifestaciones

En la actualidad, la constante utilización de la red para la difusión de mensajes de carácter delictivo, y en particular para la propagación de pornografía infantil, corrupción de menores y abusos sexuales contra niños, ya es un hecho. La preocupación por el progresivo aumento de
conductas atentatorias de la libertad sexual e indemnidad sexual de los menores ha motivado diversas iniciativas internacionales. Así se ha expresado el Parlamento Europeo en la Resolución sobre la Comunicación de la Comisión al Consejo, al Comité de las Regiones sobre la aplicación
de las medidas de lucha contra el turismo sexual que afecta a niños, al señalar que “la imposibilidad de controlar Internet favorece la comisión de reales crímenes, que a través de la red se puede difundir gratuitamente material de pornografía infantil”, de manera que cualquiera puede obtener la información sobre la oferta de lugares de
turismo sexual, que además es de presentación incontrolada y sin escrúpulo en prácticas perversas que no sólo conduce a la trivialización de los crímenes cometidos contra los niños, sino que además elimina
tabúes, animando así a potenciales clientes a la pederastia.

Pese a la dificultad del cómputo, se estima que ya en el año 2005 existían más de cuatro millones de sitios de internet con material
sexual con menores, los cuales recibirán más de dos mil millones de visitas anuales. Este tipo de materiales están alojados principalmente en servidores de países de la antigua Unión Soviética y en algunos de
América Latina, donde la legislación es mucho más permisiva, lo que plantea importantes dificultades a las autoridades judiciales y policiales españolas en virtud de la vigencia de una serie de principios
como el de territorialidad. Se estima que España alberga el 2% del total de sitios que contienen material sexual con menores: desde el punto de vista del consumo de estos materiales, España sería el segundo
país del mundo y el primero de Europa que más pornografía infantil consume.

Como respuesta a la pornografía infantil y al abuso sexual de menores a través de Internet se ha creado la Virtual Global Taskforce, una alianza mundial de organismos encargados de la aplicación de la ley de distintos países. El Salón Virtual Global Taskforce (VGT) busca construir una asociación eficaz e internacional de las fuerzas del orden, las organizaciones no gubernamentales y la industria para ayudar a proteger a los niños del abuso infantil en línea y otras formas de explotación sexual infantil transnacional.

Los objetivos de la VGT están constituidos por las siguientes finalidades:

– para hacer de Internet un lugar más seguro.

– para identificar, localizar y ayudar a los niños en riesgo.

– para mantener autores debidamente para tener en cuenta.

El logotipo VGT reafirma el propósito de la VGT: que el niño es el centro clave de la VGT y el ojo está siempre vagando por Internet, a
través de fronteras internacionales, velando por nuestros hijos para mantenerlos seguros en línea. Es observable la conducta de explotación directa de millares de infantes, en los más distantes puntos del mundo,
para la efectiva confección del material (fotos, videofilmaciones, grabaciones, etc.).

Ese mismo material invita constantemente a sus consumidores a una mayor demanda, por adicción, o por mera novedad más, y para una porción de éstos es también una constante incitación a llevar al terreno de la
realidad sus fantasías en celuloide o iones. Tan nefasta maquinaria permanentemente se retroalimenta, buscando nuevas víctimas para explotar y poniendo a la vez en riesgo aun a aquéllos niños que ni siquiera se
hallan en una situación caracterizable como de peligro o marginación. Aparece como un área gobernada por el imperio de la ley económica de oferta y demanda, amoral, fría, matemática y distante de lo humano”.

Hay que destacar que es un delito que ha existido siempre, pero desde la aparición de medios como internet y las nuevas tecnologías, y eso sin mencionar las redes sociales, ha aumentado la comisión de delitos de este tipo.

Y ello tiene base en que nunca se ha enseñado a cómo utilizar las redes sociales, y ello sin tener en cuenta que la enseñanza y la educación están perdiendo sus fines, que es crear ciudadanos con grandes valores morales.

Hay que señalar que “sobre el sujeto activo, resulta problemático determinar si se trata desde el punto de vista del sujeto activo de una actividad de tercería o celestinaje o puede ser autor del mismo el sujeto que directamente participa con el menor en el comportamiento sexual. El Pleno no Jurisdiccional de la Sala Penal del Tribunal Supremo de fecha 9 de febrero de 2005 resolvió que “en principio sólo será sujeto activo del tipo de corrupción de menores previsto en el artículo 189.4 del Código Penal el que realice una actividad de tercería respecto de la conducta típica prevista en el mismo”. La redacción dada tras la reforma operada por la LO 1/2015 no deja lugar a dudas: se castiga tanto la participación como la actividad del tercero que, aun no participando en el comportamiento de naturaleza sexual, facilita la participación o presencia del menor ante tales actos.

En el caso abordado por la Sentencia de la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Jaén 82/2006 de 28 de marzo, se absolvió al acusado que había procedido a ofrecer a dos niños de 10 años de edad que le hicieran una “pajilla”, bajándose el pantalón, aprovechando los niños para marcharse corriendo; la Audiencia razona que no ha resultado afectado el desarrollo de la
personalidad de los menores, y que la condena no puede basarse únicamente en el uso de un “lenguaje procaz y obsceno”. En sentido similar, la Sentencia de la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de Cádiz 268/2006 de 7 de noviembre también absolvió por un delito de corrupción de menores porque “de
los dictámenes de los médicos forenses obrantes en la causa y que fueron ratificados durante el juicio, se desprende que las menores no padecen secuela alguna y que no se han visto afectadas en su personalidad”.

Se puede señalar que con este delito “se trata de dar respuesta a un vacío que venía existiendo en nuestra legislación, en la que no se dedicaban artículso específicos cuando
intervenían menores, si no que se aplicaban tipos delictivos de forma agravada.

Cuando se trata de comportamientos sexuales contra los menores o incapaces, no puede hablarse de libertad sexual sino de
indemnidad sexual, por lo que, como no podía ser de otra manera, se otroga una muy especial especial protección legal a personas que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad que el resto de la
comunidad”.

FUENTES:

  1. GUÍAS WOLTERS KLUWER: https://guiasjuridicas.wolterskluwer.es/Content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAE2OQUvEQAyFf41zKUir4J7mUtfDgohoEa_pTGyDs8maydTtv3fWejAQ8sj7eLyvgroOeDYfRLWcAl2Vtv245SZic0QWxdy4vLLwevSDFnQGY_atg2AF0l6C7y6aFhxgrH_RiNqvVZkYpBfM_s7lWb6fYKEJjIR70C2KYvQP7-1luptut3MLaq6Af6MJ2dDNNM2PdW3jM4KG-Rkm9AemQHIN-XR2iT9rj9df8z_YF7MaNhpvngup3j0Y3kNCjn81fgBmeIDwBAEAAA==WKE
  2. ABOGADO MARTÍN: https://abogadomartin.es/corrupcion-de-menores
  3. OBSERVATORIO DE LA INFANCIA: https://www.observatoriodelainfancia.es/oia/esp/documentos_ficha.aspx?id=5450
  4. EL JURIDISTA OPOSICIONES: https://www.eljuridistaoposiciones.com/corrupcion-de-menores-configuracion-del-delito/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s