búsqueda de trabajo, COVID-19, Derecho, Derecho general, Economía, Entrevistas de trabajo

¿Pueden preguntarme en una entrevista de trabajo si he pasado el COVID-19?

La pandemia por COVID-19 está causando estragos también en el mundo de las entrevistas de trabajo, pues se ha convertido casi en un requisito esencial para descartar candidatos a un puesto de trabajo.

En primer lugar, cabe señalar que, “tras la pandemia por el coronavirus el mundo se prepara para lo que han denominada la nueva normalidad. Una vuelta a las actividades cotidianas, trabajo, compras, ocio…, diferente a lo que hasta ahora habíamos conocido. El virus estará presente en la sociedad y no solo en el aspecto sanitario. Por ejemplo, las empresas se han tenido que adaptar para asegurar la salud de los trabajadores y, al incorporar nuevos empleados, deberán mantener esa seguridad. En ese sentido, ¿es legal buscar solo trabajadores que hayan superado la enfermedad? ¿Se puede preguntar en una entrevista de trabajo sobre la inmunidad?

¿Es legal que me pregunten si soy inmune al Covid-19 en una entrevista de trabajo?

23.05.2020 – 04:30hActualizado: 23.05.2020 – 04:30hLa entrevista de trabajo es siempre un momento tenso. / PexelsLa entrevista de trabajo es siempre un momento tenso. / Pexels

Tras la pandemia por el coronavirus el mundo se prepara para lo que han denominada la nueva normalidad. Una vuelta a las actividades cotidianas, trabajo, compras, ocio…, diferente a lo que hasta ahora habíamos conocido. El virus estará presente en la sociedad y no solo en el aspecto sanitario. Por ejemplo, las empresas se han tenido que adaptar para asegurar la salud de los trabajadores y, al incorporar nuevos empleados, deberán mantener esa seguridad. En ese sentido, ¿es legal buscar solo trabajadores que hayan superado la enfermedad? ¿Se puede preguntar en una entrevista de trabajo sobre la inmunidad?

La respuesta es clara: realizar cualquier pregunta sobre una condición personal del entrevistado supone una discriminación que la Constitución prohíbe. Miguel Ángel Díez, abogado de Legálitas, señala que esta actitud se consideraría “discriminatoria y atentatoria contra nuestra intimidad”. El Estatuto de los Trabajadores sigue la línea de lo que recoge la Constitución y en los artículos 17 y siguientes hace referencia a la “no discriminación en las relaciones laborales”. 

En ese sentido, Díez añade que “el empresario, solo puede realizar preguntas que tengan relación con el trabajo que se recoge en la oferta de empleo” y, en este caso, saber si una persona es inmune o no, “no es requisito necesario para que el empresario establezca los protocolos de seguridad e higiene en el trabajo”.

¿Cómo debe reaccionar el trabajador? Si el entrevistador realiza la pregunta, el aspirante puede y debe negarse porque se trata de una información “personal e innecesaria para el puesto de trabajo que se oferta”. 

Esta situación de discriminación no solo se da si el empresario hace la pregunta en la entrevista de trabajo. Tampoco puede incluir como requisito para un puesto de trabajo haber superado la enfermedad o ser inmune a ella. Como explica el abogado de Legálitas, “estaríamos en el mismo caso anterior” y la empresa podría ser “denunciable ante la Inspección de Trabajo por dicha oferta o Instituto de la Mujer, por ejemplo”. 

Más allá de que la empresa actúe adecuadamente, también puede ocurrir que sea el propio trabajador quien aporte ese dato para tratar de diferenciarse del resto de aspirantes. Si es el propio trabajador quien acredita este dato la situación es diferente a la anterior, no es un acto ilegal. No obstante, la empresa, como indica Díez, debe “explicar al trabajador que esa información no es necesaria” y no emplear ese dato para nada, de lo contrario, incurriría en la discriminación por condición personal. Además, dado que se trata de una información personal la empresa se encuentra con la responsabilidad de guardar ese dato con la “debida protección”“. 

Por otro lado, en cuanto a la cuestión de poner en un currículum la inmunidad al nuevo coronavirus, cabría destacar que “la cuestión resulta polémica. No solo por el hecho de que un profesional pueda presumir de una aparente inmunidad al covid, sino también por la posibilidad de que una empresa se plantee hacer ese tipo de preguntas en una entrevista de trabajo. Pero ¿qué consecuencias tiene cada caso? Lo cierto es que, en ambos contextos, el resultado sería de gravedad.

¿Qué pasa si presumes de inmune en el CV?

Si una persona decide incluir en su CV una supuesta inmunidad al covid, hay un factor esencial a la hora de medir las consecuencias: si la persona simplemente dice ser inmune al covid o si, además, adjunta algún tipo de documento médico que lo certifique. “Si simplemente dice que es inmune al covid pero no aporta ningún documento que lo demuestre, se trata de una manifestación que no tiene repercusión al no poderse acreditar”, asegura Fabián Valero, socio director de Zeres Abogados.https://d-4172774002694066548.ampproject.net/2006050512000/frame.html

El problema llegará, sobre todo, si el potencial empleado adjunta algún documento que demuestre su inmunidad: “Le estará generando un grave problema a la empresa a la que entregue su CV, porque le está dando el dato más protegido, el sanitario, y esa empresa deberá gestionar el tratamiento de un dato que ni siquiera había solicitado“.

¿Y cómo se gestiona un dato de esta envergadura? ¿Basta con borrar dicho archivo y olvidarse? Ni mucho menos, es bastante más complicado: “La empresa tendría que eliminar el documento y cualquier referencia o mecanismo que le permitiera recuperar la información del dato y vincularlo con el candidato”, asegura a este diario Laura López, abogada especializada en protección de datos y propiedad intelectual.

“Le está dando el dato más protegido, el sanitario, y la empresa deberá gestionar el tratamiento de un dato que ni siquiera había solicitado”

En este proceso, “la eliminación de la información deberá seguir los criterios de seguridad y confidencialidad de destrucción de la información conforme al Régimen General de Protección de Datos (RGPD). Habría que garantizar la supresión de dichos datos, es decir, que la empresa no tenga forma alguna de recuperarlo aunque quiera. Y es que “no hay un interés legítimo por parte de la empresa que recibe ese dato de salud para tenerlo. Hay que tener en mente el principio de minimización de los datos: un tratamiento de datos tiene que tener los datos mínimos necesarios para cumplir la finalidad por la que se trata”.

En cualquiera de los dos casos, Valero considera que asegurar en un CV que se es inmune al covid “no es ilegal, pero a mí me parece muy poco ético, ya que se puede buscar o generar una discriminación. Si tú coges a esa persona y alguien se entera, puede haber sospecha de que haya un trato discriminatorio por causa de salud“”.

Por todo esto, cabe señalar la ilegalidad de las preguntas dirigidas a saber si un candidato ha sufrido el COVID-19 para descartarlo del proceso selectivo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s