Derecho general, Redes sociales

Introducción a los aspectos legales de los riesgos de publicar las redes sociales

Es quizá el mayor riesgo de todos los riesgos existentes desde que comenzó la era de internet.

En primer lugar, cabe señalar que “cada día, millones de personas en el mundo están grabando todos los detalles de sus vidas, pensamientos, experiencias y logros mediante una tendencia conocida como monitoreo personal. Las personas que se automonitorean lo hacen por diversas razones, sin embargo, debido a la gran cantidad de datos personales que se generan, transmiten y almacenan en varios lugares, la privacidad y la seguridad son aspectos que los usuarios de estos dispositivos y aplicaciones deben considerar.

Muchas personas les gusta realizar su propio seguimiento y lo hacen con aparatos tales como: pulseras electrónicas, relojes inteligentes, colgantes e incluso ropa inteligente.

A pesar de los potenciales riesgos para la seguridad y la privacidad, la tendencia de medirnos y monitorearnos a nosotros mismos continúa crecimiento rápidamente y se espera que sea mayor en los próximos años.

A pesar del creciente uso de aparatos diseñados específicamente para esta función, los teléfonos inteligentes son, quizás, la forma más común en que las personas llevan a cabo el monitoreo personal.

Cuando entregamos nuestros datos personales y de nuestro registro de vida a los distintos proveedores de servicios, debemos preguntarnos, ¿estamos poniendo en el lugar correcto nuestra confianza?, ¿cómo sabemos que ellos están tomando las medidas necesarias para proteger nuestra información y nuestra privacidad?

Symantec ha descubierto varios riesgos de seguridad en diversas aplicaciones y dispositivos de monitoreo personal. Uno de los hallazgos más destacados fue que al examinarlos, se encontró que son vulnerables al rastreo de su ubicación.

En una prueba realizada por Symantec, encontramos que todos los dispositivos identificados pueden ser fácilmente seguidos usando únicamente la dirección que el hardware transmite. Algunos dispositivos (dependiendo de la configuración) pueden permitir consultas remotas, a través de información como los números de serie, también puede ser descubierta una combinación de características del dispositivo por un tercero a corta distancia sin hacer algún tipo de contacto físico con el dispositivo.

¿Por qué preocuparse?, esto abre la posibilidad de que los ladrones, ciberdelincuentes puedan usar la información de ubicación para fines maliciosos. Los ladrones han sabido utilizar los sistemas de ubicación para saber cuándo una víctima potencial no está en casa.

Algunos servicios también recolectan un amplio rango de otro tipo de información personal como: fecha de nacimiento, estatus de relación, direcciones, fotografías y otras estadísticas personales. Para prevenir accesos no autorizados a la información de los usuarios, estos servicios requieren cuentas que estén protegidas por nombre de usuario y contraseñas.

El riesgo que observamos desde Symantec es que una gran cantidad de estas aplicaciones y servicios no manejan de forma segura la información sensible de los usuarios. Muchos de ellos transmiten la información generada por el usuario, incluyendo datos de acceso, a través de medios como internet, sin ninguna forma de protección o encriptación.

La transmisión de credenciales en texto claro es ciertamente inquietante, sobre todo si tomamos en cuenta que muchas personas tienden a usar las mismas credenciales de inicio de sesión para múltiples sitios. Debido a esto, los detalles de inicio de sesión robados de un servidor pueden ser potencialmente usados para acceder a servidores más sensibles, como a cuentas de correo electrónico, bancarias o de compras en línea.

A pesar de los potenciales riesgos para la seguridad y la privacidad, la tendencia de medirnos y monitorearnos a nosotros mismos continúa crecimiento rápidamente y se espera que sea mayor en los próximos años”.

Entre otros riesgos, cabe señalar que “generar contenido y compartirlo entre los usuarios es el objetivo principal de una red social, sin embargo, tenemos que tener claro que cuando publicamos algo en las redes sociales, dejamos de tener control sobre esa información.

Existen cierto tipo de publicaciones que pueden afectarnos negativamente y que además no forman parte del propósito real de una red social. Hablamos, por ejemplo, de:

  1. Publicaciones ofensivas o comentarios negativos: aunque nos encontremos al otro lado de la pantalla, esto no significa que nuestras acciones no tengan consecuencias. Insultar o amenazar a través de las redes puede ser delito y realizar publicaciones ofensivas puede volverse en nuestra contra en el ámbito personal y profesional.
  2. Ciberacoso: burlas, humillaciones, insultos, difusión de mentiras y rumores, etc. Denuncia si eres testigo o víctima de ciberacoso ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado o a las propias redes sociales. Si necesitas ayuda, apóyate en la Línea de ayuda en ciberseguridad de INCIBE 900 116 117.
  3. Quejas laborales: muchas empresas revisan las redes sociales de sus trabajadores con el objetivo de evitar que compartan contenido inapropiado o que perjudique a la reputación de la empresa. ¿Qué pasa si lo que publicas no les gusta?
  4. Fotos inapropiadas: si subes una fotografía a una red social, pierdes el control sobre ella. Además, fotografías “comprometedoras” pueden llegar a manos de terceras personas que las utilicen para chantajearte, extorsionarte o perjudicarte. Lo mismo sucede con los vídeos.
  5. Propagación de noticias falsas o “fake news: no te creas todo lo que ves en las redes sociales o Internet. Antes de publicar una noticia, comprueba sus fuentes y haz una búsqueda rápida por la Red para asegurarte de que no está etiquetada como “fake new”. Compartir bulos o estafas puede afectar negativamente a tu reputación en la Red”.

Dicho de otra manera, “al compartir fotos o información en redes sociales como Facebook o Instagram, esta información se vuelve de dominio público.

El 97.3% de las personas comparte su información de forma digital; de ellos, 78.7% comparte fotos y videos de su familia, y 48.4% comparte videos y fotos, según la investigación My Precious Data: Stranger Danger de Kaspersky Lab.

De acuerdo con el análisis, este tipo de hábitos se dan más entre los jóvenes, quienes ponen una gran cantidad de información personal que queda vulnerable.

Estos son los riesgos más preocupantes:

1. Pérdida de datos Publicidad

El informe muestra que las personas que comparten más información son más propensas a sufrir de pérdida de datos que las que no lo hacen.

De aquellos que comparten datos, 47% ha sufrido la pérdida de datos en sus teléfonos inteligentes, 52% desde su computadora y 20% desde su tableta.

“Los usuarios están compartiendo demasiado con otras personas en línea, lo que podría exponerse a riesgos innecesarios”, indica el texto.

2. Información que llega a desconocidos

Al perder un dispositivo también se van valiosos datos en ellos, como las contraseñas almacenadas, lo que permite a otros tener acceso a tu vida digital.

Según el estudio, uno de cada cinco usuarios ha dejado su dispositivo desbloqueado y sin supervisión entre un grupo de personas y el 23% ha dado su dispositivo a otra persona a utilizar durante algún tiempo.

“Los hombres son más generosas que las mujeres cuando se trata de entregar su dispositivo a extraños, con los hombres uno de cada tres (36%) de admitir que han dado su dispositivo a un extraño para hacer una llamada, dejando caer a uno de cada cuatro ( 28%) entre las mujeres”, indica el texto.

3. Los jóvenes están más expuestos a los hackers

De acuerdo con el documento, el grupo de 16 a 24 años comparte el 61% de sus datos personales y el 64% de sus datos los jóvenes entre 25 y 34 años. Mientras que los mayores de 55 años tan sólo comparten el 38% de sus datos.

Dos quintas partes de los jóvenes también comparten sus detalles financieros y de pago: 42% los de 16 a 24 años y 46% los de 25 a 34 años, en comparación al 27% de los más de 55 años de edad.

4. Facilidad de rastreo

Cuando se trata de postear recuerdos, el 87% del total de usuarios comparte fotos y videos de sus viajes, los lugares más comunes desde los que la gente manda su información son Estados Unidos (95%), Asia (95%) y América Latina (92%).

Al compartir la ubicación es más probable que se pueda localizar a los usuarios e incluso cometer un ilícito”.

A continuación, cabe señalar que “

Todas las funcionalidades de Internet (navegación por las páginas web, publicación de weblogs y webs, correo electrónico, mensajería instantánea, foros, chats, gestiones y comercio electrónico, entornos para el ocio…) pueden comportar algún riesgo, al igual que ocurre en las actividades que realizamos en el «mundo físico». En el caso de Internet, destacamos los siguientes riesgos:

-Relacionados con la información.

  • Acceso a información poco fiable y falsa.
  • Dispersión, pérdida de tiempo.
  • Acceso de los niños a información inapropiada y nociva para su edad.
  • Acceso a información peligrosa, inmoral, ilícita (pornografía infantil, violencia, racismo, terrorismo,…)

-Relacionados con la comunicación

  • Bloqueo del buzón de correo.
  • Recepción de “mensajes basura”.
  • Recepción de mensajes ofensivos.
  • Pérdida de intimidad.
  • Acciones ilegales: difundir datos de terceras personas, plagiar, amenazar,…
  • Malas compañías.

-Relacionados con las actividades económicas.

  • Estafas.
  • Compras inducidas por publicidad abusiva.
  • Compras por menores sin autorización paterna.
  • Robos.
  • Actuaciones delictivas por violación de la propiedad intelectual.
  • Realización de negocios ilegales.
  • Gastos telefónicos desorbitados.

-Relacionados con las adicciones.

  • Adicción a buscar información.
  • Adicción a frecuentar las Redes Sociales.
  • Juego compulsivo.
  • Compras compulsivas.

Los riesgos que se conocen hasta ahora  relacionado con todo lo anterior son:

FUENTES:

  1. Los riesgos de publicar todo lo que haces en las redes sociales. Loreto Serrano. América Economía: https://www.americaeconomia.com/analisis-opinion/los-riesgos-de-publicar-todo-lo-que-haces-en-las-redes-sociales
  2. Estos son los riesgos de publicar demasiados datos en tus redes sociales. Expansión: https://expansion.mx/tecnologia/2017/05/30/estos-son-los-riesgos-de-publicar-demasiados-datos-en-tus-redes-sociales
  3. Riesgos en Internet. Gobierno de Canarias: http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/seguridad/riesgos-asociados-al-uso-de-las-tecnologias/riesgos/
  4. Riesgos de compartir información personal en redes sociales: https://semymas.com/riesgos-informacion-personal/