Derecho general, Movilidad sostenible

Regulación de los servicios de movilidad en los municipios.

Hay que destacar, en primer lugar, que “el concepto tras la movilidad como servicio o MaaS es sencillo: en lugar de adquirir un vehículo en propiedad, se paga en función del kilometraje recorrido o del tiempo de uso los diferentes gastos: gasolina, seguro, electricidad (suelen ser eléctricos y bastante modernos), desgaste…

Aunque se parece mucho al alquiler clásico, tiene varias diferencias, como:

  • la posibilidad de contratar el servicio por Internet, usando tu teléfono móvil y con un par de clics;

maas movilidad como servicio uber cabify

  • el que el vehículo sea parte de una flota privada (Emov, Car2Go, Zity), de una flota mixta (Uber X, Cabify), o de un particular (BlaBlaCar);
  • la posibilidad de alquilar un número de plazas concreto, en lugar de todo un vehículo, y de optar por el vehículo que más nos convenga en función del trayecto.
  • Un mismo vehículo puede ser usado decenas de veces en un mismo día, y
    ninguno de los usuarios ha tenido que sacar la cartera o perder tiempo
    en gestiones.

Estas características son también algunas de sus ventajas, como veremos a continuación en el caso de la ciudad de Madrid”.

Hay que tener en cuenta que “el transporte público es un medio fundamental de desplazamiento al trabajo, y su existencia debe ser un requisito imprescindible para la
puesta en funcionamiento de un polígono industrial o empresarial.

Existen varias modalidades de transporte público:

  • Servicios de autobuses de carácter local, líneas urbanas que conecten con el
    núcleo central de la población donde se ubica la zona empresarial y que
    recorren todo el polígono; estos servicios tienen la desventaja de emplear tiempos de viaje prolongados, pero permiten la accesibilidad de los trabajadores en la puerta de la empresa.
  • Servicios de autobuses regulares de transporte público metropolitano. Participan de la congestión generalizada del tráfico, y además son escasamente
    eficaces al no acercar al trabajador hasta su centro de trabajo.
  • Servicios lanzadera de carácter regular, que conectan los polígonos en hora punta con los transportes públicos masivos (fundamentalmente metro y
    cercanías); debe ser un servicio exprés que no realice demasiadas paradas intermedias si desea ofrecer tiempos de viaje competitivos.
  • Servicios ferroviarios, son enormemente eficaces ya que evitan la congestión y
    permiten el cumplimiento de los horarios y frecuencias, y al mismo
    tiempo garantizan la puntualidad en la entrada al puesto de trabajo.
    Además es uno de los medios de transporte más seguros.

Hay varios aspectos fundamentales que hay que tener en cuenta para hacer atractivo el transporte público:

  • La dotación de los servicios de transporte público debe ser adecuada a las
    necesidades de movilidad del polígono; hay que procurar que la línea o líneas de transporte que se van a implantar o remodelar conecten con las zonas residenciales de los trabajadores.
  • Es fundamental que cuenten con marquesinas que permitan una espera confortable así como andenes accesibles. Igualmente se estudiará la proximidad de las paradas a cada una de las empresas del polígono para evitar desplazamientos innecesarios de los trabajadores.
  • Los servicios deben ser frecuentes, con tiempos de viaje adecuados, tarifas aceptables, y escasos tiempos de espera, si se desea atraer a los trabajadores.
  • El transporte público debe contar con carriles de circulación segregada en
    gran parte de su recorrido para evitar la pérdida de tiempo en la congestión general; para ello los sindicatos deben reivindicar la creación de carriles bus-VAO destinados a autobuses y vehículos de alta ocupación, en las vías de acceso de las grandes ciudades. Igualmente en las entradas de las ciudades y en las zonas donde se ubican polígonos industriales deberá darse prioridad al transporte público (carriles bus, semaforización preferente, etc.).
  • Igualmente, en el caso de existir infraestructuras ferroviarias próximas a los polígonos, se puede solicitar la apertura de apeaderos o la mejora de los servicios ferroviarios existentes”.

Por otro lado, cabe señalar que “a medida que la variedad de opciones de movilidad urbana sigue evolucionando, también se transforma la forma en la que accedemos y
conectamos estos múltiples sistemas. Hoy en día, los modos de transporte generalmente operan de manera independiente, pero esto podría cambiar radicalmente con el desarrollo de la Movilidad como Servicio (MaaS por sus siglas en inglés). Este concepto es una alternativa al modelo de
transporte basado en la oferta que ha imperado en el pasado, poniendo a
la demanda de viajes como el centro de una amplia gama de soluciones de movilidad que tienen la posibilidad de integrarse entre ellas. Como opera desde una plataforma unificada, las ventajas que ofrece MaaS son
múltiples, pues los ciudadanos tienen la opción de mezclar y combinar opciones de transporte masivo con servicios nuevos y bajo demanda. La Movilidad como Servicio tiene el potencial de integrar trenes,
autobuses, taxis y bicicletas compartidas, coches compartidos, entre otros, y hacer que el transporte multimodal sea fluido, eficiente y cómodo.

Movilidad integrada basada en datos abiertos

La Movilidad como Servicio ha surgido, en parte, debido a la inmensa producción de datos (big data) generada por dispositivos y plataformas móviles y conectadas, que se prevé que para el año 2020 recopilen 2,3 zettabytes de datos cada año. La movilidad urbana, la cual antes dependía mucho de la infraestructura, ahora se basaría en gran medida en la información.

La recopilación de datos ha creado una gran cantidad de conocimiento que facilita el vínculo entre un usuario y sus preferencias de movilidad en una ciudad. Por otro lado, también implica el acceso a información en tiempo real que mide la ubicación y la frecuencia de los sistemas de transporte masivo. Al utilizar un sistema de movilidad basado en datos, los ciudadanos pueden monitorear y sincronizar diferentes opciones y optimizar sus desplazamientos diarios, ahorrando una considerable
cantidad de tiempo. Se prevé que para 2023, el uso de las plataformas de podrá ahorrar a sus usuarios 90 horas al año.

Movilidad urbana, flexible y accesible

Además de la integración de diferentes medios de transporte, otro aspecto clave en el concepto Movilidad como Servicio es la unificación de transacciones e información, como el pago y la información del usuario, bajo una única interfaz. La simplificación de estos procesos permite que la movilidad sea más fácil de usar y flexible para responder a las necesidades de movilidad de cada ciudadano y ciudadana. Por ejemplo, la aplicación móvil Whim, lanzada en Finlandia por la empresa MaaS Global, ofrece tres planes de pago diferentes que van desde el pago por viaje hasta el acceso ilimitado al alquiler de coches, taxi, el transporte público local, el sistema de bicicleta de la ciudad, como también el
acceso sistemas de coche compartido.

Además de la flexibilidad, Whim ofrece precios competitivos que están por debajo del gasto mensual que implica tener un coche en Helsinki. La movilidad integrada, flexible y accesible podría revolucionar la forma en que nos movemos a diario; asimismo, se espera que la Movilidad como
Servicio tenga un profundo impacto en la propiedad de coches privados en todo el mundo, ya que los usuarios podrían inclinarse a mezclar y combinar opciones en lugar de arriesgarse a quedar inmovilizados en el tráfico vehicular o pasar tiempo buscando plazas de parking disponible.

La implementación de la Movilidad como Servicio

Un informe revelador de Juniper Research indica que la implementación de Movilidad como Servicio reemplazará para el 2023 a 2,3 mil millones de viajes en autos privados urbanos anualmente.

A medida que la implementación de las plataformas de Movilidad como Servicio aumenta en todo el mundo, se espera que el sector valga más de un billón de euros para el 2030, lo cual significa una gran oportunidad para el sector privado. Grandes compañías de la industria automotriz como BMW y Toyota se encuentran actualmente invirtiendo en investigación y desarrollo de
plataformas de movilidad como servicio. Mientras que, para el sector público, la Movilidad como Servicio podría representar parte de la solución para reducir la congestión vehicular y hacer que el transporte público sea más eficiente y sostenible.

Para implementar con éxito el Movilidad como Servicio en las ciudades, la buena gobernanza es esencial. De hecho, debido a la coordinación entre los actores interesados del sector público y privado que se encuentra en la ciudad, Helsinki fue clasificada como la ciudad número 1 en el mundo en cuanto su estado de preparación para la implementación de Movilidad
como Servicio a gran escala. Por otro lado, se prevé que la implementación de Movilidad como Servicio será más lenta en los EE. UU. debido a la «fragmentación» entre los diferentes niveles de gobierno regionales y federales.

El desarrollo de la Movilidad como Servicio tiene el potencial de transformar la movilidad urbana haciéndola más eficiente y generando un ahorro de tiempo y dinero si ésta consigue consolidarse a través de la
acción coordinada de múltiples actores. Con este propósito, durante SUM Bilbao 19 se
fomentará el diálogo y el debate entre representantes del sector público y privado, y se discutirá las oportunidades y los desafíos relacionados con el futuro de MaaS en las cuidades”.

Por otro lado, cabe señalar que “la CNMC recuerda a las comunidades autónomas que la regulación de los servicios VTC debe beneficiar al conjunto de los consumidores.
La regulación de la movilidad urbana debe tener un enfoque global sobre la situación del taxi y de los VTC. Algunas autonomías han regulado los servicios VTC o tienen previsto hacerlo imponiendo restricciones contrarias a los principios de buena regulación económica.
Los consumidores se verán perjudicados por la limitación sobre los servicios VTC y la reducción de competencia en los servicios de taxi. En octubre de 2018, la CNMC y las autoridades autonómicas de competencia acordaron una declaración común, recordando la importancia de los principios de regulación económica eficiente.

El Presidente de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) ha remitido una carta a todos los consejeros
autonómicos competentes en materia de transporte y en materia de economía. En ella les traslada su preocupación por los efectos perjudiciales para los consumidores y usuarios de las nuevas regulaciones de la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC).

Tras la aprobación del Real Decreto-ley 13/2018, de 28 de septiembre, por el que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres,
algunas comunidades autónomas han regulado la actividad de VTC o están
en proceso de hacerlo. Así, Cataluña aprobó en enero el Decreto-ley 4/2019 e Illes Balears aprobó en febrero el Decreto-ley 1/2019; mientras que Comunidad Valenciana y País Vasco han anunciado sus planes para
regular la actividad.

Las nuevas normas autonómicas coinciden en obligar a que los servicios VTC se precontraten con un periodo de antelación mínima (mínimo de 15 minutos en Cataluña, 30 minutos en Illes Balears). Otras limitaciones a los VTC son la exigencia de título habilitante a los intermediarios (Illes Balears) o la prohibición de la geolocalización y de estacionamiento en vías públicas (Cataluña). Las líneas generales de
las regulaciones anunciadas en Comunidad Valenciana y País Vasco contienen restricciones similares.

La CNMC lamenta que las regulaciones autonómicas introduzcan restricciones sobre la competencia y perjudiquen a
consumidores y usuarios sin servir a un interés general, al no respetar los principios de regulación económica eficiente.

El pasado 17 de enero de 2019, la CNMC aprobó un informe sobre la normativa reguladora de taxis y VTC. En él insta a las administraciones públicas a regular para proteger y beneficiar a los usuarios y al conjunto de los ciudadanos, partiendo de
un enfoque global de la actividad de la movilidad urbana. Es decir, de taxis y de VTC.

En la misma línea, el pasado 29 de octubre se realizó una Declaración del Grupo de Trabajo de Consejos de las Autoridades de Competencia sobre la nueva regulación en materia de arrendamiento de vehículos con conductor.

En ella se recuerda a las administraciones públicas autonómicas y locales que todas las medidas que adopten relativas al servicio VTC deben responder a la necesidad de proteger de un interés general y deben ser proporcionadas al objetivo perseguido.
La CNMC recuerda a las comunidades autónomas que es un órgano consultivo que está a disposición de las administraciones
públicas para asesorarlas en el ejercicio de sus competencias regulatorias.
Asimismo, ha trasladado la disponibilidad de los
servicios técnicos de la CNMC para asesorar a los gobiernos autonómicos en los procesos de regulación de la movilidad urbana. En concreto, a todo lo relativo a la actividad de taxis y VTC para su alineamiento con
los principios de buena regulación económica”.

También cabe señalar que “la Movilidad como Servicio ha surgido, en parte, debido a la inmensa producción de datos (big data) generada por dispositivos y plataformas
móviles y conectadas, que se prevé que para el año 2020 recopilen 2,3 zettabytes de datos cada año. La movilidad urbana, la cual antes dependía mucho de la infraestructura, ahora se basaría en gran medida en la información.

La recopilación de datos ha creado una gran cantidad de conocimiento que facilita el vínculo entre un usuario y sus preferencias de movilidad en una ciudad. Por otro lado, también implica el acceso a información
en tiempo real que mide la ubicación y la frecuencia de los sistemas de transporte masivo. Al utilizar un sistema de movilidad basado en datos, los ciudadanos pueden monitorear y sincronizar diferentes opciones y optimizar sus desplazamientos diarios, ahorrando una considerable
cantidad de tiempo. Se prevé que para 2023, el uso de las plataformas de podrá ahorrar a sus usuarios 90 horas al año.

Movilidad urbana, flexible y accesible

Además de la integración de diferentes medios de transporte, otro aspecto clave en el concepto Movilidad como Servicio es la unificación de transacciones e información, como el pago y la información del usuario, bajo una única interfaz. La simplificación de estos procesos permite que la movilidad sea más fácil de usar y flexible para responder
a las necesidades de movilidad de cada ciudadano y ciudadana. Por ejemplo, la aplicación móvil Whim, lanzada en Finlandia por la empresa MaaS Global,
ofrece tres planes de pago diferentes que van desde el pago por viaje hasta el acceso ilimitado al alquiler de coches, taxi, el transporte público local, el sistema de bicicleta de la ciudad, como también el
acceso sistemas de coche compartido.

Además de la flexibilidad, Whim ofrece precios competitivos que están por debajo del gasto mensual que implica tener un coche en Helsinki. La movilidad integrada, flexible y accesible podría revolucionar la forma en que nos movemos a diario; asimismo, se espera que la Movilidad como
Servicio tenga un profundo impacto en la propiedad de coches privados en todo el mundo, ya que los usuarios podrían inclinarse a mezclar y combinar opciones en lugar de arriesgarse a quedar inmovilizados en el tráfico vehicular o pasar tiempo buscando plazas de parking disponible.

La implementación de la Movilidad como Servicio

Un informe revelador de Juniper Research indica que la implementación de Movilidad como Servicio reemplazará para el 2023 a 2,3 mil millones de viajes en autos privados urbanos anualmente.

A medida que la implementación de las plataformas de Movilidad como Servicio aumenta en todo el mundo, se espera que el sector valga más de un billón de euros para el 2030, lo cual significa una gran oportunidad para el sector privado. Grandes compañías de la industria automotriz como BMW y Toyota se encuentran actualmente invirtiendo en investigación y desarrollo de
plataformas de movilidad como servicio. Mientras que, para el sector público, la Movilidad como Servicio podría representar parte de la solución para reducir la congestión vehicular y hacer que el transporte público sea más eficiente y sostenible.

Para implementar con éxito el Movilidad como Servicio en las ciudades, la buena gobernanza es esencial. De hecho, debido a la coordinación entre los actores interesados del sector público y privado que se encuentra en la ciudad, Helsinki fue clasificada como la ciudad número 1 en el mundo en cuanto su estado de preparación para la implementación de Movilidad
como Servicio a gran escala. Por otro lado, se prevé que la implementación de Movilidad como Servicio será más lenta en los EE. UU. debido a la «fragmentación» entre los diferentes niveles de gobierno regionales y federales.

El desarrollo de la Movilidad como Servicio tiene el potencial de transformar la movilidad urbana haciéndola más eficiente y generando un ahorro de tiempo y dinero si ésta consigue consolidarse a través de la
acción coordinada de múltiples actores. Con este propósito, durante SUM Bilbao 19 se
fomentará el diálogo y el debate entre representantes del sector público y privado, y se discutirá las oportunidades y los desafíos relacionados con el futuro de MaaS en las cuidades”.

Como han surgido nuevos sistemas de transporte, como el patinete eléctrico, hay que señalar que ”

El patinete eléctrico sigue ganando adeptos en las principales
ciudades españolas, hasta el punto de que las normativas han tenido que
ser actualizadas para tipificarlos.

Es un medio de movilidad más económico que las bicicletas, motos o coches, es ágil, sortea atascos, no conlleva esfuerzo físico, es fácil de llevar, transportar y guardar y, como es eléctrico, puedes acceder
con él a zonas restringidas a la circulación.

El resultado es que ya circulan por España más de 20.000 vehículos de movilidad personal, la mayoría patinetes eléctricos, de los cuales 5.000 se mueven por Madrid, según datos de la Asociación de Usuarios de Vehículos de Movilidad Personal (AUVMP). Y la cifra va en aumento, tanto a nivel
particular como en flotas de empresas y de los propios ayuntamientos.

Instrucción de la DGT a la espera de Real Decreto

Hasta finales de 2019 no existía una legislación de patinetes eléctricos a nivel estatal. Antes eran los Ayuntamientos los que regulaban el uso de estos vehículos, aprobando ordenanzas con diferentes criterios.

A la espera de la aprobación de un Real Decreto sobre Vehículos de Movilidad Personal (VMP), la DGT ha publicado una instrucción para usuarios, ayuntamientos y agentes de la autoridad.

Según la DGT, un patinete “es un vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño
comprendida entre los 6 y los 25 km/h”.

Sin embargo, la DGT sí aclara que, a este tipo de vehículos, no se les exige autorización administrativa para circular, ni para conducir, ni seguro obligatorio. Por lo que, en caso de cometer alguna infracción, no se detraerán puntos.

Con esta definición, ¿qué vehículos quedan excluidos de la instrucción?

  • Vehículos sin sistema de auto-equilibrio y con sillín.
  • Vehículos concebidos para competición.
  • Vehículos para personas con movilidad reducida.
  • Vehículos incluidos en el ámbito del Reglamento de la UE: patinetes
    con asiento, ciclo de motor, ciclomotores de dos ruedas…. Se recuerda
    que estos vehículos requieren de la autorización administrativa para
    conducir, circular y tener una póliza de seguro, además del uso del
    casco.

¿Qué comportamientos indebidos serán sancionables?

  • Ir bajo los efectos del alcohol o de las drogas: la
    sanción será entre 500 y 1000 € en función de la tasa de alcohol, o de
    1.000€ en caso de drogas. Además, en caso positivo, el vehículo quedará
    inmovilizado, tal y como ocurre con el resto de vehículos.
  • Uso del teléfono móvil o de cualquier sistema de comunicación: la sanción será de 200€.
  • Uso de cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido: la sanción será de 200€.
  • No uso de casco y otros elementos de protección: en este caso, la DGT lo remite a la ordenanza municipal de cada lugar, al no existir de momento una normativa nacional al respecto. En el caso de que la ordenanza municipal sí contemple el uso de casco y el usuario no
    lo lleve, la sanción será de 200€.
  • Circular por aceras o zonas peatonales: la sanción será de 200€ (en este caso podría haber matizaciones según la ordenanza municipal).
  • Circular más de una persona: la sanción será de 100€.
  • Conducción nocturna sin alumbrado ni prendas o elementos reflectantes: la sanción será de 200€.
  • Si cualquiera de estas infracciones las cometiera un menor de 18 años, serán los padres o tutores los que responderán solidariamente de la infracción cometida por el menor.

Finalmente, si se ponen en circulación aparatos que aparentemente ofrecen prestaciones superiores a un VMP y no cumplen los requisitos legales, dichos vehículos no pueden circular por las
vías objeto de regulación, a sus conductores se les denunciará con una sanción de 500 € y se procederá a la inmovilización y depósito del mismo. Dentro de este mismo grupo se incluyen los casos de VMP que hayan sido manipulados para alterar la velocidad o las características técnicas.

¿Y el resto de circunstancias que no están recogidas en la instrucción de la DGT?

Respecto a otras limitaciones o especificaciones, cada municipio tiene su propia normativa. Madrid, Barcelona y Valencia son las ciudades españolas donde más se utiliza el patinete eléctrico. Algunas de sus peculiaridades son:

Uso del patinete eléctrico en Madrid

  • Edad mínima:15 años.
  • Zona de circulación: ciclocalles, carriles bici, pistas bici, calzada de calles integradas en zonas 30, calles en las que
    la velocidad máxima sea 30 kilómetros por hora.
  • Otras normas: Los patinetes de alquiler deben tener seguro y utilizarse con casco.

Uso del patinete eléctrico en Barcelona

  • Edad mínima:16 años.
  • Zona de circulación: Sí se permite en carril bici en acera y en zona 30, en ambos casos con condiciones.
  • Otras normas: el aparcamiento se permite en zonas habilitadas.

Uso del patinete eléctrico en Valencia

  • Edad mínima:16 años.
  • Zona de circulación: prohibido por aceras excepto los tipo A que pueden circular por calles peatones a 10 km/h. Permitido por calzada por ciclocalles, vías de sentido único y por la calzada de
    calles de zonas 30 a velocidad máxima de 30 km/h.
  • Otras normas: se obliga al uso del casco para los tipo B.

¿Cuál es la opinión del RACE?

Desde el RACE, en boca de Jorge Castellanos, responsable de seguridad vial, la opinión es que “estos vehículos deben circular fuera de las aceras porque la interacción con
los peatones no es posible, pero también es peligroso enviarlos a la calzada sin ningún tipo de protección” Se considera, que es
necesario regular el uso en general de los vehículos de movilidad personal, equiparándolos al resto de vehículos. “Tendría que ser obligatorio el uso del casco y tener un seguro ya que, al compartir la
calzada, también podrán causar daños o recibirlos”.

El RACE apuesta por la circulación en calles 30 (velocidad limitada a 30 km/h) o por carriles bici. “Hay una falta de inversión por parte de los ayuntamientos para construir más carriles destinados a las bicicletas y a los VMP”, se lamenta Jorge Castellanos”.